El color púrpura – Alice Walker


Reseñado por Malosa.

Otro de estos libros maravillosos pero durísimos que hay por el mercado. Escrito por la afroamericana Alice Walker, recibió el premio Pulizter en 1983 por esta novela.

La historia de esta escritora tiene su aquél y parece que sus circunstancias personales fueron las que le llevaron a escribir y a centrarse en historias sobre mujeres maltratadas. Proviene de Georgia y su familia tiene sangre Cherokee, y descienden a su vez de esclavos y aparceros de una pequeña comunidad agrícola sureña. Las relaciones con su padre fueron conflictivas (sobre todo cuando Alice dio muestras de interesarse por la escritura y los temas intelectuales). Por otro lado, su madre se dedicaba al servicio doméstico y soportó malos tratos de su propio padre, lo que le llevó a escaparse de casa. Su madre pudo por tanto ser la figura en la que se inspiró Alice como protagonista de este libro.

La novela está ambientada a principios del S.XX en EE.UU y nos cuenta la vida de Celie. Al comienzo del libro tiene 14 años y es sometida a diversos abusos por parte de su padre. No sólo sexuales, sino también maltrato psicológico de distinto tipo (la insulta, la menosprecia, etc.). Celie queda embarazada 2 veces y en ambos casos le arrebatan a sus hijos y los venden. Su única alegría es su hermana menor, Nettie. En un momento dado el padre casa a Celie con un hombre viudo que tiene varios hijos. La situación de nuestra protagonista empeora aún más, porque si su padre era malo, su actual marido es aún peor, multiplicándose los maltratos, abusos, insultos y todo tipo de violencia contra ella.

Cuando Celie ha renunciado a vivir, a ser feliz, a que el mundo la considere una persona, aparece Shug, una cantante famosa de la que se marido está prendado y que empieza a vivir con elllos, cambiando la vida de nuestra protagonista para siempre.

No os voy a descubrir nada que no sepáis ya, el libro habla del maltrato contra la mujer en todas sus formas, físico (golpes), sexual (violaciones) y psicológico (insultos). Es terrible la situación de Celie y la autora la retrata con toda la crudeza que considera necesaria. Ya no sólo te duele cada golpe que recibe, cada comentario despectivo que tiene que soportar. Lo que más, a mi juicio, impacta es la total aceptación de Celie de la situación en que se encuentra. Todo su entorno le hace creer que no vale nada y eso es terrible, porque ella lo asume como natural y se considera aún menos que el mobiliario de la casa.

En su época la novela recibió muchas críticas porque retrataba el hombre negro con un pefil violento, golpeador y abusivo. Y esto no gustó mucho a este colectivo, por lo de generalizar.

A pesar de lo anterior, el libro incluye cierta esperanza según va avanzando, porque la llegada de Shue hace que Celie vaya evolucionando. Shug la trata bien, la trata como una persona válida, con sentimientos y hermosa. Es la primera que le demuestra ternura y le dice que es bonita. Gracias a ello, Celie empieza a darse cuenta de que tiene muchas cosas positivas y que no debe dejarse aplastar por su marido y restantes imbéciles que pululan por su vida.

Hay mucha gente que opina que la novela trata el lésbico entre estas mujeres, ya que Celie parece enamorarse de Shug. Para mí no tiene nada que ver con un tema sexual. Creo que Shug es la única persona (sin contar a Nettie) que valora a Celie, que le demuestra cariño. Y de ahí que Celie la trate con adoración, la admire sobremanera y pueda llegar a confundir el aprecio que le tiene con un sentimiento de otro tipo. Pero no creo que la autora pretendiera incluir una relación lésbica por defender la libertad sexual.

Lo que sí trata es el amor fraternal entre las 2 hermanas, el cariño que se profesan ambas en una sociedad y en una familia en la que la mujer contaba más bien poco.

Un libro precioso, de los que hay que leer (eso sí, pañuelos en mano, especialmente al final) y que conviene reflexionar tras su lectura. Deberían leerlo tanto hombres como mujeres. Unos para que sean consciente de cómo NO hay que tratar a una mujer y otras para que sepan como NO DEBEN dejarse tratar. La responsabilidad de estos temas creo ha de repartirse casi en un 50% entre los dos.

Por qué decidí leerlo: Tras la película, había que leer el libro que la inspiró. Como siempre, la supera con creces.

Lo mejor: La evolución de Celie. El personaje de Shug. Lo muchísimo que uno debería aprender tras la lectura de este libro.

Lo peor: Que el libro no es muy conocido y la gente prefiere ver la película. Un error, porque ésta reduce muchas cosas que el libro sí cuenta.

¿Volvería a leerlo?: Sí, es cortito y nunca deberíamos olvidar la historia de Celie.

¿Lo recomendaría?: Sí, una vez en la vida todo hombre y toda mujer deberían leer esta historia. Y reflexionarla. Cada uno en la parte que le toca.

Link al libro en Amazon.es

Color purpura, el

Otros libros del estilo que podrían gustarte:

– Mil soles espléndidos (Khaled Hosseini)

Memorias de una geisha (Arthur Golden)

– Amira (Shoeir Kashoggi)

Malosa.

Anuncios

2 comentarios

Archivado bajo Desarrollo personal, Drama, Muy bueno

2 Respuestas a “El color púrpura – Alice Walker

  1. Quiero leerlo desde hace un montón de tiempo, pero nunca encuentro el momento para ponerme, después de tu reseña igual me animo antes, me ha gustado mucho
    besos

  2. Pingback: Spielberg llevará al cine ‘El secuestro de Edgardo Mortara’ | Area Libros

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s