Archivo de la etiqueta: dragones

Legado – Christopher Paolini

Legado Reseñado por Malosa.

Legado se trata del último libro de la epopeya épica-fantástica escrita por el jovencísimo escritor americano, Christopher Paolini. Supone la conclusión de la saga y sigue la tendencia marcada por sus anteriores volúmenes: Dragones, fantasía y épica, enormes semejanzas (o más bien intentos de) con el Señor de los anillos y muchííííísima paja en sus casi 4.000 páginas de saga. Hoy la reseña va a quedar un poco más larga, pero es que hay mucho para criticar…

La novela se inicia justo cuando acaba la anterior, así que si no te has leído los libros previos ni te plantees leerte éste directamente. La guerra contra el Imperio está tocando a su fin. Eragon y su dragona Shapira han crecido a lo largo de los 3 libros anteriores, han aprendido, han sufrido, se han probado a sí mismos y están listos para enfrentarse a Galbatorix en la batalla final. Junto con la elfa Arya y guiados por la reina Nasuada y el resto de razas libres de la tierra de Alagaësia, caminan a Urû´baen para luchar contra el rey y su principal esbirro, Murtagh, hermanastro de Eragon.

Lo primero que se te pasa por la cabeza cuando cae este libro en tus manos (y en mi caso lo que me decidió a tragarme este mamotreto de 900 páginas) es: ¿Quién narices es el dragón verde de la portada?

dragones

En el primer libro teníamos a Saphira, el dragón azul de Eragon. En el segundo aparecía Espina, el dragón rojo de Murtagh y en el tercero estaba Glaedr, el dragón dorado de Oromis. Se suponía que los dragones estaban extinguidos y sólo quedaban algunos huevos sin abrir en poder de Galbatorix, aparte del propio dragón de Galbatorix, Shruikan, que es de color negro. Por tanto, ¿quién es el dragón verde?
Justo antes de empezar a leer el “Legado” se me ocurría una solución muy fácil y muy poco original sobre quién era el dragón verde, de dónde venía y la identidad de su jinete. Pero la deseché suponiendo que Paolini, tras casi 4.000 páginas de saga, iba a sorprendernos con algo un poco trasgresor. Pues no. Todo mi gozo en un pozo. Más básico y tópico no podía haber sido. Luego comento en el spoiler.

Puntos negativos:

El principal fallo que tiene esta novela (extendible a toda la saga) es la cantidad de páginas sobrantes que hay. Paolini se lía, se lía, se lía sobre todo al principio del libro con descripciones vacías y tramas argumentales que paralizan la historia y no aportan nada a la evolución natural del relato. Por ejemplo, el objetivo de la historia es llegar a Urû´baen, enfrentarse a Murtagh, vencerle y luego derrocar a Galbatorix. Pues bien, el autor deja pasar casi 500 páginas con preliminares varios, contando la vida y milagros del asedio y conquista de ciudades previas antes de llegar al meollo. Y yo me pregunto: ¿de verdad es necesario aburrir tanto tiempo al lector con mil y una descripciones de batallas que no aportan nada? Para cuando llegan a Urû´baen estás ya tan harto que te da casi igual lo que pase.

El otro GRAN fallo es que no hay antagonista hasta las últimas 400 páginas (de 4.000!!). O sea, mucho hablar de lo malísimo que es Galbatorix, pero no aparece por ningún lado (sólo el nombre) hasta muy al final. ¿Por qué? ¡¡Si los malos son los más interesantes de los libros!! Cómo vas a creerte la lucha entre el bien y el mal si el mal ni aparece? Y encima cuando te presentan a Galbatorix, le describen un poco y le ponen 4 diálogos mínimos en los que vemos cómo piensa, sus reflexiones y objetivos…te encanta!! Te convence mucho más que Eragon y, en líneas generales, piensas que tiene razón y que va a dirigir el imperio mucho mejor que los vardenos. Yo sinceramente estaba deseando que ganara la guerra y mandara al tonto de Eragon y a su dragona, bien lejos…

Otro defecto del libro es que no está bien escrito. De original presenta lo justo: es una copia burda del Señor de los anillos, tanto en la descripción del mundo fantástico como en el estilo y la forma de contar el relato (incluso acaba igual, con un final alargado en casi 200 páginas una vez se ha resuelto ya la historia).
Además presenta fallos gordos que un buen escritor de fantasía no debería cometer. Lo he visto en otro comentario y coincido al 100%: Se introduce un Mary Sue escandaloso, encarnado en Angela la herbolaria. Un Mary Sue es un personaje femenino, normalmente alter-ego del escritor y cuyas principales características son la omnipotencia, el acaparar la atención de la historia por su perfección y la posibilidad de poder cambiar elementos “intocables” del mundo mágico en el que está sin necesidad de explicación alguna. Pues bien, Angela hace magia cuando nadie puede, sabe las cosas sin que nadie se las diga y tiene el respeto de todos los personajes del libro (algunos muy poderosos) sin que intermedie aclaración al respecto.

Puntos positivos:

Por fin en este tomo se ahonda en secundarios muy interesantes de los que sabíamos cosas superficiales, como Nasuada que por fin muestra su humanidad y Murtagh, el bueno-malo-bueno que gana en profunidad en esta entrega. Y por supuesto, el caso más evidente es el de Galbatorix (aunque Paolini no se explaya mucho con él pero resulta un caracter de lo más atrayente).
Hablando de personajes también es justo destacar la evolución de Roran, el personaje que más cambia en esta saga, de campesino/herrero de pueblo a capitán y figura clave en la guerra.

También me parecen acertados todos los viajes que han de hacer Eragon y Saphira por Alagaësia, descubriendo sitios que todos queríamos conocer, algunos otros que queríamos volver a visitar y detallando más la flora y fauna de este fantástico mundo que recrea Paolini. Especialmente interesante es el recorrido por la isla de Vroengard, lugar de origen de los dragones.

Destacar igualmente que Paolini logra un tomo más maduro, tanto en la propia evolución de los personajes como en los temas que trata, aunque sea superficialmente. A lo largo de la historia encontramos referencias a temas muy diversos y de cierta trascendencia como la moralidad o no de un estado dictatorial, la presencia de la tierra dentro de un universo enorme y la existencia de un Dios único. Aunque, sinceramente…creo que Paolini los toca casi por casualidad.

Decir por último que cuando el libro logra despegar (más o menos a partir de las 400 páginas) te hace devorarlo, al menos hasta las 100 últimas. Con lo que me reafirmo en que le sobran páginas, sobre todo por delante.

Conclusión:

Fin de una saga mediocre, muy orientada al público juvenil y con puntos acertados pero no bien explotados y a la que le quitaría más o menos la mitad de su longitud. Eso sí, Paolini ha sabido captar la atención de los jóvenes y ha cosechado un gran éxito con sus cuatro novelas, alentando a este colectivo a leer lo que siempre es una buena noticia. Dice que va a ser escribiendo fantasía y otras cosas…¿Le daremos una nueva oportunidad?

/********************* ATENCIÓN SPOILER *********************/
Lo había pensado…tras matar a Galbatorix se recupera un huevo de dragón a punto de nacer. Prende en la elfa Arya y se convierte en Jinete. Es un dragón macho y resulta perfecto para emparejarse con Saphira. Así tenemos 2 parejitas, jinetes y sus dragones. Pero me dije, venga hombre, con un topicazo así no se atreverá Paolini a finalizar su saga…pues sí.
/*********************** FIN SPOILER ***********************/

Por cierto, suspenso total y absoluto para los traductores. Nunca en mi vida había leído un libro con tantas erratas. La mejor es que el dragón de Murtagh se llaman Thorn en la primera mitad del libro y en la segunda se llama Espina. Sin explicación ninguna.

Por qué decidí leerlo: Para acabar la saga y ver quién era el dragón verde.

Lo mejor: La aparición de Galbatorix, el desarrollo de los secundarios y la parte en que se describe la visita a la isla de Vroengard.

Lo peor: Estilo, traducción, nula originalidad, lleno de tópicos y errores de primerizo en fantasía y con muchísima paja. Que no aparezca el villano hasta el final me parece terrible.

¿Volvería a leerlo?: No

¿Lo recomendaría?: Tampoco. Hay muchas otras sagas de fantasía mejores que ésta para dedicar tu tiempo libre.

Link al libro en Amazon.es

Legado

Otros libros del estilo que podrían gustarte:

– El señor de los anillos (J.R.R. Tolkien)
Las crónicas de Narnia. El león, la bruja y el armario (C.S. Lewis)
El nombre del viento (Patrick Rothfuss)
Bajo la hiedra (Elspeth Cooper)

Malosa.

12 comentarios

Archivado bajo Aventuras, Fantástica, Juvenil, Pasable

Éragon – Christopher Paolini

Reseñado por Malosa.

Está claro, las comparaciones son odiosas…pero también inevitables. Y por mucho dragón que aparezca en la portada y mucha magia que intente desprender el libro, la “influencia” de Tolkien es claramente manifiesta.

Entendedme bien: el libro es sumamente entretenido, desborda imaginación a través del mundo medieval y fantástico que recrea y el mérito del autor es indiscutible, ya que empezó a escribirlo cuando contaba sólo con 15 años. Pero la rueda ya la inventó Tolkien. El mundo fantástico del medievo que mezcla las razas de hombres, elfos y enanos (entre otros) y crea la Tierra Media, ya fue descrito a la perfección por Tolkien a principios del S. XX.

Lo que aporta el jovencísimo escritor de este libro es la existencia de la magia combinada con los dragones. En el libro, un chico de 16 años, Éragon, (cuyo nombre recuerda sospechosamente al montaraz Aragorn del Señor de los anillos) encuentra una piedra azul con forma de zafiro y pensando que es una extraña gema se la queda para venderla. Con el transcurso del tiempo, la piedra se rompe y resulta ser un huevo de un dragón. Éragon decide quedarse con el dragón (que será una dragona de nombre Saphira) y pronto se da cuenta que no es un simple animal y de los efectos que tiene la conexión con él: se transforma en un jinete de dragón y adquiere algunas capacidades, como la de hacer magia, a la vez que se embarca en un viaje por el mundo (la tierra de Alägesia) en el que conoce múltiples pueblos y razas (elfos, enanos, reyes, hombres-gato, Raz’ac…) y se enfrenta a miles de peligros.
Por otro lado, el Cuentacuentos del pueblo, Brom, resulta ser mucho más de lo que parecía y se une a Éragon como mentor y guía en esta difícil aventura.

Libro correcto, entretenido, de marcado carácter épico y enfocado a un público juvenil o que disfrute de relatos medievales donde se unan varios mundos fantásticos. No tiene apenas calado filosófico, sólo pretende entretener y derrocha imaginación, aunque siempre bajo el constante influjo del mundo de Tolkien.

Por qué decidí leerlo: Porque iban a sacar la película y me gusta leer los libros que las inspiran. La película, por cierto, peor no puede ser.

Lo mejor: La aportación de la magia y los dragones al mundillo medieval de Tolkien.

Lo peor: Como ya decía, las comparaciones son odiosas pero existen. Y tras la tierra media de Tolkien, la lectura de este libro es prescindible.

¿Volvería a leerlo?: Como relectura de entretenimiento y para no pensar mucho, está bien.

¿Lo recomendaría?: Sólo si eres un Freak de la literatura épica. Si no es así, puedes ahorrártelo.

Otros libros del estilo que podrían gustarte:

Eldest (Christopher Paolini)

– El señor de los anillos (J.R.R. Tolkien)

El nombre del viento (Patrick Rothfuss)

Malosa.

7 comentarios

Archivado bajo Ciencia Ficción, Entretenido, Fantástica