Archivo de la etiqueta: Seth Grahame-Smith

Abraham Lincoln, Cazador de Vampiros – Seth Grahame-Smith

Reseñado por Bitterblink

Abraham Lincoln - Cazador de Vampiros - Seth Grahame-Smith

Abraham Lincoln – Cazador de Vampiros – Seth Grahame-Smith

Esta semana ya he reseñado el anterior éxito editorial de Seth Grahame-Smith, “Orgullo, Prejuicio y Zombis”, así que no voy a ahondar en su curriculum. Baste decir que a mi el anterior libro no me gustó demasiado, de hecho lo consideré pasable. Quizá la razón de que me animara a leer este libro fue que no había un libro previo que se reescribiera en este caso.

Pero vamos al lío. El escritor es coaccionado por un extraño cliente de su librería a escribir una obra en base a unos extraños cuadernos que se titulan “El diario de Abraham Lincoln”. Ante la estrafalaria idea de su cliente “H” decide pasar hasta que un extraño individuo le convence de que se trata de un documento real y que los vampiros existen.

Así es como el autor se enfrenta a la revisión de la biografía del “honesto Abe” transcribiendo tanto la biografía pública y completándola con sus pensamientos privados y sus vivencias de su vida “secreta”. Así es como nos narra su infancia triste como colono hijo de un padre algo holgazán que tiene tratos con un rico terrateniente. Tras algunos sucesos extraños Abe pierde a su madre de algún tipo de fiebre. Su padre se vuelca en el alcohol y un día entre los vapores alcohólicos le cuenta a Abe que en realidad su abuelo no fue asesinado por indios salvajes sino por un vampiro y que su madre tampoco ha muerto de fiebres sino que ha sido un vampiro el que le ha matado.

Así es como Abe aprende el odio terrible hacia los chupasangres y casi sin darse cuenta se entrena para convertirse en cazador. Caza su primer vampiro, el asesino de su madre, poco después. Y así comienza una vida secreta como cazador.

Su primera cacería como cazador inexpertos casi termina en desastre. Pero le salva un extraño individuo llamado Henry que pronto le cuenta que él también es un vampiro, pero que él piensa ayudarle porque no todos los vampiros son iguales, no todos desean robar niños de sus casas ni dominar a todos los humanos. Algunos mantienen su “lado humano” y no desean ver a los hombres esclavizados por los vampiros.

Así comienza Abe a ser entrenado por H y posteriormente a seguir sus instrucciones de cazar a este u a otro individuo. Durante sus viajes Abe conoce el sur y en Nueva Orleans conoce a Poe que en este caso también es testigo de la existencia de los vampiros y desea convertirse en uno. Allí también descubre otro de los grandes secretos del sur… no es que la esclavitud sea su prosperidad, sino que también es la fuente de alimento de los vampiros, que compran esclavos para alimentarse de ellos y nadie lo investiga pues un esclavo no es más que un objeto, una propiedad.

Abe, de fuertes principios morales, aborrece la esclavitud, pero aún la aborrece más cuando se da cuenta que tras ella realmente se esconde el poder de los vampiros y determina que algún día para acabar con una plaga debe acabar con la otra.

Es entonces cuando Henry le convence de que es un hombre con un destino más grande: el de librar a EEUU de la esclavitud y del vampirismo al mismo tiempo y así es como Abe se embarca en la política y posteriormente en una cruenta guerra contra el sur que debe ganar para proteger la libertad y la sangre de todos los seres humanos.

Este libro me ha encantado la verdad. Es entretenido pese a que la biografía de Lincoln tiene muchas partes soberanamente aburridas que en este caso el autor sazona con ficticias cacerías de vampiros. Todos los datos biográficos son ciertos o bastante aproximados, aunque en páginas web americanas critican algunos fallos garrafales como de cuando data su amistad con Grant, quién era el Secretario de Estado no se cuando y en que fecha conoció a no se quién. Bueno para los americanos con tan corta historia y con un personaje tan glorificado (y no sin motivo) como Abe Lincoln les parece un escándalo que meta algún fallo. Yo los encuentro anecdóticos.

El libro es muy entretenido y el personaje de Abraham es muy interesante y gana en humanidad al incluir sus ficticios pensamientos. Es un personaje trágico, atormentado que pierda varios hijos a lo largo de su vida y que el autor pone voz a través de los pasajes del Diario de Abraham Lincoln.

La narrativa es en tercera persona salvo en los “fragmentos del diario” en otra tipografía donde el narrador es Abe Lincoln él mismo. Eso hace que los pasajes menos relevantes de la vida de Lincoln pasen con un par de líneas breves y las partes más importantes se cuenten en detalle lo que le da mucha vida y frescura a la narración.

Es cierto que el autor juega con la “realidad” incluyendo fotografías “reales” (RETOCADAS) y algunas fuentes también ficticias como las cartas del soldado Andrew Merrow afirmando que los Confederados llevaban vampiros entre sus filas.

Los vampiros también son originales, tienen forma humana pero son sensibles al sol los primeros 300 años, luego con gafas oscuras pueden salir a la luz. Solo se transforman cuando cazan sacando colmillos y ojos completamente negros. No se explica nada de su fisiología pero casi mejor, al autor no le sienta bien entrar en estos detalles.

Está muy bien trazado el argumento que justifica hechos reales con razones ficticias redondeando esta doble vida que se inventa el autor. Es de lo que más me ha gustado y por lo que recomiendo el libro.

Calificación: Bueno

Lo Mejor: La hábil mezcla entre lo real y lo ficticio

Lo Peor: La vida de Abe es trágica en ocasiones

Lo Releería: Puede, pero sobre todo vería la peli jeje

Lo Recomiendo: Ideal libro veraniego con algo de culturilla de fondo, para fans de la literatura de acción y de terror (aunque de esto tiene poco)

Bitterblink

Bonustrack

2 comentarios

Archivado bajo Bueno, Novela Histórica, Vampiros

Orgullo, Prejuicio y Zombis – Seth Grahame-Smith

Reseñado por Bitterblink

Orgullo Prejuicio y Zombis - Seth Grahame-Smith

Orgullo Prejuicio y Zombis – Seth Grahame-Smith

Seth Grahame-Smith ya había llamado la atención de este humilde lector con su librito “Cómo sobrevivir a una película de terror” que prometo reseñar más adelante. Tiene otros libros, uno sobre Spiderman y su historia y otro sobre la historia del cine pornográfico de EEUU. La verdad es que no son cartas de presentación demasiado buenas, pero digamos que con este libro ha vendido 20 millones de copias y con su siguiente libro “Abraham Lincoln, Cazador de Vampiros” está por la misma vía y por cierto de este último ya hay peli.

Pero vamos al lío. Elizabeth Bennet vive con su familia en una casa señorial y mientras que su padre es un hombre sensato que ha decidido educar a sus 5 hijas para que no sean solamente esposas en la vida, su mujer cree que lo único que puede hacer con ellas es casarlas bien (puesto que a la muerte del Sr. Bennet toda la fortuna irá a parar a herederos masculinos), por eso no entiende por qué las tres han sido entrenadas en las llamadas Artes letales, un modo de defensa personal asiático diseñado para enfrentarse a los no-muertos que campan a sus anchas por la campiña británica pese a que las milicias los mantienen controlados fuera de las ciudades.

En esta tranquila vida llega la noticia de que llegan nuevos vecinos adinerados, concretamente los Bingley que son pronto invitados a cenar con la secreta esperanza de que el joven Charles Bingley se case con una de sus hijas. Con los Bingley viene Fitzwilliam Darcy, un caballero muy alto, más que Elizabeth incluso y bien parecido pero bastante callado. Durante la cena Bingley sugiere a Darcy que saque a Elizabeth a cenar y el rehúsa diciendo que no es suficientemente bella. Con lo que Elizabeth enfurece y no para de atacar con su afilado ingenio al señor Darcy.

Superado este percance la menor de las hermanas Bennet (Jane) es invitada a la residencia de los Bingley de donde surge una incipiente relación. Entretanto su familia intenta casar a Elizabeth con el primo Collins, un pastor pomposo cuya patrona Lady Catherine de Bourgh (que por cierto mantiene un ejercito secreto de ninjas entrenados y es considerada una de las mejores guerreras del reino) considera que debe casarse con una de las Bennet.

Tras un baile en el que sugieren a Darcy que baile con Elizabeth. Allí discuten agriamente y mientras que él cada vez la admira más ella le detesta cada vez más, hasta que un repentino ataque zombi hace a todos entrar en modo combate y solo las hermanas Bennet y Darcy están a la altura de enfrentarse al horror.

Es en ese momento cuando hace aparición Wickham, un oficial que hace que Elizabeth comience a enamorarse, y que detesta a Darcy (el odio es mutuo) porque supuestamente le robó la herencia. Tras la aparición de Wickham Bingley desaparece y no da señales de vida a Jane ante lo cual ésta muy asustada pide ayuda. Elizabeth tendrá que resolver el amor de su hermana, descubrir la relación entre Wickham y Darcy y a ser posible sobrevivir a los zombis.

En fin, qué puedo decir… Que si no fuera porque había leído otro libro suyo diría “TIMO” sin más dilación. El caso es que Seth Grahame-Smith es un amante de la literatura y por eso respeta en toda su esencia el libro de Austen. Y solo en determinados párrafos mete el “copy-paste” y añade combates contra los no muertos. Eso quiere decir que sea como sea no es un buen libro de zombis, pero como hito de la literatura romántica, Jane Austen sigue siendo una autora digna de leer. Pero vamos que deja descontento a los lectores de zombis y a los de los clásicos románticos.

Sin embargo se complementan bien, aunque suene absurdo el aburridísimo libro de Austen para un lector masculino que no gusta de novelas que se basen en el mundo interior de los personajes que me aburre soberanamente, le añade el punto justo para que pueda terminarlo sin arrojarlo a la chimenea. Si puede que sea pecaminoso decir que Austen es aburrida pero para mi lo es y reconozco que añadirle la gracieta de los zombis hizo que me tragara el rollo Wickham – Elizabeth – Darcy hasta el final (incluyendo algún añadido donde Grahame-Smith ya se le va la olla hablando de ejercitos secretos de ninjas pero bueno).

El libro en esencia es el de Austen, con lo que la crítica de verdad debería ser sobre Orgullo y Prejuicio que es lo que separa a Darcy y a Elizabeth durante todo el libro, donde no se hablan claro en ningún momento. A mi Austen me parece que no ha perdido su originalidad ni siquiera en la época en que estamos con unos personajes femeninos tan buenos como Elizabeth y tan plastas como su madre. Sigo sin soportar los momentos de introspección de Elizabeth que parecen durar páginas y páginas y páginas “Darcy pensará que blah blah blah…” “pero Wickham pensará esto” y así todo el rato. Gracias a los humorísticos párrafos de Grahame-Smith pude enfrentarme a terminar el libro sin que me obliguen en el instituto.

Eso si, no puedo decir más que que es Pasable. Meter párrafos en un libro ya escrito me parece el colmo de la vaguería. Me lo leí y conseguí superar el tedio, pero no lo recomiendo.

Calificación: Pasable

Lo Mejor: Respeta la esencia de Austen

Lo Peor: La novela de Jane Austen era aburrida antes y los ataques zombis añadidos se “notan” demasiado

Lo Releería: NUNCA

Lo Recomiendo: Si te obligan en el instituto a leerte “Orgullo y Prejuicio”, mejor léete éste

Bitterblink

Link del libro en Amazon.es

Orgullo y prejuicio y zombis (Narrativa (umbriel))

Deja un comentario

Archivado bajo Malo, Novela Romántica, Zombies