Archivo mensual: marzo 2014

El hombre que perseguía al tiempo – Diane Setterfield

EL-HOM~1Reseñado por Malosa.

Qué ganas le tenía a este libro … no por su título, ni por su sinopsis, ni por el estilo, ni siquiera por su bonita portada. Le tenía ganas porque la autora es Diane Setterfield, la escritora que me conquistó del todo con su primera incursión en la literatura, El cuento número trece. Entre lo mucho que me había gustado este libro y el tiempo que estaba tardando en sacar el siguiente, me sentí entusiasmada cuando esta novela salió a la luz. Quizá también por esto mi decepción ha sido tan grande cuando lo he finalizado.
El hombre que perseguía al tiempo me ha parecido tan poco ameno, tan mal escrito y tan tópico, que he llegado a dudar que su autora fuera realmente Diane Setterfield.

Sinopsis

William acababa de cumplir diez años cuando consiguió la admiración de todos sus amigos: su ojo experto apuntó a un grajo que descansaba en un árbol lejano y, tras un instante de concentración, el tirachinas dio en el blanco. Nada grave, en apariencia; solo una chiquillada, pero desde entonces su vida cambió y William se propuso olvidar el pasado, trabajando duro para adelantarse al tiempo y a sus leyes.
Los años fueron pasando, y un hombre vestido de negro empezó a rondar a William en las circunstancias más trágicas. Nació así una extraña unión entre los dos caballeros, y se inauguró en Londres una tienda espléndida, donde se exponían las telas y los complementos adecuados para el duelo de los difuntos. El negocio fue un éxito, y William durante un tiempo pensó que su apuesta por el olvido era acertada, pero llegó un día en que un grajo muy negro surcó el techo acristalado del almacén y de golpe el pasado volvió, cargado de secretos y dispuesto a tomarse su venganza.

Opinión personal

Lo digo como lo siento: casi 5 años tarda Diane Setterfield en publicar su segunda novela … y el resultado es esto!! Mejor que no la hubiera escrito, la verdad. Como firme defensora de la autora, cogí esta novela con muchas ganas y desoyendo los comentarios mayoritarios negativos que hay por la red. ¡Craso error! Me sumo a la mayoría esta vez y os digo que este libro no merece la pena.

Hay una cosa que sí quiero reconocerle a Setterfield, y es su capacidad para cambiar radicalmente el tipo de historia y los personajes, aunque siga encuadrada en la novela victoriana. Esta nueva entrega no tiene nada que ver con su ópera prima y yo aprecio mucho la valentía de los autores que se atreven a salir de la rutina y a escribir cosas distintas. Aunque es cierto que en este caso a la británica le ha salido el tiro por la culata…

Sinceramente, poco más positivo puedo sacar … se trata de la historia de William Bellman, cómo pasa de muchacho avispado pero indeciso (cuyo suceso con un grajo en la infancia le marca para siempre) a hombre de negocios de éxito. Para ello, la autora describe con profusión la industria de los tintes (llegando hasta el máximo detalle del negocio textil de finales del S.XIX) en primera instancia y posteriormente lo relacionado con la empresa funeraria (también al detalle). Como intento de novela costumbrista y pormenorizada, vale. El problema es que, a mi juicio, la ambientación es errada porque ni es atractiva para un lector medio ni la autora nos la hace atractiva (se pasa de descriptiva y la historia en torno a, no ayuda en absoluto a dinamizar el tema). Todo esto hace que, por supuesto, el ritmo se resienta continuamente.

Todo el relato gira alrededor de Bellman que es un personaje que se hace francamente antipático, yo al menos no logré empatizar con él en toda la novela. La autora no entra demasiado en su psique real, a pesar de que todo se cuenta en torno a su figura, sino que le envuelve en una especie de obsesión con el trabajo traumatizada por un suceso infantil, incomprensible por otro lado. Los secundarios tampoco dicen demasiado, a excepción de Dora, la hija de Bellman. Pero que está totalmente desaprovechada en cuanto a su papel en el libro y en cuanto a las nulas interacciones que mantiene con el personaje principal, lo que nos hace no relacionarla demasiado con el hilo conductor de la historia (¿qué pinta Dora realmente?¿Es el pretexto de la relación entre Bellman y Black? Muy original este último nombre, por cierto. Se nota que la autora ha visto la película protagonizada por Brad Pitt, ¿Conoces a Joe Black?).

Y ya no es que sea aburrido, que no haya quien le pille el punto al personaje y a su vida, que nos importen un comino los tintes del siglo pasado…lo peor de todo, es que no acabo de verle el sentido a la historia. ¿Pero qué quiere decirnos Setterfield? Por ahí he leído algunas opiniones que describen esto como una novela gótica sobre la ambición. Yo discrepo, no creo que el problema del personaje principal sea la ambición. Bellman no trabaja de sol a sol por ganar dinero (al final del libro, de hecho, vemos que en realidad le importa un comino su fortuna), sino por una especie de deuda contraída, por un sentimiento de culpa desgarrador que le asola desde la infancia (lo del grajo, que tampoco acabé de entender) y se ve acentuado por un hecho traumático que le acontece en su edad adulta. He visto mucho de desesperación, de obsesión, del sentimiento de culpa del superviviente…y nada de ambición.
Por tanto, se acaba el libro y yo como lectora no he acabado de entender el mensaje de la autora, ni el papel de los grajos (cuyas descripciones y hábitos de conducta se detallan de forma intercalada en el libro hasta el hartazgo), ni qué significa realmente el personaje de Black. Dicen por ahí que esto es una fábula sobre la muerte … ahí puedo coincidir un poco más, pero no me hacían falta tantas páginas y una historia tan absurda y tan poco entretenida para hacer una metáfora sobre el paso del tiempo.

En fin que … un fiasco total y absoluto. Leeré la tercera novela de Setterfield si decide escribirla, pero desde luego el trompazo ha sido estrepitoso tras su fantástica ópera prima. Como decía al principio, si me dicen que esto no lo ha escrito Diane Setterfield … me lo creo.

Por qué decidí leerlo: Porque El cuento número trece fue una novela que literalmente me entusiasmó.

Lo mejor: La decisión de la autora de escribir algo radicalmente distinto a lo anterior. Su capacidad para hacernos creer en ella ciegamente y acabarnos este libro, pensando continuamente que algo iba a pasar y que algo trascendente nos quería decir con esta historia.

Lo peor: No hay ritmo, ni personajes de calado, ni ambientes interesantes, ni secundarios significativos, ni interés despertado, ni entretenimiento ni, lo que es peor, sentido y lógica en esta novela. ¿Pero qué, qué diablos nos quería decir la autora con este libro?

¿Volvería a leerlo?: Ni hablar, con lo que me ha costado terminarlo.

¿Lo recomendaría?: No, a ningún tipo de lector.

Compra el libro en Amazon.es (allá tú)

El hombre que perseguía el tiempo

Otros libros del estilo que podrían gustarte (mucho mejores cualquiera de ellos):

El cuento número trece (Diane Setterfield)
El legado (Katherine Webb)
Jane Eyre (Charlotte Brönte)

Malosa

Anuncios

1 comentario

Archivado bajo Drama, Fantástica, Malo, Novela Histórica

Película – Al encuentro de Mr. Banks

saving mr. banks poster

Reseñado por 0017

Ficha técnica

Título original: Saving Mr. Banks

Año: 2013

Director: John Lee Hancock (Un sueño posible, El Álamo – La Leyenda)

Guión: Kelly Marcel, Sue Smith

Música: Thomas Newman

Fotografía: John Schwartzman

Reparto

  • Emma Thompson
  • Tom Hanks
  • Paul Giamatti
  • Colin Farrel
  • Jason Schwartzman
  • Bradley Whitford

Un0 de los biopics que faltaban por hacer en estos tiempos era el de la figura de Walt Disney, el creador de la mayor factoría de entretenimiento audiovisual que ha dado el cine. Con “Saving Mr Banks” (desafortunado título en español el que se ha propiciado) se intenta suplir estas carencias gracias a la narración de cómo se forjó uno de los mayores éxitos de la compañía, Mary Poppins, toda una odisea creativa. De esta manera y a través de este pequeño episodio sobre el rodaje, la productora Walt Disney nos cuenta una historia de la factoría Disney, basada en la vida de Walt Disney; con lo que ya asumimos de antemano que va a haber poca capacidad de sorpresa y autocrítica en esta producción.

La mágica historia imperecedera de Mary Poppins que le llevó veinte años al bueno de Walt adaptarla a la gran pantalla, todo debido a la tozudez de la escritora P. L. Travers que se negó en redondo a ceder los derechos sobre su personaje. Sólo cuando los problemas económicos asomaron a la vuelta de al esquina,  se vio en la obligación de coger un vuelo a Los Ángeles y reunirse con el equipo creativo de la Disney para intentar que no arruinaran con fantasías estrambóticas un personaje en el que había vertido todos sus traumas vitales e infantiles. La película, de esta manera, nos cuenta las tensas reuniones con los hermanos Sherman (creadores de los arreglos musicales del clásico) y el guionista Don DaGradi, todas a puerta cerrada y bajo los micrófonos de una grabadora, según instrucciones de la propia Travers. Los tiras y aflojas respecto al tratamiento del señor Banks, padre de los niños protagonistas; la inclusión de canciones con letras absurdas; la combinación de dibujos animados y actores reales; un chófer parlanchín y optimista; el exceso de almíbar edulcorado en todos los aperitivos de trabajo; la inmensidad de peluches de todo tipo de referentes animados… cualquier situación estaba diseñada para irritar a la escritora y ponía en peligro el rodaje de la cinta. A la par, se nos va mostrando por medio de flashbacks la infancia australiana de Travers, donde un padre enfermo no hará que su hija sienta menos admiración por el, y donde se podrá ver el origen de la verdadera inspiración de la niñera más famosa del cine.

Uno no esperaba una mirada demasiado crítica a la figura de este creador de sueños, teniendo en cuenta que no se trata de un biopic imparcial. En su lugar, tenemos una divertida comedia con sus toques de melodrama en los que la peor parte se la lleva la escritora P. L. Travers, puesto que su personaje está dibujado a base de manías sociópatas en las que de antemano nos predispone en su contra. Sin embargo, la justificación de tales manías no está para nada explicado en la cinta aunque se suponga que ése es el objetivo último de la misma. Es decir, por medio de flashbacks cada vez más largos se nos narran los traumas infantiles de la escritora con su padre. Historia redentora acerca de la culpabilidad y la paternidad, el problema es que  lo que los paralelismos de la ficción con la realidad no acaban de estar demasiado claros ni definidos, con lo que es inevitable verla como la mala de la película y difícil sentir empatía por ella.  Teniendo en cuenta estos factores, cada vez tiendo a creerme menos la presunta verosimilitud de las películas que llevan la etiqueta de “basado en hechos reales” o son biopics de personajes reales. Todo depende de quien esté contando la historia, y en este caso es de suponer que, ni Disney era ese genio bonachón (poco se deja entrever acerca de su conocido autoritarismo), ni Travers una bruja intentando sabotear el trabajo de la fábrica de sueños. Entre un punto y otro, tenemos alguna puñalada certera (los reproches de Travers acerca del poder mercantilista de Disney) para pasar a un momento en el metraje en el que acaba rindiéndose -como era de esperar- al poder redentor de Walt. En ese sentido, hay escenas mejores que otras (el momento en el que empieza a mover los pies al son de una de las canciones claves de la cinta, la “Let’s go fly a kite” del final de Mary Poppins, es más revelador que los momentos más forzados en los que vemos la noche del estreno mundial).

Y ciertamente, si asumimos esta falta de objetividad manifiesta que sobrevuela todo el metraje, por lo menos nos quedamos con una cinta que funciona a otros niveles de sensibilidad pero siempre usando como espejo la cinta clásica en la que se basa la historia. Tenemos risas, tenemos las mismas canciones, tenemos alegrías y tenemos lágrimas. Y eso complementado con las interpretaciones de un gran grupo de actores encabezado por un mimético y excelente Tom Hanks, continuando por una Emma Thompson que está a la altura de su réplica masculina, y con unos secundarios fabulosos (Paul Giamatti, Jason Schwartzman). El menos creíble quizás es Colin Farrell, pero también es posible que las escenas de sus flashbacks sean las más pesadas de la cinta por prolongarse demasiado. Una cinta más que correcta, con un gran diseño de producción ambientado en los 60, que hace que el metraje pase casi sin darnos cuenta  mientras que nos intentamos imaginar los momentos mágicos en los que un clásico vio la luz hace ya 50 años.

Calificación: Buena

Lo Mejor: Los actores, sobre todo Tom Hanks, Emma Thompson y Paul Giamatti.

Lo Peor: Una cierta falta de verosimilitud manifiesta.

La vería de nuevo: Si

La Recomiendo: Si

Ficha en IMDB: http://www.imdb.com/title/tt2140373/combined

Tráiler en You Tube (español):

Deja un comentario

Archivado bajo Entretenido, Película - Comedia, Película - Drama, Película - Historia, Película - Musical, Pelicula, Puntuado

El Monstruólogo – The Monstrumologist – Rick Yancey

Reseñado por Bitterblink

The Monstrumologist - Rick Yancey

The Monstrumologist – Rick Yancey

Rick Yancey es un autor conocido en España por su novela juvenil La Quinta Ola y sin embargo la novela que ha sido premiada y que parece considerarse de las mejores en su haber es esta. Es una pena sin embargo que esta novela no haya sido traducida ni publicada aun en España, sin embargo puede conseguirse en inglés original, aunque ya advierto que es una novela un poco difícil para aquellos que no estén muy duchos en el idioma porque utiliza muchas frases y palabras antiguas para ejemplificar el lenguaje de la época en que está ambientada.

Vamos al lío. El autor nos cuenta en primera persona como localiza un diario de un extraño viejecito que vivía en un asilo y que afirmaba haber nacido a finales del siglo XIX y por tanto tener mucho más de 100 años. Ante la imposibilidad de que sea así, el responsable del asilo le ofrece al autor 4 cuadernos manuscritos por el anciano fallecido en el que cuenta su vida. El libro pasa entonces a ser los diarios del joven Will Henry que comienzan contando como se encontró huérfano y al cuidado del doctor Pellinore Warthrop, un excéntrico doctor para el que su padre trabajaba hasta su muerte en un incendio.

Así comienza su aprendizaje como ayudante del doctor. Pronto tendrá oportunidad de ver realmente a qué se dedica el doctor. Un golpe en la puerta trae ante él a un ladrón de tumbas con un macabro paquete que nadie más que el doctor debe ver. Envuelto en una manta encontrará el cadáver amortajado de una joven y sobre él mordiéndole el cuello un horrendo monstruo de piel blanca, fauces en el pecho y sin cabeza. Aun aterrado Will Henry tendrá que ayudar al doctor con la macabra autopsia del monstruo y la extracción del útero del cadáver del huevo eclosionado del mismo. Will aprenderá que se trata de un monstruo proveniente de África cuyo género Antropophagi ha sido depredador del ser humano desde el albur de los tiempos.

Will deberá ayudar al doctor a descubrir como han llegado hasta New Jerusalem unos monstruos semejantes mientras lucha con su interior y la sensación de abandono y desesperación a la par de profunda lealtad que le une al doctor. Poco a poco irá descubriendo que el padre del doctor tiene que ver en este asunto.

El doctor recurrirá entonces a un frío y sádico cirujano que es un cazador de monstruos propiamente dicho y a su vez es un monstruo en sí mismo. Will deberá proteger su vida y la del doctor tanto de los monstruos que les acechan como del sanguinario cazador de monstruos y a la vez salvar New Jerusalem de la plaga que amenaza con engullirles.

Opinión Personal

El Monstruologo es desde luego una curiosa vuelta de tuerca a las novelas iniciáticas pese a que realmente estamos tratando con un aprendiz que siempre está protegido por el frecuentemente desagradable doctor. Es original un maestro que no es solo facialmente desagradable sino que es una persona orgullosa, fría y distante y que a la vez tiene un vínculo difícil de admitir con Will. No es el personaje que esperaba y eso me agradó.

El estilo de escritura intenta reconstruir la forma de hablar y los giros idiomáticos de las novelas del siglo pasado buscando una sensación de verosimilitud adecuada (ojo, tampoco es una novela costumbrista).

Desde luego los personajes son dignos de mención desde el propio Will Henry y su extraña relación de amor odio con el doctor, el propio doctor un misántropo con un punto de ternura pasando por otros personajes realmente interesante como los padres de Will, el inquietante cazador de monstruos o el propio padre del doctor Warthrop. Son personajes más complejos y menos planos de lo que yo había visto hasta ahora en este tipo de libros.

Quizá es más gore y cruel de lo que es necesario, especialmente tras el ataque a la casa de un pastor y su familia que son cruelmente desmembrados y en el que un hijo escapa y sufre posteriormente “culpa del superviviente” al igual que Will, lo que hace que ambos personajes queden un tanto unidos. Son escenas muy intensas, tanto por el lado de la sangre como por la crueldad del cazador de monstruos, terrible y excesivo para mi gusto, quizá necesario para el libro. Lo mismo puedo decir de un enfermo comido por gusanos y alguna escena más.

En fin, es un libro entretenido aunque tiene alguna parte más cuestionable. Una lástima que aún no haya llegado traducido aunque es un gran libro para practicar inglés dificilillo.

Calificación: Entretenido

Lo Mejor: Una escritura más madura que la de La quinta ola, mucho más cruel y desde luego más entretenido.

Lo Peor: Quizá un poco más cruel y gore de lo necesario (ver parte del ataque a la familia del pastor)

Lo Releería: Creo que si, y es más creo que leeré el segundo libro aunque dudo de que sea mejor que el primero

Lo Recomiendo: Creo que si te gusta el autor merece la pena, pero claro la lengua de Shakespeare se interpondrá en el camino de algunos

Si quieres adquirir el libro y contribuir con ello al mantenimiento del blog utiliza el siguiente vínculo

Monstrumologist

Otros libros que podrían gustarte

Abraham Lincoln Cazador de Vampiros

Deja un comentario

Archivado bajo Aventuras, Entretenido, Fantástica, Terror