Archivo de la etiqueta: Gideon Cross

Atada a ti – Sylvia Day

Atada_a_ti Reseñado por Malosa.

He de decir que empecé a leer esta novela porque se suponía que era el desenlace de la saga Crossfire y ya que me había leído los dos primeros, merecía la pena ver cómo acababa la historia (aunque no porque me hubieran gustado demasiado). Y también lo hice por respeto a mis lectores, que en algunos casos me preguntaban si se había publicado esta novela y esperaban la reseña.

Cuando llevaba ya bastantes páginas me enteré que la autora había decidido que no iba a ser una trilogía, sino una pentalogía de libros. Está claro que le seduce la idea de explotar la gallina de los huevos de oro (ya que esta serie está teniendo bastante éxito, éxito que no comparto en absoluto) y por eso nos regala otros 2 volúmenes más, de una saga que no necesitaba 3 libros, así que mucho menos 5. Desde aquí os digo que mi historia con Sylvia Day finaliza con este Atada a ti y que no pienso leer más de ella.
Avisaros también de que esta entrada no tiene spoilers del propio libro, pero sí de los 2 precedentes de la saga Crossfire.

Buscando un resumen o sinopsis de esta novela en Internet no encuentro nada, al menos nada que describa mínimamente lo que el lector se puede encontrar al coger en sus manos este libro. Y esto es así porque dicho libro no cuenta nada a lo largo de su desarrollo. Es una novela de transición, que aparte de ser mala no aporta nada a la historia en su conjunto. A puntito he estado de estrenar una categoría de la página, no utilizada ni por Bitterblink ni por mí hasta ahora: considerar un libro malísimo. Al final no lo he hecho porque su segunda mitad es un poquitín mejor, con lo que se queda como malo. Pero me he quedado a las puertas…

Comienza justo después del fin de Reflejada en ti. Gideon y Eva se encuentran juntos, al menos sentimentalmente hablando, pero a la vez separados frente al mundo y sus seres queridos. Esto es así porque al final del anterior veíamos como Gideon le confesaba a Eva el haber matado a Nathan Barker, hermanastro de Eva del anterior matrimonio de su madre y violador de nuestra protagonista femenina. Por supuesto, Gideon lo hace por amor a Eva y para protegerla. Así que para no despertar sospechas con la policía simulan finalizar su relación. A partir de aquí, se suceden los escarceos de los protagonistas para estar juntos, aderezados con miles de escenas de sexo desaforado (pero nada escandaloso) entre ellos y con algunas pinceladas de subtramas con los demás personajes que pululan por esta historia.

Como ya sucedía en las anteriores entregas, la primera mitad de este libro no vale nada, no cuenta nada y se basa en sexo, sexo, sexo. Muy obsceno y con un lenguaje muy soez pero tremendamente convencional (a excepción de los llantos continuos de los amantes cada 2×3 por lo muchísimo que se quieren, masculino incluido). A partir de la segunda mitad pasan algunas cosas (es decir, los protagonistas hacen algo más que salir y entrar de la cama) pero nada demasiado trascendente. Como decía, ésta es una novela de transición. Algo más entretenida en su segunda mitad, pero sin nada que decir dentro de la historia en su conjunto.

Los personajes siguen anquilosados en su personalidad inicial y presentan una evolución casi negativa. Gideon sigue siendo controlador, obsesivo y sobreprotector con su chica. Y Eva continúa siendo histérica, celosa, y posesiva. De entre ambos, casi que me quedo con el masculino porque Eva me resulta inaguantable. No entiendo qué quiere, por qué reacciona como lo hace y por qué le monta los pollos que le monta a la madre (¿alguien puede explicarme su pose continua de ofensa, histeria y victimismo tanto con su madre como con su padre? Yo no la entiendo).
Los secundarios, siguen estando totalmente desaprovechados, especialmente Cary, que continúa en su papel de incondicional a Eva y con sus líos amorosos dobles, pero seguimos sin conocerle en absoluto.

Desde un punto de vista de estilo y lenguaje también me parece francamente malo, casi al nivel de la saga Grey. Siempre se ha criticado mucho a E.L. James por la cantidad de expresiones y palabras que repite a lo largo de la novela. ¿Y de Sylvia Day no decimos nada? ¿Cuántas veces usa Eva la palabra campeón para referirse a su amado Gideon? No me ha dado por contarlas, pero están a la par de las mordeduras de labio de Anastasia Steel.

Por otro lado, ya me he hartado de las grandes mentiras que esta saga y otras tantas que hay en el mercado parecen lanzar a los 4 vientos como verdades absolutas. Es cierto que estos libros son una fantasía, una proyección de los anhelos y deseos femeninos sobre el papel, un intento de distender la imagen de la mujer frente al sexo y de demostrar que tiene tanto el derecho como el masculino a disfrutar con ello y a practicarlo sin juicios de valor de la sociedad. Pero de ahí, a la cantidad de exageraciones que se leen que no hay quien se las crea, va un paso. Por ejemplo:

  • Sí, en la adolescencia la líbido está por las nubes y se puede practicar sexo varias veces al día. Y no, cuando se van cumpliendo años no hay ganas ni cuerpo que aguanten entre 3 y 5 polvos diarios.
  • Sí, los hombres se excitan mucho antes que las mujeres y no necesitan grandes estímulos en muchas ocasiones. Y no, si le tocas una ceja a tu chico con eso no está tan puesto que no se puede ni controlar.
  • Sí, las mujeres multiorgásmicas existen. Y no, no es posible que una mujer tenga de media 3 orgasmos todas las veces que practica sexo.

Y así podría seguir con mil topicazos que se dan en este libro y que no creo que deban tomarse como referencias en el tema.

En resumen, un rollazo de historia. Que ni aporta al género, ni a la literatura, ni sorprende en su baza fuerte que debería ser la sensualidad. Con unos personajes muy planos y para mi gusto del todo cargantes. Y que encima sobra en una saga de libros que ya se está haciendo larga. Conmigo desde luego ha finalizado.

Por qué decidí leerlo: Porque pensaba que era el último de la serie y ya me parecía hasta feo no acabarla.

Lo mejor: Nada. Sólo destacaría el encuentro sexual que protagonizan en la discoteca. Me pareció el único que desprendía algo de lujuria.

Lo peor: Prácticamente todo. Casi lo que más me fastidia son las mentiras que cuentan estos libros. Y de lo típico que debería tener una novela (argumento, historia, personajes…), nada de nada.

¿Volvería a leerlo?: No

¿Lo recomendaría?: Menos aún. Ni aunque te hayas leído los anteriores. Yo creo que si pasas al cuarto directamente te enteras igual. Siempre lo digo, mil veces mejor la saga Grey (el primer libro) o retornar a los clásicos de la erótica, si te gusta el género. Pero todas estas noveluchas que se han puesto de moda, no valen nada en mi opinión.

Link al libro en Amazon.es

Atada a ti (Narrativa (espasa))

Otros libros del estilo que podrían gustarte:

- Reflejada en ti (Sylvia Day)
- Cincuenta sombras de Grey (E.L. James)
- Desnuda (Raine Miller)
- Las edades de Lulú (Almudena Grandes)

Malosa.

About these ads

51 comentarios

Archivado bajo Erótica, Malo, Novela Romántica

Reflejada en ti – Sylvia Day

Reseñado por Malosa.

Reflejada en Ti - Silvia Day

Reflejada en Ti – Silvia Day

Reflejada en ti es la segunda parte de la trilogía erótica Crossfire, escrita por la americana Sylvia Day. E inspirada en un elevadísimo porcentaje en la exitosa saga de Cincuenta sombras de Grey. Aunque siendo justos…tengo que reconocer que esta segunda entrega se aleja bastante de la mencionada saga. Al menos en cuanto a su resolución se refiere.

Empieza justo al final de No te escondo nada y sigue la historia en el punto en el que lo dejaba la anterior. Así que es conveniente leerse el anterior antes de hincarle el diente a este. En Reflejada en ti Eva Tramell y Gideon Cross tendrán que luchar con todas sus fuerzas para que su historia de amor triunfe. La desmedida atracción física que existe entre ambos juega a su favor, pero las tentaciones carnales no están hechas para los que les gusta bailar con el diablo, y su tormentoso pasado tampoco les ayudará a conseguir tener la típica relación romántica. Así que, ¿Será suficiente esta atracción para lograr una relación sólida y duradera?

Al menos en la primera parte de este libro, la historia continúa siendo una fotocopia de cincuenta sombras en casi todo: Argumento, personajes, tramas, secundarios, temática…a partir de determinado punto la historia experimenta un giro y nos encontramos con un tipo de novela significativamente distinta a la planteada. O, al menos en mi caso, encontramos algo que no esperábamos encontrar. Y eso ha sido bueno.

Aspectos positivos:
 
  • Sabemos más del personaje de Gideon Cross. Es casi lo más interesante del libro. Al igual que en cincuenta, el personaje torturado masculino, su hermetismo y lo poco que se vislumbra de él es lo que nos tiene enganchados a esta historia. Aunque reconozco que el magnetismo de Gideon es muy inferior al que desprende Christian Grey.
    Es cierto que sabemos más de Gideon, pero la autora deja para muy al final el contarnos algunas cosas más del pasado atormentado de Cross. Y despacha muy rápidamente lo que quiere contar. Yo eché de menos que se explayara un poco más en este asunto.
  • Por fin encontramos diferencias sustanciales con respecto a la saga cincuenta: Más o menos en el último 30% del libro la autora introduce un giro en la historia no esperado. De una novela romántico-erótica pasamos a un relato de suspense (entre comillas) con tintes casi de thriller (entre comillas también) que le da un nuevo aire fresco a tanta amalgama sexual y de celos. Esta resolución diferente e inesperada nos deja un sabor de boca menos amargo e introduce cierta diferenciación con respecto a cincuenta sombras.
  • El final. Por inesperado y atípico. Este aspecto va de la mano del punto anterior. Consecuencia del giro inesperado de la historia la autora consigue resolver la misma de una forma, cuanto menos recordable. No entro en si me gustó o no el final, habrá opiniones varias al respecto, pero sí le reconozco cierta valentía en el planteamiento. Más que nada porque deja ver importantes trastornos mentales en ambos protagonistas. Que te convenza o no, es otra historia.

Aspectos negativos:

  • No pasa absolutamente NADA hasta que no llegamos casi al 70% del libro. La autora se centra en un bucle argumental consistente en sexo, celos, peleas y sexo. No hay ninguna sorpresa, ningún personaje que aporte alguna otra subtrama diferencial, ningún hecho circunstancial que nos diga algo. Los protagonistas usan el sexo para resolver todos sus problemas y ni siquiera un diálogo romántico (pasteloso incluso) interrumpe esta dinámica de sexo y celos posesivos que no llevan a nada.
  • La evolución de los personajes es nula: Eva es una celosa posesiva e insegura que cada 2×3 piensa que Gideon ha finalizado la relación y en muchos casos sin razones de peso. Gideon es un tipo raro, que a veces habla, a veces no, a veces se muestra solícito y cariñoso y otras rudo, sin tampoco ningún patrón de comportamiento racional. Ambos personajes presentan el mismo desarrollo de personalidad de la que hacían gala en la primera entrega.
  • Descuida a los secundarios. El personaje de Cary es tremendamente interesante (o al menos apunta maneras) pero se le da muy poco desarrollo (que no protagonismo). Es un pilar fundamental en la evolución de Eva pero apenas se le dota de una presencia consistente. Es el mejor amigo que está ahí, tiene sus frases chistosas y es el eterno incodicional, pero la autora no se digna a contarnos demasiado de él. ¿Quizá en el tercer libro?

En cuanto a las escenas hot, decir que no son ni mejores ni peores que las del anterior volumen para mi gusto. La autora sigue apostando por el desenfreno y la pasión como puntos fuertes, incluyendo el lenguaje soez de los protagonistas, pero sin aportar elementos diferenciales ni relacionados con el mundillo del BDSM. Nada que decir, pero sí es cierto que resultan menos originales que en el primer libro de la saga y más cargantes, sobre todo por no tener un hilo argumental claro.

En resumen, novela sensiblemente superior a su predecesora, lo que no implica que sea buena. Con un final distinto y un matiz intrigante no esperado en el género. Que sigue basándose en el sexo sin sentido ni argumento y continúa la senda marcada por cincuenta sombras. Pero con cierta novedad. ¿Esta novela es mejor que la primera parte de la saga? Diría que sí. ¿Esto hace que Crossfire sea una trilogía recomendable? En absoluto.

Por qué decidí leerlo: No lo tengo muy claro porque el primero no me entusiasmó. Supongo que por continuar una vez que había empezado la historia.

Lo mejor: Que gana con respecto al anterior. Su final. El vuelco que da la 2historia y el género a partir de cierto punto.

Lo peor: El primer 70% del libro en el que básicamente no pasa nada. La histeria posesiva de Eva. El hermetismo sobreprotector de Gideon.

¿Volvería a leerlo?: No, en ningún caso.

¿Lo recomendaría?: Si eres un seguidor del género erótico o te gusta la saga cincuenta, pues igual. Y aún así creo que hay muchos otros libros del estilo mejores por el mercado.

Link al libro en Amazon.es

Reflejada en ti (Ficcion (espasa))

Dejo aquí también el link a la primera parte por si hubiera alguna despistad@

No te escondo nada (Ficcion (espasa))
Trailer del libro (en inglés)

Otros libros del estilo que podrían gustarte:

- Atada a ti (Sylvia Day)

- 50 sombras de Grey (E.L. James)

- 50 sombras más oscuras (E.L.James)

- El libro de Jade (Lena Valenti)

- Las edades de Lulú (Almudena Grandes)

- No te escondo nada – Sylvia Day (primer libro de la saga)

Malosa.

32 comentarios

Archivado bajo Entretenido, Erótica, Novela Romántica

No te escondo nada – Sylvia Day

No_te_escondo_nada Reseñado por Malosa.

A la luz del éxito atronador que ha conseguido la saga erótica de 50 sombras de grey han surgido numerosas novelas en la sombra que tratan de imitar el estilo, el contenido, el argumento y los personajes de la obra de E.L. James. Una de ellas es “No te escondo nada” de la americana Sylvia Day. Y la autora consigue lo que pretende: una novela de alto voltaje basada en una atracción salvaje y casi enfermiza de sus protagonistas y que aprovecha la moda del momento de la erótica.

Aunque es justo decir que el éxito de Sylvia no hubiera sido posible si las lectoras del mundo no se hubieran pasado el año suspirando por cincuenta. Esta comparación entre ambas es obvia y ha sido señalada por la mayor parte de la crítica que he leído, decantándose en su mayoría por la novela de Day en detrimento de la obra de James. Argumentan que está mejor escrita y les doy la razón en este punto aunque no me parece que descubran la rueda, ya que cualquier novela está mejor escrita que 50 sombras. El éxito de la misma radica en su frescura y no en la corrección literaria.

La saga Crossfire ciertamente tiene más calidad literaria pero es una copia descarada y burda de la saga Grey, en la mayoría de sus aspectos. De modo que he de considerarla inferior a 50 sombras. Para hacer esta reseña compararé ambas obras, describiendo sus semejanzas y diferencias.

Sinopsis:

Eva Trammell acaba de llegar a Nueva York para trabajar en una empresa de publicidad en un puesto fantástico. Está encantada con su nueva vida cuando conoce a un individuo peligroso y atractivo a más no poder que despierta en ella instintos desconocidos. Cuando está intentando sacárselo de la cabeza se entera de que es Gideon Cross, una de las mayores fortunas de la ciudad, dueño del edificio en el que trabaja y que parece estar interesado en ella de una forma muy intensa.

Semejanzas con 50 sombras de Grey:

  • Su personaje masculino: Gideon Cross es una copia de Christian Grey, aunque deslucida y desdibujada. Ambos derrochan atractivo sexual hasta el paroxismo, son hombres de negocios muy ricos y exitosos, controladores y seguros de sí mismos. Ambos sufren las consecuencias de un pasado tormentoso que les impide establecer relaciones personales/sentimentales sólidas. Ambos están desesperados por la cercanía y posesión (sexual y amorosa) de la protagonista femenina en cuestión y son incapaces de vivir sin ella.
    Pero Gideon Cross no tiene ni la mitad del magnetismo que irradiaba Grey. Quizá porque este era un personaje original.
  • Argumento, ritmo y desarrollo de la historia: Clavado en casi todo. Desde el primer encuentro de los personajes (con caída al suelo y bochorno del femenino) hasta la estructura del relato (sexo, pelea por celos o inseguridades del pasado, reconciliación y sexo de nuevo), pasando por los secundarios (compañero de piso que acompaña a la protagonista femenina en todo momento y que aparece cuando es necesario, familia del masculino rica y anhelante del cariño de Cross). Sin olvidar que también nos encontramos ante una historia de amor en el fondo, romántica y convencional a pesar de su envoltura transgresora.

Diferencias con 50 sombras de Grey:

  • Su personaje femenino: Encarnado en Eva Tramell y muy distinto, gracias a Dios, a Anastasia Steele. Eva es una mujer guapa (y es consciente de ello) que viste con estilo y explota su atractivo. No tiene nada de torpe ni es una pava que se pasa la novela ruborizándose, mordiéndose el labio y sacando a pasear a su Diosa interior cada vez que logra algo. Le gusta el sexo (más que a su compañero masculino) y no se avergüenza de ello. Tiene personalidad propia y le para los pies a su amante siempre que lo considera necesario, con más firmeza que Anastasia. Además, tiene sus propios traumas del pasado (abusos sexuales en la infancia).
  • No hay BDSM: En este libro no encontraréis prácticas sexuales fuera de tono, ni dominación, ni sumisión, ni cuerdas, fustas o resto de material de la habitación roja. Aquí hay sexo convencional, lo que no significa que no sea apasionado.

Qué me gusta de Crossfire:

  • Está mejor escrito que 50 sombras, evitando muletillas, no abusando de diálogos tontos y dotando de mayor consistencia a la historia. Pero este libro tampoco es el Quijote. Ni por asomo.
  • Es un relato más intenso que cincuenta, a pesar de no tener nada de BDSM. Resulta más salvaje, más tórrido. Tanto por el lenguaje que usan los personajes (directo, básicamente soez) como por lo desenvuelta que está nuestra protagonista femenina en el asunto. La inocencia de Anastasia (al menos, inicialmente) aquí brilla por su ausencia en la fémina principal.
    La intensidad me gusta porque le hace ganar autenticidad al libro y posicionarse en un estrato algo distinto a cincuenta (que en el fondo era más suave y almibarado). Aunque esto no consigue hacernos olvidar el grandísimo parecido con el anterior…

Qué no me gusta de Crossfire:

  • El poquísimo gancho que tiene su personaje masculino. Y mira que es difícil, porque se basa en otro que derrocha sensualidad por los cuatro costados y que presentaba miles de matices. Pero Cross no dice demasiado, te resulta arrogante y nada novedoso.
  • Su nula originalidad. Una vez te has leído cincuenta sombras, Crossfire no proporciona ninguna sorpresa, ningún punto diferencial, ninguna evolución: no aporta nada al género.
  • Que se ha aprovechado del éxito de cincuenta y ha querido hacerlo propio. Está mejor escrito, vale. Pero es una fotocopia del anterior y eso no me parece justo con E.L.James. Es muy fácil copiar algo que ya ha triunfado y triunfar tú. Me parece bien que sea lea como libro del estilo a cincuenta, pero me fastidia que la crítica ensalce esta novela y ponga a parir a la otra, cuando las dos son igual de planas y presentan el mismo fondo azucarado con envoltorio tórrido. Al menos 50 fue la primera y no copió a nadie descaradamente como lo hace esta novela. Corregir los defectos de algo que ya está hecho es mucho más fácil que hacerlo por primera vez.

En fin, lectores del mundo: Léanlo si les gusta la erótica-romántica. Difruten de la pasión que embarga a Cross y Trammell. Pero no me digan que esto es mejor que cincuenta sombras de Grey porque no me lo creo.

Por qué decidí leerlo: La verdad es que tanto Bitterblink como 0017 me picaban para que me leyera y comentara este libro tras hacer lo propio con la saga de E.L. James. Como tenían cierto pitorreo y para chula yo, pues decidí leer y comentar al máximo detalle :-)

Lo mejor: Ver apartado qué me gusta de Crossfire.

Lo peor: Ver apartado qué no me gusta de Crossfire.

¿Volvería a leerlo?: No, pero voy a por el segundo de la saga, Reflejada en ti.

¿Lo recomendaría?: La verdad es que no. Si te gusta la erótica, creo que hay mejores libros por el mercado. Aunque si perteneces a las fanáticas de Grey es probable que te guste, aunque te decepcione el personaje principal.

Link al libro en Amazon.es

No te escondo nada (Ficcion (espasa))

Link a la segunda parte “Reflejada en ti”

Reflejada en ti

Trailer del libro en Español

Otros libros del estilo que podrían gustarte:

- 50 sombras de Grey (E.L. James)
- Reflejada en ti (Sylvia Day) (segunda parte de esta saga)
- Desnuda – Raine Miller
- Historia de O (Pauline Réage)
- Las edades de Lulú (Almudena Grandes)
- El rapto de la Bella Durmiente (Anne Rice)

Malosa.

32 comentarios

Archivado bajo Entretenido, Erótica, Novela Romántica