El reino – Amanda Stevens


El_reino Reseñado por Malosa.

Segunda parte de la saga de La reina del cementerio, cuyo primer título publicado es La restauradora. Este segundo volumen continúa con esa mezcla ganadora de fantasmas, cementerios y novela policíaca en su vertiente más clásica. Sin embargo, no obtiene un producto final ni remotamente similar en calidad con respecto a su volumen predecesor. El reino me ha parecido una historia muy inferior.

Sinopsis

Tras aceptar un trabajo en Asher Falls, Carolina del Sur, lo devastado que está este pueblo le llega al corazón a Amelia, así como el lamentable estado de los dos cementerios que allí se encuentran, uno de los cuales quedó hundido bajo las aguas. La pequeña ciudad, rodeada de lagos y montañas, tiene un aura de misterio innegable y la única manera de llegar a ella es a través de un ferry. Todo esto le viene de maravilla a Amelia quien, aunque no quiera admitirlo, está huyendo de Charleston y de lo que le sucedió con el detective del que está enamorada, Devlin, un hombre acechado por sus fantasmas. Necesita volver a centrarse en su trabajo y obedecer a pies juntillas las reglas que su padre le impuso en su día para protegerse de su don: ser capaz de percibir la presencia de los espíritus.
Sin embargo, nada más poner un pie en el pueblo, se da cuenta de que hay muchos que no la quieren allí, que no quieren que restaure el cementerio, y Amelia empieza a percibir un aura de mal a su alrededor.

Opinión personal

Largo no…eterno. Esta ha sido la principal sensación que puedo destacar tras cerrar la última página de esta novela. Casi 3/4 partes de la misma me parecieron insufribles. La escritora estira demasiado el recurso de la persecución y el acoso. Amelia, nuestra protagonista, se pasa toda la novela huyendo: de personas reales, de fantasmas, de entes inclasificables…toda la novela con el corazón en un puño, la boca seca y asustadísima. Una vez, bien. Hasta genera desasosiego. Dos veces, bueno. A los impresionables puede gustarles. Tres veces, empieza a cansar. Suena a ya visto. A partir de la cuarta vez, estás cansado de tanta persecución: te agota.

Todo lo anterior genera sensación más de hastío que de agobio, lo contrario que creo intentaba lograr la autora. A esto se le añade un cierto agotamiento de la protagonista, ya que pasa más al papel de víctima y este rol tiene mucho peligro de saturación. Amelia resulta pesada ya con tanto miedo, fantasmas y seres que la acosan. ¿Por qué no se va? No tiene sentido que siga en el pueblo. Es tan buena y tan sufrida, que dan ganas de vomitar…

No aparece en esta parte el personaje de Devlin, mucho más interesante que el de Amelia, en mi opinión. Además, perdemos las interacciones entre ambos, punto fuerte de la novela predecesora. Esto unido a la pérdida de carisma del personaje principal hace que la historia se resienta aún más.

Respecto a los nuevos secundarios que aparecen, pues bueno. Ni fu ni fa. No creo que tengan la consistencia necesaria para llenar el vacío de los dos protagonistas. En concreto, no me convenció el nuevo galán masculino, Thane. Ni acabo de entender la necesidad de su papel en la historia.
Tampoco creo que sea acertado el cambio de rumbo en esta segunda parte, virando a una novela de suspense y relaciones familiares secretas en detrimento de una novela policíaca más al uso. Me entretuvo menos y me resultó más pastelosa.

Por último, la escritora culmina su obra con un final abierto, con claro intento de enganchar al lector para que lea la tercera parte de esta historia. Para ello utiliza un artificio muy banal, que no se corresponde con el resto de la historia desarrollada en el libro y que parece pedir a gritos ¡¡Cómprame!!

En resumen, muy decepcionante en mi opinión. Toda la originalidad, buen hacer, historia interesante, suspense y entretenimiento del primer volumen no se dejan ver en esta fallida segunda parte. Aunque ya sabéis que para gustos los colores, en general este libro ha tenido muy buena acogida por el público general. Yo no comparto entusiasmo.

Por qué decidí leerlo: Porque me había encantado el primer volumen de la saga, La restauradora.

Lo mejor: Mantiene esa mezcla ganadora de fantasmas, cementerios y novela policíaca.

Lo peor: La no inclusión de Devlin. Lo larguísima que se hace esta historia con tanta persecución y acoso a la protagonista. Que este personaje me saturó un poco.

¿Volvería a leerlo?: No.

¿Lo recomendaría?: Esta segunda parte no, me ha resultado muy floja. De hecho, dudo mucho que me lea la tercera y última novela de esta saga. Recomiendo el primero y ya.

Otros libros del estilo que podrían gustarte:

-El profeta (Amanda Stevens)
El último pasajero (Manuel Loureiro)
El guardián invisible (Dolores Redondo)

Malosa

Anuncios

1 comentario

Archivado bajo Fantástica, Novela policíaca - thriller, Pasable, Suspense

Una respuesta a “El reino – Amanda Stevens

  1. Ayiyiyiyi

    A mí no me disgustó, aunque en toda la saga priorizan demasiado el romance sobre la historia de fondo y eso no me gustó. Tanto Devlin como Amelia me parecen personajes un poco repelentes. Amelia me recuerda a Bella Swan o a Sookie Stackhouse, ambos personajes que transitan entre el ego subido con descripciones de autoadmiración/perfección y la inseguridad, no me parecen creíbles. Respecto a Thane, sí me pareció interesante. Me gustó el tema del cementerio sumergido, podría haberlo explotado más. Intenté continuar con el tercero de la saga pero se me hizo insufrible, ahí ya rebosa romance.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s