Archivo de la etiqueta: Barcelona

El prisionero del cielo – Juan Carlos Ruiz Zafón

Reseñado por Malosa.

¿PERO ESTO QUÉ ES LO QUE ES? ¿Quién es el autor de este libro y qué ha hecho con Carlos Ruiz Zafón? Antes de seguir, quiero dejar claro que me encanta este escritor. Me gustaron muchísimo sus primeros libros juveniles y posteriormente los destinados para adultos. Me fascinó “La sombra del viento”, sobre todo porque su final me emocionó y me dejó muy buen sabor de boca. Más aún me gustó “El juego del ángel”, que para mí es su mejor libro hasta la fecha. Y ahora llego a esto…

Se trata del tercer volumen de una serie centrada en el cementerio de los libros olvidados. Mientras que los 2 anteriores libros son autoconclusivos, ésta es una historia de transición, de modo que tienes que leerte el cuarto libro para entender bien el relato (odio que los escritores hagan esto!!).

Creo que además conviene haberse leído la sombra del viento y el juego del ángel para enterarte bien de éste, ya que principalmente nos cuenta la historia de Fermín, un personaje básico del primer libro.

Volvemos a la Barcelona de mediados del S. XX. Daniel Sempere y padre llevan una vida tranquila con su librería, aunque andan justos de dinero. Fermín colabora con ellos y está con los nervios de punta por su inminente boda con la Bernarda. Todo parece tranquilo hasta que surge un personaje extraño que compra un volumen carísimo de “El conde de Montecristo” y se lo deja como regalo a Fermín, con una inquietante dedicatoria. Daniel insta a Fermín a que le dé explicaciones sobre el mismo y así Fermín se remontará a su propia historia y conoceremos de primera mano los orígenes de este personaje. En esta historia también se mezclarán otros personajes del segundo libro, como su protagonista, Martín.

El tercer volumen del cementerio de los libros olvidados tiene múltiples problemas, para mi gusto. El estilo delicado y casi poético de Zafón, que había hecho las delicias de sus lectores en las anteriores entregas, desaparece como por ensalmo. Aquí nos encontramos con capítulos muy cortos, con el único recurso literario del diálogo.

Por otro lado, sus personajes han perdido la magia. Fermín era uno de tus favoritos en la sombra del viento, Zafón lograba crear un individuo de carácter tierno, ingenuo y honesto, de manera que era casi el mejor personaje del primer libro. Aquí, el protagonista absoluto es Fermín y a mí me cargó sobremanera. No me interesaba lo que Zafón quería contarme sobre él y no logró que me involucrara con su historia. Además, Daniel tampoco me dijo nada. Está obsesionado con que Bea le engaña (no me aportó nada esta trama argumental) y sirve simplemente como hilo conductor de la historia y narrador en muchos casos de la misma, pero no se caracteriza por nada más.

El cementerio de los libros olvidados, leitmotiv de esta historia, aparece muy al final y sinceramente, como de pegote. Yo creo que el autor lo incluye porque tiene que hacerlo, que si no…para mí, gran parte de la magia de esta historia reside en este lugar.

El autor incluye referencias a otros libros y autores, como por ejemplo “El conde de Montecristo” al que se refiere explícitamente. Tanto, que en su relato uno de los personajes se fuga de la cárcel de forma análoga. Bueno, la fuga es clavada y además nos la cuenta al mínimo detalle y cansa un poco.

Por último y esto ya es imperdonable, lo peor de todo es que el tercer volumen del cementerio de los libros olvidados no engancha en ningún momento. No tuve necesidad de seguir leyendo en ningún punto, no me trasmitió la magia habitual de Zafón y me entretuvo lo justo. Y acabó el libro y yo, sinceramente, todavía no sabía quién era el prisionero del cielo. Aparte de que al no ser autoconclusivo te falta la última entrega para enterarte bien de la historia.

En fin, que muy decepcionada me hallo. Que me fastidia muchísimo haber hecho una reseña tan negativa de esta saga. Que hasta el día de hoy era una fan absoluta y convencida de Zafón. Y que espero que el cuarto libro de la saga me haga olvidar las sensaciones negativas de esta tercera entrega. Mis esperanzas están puestas en el último libro.

Por qué decidí leerlo: Me encanta la historia del cementerio de los libros olvidados y me apasionó El juego del ángel. Así que cuando salió este tercer volumen, mi madre me lo consiguió rápidamente en e-book.

Lo mejor: Que hay un cuarto libro y espero olvidar este tercero.

Lo peor: Que pierde la magia de las anteriores entregas. Que parece que no lo ha escrito Zafón.

¿Volvería a leerlo?: Va a ser que ni de coña.

¿Lo recomendaría?: Como libro aislado ni pensarlo. Si te gusta la saga tienes que leértelo, pero probablemente te desilusione. De todas formas es cortito y fácil de leer, así que no pierdes mucho…

Otros libros del estilo que podrían gustarte:

– Las luces de Septiembre (Juan Carlos Ruiz Zafón)

– La verdad sobre el caso Savolta (Eduardo Mendoza)

El verano de los juguetes muertos (Toni Hill)

Malosa.

Anuncios

16 comentarios

Archivado bajo Drama, Pasable, Suspense

El verano de los juguetes muertos – Toni Hill

Reseñado por Malosa.

Hoy quiero empezar la reseña con una pregunta: ¿cuál es vuestra canción favorita? Dedicad unos segundos a pensar en ello. Probablemente se os vengan a la mente cientos de canciones, tipos de música, hits del verano, etc.

Os lo voy a poner más fácil: ¿Qué tiene una canción para que se convierta en una de tus favoritas? Posiblemente haya marcado alguna circunstancia de tu vida, que recuerdas cuando suena la música. O tenga una letra con la que te identifiques o estés de acuerdo al 100%. O mientras la oyes te impacte tanto que sientas escalofríos…¿o no?

Con lo anterior no quiero decir que el libro que estoy comentando sea uno de mis favoritos. Pero sí puedo deciros que me dijo algo. Me generó ciertas sensaciones. Me impactó de algún modo. Y eso hace que, como consecuencia, me gustara mucho.

El protagonista es el inspector Héctor Salgado, Argentino de origen y que vive en Barcelona. Rozando los 40, con un hijo con el que apenas tiene relación y una ex – mujer que acaba de abandonarle (por otra mujer, en concreto…telita). Su jefe le involucra, casi como mero trámite, en un caso de un chaval de 18 años, perteneciente a la alta clase Barcelona y que parece haberse suicidado. Lo que parecía algo sencillo empieza a complicarse y a relacionarse con el caso anterior de Salgado, un asunto de trata de blancas mezclado con vudú, cuya red acaba de ser desmantelada y con un cabecilla que anhela vengarse de Salgado.

Se trata de una novela negra típicamente española, lo cual es una buena noticia, ya que no es un género en el que los escritores patrios destaquen especialmente (hay excepciones, pero no me viene a la mente ningún autor), y que parece estar monopolizado por los norteamericanos y nórdicos

Se suceden los personajes interesantes, además de cercanos… ¡y encima que te caen bien! No son tantos como para que los líes, ni demasiado pocos como para que el misterio sea fácil de resolver. Además, el libro engancha desde las primeras páginas y no da respiro al lector, de modo que casi lo devoras. No es especialmente largo, pero yo me lo leí de 2 sentadas. Mención aparte para el final, que es como una montaña rusa. Las últimas páginas van de sorpresa en sorpresa. Cuando ya crees haberlo visto todo, el autor da otra vuelta de tuerca, y otra, y otra…así que llegas a la última página y parece que acabas de salir de la montaña rusa más alta que exista. Y eso es estupendo.

Y sobre todo, destacar que el meollo del asesinato, las motivaciones, el personaje de Iris y sus circunstancias…es decir, la temática de la historia a mí me impactó bastante. Se me pusieron los pelos de punta más de una vez con esta lectura y esa reacción no la consiguen muchos libros que yo haya leído.

Como negativo, sí que tengo que reconocer que el autor ha recurrido al género “fácil”. Creo que la posibilidad de crear una novela entretenida y que guste al lector, es más sencillo de conseguir con este tipo de literatura. Por otro lado, aunque el final me gustó, también me decepcionó un poco. Siempre recurrimos al mismo tipo de argumentación para justificar la maldad. O sea, la clase alta no es lo que parece, son asesinos, ladrones y malas personas. Los religiosos son mentirosos y corruptos, y encima lujuriosos. Estoy un poco harta de esta generalización en las novelas de asesinatos. Me toca un pie la demagogia.

En cualquier caso, creo que es un libro muy recomendable, muy entretenido, que te hará pasar un buen rato y que merece mucho la pena, sobre todo siendo la primera novela escrita por el autor.

Por qué decidí leerlo: Vi el título y la sinopsis y me llamaron la atención.

Lo mejor: Lo muchísimo que engancha. El final que no da tregua. La escalofriante historia de Iris.

Lo peor: La demagogia que he mencionado antes.

¿Volvería a leerlo?: Puede que sí. Es genial para pasar un rato entretenido.

¿Lo recomendaría?: Claro que sí. Y si además te gusta la novela negra, disfrutarás aún más de este relato.

Otros libros del estilo que podrían gustarte:

–       El documento Saldaña (Pedro de Paz)

–       Departamento Q: La mujer que arañaba las paredes (Jussi Adler-Olsen)

–       La sombra del viento (Juan Carlos Ruiz Zafón)

–       El alquimista impaciente (Lorenzo Silva)

–       Los buenos suicidas (Toni Hill)

Malosa.

11 comentarios

Archivado bajo Muy bueno, Novela Negra, Novela policíaca - thriller