Archivo de la etiqueta: Crónica del pájaro que da cuerda al mundo

Crónica del pájaro que da cuerda al mundo – Haruki Murakami

cronica-del-pajaro-que-da-cuerda-al-mundoReseñado por Malosa

«Desde una arboleda cercana llegaba el chirrido regular de un pájaro, un ric-ric, como si estuviera dándole cuerda a algún mecanismo. Nosotros hablábamos de él como del pájaro-que-da-cuerda…»

Madre mía, pero qué complicado es Murakami. ¿Escritor fetiche del surrealismo? ¿Superdotado de la literatura? ¿Zumbado de la vida? ¿Aburre hasta las ovejas?
La verdad es que cualquiera de estas afirmaciones se le podría atribuir al japonés y lo peor es que yo creo que realmente TODAS le aplican. Con lo cual es muy difícil valorarle y en mi caso la relación de amor-odio que establezco con él, cada vez es más confusa.

Sinopsis

Tooru Okada, un joven japonés que acaba de dejar voluntariamente su trabajo en un bufete de abogados, recibe un buen día la llamada anónima de una mujer. A partir de ese momento la vida de Tooru, que había transcurrido por los cauces de la más absoluta normalidad, empieza a sufrir una extraña transformación. A su alrededor van apareciendo personajes cada vez más extraños, y la realidad, o lo real, va degradándose hasta convertirse en algo fantasmagórico. La percepción del mundo se vuelve mágica, los sueños son realidad y, poco a poco, Tooru Okada deberá resolver los conflictos que, sin sospecharlo siquiera, ha arrastrado a lo largo de toda su vida. Crónica del pájaro que da cuerda al mundo pinta una galería de personajes tan sorprendentes como profundamente reales. El mundo cotidiano del Japón moderno se nos aparece de pronto como algo extrañamente familiar.

Opinión personal

Esta novela es enorme y complicada, tanto por los temas que trata, como por el surrealismo de cada instante, como por el número de páginas. Me ha gustado y disgustado casi en proporciones similares, pero siendo sincera no tengo claro cómo valorarla. Voy a intentar destacar a continuación sus puntos fuertes y débiles, al menos desde mi perspectiva.

Como puntos positivos de esta obra, destacar sobre todo la creatividad, la imaginación desbordante que presenta Murakami enfrentada a su vez con el costumbrismo de la sociedad japonesa, perfectamente recreada con sus miserias y sus ventajas. Mencionar además la capacidad narrativa del autor, capaz de escribir un libro de 900 páginas y dotarle de contenido, lo que no implica que logre la atención por igual en todas sus partes.

Los temas recurrentes en el autor vuelven a aparecer con fuerza en esta novela: la muerte, el sexo, la soledad y la introspección, por mencionar algunos. Utilizando además varios elementos puramente simbólicos y también repetidos a lo largo de la novela, como el agua, el pozo, los pájaros o el bate de béisbol (una pena que el autor no acabe de explicar al final la intención de todos ellos).

También por supuesto destacar esta novela como exponente del realismo mágico, estilo narrativo que el autor explota y que sabe llevar muy bien, sobre todo por esa imaginación desbordante que comentaba antes y esa capacidad de retorcer un argumento absurdo y dotarle de interés y cierta coherencia. Algunos erigen esta novela como obra cumbre del autor, percepción con la que estoy de acuerdo en cierta manera.

En contra y como puntos negativos destacar la falta de control argumental: creo que al nipón el libro se le escapa de las manos. Me gustó mucho el inicio, cómo nos mete en el contexto de la situación de Tooru Okada, su realidad, la relación con su esposa, los mujeres extrañas que empiezan a aparecer y los misterios que se van desplegando. El problema es que llega un momento en el que el exceso de páginas, las situaciones surrealistas repetidas y las fumadas varias continuas hacen que el lector se aburra, que pierda el objetivo de qué nos estaba contando Murakami y qué nos quería decir.
Para además desembocar en un final algo inocuo, no del todo explicado, aunque mejor de lo que esperaba conociendo la tendencia del escritor a finalizar sus novelas dejando los múltiples cabos sueltos a la imaginación del lector. Algunos misterios son resueltos, la mayoría no y la mayor parte de los personajes extraños finalizan tal cual su línea argumental, sin que sepamos qué son ni qué pintan en esta historia. Por tanto la sensación final es sobre todo de frustración y hastío, teniendo en cuenta además que te has zampado un mamotreto de casi 1000 páginas para luego no quedarte con ninguna conclusión remarcable.

La novela es tan excesiva, con tanta fantasía, tanta situación absurda, tanta descripción onírica,  tanta vuelta y tan ingente número de páginas que, a pesar de su buen planteamiento inicial, se difumina y pierde totalmente el interés.

En resumen, pues…sinceramente, no sé valorarla. Va a ser la primera reseña que publico que se queda sin una puntuación clara. No me parece un libro malo, pero tampoco lo encuentro entretenido, con lo cuál no sé en qué categoría meterlo, si en bueno, en pasable, en…no sé. Está muy bien escrito, eso hay que reconocerlo, pero yo me aburrí infinito, me costó Dios y ayuda acabarlo. Y cuando lo hice me quedé como si nada, no entendí apenas su sentido ni llegué a ninguna conclusión clara. Que cada lector juzgue.

Por qué decidí leerlo: Porque me leo un libro de Murakami al año y esta novela en concreto me la había recomendado mucha gente, lectores de esta página incluidos. Así que decidí darle una oportunidad.

Lo mejor: La creatividad de Murakami. Su capacidad de mezclar elementos surrealistas con otros costumbristas y que esta mezcla tenga sentido. Su soltura narrativa. Que probablemente este libro sea un referencia dentro del realismo mágico.

Lo peor: Para mí, un muy buen inicio, un desarrollo excesivo y un final frustrante. Tanto embrolló el nudo Murakami que fue incapaz de rematarlo de forma solvente. Tampoco mantiene el interés en todo el argumento, hay caídas evidentes de ritmo. Y además yo perdí el objetivo de la novela, no sé qué nos quería transmitir el autor con toda esta amalgama de situaciones extrañas.

¿Volvería a leerlo?: ¿Con casi 1000 páginas? Ni hablar, ya me ha costado acabarlo la primera vez, como para releer.

¿Lo recomendaría?: Yo no. Si te gusta el realismo mágico probablemente será tu libro. Pero aún así piénsatelo dos veces antes de empezar, porque estarás leyendo muuuchas horas. Recomendaría antes otras novelas de Murakami no tan centradas en su estilo surrealista, como Tokio Blues (la que más me ha gustado del nipón por el momento).

Otros libros del estilo que podrían gustarte:

Malosa

4 comentarios

Archivado bajo Fantástica, Narrativa Contemporánea