Archivo de la etiqueta: Mark Millar

Película – Kingsman: Servicio Secreto

Kingsman Servicio Secreto poster

 

Reseñado por 0017

Ficha técnica

Título original: Kingsman: The Secret Service

Año: 2014

Director: Mathew Vaughn (Layer Cake, Crimen Organizado; Kick Ass; X-Men: Primera Generación)

Guión: Jane Goldman, Matthew Vaughn

Basado en el cómic de Dave Gibbons y Mark Millar

Música: Henry Jackman, Matthew Margeson

Fotografía: George Richmond

Reparto

  • Colin Firth
  • Taron Egerton
  • Samuel L. Jackson
  • Mark Strong
  • Michael Caine
  • Mark Hamill

Basada en un cómic de Dave Gibbons y Mark Millar, Kingsman es el último gran estreno basado en grandes fanfarrias de fuegos artificiales y peleas espectaculares que nos brinda la cartelera. Y yo, amante purista del género de espionaje, he de reconocer que al principio me asomé con una mezcla de incredulidad e indiferencia a esta nueva vuelta de tuerca al mundo de las agencias secretas, ya visto en innumerables ocasiones. Mezcla confesa de “La Prueba” (The Recruit”, con Colin Farrell y Al Pacino) con “Los Vengadores” (la serie de los 60 llevada al cine por Ralph Fiennes y Uma Thurman en 1998), tenemos al aprendiz recibiendo lecciones del mentor mientras la elegancia y la flema británica se lleva al extremo. El estilo comiquero de la cinta es patente desde el mismo trailer, donde se puede entrever acción a raudales, junto con la historia iniciática de un aprendiz a espía de origen callejero y look rapero, pugnando por superar distintas pruebas no sólo físicas sino de modales y buen gusto. Como se bromea en el afortunado guiño de una escena, ésta es una versión de Pigmalión adaptada al sofisticado mundo de los espías popularizados por 007. Y es una mezcla de géneros tan disparatada, que podemos definir a Kingsman, Servicio Secreto como una comedia de acción y espionaje con toques de violencia de cómic adulto.

Eggsy es un joven londinense descarriado y macarra, pero de espíritu noble y preocupado por su madre. Su padre perteneció a una agencia ultrasecreta de inteligencia y cuando murió en combate, su compañero y mentor Harry Hart prometió ocuparse de su familia. Harry le dejó un medallón con un número grabado al que llamar cuando estuviese en problemas, y Eggsy decide usarlo tras un altercado con unos matones del barrio y acabar encerrado en los calabozos de la comisaría de policía. Harry ve potencial en el joven delincuente y le sugiere la posibilidad de que se una a la agencia de espías a la que perteneció su padre, llamada Kingsman, y cuya tapadera es una sastrería en Savile Row, el barrio más elegante de Londres. Los Kingsmans son agentes secretos refinados, elegantes y mortíferos, expertos en todo tipo de lucha, tanto con armas como cuerpo a cuerpo. El proceso de entrenamiento y selección será duro, teniendo Eggsy que competir contra otros jóvenes candidatos procedentes de orígenes menos humildes y más adinerados. Mientras recibe su instrucción, Harry investiga a un millonario y falso filántropo llamado Richmond Valentine, que parece estar detrás de la desaparición de grandes personalidades a nivel mundial. Sólo Eggsy y Harry serán capaces de descubrir qué maléficos planes están detrás de las maquinaciones de Valentine, y como siempre, la salvación del mundo estará en manos de nuestros protagonistas.

Con un argumento tan manido y usado, es fácil que un título como Kingsman caiga en la repetición de clichés mil veces vistos. En su lugar, Matthew Vaughn usa el cómic original para hacer una película gamberra y descarada, más cercana al tono burlesco y satírico de Kick-Ass (con sus buenas dosis de violencia incluidas), que al recto e íntegro de X-Men: Primera Generación. Las bromas al agente secreto por antonomasia son inevitables pero necesarias para no tomarse en serio a sí misma, así como las reflexiones acerca de los clichés propios del género (enfrentamiento protagonista – villano) y de las imaginativas e inesperadas soluciones que se dan para no caer en las repeticiones inevitables. Vaughn consigue escapar del tono de parodia por poco, y para eso usa herramientas de Tarantino tales como una violencia controladamente explícita. En algunos momentos a la cinta se le va la olla, literalmente; como con las peleas coreografiadas, que uno se espera herencia de los Wachowski pero que en ocasiones se pasan de frenada (la escena de la iglesia es, sencillamente, brutal). Éstos momentos violentos son en mi opinión, los puntos débiles de la cinta (aunque ya sabéis que yo tolero poco la sangre), pero que tienen su contrapunto irónico en el personaje de Valentine, quien tampoco soporta la sangre a pesar de todas sus contradicciones como villano de la función y sus poco íntegros planes. Y toda esta ironía de puntadas gruesas plaga toda la película, con lo que al final se compensan los desvaríos del realizador al estar todos y cada uno de los minutos del metraje justificados.

Entre medias, tenemos una buena historia de lealtad y nobleza. Un guiño a los tiempos convulsos que traen nuevos cambios y a la regeneración desde dentro de las instituciones. Una reflexión acerca de si la educación, la distinción y los modales nacen o se hacen, con humor británico inundando toda la cinta. Al final Kingsman es tremendamente divertida y dinámica, al mezclar sabiamente varias líneas argumentales ya vistas anteriormente a lo largo del planteamiento, nudo y desenlace, de manera que el tiempo pasa que da gusto sin que apenas uno mire el reloj. Quizás mis gustos en relación al género del espionaje sean más ortodoxos y no tan gamberros, pero hay que reconocer que los hallazgos visuales de la cinta hacen que deseemos que el protagonista se quite la gorra de rapero y se ponga las gafas y el traje marca de la casa de los Kingsman. Esta película tiene variados aciertos y por ello merece ser recomendada antes que otras opciones de la cartelera.

 Calificación: Buena

Lo Mejor: El ritmo endiablado de la película hará que el tiempo pase volando sin darte cuenta.

Lo Peor: Que a Vaughn se le va la pinza con la violencia.

La vería de nuevo: Sí.

La Recomiendo: Sí.

Películas similares: Los Vengadores, La Prueba.

Ficha en IMDB: http://www.imdb.com/title/tt2802144/combined

Tráiler en You Tube (español):

Anuncios

4 comentarios

Archivado bajo Bueno, Película - Acción, Película - Comedia, Película - Espionaje, Pelicula, Puntuado

Wanted – Mark Millar – JG Jones

Reseñado por Bitterblink

Wanted01 - Mark Millar JG Jones

Wanted01 – Mark Millar JG Jones

La verdad es que la primera noticia de esta obra fue su adaptación al cine (conocida como “Se Busca” en Hispanoamérica), una adaptación que sin ser un peliculón a mi me encantó en mi juventud por dos razones: El mejor desnudo trasero de Angelina Jolie desde el inicio de su filmografía (realmente espectacular) y por el rollo del “telar del destino” una especie de superordenador de la edad media que con sus puntadas va sacando un código que es capaz de predecir el futuro.

Claro me fui directo al cómic buscando a Angelina y al telar y la verdad es que lo que encontré es un fabuloso cómic donde ni estaba Angelina ni estaba el Telar del destino pero que era muy superior a la película que inspiraba.

Angelina en WantedY es que esta es una de las primeras “idas de olla” de Mark Millar, un guionista irreverente que va a jugar mucho durante su carrera sobre lo lógico o ilógico de los superhéroes, hasta llegar a Kick-Ass que para mi gusto es su mejor obra. Sin embargo esta es conocida como el “Watchmen de los supervillanos” y merece un espacio en nuestros corazones de amantes del comic bueno. Avanzo ya que como toda la obra propia de Millar es un comic para adultos con mucha violencia gratuita, algo de sexo “raro” sugerido y sobre todo toneladas de palabrotas. Así que en mi opinión mínimo 16 años. Luego allá cada uno con su conciencia.

Sinopsis

Wesley Gibson es un perdedor, es un perdedor con todas las letras, su novia le domina y le es infiel tanto con sus compañeros de oficina como son su mejor amigo, en su oficina su jefa afroamericana y lesbiana le maltrata y le insulta constantemente, todos los días los pandilleros de su barrio le acosan por su ropa, por ser blanco etc… y el vive en el miedo siendo su único punto diferenciador que le pone a su sandwich de salmón mayonesa de wasabi para hacerse el macho.

Sin embargo Wesley no sabe que es hijo de The Killer, un poderoso supervillano que fue el asesino y guardaespaldas del líder de la Fraternidad en EEUU junto con su compañera, la sensual Fox. Con la muerte de The Killer, la Fraternidad busca a un sustituto y es Fox la encargada de revelarle a Wesley su origen y sus poderes. Así descubre que el mundo estaba lleno de superhéroes y supervillanos y que estos últimos hartos de ser vapuleados una y otra vez decidieron unirse, cientos, miles contra todos los superhéroes del mundo y en 1986 en una batalla que duró 3 meses los derrotaron y borraron nuestra memoria colectiva (e incluso la de algún superhéroe que sobrevive). A partir de ahí la existencia de los supervillanos se mantiene en secreto pero nadie puede tocarles, ni la policia ni los federales… solo se dedican a borrar sus huellas cuando cometen fechorías.

Este es el mundo que descubre Wesley y donde comienza a sacar todo el odio que llevaba acumulado desde siempre. Matar ya no es un problema. Sin embargo parte de los supervillanos desea salir a la luz y que les teman, evitando el secretismo actual de la fraternidad. Así es como Wesley se ve involucrado sin querer en un complot de la fraternidad europea y australiana para salir a la luz y provocar el pánico. Wesley debe decidir qué tipo de supervillano es.

Opinión personal

El dibujo de JG Jones merece una mención sobre todo porque los personajes Fox y de Wesley estan basádos en Hale Berrie y en el rapero Eminem respectivamente y la verdad es que para mi gusto consigue que realmente se parezcan explotando una estética cómic espectacular (sobre todo Fox, he de decir). En general JG Jones va a seguir toda la estética típica del cómic americano en boga solo diferenciándose del resto de cómics en su temática mucho más violenta y brutal.

La temática es excelente. Puedes sentir el odio hacia todo de Wesley y vivir como él vive la “des-sensibilización” que lo convierte en una persona a la que la sangre y a muerte no le provocan ninguna reacción.

El mundo en el que hay solo supervillanos y los superhéroes viven en el recuerdo es también una creación muy atractiva. Siendo esta base del comic de lo mejor. Luego influirá en otros autores (ya veréis la reseña de SteelHeart) pero sobre todo se irá convirtiendo en la temática de lo que luego será Kick-ass.

Es cierto que en esta obra al igual que en Kick-ass aparca lo filosófico para dar rienda suelta a lo irónico y lo brutal, con un comic violento plagado de palabrotas que van dando forma al oscuro mundo de Wanted.

Curiosas las referencias a héroes clásicos como Superman, o Batman o Wonder Woman, medio ocultas como el caballero de la noche o la princesa guerrera y más gamberras como la capa de supermán, su clon subnormal (Fuckwitt) o su “condon de kriptonita” para poder tirarse a su novia (en serio jajaja).

En general no deja títere con cabeza y al final su moralina es reprobable, quizá por eso es solo para adultos, igualmente si tiene un fondo de criticar nuestras vidas de oficinista “de mierda” que vivimos muchos de nosotros.

Calificación: Muy bueno

Lo Mejor: El tema, el personaje principal, el dibujo

Lo Peor: Excesivamente violento, muchos temas adultos, crueldad innecesaria

Lo Releería: Es la 2ª vez

Lo Recomiendo: Mucho para amantes del cómic es un cómic estupendo, menos filosófico que Watchmen pero mucho más divertido.

Si quieres comprar el cómic (en un único tomo)

WANTED (SE BUSCA) (CÓMIC USA)

Otros comics / libros que podrían gustarte

– Watchmen

– Steelheart – Brandon Sanderson

Hoy me ha pasado algo muy bestia

Trailer de la película inspirada en el cómic

1 comentario

Archivado bajo Aventuras, Ciencia Ficción, Humor, Muy bueno, Novela gráfica