Archivo de la etiqueta: la pasión turca

La pasión turca – Antonio Gala

Reseñado por Malosa.

Voy a atreverme por fin a comentar este libro de Gala. Digo por fin porque reconozco que hasta ahora es una reseña que me había superado. No porque la prosa del autor me desbordara, o porque no creyera entender el mensaje de la historia. El libro me supera porque no sé qué opinar de él. Me impresionó tanto que tengo que considerarlo un buen libro…pero no me gustó. SUFRÍ con su lectura. Es una de las pocas novelas que, pese a considerarla una lectura entretenida y de calidad, estaba deseando acabar.

Narra la historia de Desideria, una mujer madura que vive una vida ordenada. Quizá encorsetada en una sociedad burguesa y marcada por las apariencias, pero sin duda razonablemente feliz. Tiene un trabajo, unos amigos, un marido que parece quererla. En suma, todas las “cajas” de su vida están llenas. Pero Desideria no es feliz.

Un día, en un viaje a Turquía con unos amigos conoce al fogoso Yamán, el guía turco del viaje. Desde el primer momento el exótico Yamán cautiva a Desidera y ésta se ve envuelta en una tortuosa relación con él, básicamente sexual y que le hace destruir toda su vida y entregarse sin reservas a su amante turco y a todos sus deseos.

Desideria casi no sabe nada de Yamán, pero su pasión (o mejor dicho, obsesión por él) es tan fuerte que lo deja todo para vivir a su lado en Estambul. Pasa el tiempo y la intensidad de este ¿amor? persiste, pero las relaciones de los dos amantes se van haciendo cada vez más dramáticas y más sórdidas, hasta que Desideria descubre la verdadera naturaleza de las actividades lucrativas de Yamán.

De este libro hay fuertes defensores, que erigen la figura de Desideria como ejemplo de mujer fuerte, liberada, con personalidad…que decide escoger el camino difícil y llevar hasta las últimas consecuencias su pasión, rompiendo con las cadenas que le atan a su vida ordenada y esperada por la sociedad. Para ellos, refleja la pasión y el erotismo femenino en su máxima potencia. Representa el disfrutar de la vida y de la sexualidad en plenitud.  Por el contrario, los detractores esgrimen la patética situación en la que se ve envuelta Desideria, que por amor sacrifica todo lo que significaba su vida hasta entonces, llegando al punto de la propia degradación personal y de la pérdida de su dignidad humana y como mujer.

¿Y yo qué opino?…pues creo que si esto es el concepto de amor, yo no quiero estar enamorada. Nunca. Si para vivir plenamente tu vida y tu sexualidad tienes que caer tan bajo, entonces, ¿dónde queda la dignidad como persona? Si lo que relata Gala es la personalidad y los instintos de la mujer ante la pasión, yo quiero ser hombre.

Sufrí muchísimo mientras leía la pasión turca. Pero ya no sólo porque me dieran ganas de zarandear a Desideria del brazo y decirle, ¿pero qué c… estás haciendo? No. Sobre todo, sufrí porque pensaba: ¿Y si esto a mí me pasa alguna vez? ¿Y si me ciego de tal forma por alguien que me hace perder la perspectiva de la vida?

A pesar de que Gala se recrea en los encuentros sexuales de los protagonistas, no creo que el punto principal de este libro sea el erotismo. Si queréis carga erótica, leeros las edades de Lulú. Tampoco creo que hable de la pasión, ni del amor…ni siquiera de la locura de Desideria. Para mí, este libro es un drama desgarrador sobre la insatisfacción. Sobre todas estas personas que parecen tenerlo todo en la vida y bien por falta de madurez personal, bien por hechos circunstanciales, dilapidan su felicidad y la de su entorno por la búsqueda de una perfección utópica. O de un desarrollo más acorde a lo que ellos creen merecer de la vida. Sin tener en cuenta que, aveces la vida no te da lo que mereces. Y otras veces, no mereces lo que te da.

Un libro desgarrador, impactante. Que probablemente te haga llorar y que en determinados momentos tendrás que dejar de leer para liberarte de su macabra intensidad. No sé lo que sentirán los lectores masculinos tras leer esta novela, pero desde luego las mujeres lo pasaremos terriblemente mal leyendo la vida de Desideria. Y aún así, me parece que es casi obligatorio que todas nos pongamos en su piel, a través de las páginas de este libro, para así no tener que hacerlo en la vida real.

Por qué decidí leerlo: Una amiga de la universidad me lo recomendó. Dijo que le había puesto muy nerviosa el personaje de Desideria. Y a la vez, que la había comprendido mucho.

Lo mejor: No quedarás indiferente. El libro te marcará, para bien o para mal.

Lo peor: Sinceramente, que alguien considere esto la liberación femenina. No lo puedo entender.

¿Volvería a leerlo?: No. Hay cosas que con un vez, bastan.

¿Lo recomendaría?: Sí. A todas las mujeres. Y a todos/as los insatisfechos de la vida.

Otros libros del estilo que podrían gustarte:

– La mirada del otro (Fernando Delgado)

– Las edades de Lulú (Almudena Grandes)

– Historia de O (Pauline Réage)

Malosa.

Anuncios

7 comentarios

Archivado bajo Bueno, Drama, Erótica