Archivo de la etiqueta: Metro 2033

Tecnoscuridad 2 – Tierras Baldías – Andrei Levitski

Reseñado por Bitterblink

Tecnoscuridad II - Tierras baldias - Andrei Levitski

Tecnoscuridad II – Tierras baldias – Andrei Levitski

Estos libros de Andrei Levitski y Alexei Bobl beben directamente de Stalker (las novelas y el videojuego) que dibujan un tenebroso mundo post-apocalíptico tipo Metro 2033 pero sin su parte “mágica”, sino un mundo cruel y oscuro tipo Mad-Max lleno de bandidos, mutantes y la ley del más fuerte (o del más malvado) como única forma de vida.

Primero recordar que este es el segundo volumen de la saga de la Tecnoscuridad que en su primera entrega seguía a un piloto rebelde ucraniano (paradojas de la vida cuando se escribió el primer libro no estaba Ucrania inmersa en una guerra civil) que viajaba en el tiempo / espacio a este futuro imperfecto. Sin embargo en esta aventura no es el protagonista (como sí pone en la contraportada del libro). En este caso seguimos a Turan Jay, hijo de un granjero oriundo del erial y no se sabe muy bien por qué dejamos al personaje principal perdido en este mundo. Para que os hagáis una idea podéis leer este libro sin haber leído el primero con tranquilidad.

Sinopsis

Turan Jay es hijo de uno de los múltiples granjeros libres que habitan el Erial. Su vida consiste en cosechar, cazar “arrastradores” y conseguir un mínimo de chatarra útil en forma de tecnología básica. Sin embargo este día comienza de forma diferente. Su padre le ordena coger el camión blindado (el Pancho) del asentamiento y llevarse a su hermano pequeño a ver a la curandera que habita en la montaña de hierro (una extraña formación magnética que está por ello cubierta de chatarra). Todo a Turan le resulta extraño. Los dos, en el pancho que no le suelen dejar coger, con un cargamento indeterminado que no puede mirar. Su hermano pequeño consigue embaucarlo para escabullirse y finalmente parte solo.

En el camino, tras una extraña peripecia con los “Voladores”, descubre que su padre ha cargado el “Pancho” con armas y comida. Al llegar a la montaña de hierro descubre que el Atamán Makota ha asesinado a sus habitantes y que también ha atacado su asentamiento. Enfurecido por el asesinato de toda su familia Turán decide vengarse en un ataque suicida contra Makota y sus hombres, resultando apresado y esclavizado.

Así comienza un largo viaje en el que Turan será entrenado como gladiador para luchar en la Arena de Ciudad Nave. Un viaje atravesando el Erial y guiado por un nómada caníbal que irá enseñando a Turan los secretos del desierto. Turan no solo debe sobrevivir al viaje sino que debe buscar la manera de vengarse de una vez por todas del asesino de su familia.

Opinión personal

Empezaré por lo bueno. Lo mejor de este libro es sin duda su malvado. El Atamán Makota es un personaje del que esperas poco y que paulatinamente se convierte en una verdadera némesis del protagonista. No destaca por ser listo, de hecho parece un tanto obtuso, sin embargo a lo largo del libro va dando pruebas de que si ha llegado a líder de un clan de bandidos ha sido con razón. Es un personaje muy primario pero astuto y decidido, extremadamente osado y tremendamente ambicioso. Capaz de enfrentarse a pecho descubierto con un tanque ante la tentación de conseguir uno para ampliar su imperio naciente. Es lo mejor de la novela sin duda. No se trata de un malvado tipo “Moriarty” que compite en astucia con el personaje principal, es simplemente malvado en su egoísmo y en su osadía y consigue sorprendernos en múltiples ocasiones.

El resto quizá es más normalito. Un mundo bien construido tipo Mad-max ruso, oscuro y decadente, con una ciudad construida en un portaaviones varado en un mar seco que ahora es un desierto. Con tiburones con patas que andan por la arena y el fango y que siguen siendo aterradores como su contraparte marina. En fin el mundo está bien construido, pero el argumento es previsible, quizá abusa también de vez en cuando de giros ilógicos del argumento o se deshace de personajes sin ton ni son.

El resultado no puedo decir que sea la novela del año, solo que entretiene e ilustra un mundo tenebroso y mortífero donde los humanos tienen vidas breves y penosas antes de sucumbir a los mil y un peligros del Erial. El primer libro era más tópico y este al menos está contado desde el punto de vista de un nativo de este mundo lo que hace que sea más “normal” todo lo extraordinario. Quizá me gusta más este enfoque que el anterior. Como contrapartida el personaje principal es flojo, no es capaz de “salvarse él solo” prácticamente nunca y eso también es una lástima.

También es raro que el libro da algún bandazo argumental. Que son todos entretenidos pero que que es curioso. Cambia de tema y sigue a otro personaje un capítulo y luego vuelve… no es una disgresión completa porque incluye a todos los personajes de la novela, pero de repente el objetivo del libro es otro.

Respecto al final, no quiero que nadie se lleve a engaño. No hay un final, solo el principio del siguiente libro. Deja la acción colgada en lo más interesante, hasta el punto que según vas viendo que se acaban las páginas te vas enfadando porque te hueles que vas a encontrarte un final del tipo “continuará”.

En fin, un libro entretenido con un genial malvado y un montón de acción, con un final que remite directamente al siguiente libro. No es un mal libro pero no lo empezaría si no tuviera intención de comprar el tercero.

Calificación: Entretenido

Lo Mejor: Sin duda el Atamán Makota, el mundo dibujado por el autor

Lo Peor: No sigue al personaje del primer libro, no termina

Lo Releería: No pero leeré el tercer libro

Lo Recomiendo: Si te gustó el primero tiene la misma “temática”

Si quieres comprar el libro

Tecnoscuridad II: Tierras baldías

Bitterblink

Anuncios

2 comentarios

Archivado bajo Aventuras, Ciencia Ficción, Entretenido

Metro 2033 – Dmitri Glukhovsky

Metro 2033 - Dmitri Glukhovsky

Metro 2033 - Dmitri Glukhovsky

Reseñado por Bitterblink

Partimos de una novela que se ha convertido en novela de culto desde su publicación gratuita en internet en 2002 por el periodista ruso Dmitri Glukhovsky.

Su impacto mediático ha sido tal que se ha continuado con una saga de videojuegos basados en las dos novelas (Metro 2033 y su continuación Metro 2034).

Pero vamos al lío. La historia nos la cuenta en primera persona Artyom.

Artyom vive en lo que queda del mundo 20 años después de la catástrofe nuclear que ha dejado solamente gente viva en el metro. El mundo de Artyom es un mundo de oscuridad donde las aisladas comunidades de cada estación intentan sobrevivir a un mundo moribundo.

Más que ciencia ficción lo más sorprendente es que se califica como Fantasía, puesto que tiene más de Tolkien que de Asimov.

Es un mundo donde como dinero se utilizan balas de kalashnikov, donde solo unos pocos se atreven a subir a la superficie llena de monstruos creados por la radiación y de peligros aún más oscuros.

Pero algo nuevo ha llegado a la red de metro. Es un miedo que ha ido haciendo desaparecer comunidades enteras sin dejar rastro. Unos seres negros que traen el miedo consigo y con los que luchar parece imposible aunque los habitantes de alguna estación se encadenan a sus puestos para evitar huir de dichos enemigos desconocidos.

Este nuevo miedo que amenaza la red de metro lleva a Artyom a viajar en busca del conocimiento, hacia la universidad, la estación debajo de la biblioteca que es lo que queda del conocimiento del mundo antiguo.

Es la historia de este viaje a través de túneles malditos, perseguidos por enemigos de las distintas facciones (los comunistas de la línea roja, los comerciantes de la línea circular Hansa) y atravesando un mundo moribundo y amoral donde quedan pocas cosas, pero que solo Artyom puede salvar…

El autor consigue una mezcla genial entre magia y un mundo postapocalíptico, un mundo donde hay mitos, leyendas, monstruos y terrores más allá de lo “científico”.

El escenario es sumamente atrayente y el personaje de Artyom pese a que no es un guerrero precisamente (recuerda más a un tal Frodo que llevaba un anillo ¿alguien me sigue?) tiene lo que hay que tener para llegar al final del viaje con éxito.

Algunas partes, excesivamente oníricas se me hicieron algo pesadas, pero por lo demás es un libro muy entretenido, algo oscuro y donde se mezcla la fantasía con la crítica del mundo actual o el mundo antiguo.

El autor no hace concesiones tampoco a la sociedad postapocaliptica. La gente hace lo que sea por sobrevivir. Impacta la rudeza con la que el autor te enfrenta a algunas cosas. Hay una escena que os voy a destripar de ejemplo: a Artyom le da pena un niño famélico, saca unos cartuchos (dinero) y avergonzado se los intenta dar a su madre diciendo “Para el niño” la madre escandalizada le dice que como se atreve a pensar que ella dejaría que un forastero se aprovechara de su hijo por unos cuantos cartuchos, Artyom asqueado se retira sin aclarar el equívoco y la madre después le dice que por un par de cartuchos más te dejo al niño una hora.

Como veis es un mundo terrible y moribundo donde la supervivencia cada vez es más difícil pero es el mundo que el personaje conoce y el que puede salvar… pero ¿merece ser salvado?

Me ha parecido de los mejores libros que he leído en años y lo cierto es que me gustó hasta el final que consiguió sorprenderme de verdad.

Os lo recomiendo vivamente si os gusta la fantasía, o si habéis jugado al juego o al famoso Fallout 3, cuya ambientación recuerda un tanto a la novela.

Calificación: Muy Bueno

Lo Mejor: Las escenas fuera del metro, el final

Lo Peor: Alguna parte donde dos “espectros” hablan de esto y de aquello… aburre

Lo Releería: Si, sin dudarlo

Lo Recomiendo: Mucho, en general pero especialmente a los que sean fans de Fallout 3 y de la fantasía en general

Bitterblink

7 comentarios

Archivado bajo Fantástica, Muy bueno