Archivo diario: octubre 10, 2011

Festín de cuervos – George R.R.Martin

Reseñado por Malosa.

Cuarta entrega de la saga Canción de hielo y fuego. Esta serie me apasiona, pero tengo que reconocerlo: Festín de cuervos es el tomo que, por ahora, menos me ha gustado. La razón fundamental no es que la historia se haya agotado (al contrario, en este libro el autor abre más subtramas que nunca), o que George R.R.Martin haya cambiado su estilo (sigue fiel a sí mismo). El problema es que la historia de Canción de hielo y fuego tiene infinidad de personajes. Y en Festín de cuervos, Martin se centra en los que menos tirón tienen. Y deja “aparcados” a los de personalidad más atrayente para su siguiente libro, “A Dance with Dragons”.

Martin sigue manteniendo sus 3 tramas argumentales principales: El muro, Daenerys y sus dragones y la lucha del trono de hierro en torno a Desembarco del rey. Pues bien, en Festín de cuervos, Martin sólo se centra en la última. ¡¡¡Bien!!! pensaréis los seguidores del enano. Pues no. Tyrion no sale ni una sola vez en todo el libro, y eso que está relacionado con la última trama. Y por supuesto, John y Daenerys ni pensarlo. En la historia se habla de los 3 de forma indirecta, pero no aparecen como tal. Martin no les dedica ningún capítulo.

¿Y de quién habla? Pues básicamente éste es el libro de Cersei. Lo cuál no es una buena noticia, porque para mi gusto es el personaje más plano de toda la saga: es mala a rabiar, sin ningún tipo de sutileza. El maniqueísmo no me gusta. Y con Cersei, Martin peca de ello.

También se habla de Jaime, personaje bastante más interesante que Cersei. No es bueno, pero tampoco malo. Participa con astucia en el juego de tronos, pero reviste cierta nobleza y honorabilidad, a pesar de cargar con el San Benito de Matarreyes.

Adicionalmente encontramos a Brienne, que siguiendo la promesa que le hizo a Jaime al final de Tormenta de Espadas, viaja por Poniente en búsqueda de Sansa. Brienne es otro personaje que pierde sustancialmente en este tomo. El problema que le veo es que pasa de singularidad a rareza. Lo que al principio le hace atractiva y parece dirigirla a un cierto lugar en la historia, se diluye y se convierte en repetitivo y cargante. Su historia a lo largo de “Festín de cuervos” no me aportó absolutamente nada. Si no hubiera existido, el libro se habría sostenido igual y habría ganado en dinamismo.

Para mí la parte más interesante de este tomo es todo lo que concierne a los hijos del Hierro. Tanto Ojo de cuervo, como Victarion Greyjoy, como Aeron Pelomojado, los 3 hermanos vivos de Balon Greyjoy. Me parecen interesantísimas las luchas de poder que entablan entre ellos y con la hija de Balon, Asha, por las islas del hierro. No sólo todas las personalidades intervinientes me parecen fascinantes, sino que Martin se saca de la manga otra sublínea argumental importante cuando ya estamos en el cuarto libro, lo que me maravilla profundamente. Sólo le quedan 3 libros ¡¡¡y tanto por contar!!! No sé cómo lo va a hacer.

Por último, también se habla de Arya y de Sansa, siguiéndose de cerca la historia de cada una. Me gusta más la evolución de Sansa, la pequeña Arya también me resulta un poco cargante.

En general, libro entretenido que continúa la historia planteada por Martin en los anteriores tomos. Para mí más flojo ya que se centra en personajes más flojos. Y tiene un cierto regusto a libro de transición, porque más que resolver, abre nuevas tramas y posibles interrelaciones entre los múltiples protagonistas de esta historia. Así que acaba el libro y te quedas con ganas de más, porque te da la impresión de que Martin te he dejado todo muy planteado, pero la lectura no te ha satisfecho tanto como en anteriores entregas.

En fin, habrá que esperar a danza de dragones. Que hasta que no salga en español, nada. Mi nivel de inglés no es suficiente para disfrutar cómodamente de la lectura de esta genial saga. Aunque mirando por Internet, dicen que Gigamesh aún no ha dado una fecha oficial de publicación, con lo cuál…igual no puedo esperar y me lanzo a por el quinto en inglés. Ya veremos…

Por qué decidí leerlo: Tras la genial experiencia que supuso Tormenta de espadas (el mejor de la saga, por ahora), me fuí de cabeza a leer el siguiente tomo de la historia.

Lo mejor: La historia relacionada con las islas de hierro. Pelomojado. La permanente evolución de Sansa Stark.

Lo peor: Es un libro lento, con personajes que no aportan nada a la evolución de la historia. Brienne agota…¡¡qué cansina es!! Y su historia me da igual. Arya también me cansa. Creo que Martin estira demasiado este personaje y al final se va a quedar en nada. Cersei es tan, tan mala que no me la creo.

¿Volvería a leerlo?: La verdad es que no. Este tomo no es tan ameno.

¿Lo recomendaría?: Sí. Canción de hielo y fuego es una única historia y hay que leérsela entera. Es comprensible que unos libros sean mejores que otros. Pasa en todas las sagas.

Otros libros del estilo que podrían gustarte:

El nombre del viento (Patrick Rothfuss)

Danza de dragones (George R.R. Martin)

Eragon (Christopher Paolini)

– El señor de los anillos (J.R.R Tolkien)

Malosa.

Anuncios

7 comentarios

Archivado bajo Bueno, Fantástica