Archivo de la etiqueta: Gonzalo Giner

Las ventanas del cielo – Gonzalo Giner

Reseñado por Malosa

Este es el segundo libro que leo del madrileño Gonzalo Giner, tras su estupenda novela El sanador de caballos. Esta primera me gustó mucho, sobre todo porque era muy, muy, muy entretenida. Tenía algunos fallos significativos, es verdad, pero yo los asocié a la inexperiencia de un autor novel por lo que no penalizaron mi opinión general.

Las ventanas del cielo sigue siendo un libro entretenido (menos que El sanador de caballos, pero entretenido al fin y al cabo). El problema es que esos fallos que yo no penalicé en el otro caso se siguen manteniendo en este. Y cuando hablamos de una 5ª o 6ª novela, ya no es ni justificable ni perdonable.

Sinopsis

En la Edad Media hubo quien levantó catedrales de piedra para hacer de ellas la casa de Dios, pero fueron los maestros vidrieros quienes las convirtieron en auténticos sagrarios de color y luz.

Siglo XV, Hugo de Covarrubias decide renunciar al destino que su padre, un mercader de lanas, le ha marcado. Su decisión hace que abandone Burgos, pero también a Berenguela, su íntima amiga, y a su ambicioso hermanastro Damián, que ansía hacerse con la empresa familiar. Pero todo cambia al descubrir que su padre está siendo traicionado. Se ve obligado a huir para salvar la vida embarcándose en un ballenero vasco, en el que conoce a Azerwan, un fascinante hombre que se define como contador de leyendas y con quien compartirá en África un prometedor negocio de venta de sal. La venganza le hace escapar de nuevo, esta vez con una mujer, Ubayda, y un extraordinario halcón, Aylal, en busca de su verdadero destino: aprender el arte de las vidrieras.

Una novela épica y de aventuras que se desarrolla en escenarios tan dispares como el desértico norte de África, la inexplorada Terranova y algunas de las más pujantes ciudades europeas de la época (Brujas, Lovaina o Burgos) y sus catedrales, en un tiempo en el cual sus viejas paredes se fueron abriendo para convertirse en auténticos sagrarios de cristal, …

Opinión personal

Independientemente de que, en general, mi opinión no vaya a ser del todo positiva, la novela tiene cosas que están muy bien, en concreto:

  • La forma de contar la historia, directa, con mucho diálogo, muy amena … Esto redunda en un libro bastante entretenido, al que volveremos con ganas.

  • Toda la parte histórica, impecable en mi opinión y muy bien documentada. Además de que el autor utiliza varios escenarios muy distintos (Flandes, Burgos, Túnez, Terranova en Canadá, Venecia, Lovaina…) y en cada uno recrea modos de vida variopintos (el mercado de la lana, los balleneros vascos, el comercio de la sal, las costumbres beduinas, el arte de la construcción de las vidrieras, etc…).

  • Adicionalmente, toda esta temática variopinta es didáctica a más no poder. Los lectores aprenderemos muchas cosas a partir de las aventuras de nuestro protagonista por los distintos escenarios descritos.

  • A destacar también la evolución de algunos de sus personajes a lo largo de la novela, básicamente el caso del protagonista. Por tanto, se podría considerar también una novela de crecimiento personal.

Por el contrario, desafortunadamente también tengo que destacar cosas que no me han gustado:

  • La novela es amena y directa, sí. Pero también muy poco profunda y detallada en cuanto a la acción y los personajes, más allá de su inmaculada descriptiva histórica. El inicio es súbito, en muy pocas páginas entramos de lleno en la acción sin apenas introducción y sin conocer ni a los personajes ni estar situados en el contexto. Y esta dinámica se mantendrá a lo largo de las páginas. Falta reposo.
  • Los personajes en mi opinión son planos y en algunos casos resultan fastidiosos. El continuo y ofuscado enamoramiento de Berenguela año tras año es agotador y diría que poco creíble. Tampoco veo real que el protagonista, Hugo, sea tan íntegro durante todo el desarrollo. Todo el mundo tiene defectos y un punto de maldad, que creo que aquí no se percibe.
  • La parte de aventuras es correcta, pero las relaciones entre los personajes son predecibles, sabes de antemano qué encuentros va a haber y cómo se van a desarrollar. Además tiene un cariz melodramático que a mí personalmente me sobra.
  • Es un libro muy largo. Yo creo que le sobran páginas. No sé por qué todas las novelas de ficción histórica tienen que ser eternas. Y sobre todo las ambientadas en el medievo.
  • Lo peor de todo, en mi opinión, es que todos estos fallos se daban ya 3 novelas atrás. Y en esta última siguen apareciendo. Con lo cuál me falta la evolución positiva del autor.

En resumen, a mí me ha decepcionado un poco. Esperaba más de un escritor que creo puede hacerlo mucho mejor. De todos modos os digo lo de siempre: no he encontrado ni una sola reseña negativa de este libro, casi todas lo ensalzan. Así que es posible que la rara sea yo.

Por qué decidí leerlo: Por la experiencia anterior satisfactoria con el autor. Además, me apetecía leer algo de ficción histórica, es un género que de vez en cuando me gusta.

Lo mejor: Es ameno. Su parte histórica, bien trabajada, con temas muy variados y además tremendamente didáctica. La evolución de algunos personajes.

Lo peor: De nuevo el inicio es abrupto, el desenlace predecible, los encuentros entre los personajes melodramáticos, los personajes principales planos…y además es demasiado largo, en mi opinión.

¿Volvería a leerlo?: No, ni es tan entretenido para una relectura ni creo que sea un tipo de novela para leer dos veces. Lo que sí probablemente haga es hacerme con el anterior, Pacto de lealtad, que por la sinopsis tiene una temática que posiblemente me guste.

¿Lo recomendaría?: No, este no. El sanador de caballos sí, a pesar de sus fallos es muy entretenido y sólo por eso ya compensa.

Otros libros del estilo que podrían gustarte:

Malosa

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Aventuras, Entretenido, Novela Histórica

El sanador de caballos – Gonzalo Giner

Reseñado por Malosa.

Otro día más vengo con una novela escrita por un autor español. Por eso de dar oportunidades a los escritores patrios 🙂
De nuevo, reconozco que Gonzalo Giner no me sonaba de nada. Debutó en el mundo literario en 2004, aunque fue “El sanador de caballos” el que le lanzó a las cotas de crítica y público más elevadas. Es veterinario de profesión, con lo cual esta obra le viene como anillo al dedo, ya que nos cuenta la aventura de un veterinario en la edad media.

El autor inicia la acción en julio de 1195 en plena batalla de Alarcos que enfrentó a Alfonso VIII de Castilla contra los belicosos almohades de Abu Yusuf. La batalla se saldó con una derrota de las huestes cristianas y el fin de la reconquista durante cerca de dos décadas. Diego de Malagón es un chaval castellano, humilde hijo de un granjero, que ve cómo asesinan a su padre y una de sus hermanas, secuestran a las otras 2 y le roban a su querida yegua durante el conflicto. Huérfano y sólo en el mundo se dirige a Toledo, la ciudad de las tres religiones, para localizar a su yegua, Sabba.
Allí entablará relación con un veterinario mudéjar llamado Galib que le enseñará los secretos de cómo sanar a los caballos, bestias básicas en esta época feudal, tanto para la guerra como para el campo. Gracias al aprendizaje de este oficio, Diego vivirá grandes aventuras, recorrerá los reinos cristianos, el Al Ándalus Almohade y será protagonista de grandes eventos históricos, como la batalla de las Navas de Tolosa.

Si tuviera que resumir este libro en una palabra diría que es ENTRETENIDÍSIMO. Así, en mayúsculas. La prosa sencilla, casi juvenil de Giner, junto con la multitud de personajes de fácil identificación y la propia evolución del protagonista, hacen que literalmente devores las casi 800 páginas de esta historia. Esto ya es un punto positivo porque yo no sé vosotros, pero a mí el hecho de que un libro me entretenga y me tenga enganchada a su desarrollo, ya me parece bastante. Prefiero que el libro adolezca de calidad literaria a que se quede corto en entretenimiento.

Otro punto positivo es que se nota que el escritor es veterinario, porque su descripción de las andanzas y el trabajo del albéitar (el veterinario de la edad media) son muy completas, pedagógicas y abundantes durante todo el relato. Aquí Giner hace bien sus deberes y nos cuenta con detalle en qué consiste su amada profesión. Y lo hace muy bien.

Lo malo, es que aparte de estos puntos positivos, también detecto bastantes defectos en la novela. Fundamentalmente creo que le falta muchíiisima profundidad: tanto en la descripción de la época histórica (la pasa por encima y los datos que da parecen sacados palabra por palabra del libro de historia del bachillerato), como de los personajes (excepto Diego de Malagón, que es el protagonista absoluto, el resto de personajes se caracterizan por una cosa en concreto y ya. Mencía es dulce, Marcos es un oportunista, Fray Servando un envidioso, Galib es la honestidad hecha persona, etc.).

Otra cosa que no hace bien Giner es dosificar el ritmo de la historia. Es decir, va todo demasiado rápido. Por ejemplo, en las primeras 10 páginas del libro ya pasa de todo. Casi no nos han descrito a los personajes y muchos de ellos han pasado a mejor vida. Creo que Giner imprime un ritmo demasiado frenético, lo que va en beneficio del entretenimiento, pero en detrimento de la solidez narrativa.

Por último y para no ser exahustiva, esta falta de calado también se deja ver en los personajes. Muchos desaparecen y aparecen en esta historia, de repente y con unas reacciones que yo no me creo. No entro en detalles, pero vamos, las reacciones de Galib años después al reencontrarse con Diego, y las del propio Diego al ver a Mencía, no hay por dónde cogerlas.

En resumen, lectura ligera que te enganchará, entretendrá sobremanera y en la que aprenderás un montón sobre el mundo de los veterinarios. Pero si eres mínimamente exigente, dudo mucho que te convenza.

Por qué decidí leerlo: Entre mi librero y mi madre me animaron a comprarlo. Dudé un poco, pero la novela histórica medieval siempre me ha entretenido mucho. Ésta no ha sido la excepción.

Lo mejor: Es de lo más ameno que he leído yo en tiempo.

Lo peor: Le falta mucho desarrollo a este escritor, tiene que evolucionar en el tratamiento de la historia, el ritmo y los personajes.

¿Volvería a leerlo?: Creo que no. Y eso que no me he aburrido en ningún momento…

¿Lo recomendaría?: Sí, a lectores que busquen entretenimiento, les guste la novela histórica y no sean especialmente “pijoteros”.

Link al libro en Amazon.es

El sanador de caballos (Booket Logista)

Otros libros del estilo que podrían gustarte:

– El médico (Noah Gordon)
El lector de cadáveres (Antonio Garrido)
Los pilares de la tierra (Ken Follett)
Las horas oscuras (Juan Francisco Ferrándiz)

Malosa.

4 comentarios

Archivado bajo Aventuras, Entretenido, Novela Histórica