Archivo de la etiqueta: Leif G.W. Persson

Quien mate al dragón – Leif G.W. Persson

Quien_mate_al_dragonReseñado por Malosa.

Tengo que reconocer que leí este libro por pura casualidad. Y porque Grijalbo se ofreció a enviarme un ejemplar, que si no…
Tras mi anterior experiencia con Persson y su protagonista Bäckström en Linda, como el asesinato de Linda, se me habían quitado las ganas de seguir con la saga (sobre todo porque no soporté al aclamado protagonista). Pero finalmente lo leí. Y la verdad…me ha gustado. No como para que se convierta en mi autor fetiche de la novela negra nórdica (aquí ya sabéis que me tiene enamorada Jussi Adler-Olsen), pero sí como para que lo tenga en cuenta en el futuro. Y algún que otro libro suyo me lea.

En esta nueva entrega de Persson volvemos a encontrarnos con el desastroso, desagradable e incorrecto inspector Bäckström, que tras una temporada de destierro en el departamento de objetos perdidos vuelve a reincorporarse a su puesto. Para que no dé mucha guerra y no genere demasiado ruido, se le asigna un caso aparentemente fácil: la muerte de un alcohólico en una pelea. Sin embargo, esta investigación trae de cabeza a Bäckström y su desarrollado instinto (ejem) no le falla. Por pura chiripa, en unos días el caso se complica con un nuevo asesinato y su posible relación con un atraco a mano armada, ganando en importancia dentro de la policía.
La nación necesita un héroe y lo que Anna Holt, la nueva jefa del cuerpo de policía, necesita es que alguien mate al dragón por ella. ¿Y quién mejor que el desastroso Bäckström?

Lo que no me gustó fundamentalmente de Linda fue su protagonista, el afamado inspector de la policía sueca. En esta entrega no voy a decir que me haya llenado del todo, pero sí reconozco que ha protagonizado situaciones divertidas y que sus líos personales imprimen cierto entretenimiento a una novela básicamente de investigación policial. Porque en mi opinión este es el principal fallo de la novela: que describe de forma precisa, rica y detallada el trabajo policial, pero que no me da nada más. Y hasta me satura.

La primera mitad del libro es investigación policial. Pura y dura. Lo cual está bien y gustará a los puristas de la novela negra. Pero creo que puede resultar tedioso si, aparte del negro, quieres leer sobre algún otro color (y no hablo sólo del rosa). A mí desde luego se me hizo bastante eterno y lo de contar las páginas que me quedaban hasta el final varias veces no redundó en conseguir entretenimiento.
Con esto no quiero decir que sea malo acentuar un género concreto en una novela, sino que últimamente la policíaca (y especialmente la nórdica) ha sabido evolucionar para darnos en sus historias algo extra. Por ejemplo, Stieg Larsson incluía un fresco muy logrado de la sociedad sueca, aparte del negro. Camilla Läckberg logra matizar la oscuridad de sus entregas con un chillón tono rosa. Y Jussi Adler-Olsen nos regala unos personajes muy humanos y con los que te ríes a carcajadas, entre pista y pista policial.
Sin embargo, Persson opino que no logra nada significativo en este ámbito, aparte de un personajillo desagradable, hipócrita y machista.

Sigue sin gustarme el protagonista de la historia, aún no me hace gracia ni me resulta llamativo en ningún aspecto. Pero esta vez el escritor ha conseguido que tuviera más ganas de leer sobre él. Y hablando del individuo en cuestión, no puedo entender el éxito que despierta en el género femenino a lo largo de la historia, a menos que los gustos de las mujeres suecas difieran mucho a los nuestros. ¡Lo que liga el tal Bäckström, oye!

Sí que me parece acertada, sin embargo, la estructura de la novela. Especialmente a partir de la segunda mitad. Con este libro no tuve problemas de entendimiento como me pasó con Linda, libro en el que me perdía bastante, me liaba con los personajes y a veces no seguía el hilo de la historia. En este caso el argumento me parece más claro y aunque alguna vez Persson introduce largas descriptivas de personajes que no aportan nada o prácticamente ni aparecen, en general logra diferenciar bien a los caracteres y guiar al lector en la historia.

El final también me convenció, aunque de nuevo Persson no da opción al que lee de resolver el caso y se saca información importante de la manga en las últimas 20 páginas de la historia. Llegado a este punto el lector sólo podrá leer y decir, pues vale, Persson. OK.

En resumen, novela negra focalizada en la investigación policial por asesinato. Con un personaje principal atípico aunque en mi opinión desagradable y con un ritmo y resolución del caso superior y más entretenido que en el anterior volumen de la saga. Esta vez no es más de lo mismo, sino más y mejor, aunque sin llegar a muy bien.

Por qué decidí leerlo: Gracias al ejemplar que nos envió Grijalbo. Y menos mal, porque si no seguramente no lo habría leído.

Lo mejor: Que Bäckström me gustó un poquito más. Empiezo a cogerle el punto. La segunda mitad de la novela.

Lo peor: La detalladísima descriptiva sobre el trabajo policial en caso de asesinato creo que llega a aburrir. Que no entiendo el éxito de Bäckström con las mujeres.

¿Volvería a leerlo?: No, tampoco hay que pasarse. Me ha gustado más que el primero, pero ya.

¿Lo recomendaría?: Sí, este igual sí. Sobre todo a los seguidores de la novela negra más pura. Además, no hace falta leerse el anterior de la saga para seguir bien ésta.

Link al libro en Amazon.es

Quien mate al dragón (Intriga (grijalbo))

Otros libros del estilo que podrían gustarte:

Linda, como el asesinato de Linda (Leif G.W. Persson)
La maldición de los Dain (Dashiell Hammett)
El coleccionista (Paul Cleave)
Expediente 64 (Jussi Adler-Olsen)

Malosa

Anuncios

4 comentarios

Archivado bajo Entretenido, Novela Negra, Novela policíaca - thriller

Linda, como en el asesinato de Linda – Leif G.W.Persson

Reseñado por Malosa.

Pues resulta que el autor de este libro es un escritor conocidísimo en Suecia (desde hace 30 años!!) en el género de la novela negra. Yo reconozco que no me sonaba de nada y eso que me gusta el tipo de libros y el estilo de los suecos en esto de la policíaca. Ha sido galardonado 3 veces con el premio a la mejor novela por la Asociación de Escritores Suecos de Novela Negra y recibido algún otro premio más. Además, el autor es un conocido criminólogo y está metido en el mundillo de los servicios secretos suecos. Vamos, que parece que sabe de lo que escribe.
En su país será muy conocido, pero yo creo que fuera de él no lo es tanto y han sonado más otros escritores escandinavos como Stieg Larsson, Jussi Adler-Olsen o Camilla Läckberg y para mi gusto superiores a Persson (Sí!! Camilla también!!).

Está narrado en la pequeña localidad de Växjö durante un verano sueco inusualmente caluroso. Una joven aspirante a policía aparece violada y estrangulada en su casa. Para resolver el caso se solicita ayuda a la policía de Estocolmo y debido al periodo estival en que nos encontramos y los delirios de grandeza del vigente jefe de policía, se envía un equipo un tanto atípico. Lo liderará el inspector Evert Bäckström, un policía cuyo máximo interés es abusar de sus subordinados, engañar a sus superiores, adjudicarse el trabajo del resto y beber cerveza (entre otras virtudes). Bäckström, encantado de alojarse en el mejor hotel de Växjö a cuenta del departamento, se dedica a llevar el caso a su forma, a través de un proceso lento de análisis del ADN de la mitad de la población masculina de Växjö, en vez de recabar pistas e interrogar a los testigos y/o sospechosos. Mientras tanto, parte de su equipo trata de hacer lo posible para resolver el caso de forma más acertada.

No le he cogido el punto al libro, tengo que reconocerlo. Es una novela negra típicamente sueca pero con un puntito diferencial, que aglutina tanto la descripcíón de la investigación policial como el carácter de su personaje protagonista. Lo primero me ha gustado, lo segundo no.

La novela trata la investigación policial que ha de desarrollarse en caso de producirse un asesinato de forma detallada, precisa, sin olvidar detalle e intruyendo muy bien a los que somos profanos en la materia. La organización de la policía sueca, los distintos cargos, el tipo de pruebas y análisis a realizar, los interrogatorios a los testigos, familia y sospechosos…todo ello se describe a la perfección y de manera entretenida. Para mi gusto, es la principal baza del libro.
Lo que no acaba de convencerme de este punto es que el lector no tiene ninguna oportunidad de resolver el caso. Es cierto que no se trata de una novela de las de “encuentra al asesino vía deducciones de entre todo los personajes que hay”. Pero aún así, es imposible localizar al asesino ni sus motivaciones con el planteamiento del autor. Sólo puedes leerle, seguirle y estar de acuerdo en cómo lo resuelve. No aspires a más porque no vas a poder.

Sobre la personalidad del protagonista (por decir algo, porque hay infinidad de personajes con importancia y que podrían asumir este papel), qué decir… Desde luego diferente es, pero eso no garantiza que guste ni que genere empatía. Es un individuo vago, borracho, trepa, pervertido, más bien cortito y que se cree un lumbreras, aprovechado y desagradable en casi todos los aspectos. No acabo de entender el objetivo de dar el peso de una novela a un tipejo así. Además, no tiene ni puñetera gracia. No sé si a un lector masculino le resultarán divertidos el humor o los comentarios de este hombre, pero casi con toda seguridad os digo que a los mujeres no nos hace gracia este humor zafio.
Me resulta mucho más conseguido el inspector Carl Morck de la serie del departamento Q de Adler-Olsen. Es también un gruñón y un vago, pero no da asco, consigue que te identifiques con él y desprende muchísimo más humor. No sé quién copiaría a quién en la creación del personaje (si Adler-Olsen a Persson o viceversa), pero sin ninguna duda está más conseguido y es más carimático el personaje de Adler-Olsen.

Otra cosa que no me ha gustado es la infinidad de personajes parecidos que hay (casi todos integrantes de la policía o ayudantes que participan en la resolución del caso), a los que que casi no distinguía y sobre los que no se ahonda demasiado (excepto sobre Lewin, que encima es el único medianamente normal de toda la panda que hay). Yo no sé si eran los nombres en sueco o que los personajes no están excesivamente bien caracterizados ni descritos, pero la cosa es que me costaba distinguirlos.

El libro es entretenido, eso no lo discuto, diferente en su género y correctamente escrito. Pero no me ha convencido nada. Aunque una cosa hay que reconocerle al escritor: ha logrado que no hable bien de su libro, sí…pero ha logrado que hable de él y me quede con su protagonista, a pesar de haberlo aborrecido. Creo que es mejor que hablen mal de ti, a que no hablen. La indiferencia es la peor reacción, a mi juicio, que puede generar un libro.

Por último, contaros que éste es el primer volumen de una trilogía protagonizada por el detective Bäckström. El segundo aún no está publicado en España (estará en Enero de 2013) y va a llamarse “El que mate al dragón”. Teniendo en cuenta lo poco que me ha caído en gracia el dichoso Bäckström, dudo mucho que me lo lea. Pero siguiendo mi costumbre sí le daré la segunda oportunidad de rigor al autor y me leeré otro libro suyo. Muchas veces cambio de opinión (me ha pasado, por ejemplo, con Murakami).

Por qué decidí leerlo: Grijalbo tuvo la amabilidad de enviarnos un ejemplar gratuito.

Lo mejor: La investigación policial y lo bien que está contada. Su diferencia con respecto a la restante novela negra que he leído, incluyendo a su personaje protagonista.

Lo peor: También su personaje protagonista, un tipejo de lo más desagradable. Que la resolución del crimen tiene trampa (no lo puedes resolver, vamos). La cantidad de policías suecos que aparecen, todos iguales y a los que cuesta distinguir.

¿Volvería a leerlo?: No.

¿Lo recomendaría?: Sólo amantes de la novela negra o fans de la escritura nórdica, y con reservas.

Link al libro en Amazon.es

Linda, como en el asesinato de Linda (Intriga (grijalbo))

Otros libros del estilo que podrían gustarte:

Departamento Q. La mujer que arañaba las paredes (Jussi Adler-Olsen)
– Aurora Boreal (Assa Larsson)
La princesa de hielo (Camilla Läckberg)
El coleccionista (Paul Cleave)

Malosa.

5 comentarios

Archivado bajo Entretenido, Novela Negra, Novela policíaca - thriller