Archivo de la etiqueta: Kafka en la orilla

Kafka en la orilla – Haruki Murakami

Reseñado por Malosa.

Primer libro que leo del famosísimo escritor Japonés, alabado hasta la saciedad por crítica y público por igual. Telita con el libro…no puedo decir que sea malo, pero a mí no me ha convencido del todo. Sobre todo porque me parece más raro que un perro verde…

Cuenta 2 historias paralelas aunque relacionadas. Por un lado, tenemos a Kafka Tamura, un chaval de 15 años que al inicio del libro se escapa de casa por problemas con su padre (sólo vive con él, su madre le abandonó a los 4 años llevándose a su hermana con ella). En teoría, el padre le ha echado una maldición edípica (afirma que su hijo acabará matándole y se acostará con su madre y hermana) y Tamura huye de casa para no caer en esta maldición. Se va lejos de Tokio y acaba en una bibliotea de una ciudad perdida al sur de Japón. Allí conoce al extraño Oshima, encargado de la biblioteca, regida por la enigmática Señora Saeki, dueña de la misma.

Por otro lado, Murakami nos cuenta la historia de Nakata, un sesentón estrafalario de pocas luces (no sabe leer ni es inteligente). En teoría tuvo un accidente cuando era pequeño cayendo en un profundo coma del que despertó con secuelas: perdió la capacidad de leer e intelectual en general, pero adquirió la de hablar con los gatos. Este individuo se ve envuelto en la búsqueda de una piedra a lo largo de Japón sin saber muy bien por qué pero siendo consciente de la urgencia. En su búsqueda le ayuda Hoshino, un joven camionero que se cruza con él y decide embarcarse en esta aventura.

No me gusta generalizar, pero creo que tienes que ser un poco “freak” para que disfrutes de este autor. En parte me ha recordado a Palahniuk en el surrealismo y la “filosofía” que emanan de las páginas de esta historia. No se trata de un libro normal, ni trata temas habituales, ni tiene un estilo convencional. Desde luego si lo que quieres es leer algo diferente, Murakami es tu escritor. Pero si eres más “normal” y te gusta entender lo que lees y que cuando acabe el libro tu cara no tenga forma de interrogación mayúscula (como me ha pasado a mí), mejor prueba con otro escritor.

Esta historia tiene mucho de metafórica y onírica. Casi todo lo que en ella se describe es de un simbolismo atroz. Al menos quiero entender que es así, porque si no no tiene mucha explicación que en mitad del libro lluevan sanguijuelas del cielo, que aparezca un personaje inspirado en el Whisky llamado Johnnie Walken (no Walker, sino Walken) que mata gatos para hacer una flauta con sus almas o que el protagonista de la marca Kentucky Fried Chicken se persone de repente y le busque una prostituta a Hoshino. Sin entrar en que en esta historia los gatos hablan y esto es casi lo menos raro que hay…

Original es un rato. Metafísico bastante. Surrealista un montón. Pero no me ha gustado. Sobre todo porque se pasa de metafórico, plantea un montón de cuestiones pero no resuelve ninguna. Vale que deja todo abierto a la interpretación del lector, pero para mi gusto se pasa. Acabó el libro y a mí me resultó una tomadura de pelo total. Entonces, qué pinta Johnie Walken? Qué significa el bosque? A qué viene la predicción del padre de Tamura? Al final la maldición se cumple en realidad o sólo en sueños? No sé, para mí el libro es demasiado onírico. Mucha filosofía y poca concreción.

Por otro lado, no me gusta el tratamiento que hace Murakami del sexo. Vale que es todo una metáfora, pero que se recree en los encuentros sexuales de Tamura con su supuesta madre y hermana no me acaba de llenar. No es un tema de que me escandalice, sino que las descripciones de Murakami al respecto me resultan…desagradables. Y no me aportan nada a la trama.

Respecto a los personajes, son todos bastante especiales. Al igual que la atmósfera que impregna el relato, encontramos personalidades muy raras y hasta cierto punto desequilibradas. El único que es medio normal y que te resulta simpático es el camionero, Hoshino (mi favorito sin duda). En general, las opiniones de Internet ensalzan la personalidad de Nakata por encima del resto, no sé si por su candidez o porque esa especie de “retraso mental” inspira ternura.

En fin, que no, que no me ha convencido el aclamado Murakami. Entiendo que guste en los círculos más cultos en innovadores (y un poco frikis, también), pero no me parece un autor para todos los públicos en ningún sentido. Y eso que reconozco que escribe bien y es muy original, además de ser una lectura entretenida. Pero me resulta excesivamente rebuscado para mi gusto.

Por qué decidí leerlo: Me lo recomendó un conocido y no sé por qué le hice caso, la verdad…supongo que lo hice por conocer algo de este escritor.

Lo mejor: El surrealismo y su carácter metafórico, si te gusta. Que es bastante distinto dentro de los géneros literarios que hay en el mercado. Que probablemente no te deje indiferente.

Lo peor: Tiene un público muy concreto. Se pasa de onírico. Plantea mucho y no resuelve nada. Es raro, tanto en el estilo como en el tratamiento.

¿Volvería a leerlo?: Pues desde luego requiere de una segunda lectura muy atenta para intentar entender todo lo que plantea. Pero paso. Lo que sí haré probablemente es leerme otro libro de Murakami para ver si me convence más…

¿Lo recomendaría?: A todo el mundo desde luego que no. Lectores de Palahniuk, sí. Individuos metafísicos, filosóficos y oníricos, desde luego. Para los que tengan un punto freak, también. Público general, abstenerse.

Otros libros del estilo que podrían gustarte:

Nana (Chuck Palahniuk)
El asombroso Mauricio y sus roedores sabios (Terry Pratchett)
El museo del perro (Jonathan Carroll)
El sonámbulo (Jonathan Barnes)

Malosa.

Anuncios

12 comentarios

Archivado bajo Bueno, Drama, Fantástica