Archivo de la etiqueta: David Wellington

Odio – David Moody

Reseñado por Bitterblink

Odio - David Moody

Odio – David Moody

David Moody es conocido en esta página por su saga Autumm, conocida en castellano como Septiembre Zombi y sus continuaciones, Ciudad Zombi y Zona Zombi (he leído las tres que son vagamente continuaciones unas de otras y tengo reseñada Zona Zombi). Empleado de Banca y escritor online aficionado, rompió todo un record de descargas con su primer libro distribuido gratuítamente por internet hasta que un editor decidió comprar los derechos (de hecho hay hasta una película en proceso). En paralelo escribió esta novela, Odio en castellano pero titulada originalmente “Hater” que Moody publicó en 2006 y que luego confirmó con trilogía cuyos derechos fueron inmediatamente adquirida por una editorial, sirviendo esto como prueba de la expectación que este libro ha generado, llegando hasta una película actualmente en rodaje (prevista para 2014) del director de “El Orfanato” y de la impactante “Lo Imposible”, Juan Antonio Bayona delegada en el por el mismísimo Guillermo del Toro.

Vamos al lío. Daniel McCoyne es un oficinista que trabaja para el ayuntamiento, concretamente en la parte de reclamaciones de multas de tráfico donde no tiene esperanza de ascender y donde sabe que es objetivo del odio de su supervisora Tina y de la indiferencia de sus compañeros, amén del odio de la gente que llega a quejarse de una multa te tráfico. Daniel está casado con Elizabeth, Lizzie, y tiene 3 hijos pequeños. Vive en una vivienda de protección oficial demasiado pequeña, tiene un coche demasiado pequeño y considera que por haber tenido tantos hijos tan joven ha dejado de disfrutar de la vida. Unimos a esto que Harry, su suegro, le odia y le desprecia por considerar que su hija merecía alguien mejor, pero a la vez es el único apoyo que tiene la familia. En resumen, su vida personal y laboral es un auténtico desastre.

En este contexto Daniel va narrando su día a dia hasta la nausea. La amargura de la vida en pareja con un amor que se resquebraja, el hastío del trabajo, el cansancio con unos hijos maleducados a más no poder (realmente llegas a entender las ganas de Daniel de no haber tenido hijos), algo raro empieza a suceder. Empiezan a llegar noticias de unos extraños raptos de locura de gente aleatoria que de repente ataca y frecuentemente asesina a quién tiene alrededor.

Estos incidentes, aislados según el gobierno, comienzan a multiplicarse y a extenderse por todo el país. El propio Daniel es testigo de un ataque en un pub en el que está comiendo con sus hijos y posteriormente reciben un nombre: Los Hostiles (Haters en el original, me parece un buen trabajo de traducción, no encontraba una buena traducción de Hater, la verdad). Pronto Daniel presencia como un grupo de personas “normales” apalea hasta la muerte a uno de los llamados Hostiles y esto solo es el principio.

Pronto Daniel se termina refugiando en casa con su familia y con su suegro intentando protegerse de la plaga mientras ve como el ejercito va poco a poco intentando limpiar la ciudad con métodos expeditivos e inmisericordes. Y sin embargo, aunque él se cree seguro, los hostiles están más cerca de lo que piensa.

La verdad es que este libro busca y consigue agobiarte con una vida diaria. La vida de Daniel McCoyne es un auténtico infierno aunque no le pasa “nada” realmente, solo que “todo es una mierda”. El libro avanza con lentitud en las primeras páginas, tanto que reconozco que he estado varias veces a punto de dejarlo, es cansino y agobiante salvo alguno de los comienzos de capítulo que narran uno de los “raptos de locura” de alguno de los hostiles. Yo no soy dado a leer “realismo sucio” por eso leer esta vida desencantada y totalmente gris es una experiencia muy muy cansina. Te pasas toda la primera parte del libro esperando “que pase algo” y cuando crees que va a ser así… pues te equivocas otra vez. Justo cuando pensaba que si leía una página más tiraba el libro por la ventana el libro da un giro de guión total y genial y comenzamos a leer la historia desde el punto de vista de los hostiles. Y fue por esta segunda parte del libro lo que me enganchó y me hizo considerarlo un buen libro, muy bueno en su parte final, muy aburrido en la inicial.

Reconozco que me sobran algunas cosas de cómo escribe el Sr. Moody, especialmente su obsesión por los genitales, porque, digo yo, ¿no puede cortarle la garganta? ¿por qué tiene que seccionarle el pene?, entre penes, testículos y paquetes escrotales reventados terminas francamente con mal cuerpo. Abunda un poco excesivamente en el gore en determinadas escenas y encima en el gore genital que a mi me parece de mal gusto. Pero bueno es mi opinión que igual soy muy delicado.

Respecto al libro después de ese giro inesperado en el guión, diré que es lo que justifica que esté escrito. Alguna vez he pensado en un libro desde el punto de vista de un zombi, como “Diario de un Zombi” de Sergi Llauger, pero nunca como lo plantea el autor. Es decir como un “Ellos o nosotros”, que ven a los supervivientes “normales” como asesinos en masa sin conciencia que se creen en derecho a acabar con los “zombis” solo para sobrevivir. Me recuerda a esa genial vuelta de tuerca en “Soy Leyenda”. Puesto que si lo normal son los “Hostiles” los humanos normales son los monstruos. Y así te lo consigue hacer sentir el autor y así es como valoro este libro.

Es la parte del libro con más acción y donde a pesar de estar contando la historia te identificas y empatizas con el personaje principal, algo que yo no consigo con Daniel McCoyne el oficinista. Cuando me di cuenta tuve que reconocer la genialidad. No puedes empatizar con un humano que tiene una vida mala, pero en cambio consigues empatizar con un Hostil con cuya vida quieren acabar. David Moody demuestra así su poderosa pluma para que te hagas replantearte quiénes son los verdaderos monstruos. Si llegas a esto es cuando la novela hace “boom” en tu cabeza. Si llegas…

Me parece en conjunto un buen libro que incluso podría haber sido una genial novela autoconclusiva, pero me ha parecido interesante que sea una trilogía, porque iré a por el siguiente libro. He leído varias opiniones en internet de gente que no pudo acabar el libro, lo lamento por ellos, quizá deban esperar a la película para entender la grandeza de este libro que empieza muy muy flojo.

Clasificación: Bueno

Lo Mejor: La segunda parte, cuando entiendes ambas partes juntas al identificarte con un personaje y no con otro

Lo Peor: La primer parte… aburriiiiiiida, el gore, para mi dos penes seccionados son demasiados por novela

Lo Releería: Creo que releería solo la segunda parte, o ni eso, iría a por el siguiente de la trilogía y si, veré la película

Lo Recomiendo: Si, pero no a cualquiera, solo a lectores adultos independientemente de que seas fan o no de la temática zombi, mejor si te gustan las novelas de acción o si te gustó al insuperable Soy Leyenda.

Link al libro en Amazon.es

Odio (Fuera de colección)

Original en inglés

Hater

Otros libros que podrían gustarte:

Diario de un Zombi – Sergi Llauger

Zona Zombi – David Moody

Soy Leyenda – Richard Matheson

Bitterblink

Deja un comentario

Archivado bajo Bueno, Drama, Terror, Zombies

13 Balas – David Wellington

13 Balas - David Wellington

13 Balas - David Wellington

Reseñado por Bitterblink

David Wellington nacido en Pittsburgh en 1971 es un autor que se ha creado a si mismo gracias a internet. No dudo que sus méritos académicos no le hayan formado (tiene un master de escritura creativa y otro de algo llamado “Library Sciences” que al menos parece relacionado jeje) pero sobre todo es conocido por haber publicado la primera novela de cada serie como un blog online. Este es el caso que nos ocupa.

Wellington es más conocido por su trilogía sobre zombies que también publicó en forma de serial online y que le ha llevado incluso a contribuir como guionista en la serie Marvel Zombies. Este es otro acercamiento a un género que parece que le ha ido bien.

Pero vamos al lío. Mediados de los 80, Jameson Arkeley es el primer agente federal en perseguir un vampiro puesto que se creían extintos hacía 200 años, sin embargo Lares ha resultado ser un vampiro activo. El operativo para capturarlo compuesto por un montón de policías no tiene ni idea de lo que sirve contra un vampiro… Ni cruces, ni ajo, ni balas de plata, ni agua bendita… Lares los destroza a todos y huye llevándose a Arkeley hasta su guarida como “tentempié nocturno”, allí descubre 3 ataúdes a los que Lares alimenta con la sangre que ha consumido, Arkeley consigue acabar con Lares y prende fuego a la cabaña.

Año 2003, la agente de carreteras Laura Caxton se encuentra investigando un coche con cadáveres en el maletero, cuando el caso pasa a manos de un tal Arkeley, frío y oscuro que le va contando que se trata de un asesinato realizado por vampiros, lo que se termina probando por la presencia de un brazo de un siervo (no-muerto creado por el mordisco de un vampiro).

Así es como Laura se mete en la persecución de Arkeley de los vampiros y cómo descubre que Lares no fue el último vampiro: queda otro vivo, la manipuladora Malvern que busca su venganza encerrada en una prisión sanatorio donde un doctor medio loco la alimenta con su propia sangre.

¿Por qué Arkeley la ha elegido? ¿Qué quieren los vampiros de ella? Esas son las preguntas que Laura Caxton tendrá que ir resolviendo a lo largo del libro.

Reconozco que es un libro tremendamente “cinematográfico”, vamos que es fácil imaginarse una película sobre él, tiene mucha acción y constantemente pasan cosas. Esto se entiende por ser un “serial” escrito en internet: no puedes dejar que la tensión decaiga o perderás a los lectores.

El personaje de Arkeley es un duro de los de Clint Eastwood pero más oscuro y amargado, no tiene “lado tierno” es y continúa siendo más “maestro” que compañero de Caxton.

Laura Caxton es un personaje femenino fuerte. Es lesbiana declarada aunque no lo va publicando ni hace campaña al respecto. Ella se cree más frágil de lo que es pero en los peores momentos saca fuerzas de donde no las hay.

En general el tandem funciona muy bien, aunque a veces las apariciones de Arkeley son demasiado “mágicas” apareciendo en el momento justo en más de una ocasión y justificándolo en base a unas dotes deductivas un poco “demasiado buenas”.

El tratamiento de los vampiros es curioso, puesto que el mundo de Arkeley es un mundo moderno donde los vampiros existen pero llevan años extintos (o eso creen) igual que los hombres lobo y otros monstruos de novela. Aquí no está el típico argumento de “los vampiros existen, ¡¡Que alguien me crea!!”, aquí todo el mundo sabe que existen, solo se extrañan de que queden vampiros vivos.

Luego que sean medio bestias – medio magos me gustó más que el vampiro “vírico” de Nocturna de Guillermo del Toro. Eso si, matar aquí un vampiro pierde parte de glamour: Muchas balas de punta hueca, fuego y quizá un martillo neumático en vez de una estaca.

Al ser un serial de internet hay cosas que flojean, porque los personajes están el 90% del tiempo en una situación límite a punto de morir, nunca esperan a los refuerzos y a veces ni siquiera los llaman o llegan demasiado tarde. En algunas ocasiones no se termina de explicar por qué no se los cargan pero supongo que es parte de “la magia del cine” porque realmente son escenas “muy de película” que dejan a un lado la credibilidad.

Reconozco que es muy entretenido y que el autor ha ido creando un mundo y unos personajes atractivos y vivos para las siguientes novelas de la serie, algo que se nota por ejemplo en el cariño que se toma en crear el camión blindado “Granola Roller” y a su tripulación de especie de SWAT cuando luego no intervienen en la acción: ¿La razón? los guarda para las siguientes novelas.

Lo que puedo decir es que es como cualquier peli de acción moderna, MUY entretenida, salvaje en la acción, buscando la “emoción fácil” pero si le buscas las vueltas es un poco ilógica. Si te sabes dejar llevar por la acción y leyendo se te llenan las fosas nasales con el olor a cordita probablemente este sea tu libro, pensemos que 13 balas hace referencia al cargador de la pistola Glock 23 que es lo que lleva Arkeley para matar vampiros.

Calificación: Muy entretenido

Lo Mejor: Arkeley es un gran personaje

Lo Peor: Algunas cosas ridículas como el “arte menstrual” de la novia de Caxton, algunos momentos ilógicos donde Arkeley aparece “de la nada”

Lo Releería: Puede, tiene en su favor el entretenimiento

Lo Recomiendo: a Fans de las películas de acción, si te gustó “Asesinos Natos” o las pelis de Vin Diesel igual este es tu libro… ah también tiene vampiros

Bitterblink

Link al libro en Amazon.es

13 balas – David Wellington

Deja un comentario

Archivado bajo Aventuras, Entretenido, Vampiros