Archivo de la etiqueta: Un Disparo

Un Disparo Jack Reacher – Lee Child

Reseñado por Bitterblink

Un Disparo Jack Reacher - Lee Child

Un Disparo Jack Reacher – Lee Child

Lee Child es el pseudónimo en realidad de Jim Grant, un escritor británico de thrillers cuya obra se centra en el personaje de Jack Reacher, un policía militar del ejercito de los EEUU que posteriormente deja el ejercito para dedicarse a tareas de investigación alternativas. Su curriculum profesional incluyen la carrera de derecho y varios años de trabajo en televisión antes de escribir su opera prima “Killing Floor”. Tras el éxito de esta novela se traslada a vivir a EEUU y se dedica full time a escribir.

De este personaje lleva escritas 16 novelas de las cuales he localizado en castellano 4, de la 7ª a la 10ª siendo este libro realmente el 9º de la serie y el que finalmente ha sido llevado al cine con Tom Cruise en el papel de Jack Reacher.

Vamos al lío. La historia gira alrededor de una masacre perpetrada por un francotirador a la salida de unas oficinas en hora punta que termina con 5 víctimas. Gracias a la pericia policial se consiguen múltiples pruebas que señalan a un único sospechoso: James Barr, un ex-soldado retirado y francotirador. Al enterarse de la noticia, Reacher, que lleva años retirado del ejercito decide viajar hasta Indiana donde se ha producido el tiroteo.

A la vez, la angustiada hermana del acusado al que todas las pruebas señalan, Rosemary Barr, se aferra a una joven abogada hija del fiscal del distrito para que defienda a su hermano. James Barr se niega a declarar y solo hace una petición “Traigame a Jack Reacher”.

Allí Reacher se reúne con la abogada defensora y con la hermana, que creen tener consigo a un testigo clave de la defensa para decirles que él no busca ayudar a Barr sino enterrarle por lo que ha hecho, puesto que cuando era policía militar tuvo que enfrentarse al feo caso del asesinato de 4 marines americanos en Kuwait perpetrado por el propio Barr y fue tarea de Reacher descubrir que fue él y arrestarle. Hace 14 años de aquello pero Barr le prometió que no reincidiría y si ha sido él Reacher quiere encargarse de que lo condenen a muerte.

La historia se complica con una pelea en la cárcel donde mantienen a Barr que termina con graves heridas y con amnesia temporal respecto a los días en los que se produjo el tiroteo. Así Reacher casi sin quererlo se termina involucrando en el caso en el que por mucho que las pruebas apunten a Barr nada es lo que parecía al principio puesto que hay un extraño grupo mafioso ruso relacionado con todo el caso de alguna manera e intentando frenar a Reacher.

En fin, tengo que reconocer que el libro me ha gustado. Es un tipo de novela negra diferente en ciertos aspectos pero clásica a la vez. Es distinta porque el “detective” es distinto en el sentido de que es un vagabundo sin domicilio fijo que viaja en autobús de una ciudad a otra sin equipaje y sin detenerse para tener vida personal. Es distinto que es bueno, no, lo siguiente, extremadamente seguro de sí mismo y de sus posibilidades, reflexivo pero ante todo un hombre de acción que aunque NO dispara un arma contra nadie en todo el libro, quizá es el detective que acaba con más “malos” de todas las novelas de este tipo que he leído.

Es un personaje violento y vengativo, de pocas palabras y con un sentido del honor y de la justicia que ralla en lo naif y sin embargo consciente de lo que significa la ley aunque en el fondo le da igual, puesto que se servirá de ella cuando lo necesite y la eludirá cuando no le venga bien. Tiene un sistema de valores muy de “Blanco o negro” que hace que decida enseguida quién es “malo” y debe morir y quién “bueno” y debe ser perdonado.

Los diálogos son algo decepcionantes, Reacher es de muy pocas palabras y funciona más a través de introspección que por medio de conversaciones, sin embargo si es un pensador reflexivo y efectivo y creo que es el primer detective del que te llegas a creer sus deducciones sin que te parezcan cosas sacadas de la manga del autor, aunque es cierto que con otros aspectos su arbitrariedad y su capacidad de predecir lo que van a hacer los demás si llega a parecer excesivamente forzado. Hay varios momentos de esos a lo largo del libro como cuando mide la capacidad profesional de un policía por lo que tarda en enviar un coche patrulla a un sitio que le dice “Menos de 20 minutos es un fuera de serie, menos de media hora es muy bueno, si tarda más es mediocre”.

Estas arbitrariedades lastran el libro y convierten al personaje en un “listillo” quizá demasiado listo en ocasiones. Son las otras, las deducciones en base a pruebas las que le quitan ese aura de “todopoderoso” y lo convierten en un detective con un punto de genialidad.

El resto de los personajes no son gran cosa, quizá me quedo con la guapa Ann Yanni, una reportera de las noticias de la NBC que se ve envuelta en el caso por ser la primera que lo cubre de la prensa. Se nota aquí que el autor conoce el mundillo de la tele porque retrata perfectamente al personaje y sus acciones.

Es curioso como Reacher va adquiriendo a su “grupo” de confianza en base a primeras impresiones, a destacar un ex-marine con el que tiene un tenso “duelo” para conseguir su ayuda terminando en un concurso de puntería con el rifle de francotirador.

Respecto a “los malos” reconozco que tienen casi más personalidad que los buenos. El Zec es el cabecilla y es un ruso que termina siendo encarcelado en un gulag tras recibir heridas de metralla en la batalla de Estalingrado. Su historia, que repite en parte algunas de las primeras escenas de la película “Enemigo a las Puertas” (Enemy at the Gates estrenada en 2001) es casi más interesante que la trama del libro en si, por lo que no me importaron tanto las disgresiones al respecto.

En fin, un libro de detectives algo más violento que la media, con mucha acción, buenos giros de guión y buenas deducciones con las pruebas con un personaje algo inexpresivo pero más duro que un clavo en la tapa de un ataúd. Una novela policíaca algo diferente pero con toda la carga típica de un detective duro duro y amargado como el mitico Phillip Marlowe al que sin duda sirve como homenaje.

Calificación: Entretenido

Lo Mejor: Las deducciones, los pensamientos de Reacher, el tramo final (el asalto a la guarida de los malos)

Lo Peor: Algún dialogo es para borrarlo del libro, a veces la capacidad de Reacher de predecir es excesiva

Lo Releería: No creo, habiendo 16 novelas iría a por otra del autor

Lo Recomiendo: Para aficionados a la novela negra y también a los temas militares, vamos a los que siguieran aquella serie de JAG o les gustara Phillip Marlowe

Link al libro en Amazon.es

Un disparo (Serie Negra (rba))

Otros libros por el estilo que podrían gustarte

– Para los que les gusten los clásicos de detectives: El Largo Adios – Raymond Chandler es una buena novela de Marlowe convertida en peli por Robert Altman

Si te gusta un detective tópico aunque en un ambiente fantástico y con un tono de humor recomendaría tres

Nocturnia – Simon R. Green – Un detective sobrenatural en un divertido submundo mágico bastante “pulp”
Tormenta – Jim Butcher – Un brujo metido a detective en un mundo real donde la magia se mueve en la sombra (hubo una serie al respecto)
Una de Vampiros – Martin Piñol – Un divertido detective español en Hollywood tras un grupo de chupasangres

Link a la reseña de la película por 0017

Jack Reacher – Película

Bonustrack: Trailer de Jack Reacher en Español

Bitterblink

3 comentarios

Archivado bajo Entretenido, Novela Negra, Novela policíaca - thriller

Película – Jack Reacher

Reseñado por 0017

jack-reacher-poster-international

Ficha técnica

Año: 2012

Director: Christopher McQuarrie

Guión: Christopher McQuarrie

Basado en el libro One Shot, de Lee Child (enlace del libro a Amazon)

Música: Joe Kraemer

Reparto

  • Tom Cruise
  • Rosamund Pike
  • Richard Jenkins
  • Werner Herzog
  • Jay Courtney
  • Robert Duvall

Un francotirador aparca su furgoneta en un parking público y comienza a abrir fuego indiscriminadamente contra la gente en un parque cercano. Caen cinco víctimas entre la gente. A la policía no le cuesta demasiado dar con el presunto perturbado hallando todas las pistas en su contra, así que lo único sorprendente es que en el interrogatorio sólo diga una cosa: traed a Jack Reacher. El tal Reacher es un militar retirado que permanece oculto en la sombra, nadie conoce su dirección, su trabajo ni su paradero. El misterio se apodera de los policías porque… ¿quién es ese tipo? ¿qué relación tiene con el sospechoso? ¿por qué hay que encontrarle? Afortunadamente, Reacher se ha enterado del suceso en las noticias y es él el que se presenta antes para esclarecer el suceso. Para sorpresa de los investigadores, Reacher no cree en la inocencia del sospechoso, puesto que en su pasado militar Reacher era investigador del ejército, se dedicaba a resolver distintos crímenes y no era la primera vez que el francotirador se veía envuelto en un suceso similar. Es por la pertinaz abogada de la defensa quien, a pesar de tener perdido el caso de antemano, solicita a Jack que realice pesquisas por su cuenta. La ley garantiza, a fin de cuentas, que la justicia llegue a todos por igual por lo de la presunción de inocencia y todo eso que se supone derrocha el país de las libertades. De esta manera, nos iremos sumergiendo junto con el protagonista en peleas, persecuciones de coches, tiroteos y demás situaciones de esperar.

Básicamente lo que tenemos en Jack Reacher es una intentona por parte de Cruise y los estudios de crear una nueva franquicia basada en un nuevo héroe de acción. Para ello han cogido la obra de Lee Child, seudónimo del escritor Jim Grant. Con 16 novelas del personaje, un militar retirado que recorre Estado Unidos como un vagabundo, está garantizado material suficiente para recrear en la gran pantalla nuevos títulos que aseguren continuidad en las tramas. El planteamiento recuerda a las grandes series de los setenta y ochenta, al estilo de El Increíble Hulk, El Fugitivo e incluso El Equipo A, donde los protagonistas son nómadas que se dedican a recorrer el país ayudando a quienes encuentran o involucrándose en problemas ajenos. La novela elegida para hacer el bautismo cinematográfico al personaje es la publicada en noveno lugar, One Shot – Un disparo, quizás por lo sugerente y enigmático del planteamiento, en el que el francotirador detenido sólo proporciona el nombre del protagonista en su declaración a la policía.

Al final el resultado es una película que rememora las historias de investigadores privados a lo Philippe Marlowe. Cine negro al estilo de El Sueño Eterno, donde el personaje principal no hace más que meterse en líos mientras va echando algo de luz sobre el caso. En la receta se han añadido también unas cuantas dosis de cine de acción taquillero de los 70, 80 y 90, recordando por momentos a títulos como Jungla de Cristal o Arma Letal -tanto por las escenas de acción y tiroteos varios, como por el carisma del protagonista-, las películas de Harry el Sucio, e incluso un clásico como Bullit tiene ecos reflejados aquí en la persecución de coches.

Lo más reseñable de la película es quizás precisamente el personaje protagonista. Tom Cruise carga con todo el peso de la película. Se echa todo a los hombros, junto con las escenas de riesgo, como ya hiciera en Misión Imposible -solo que aquí la acción es más mundana- para dar vida a un personaje algo macarra y chulesco, un tipo duro de los de antes. Sus mejores momentos y más adrenalíticos son los previos al combate. Una mezcla entre John McLane y Harry Callahan, con su propio código moral y ético, poseedor de una ambigüedad moral contradictoria, por encima del bien y del mal. Precisamente el mérito de Cruise consiste en hacer creíble un personaje que en lo literario es rubio y mide metro noventa y pico. Realmente el actor-productor es en estos tipos de películas donde mejor se desenvuelve, eclipsando hasta la -correctísima por otro lado- labor del director McQuarrie (el guionista que ganó un Óscar por Sospechosos Habituales, y que también firmó el libreto de Valkiria). Y no se le podrá negar el ser un actor de referencia, de ésos que llenan la pantalla y son capaces de mostrarle a la industria por dónde deben ir los tiros en cada uno de los géneros en que participa.

Sin embargo, el resto de secundarios son un poco planos y sin aportar nada nuevo al género. Es decir, que mientras Reacher es un investigador brillante (un listo muy listo que cuando se pone duro es muy duro), los malos son muy malos, y los policías muy simples y algo tontos. Ni siquiera Robert Duvall se salva como colaborador graciosete, siendo lo único sorprendente de la función ver a Werner Herzog como villano último pero, como he dicho, cayendo en los arquetipos del género y de los malvados más recalcitrantes.

El resultado es una película entretenida, bien realizada y que está por encima del resto de cintas del género que se ruedan de manera mala y rápida. No aporta mucha novedad y por ello su calificación no llega al notable, pero se agradece que esté cuidada en su realización y que el guión no haga aguas la mayor parte de la película.

Calificación: Entre Entretenida y Buena.

Lo Mejor: La escena inicial intrigante y cautivadora. El personaje de Jack Reacher en sí mismo, con su manera de resolver los conflictos.

Lo Peor: Momentos que creemos haber visto mil veces. La lucha final resulta sonrojante.

La vería de nuevo: No, pero tengo la sensación de que no va a ser la última vez que vea a este tipo…

La Recomiendo: Para amantes de la acción convencional. Para el resto, se pasa el rato, pero nada más.

Películas similares: El Sueño Eterno (The Big Sleep, 1946), Jungla De Cristal (Colección Blue-ray partes 1 a 4), Arma Letal [Collection 1-4 Reino Unido Blu-ray] (sobre todo la 2), Harry El Sucio [Colección Blu-ray], Bullit [Blu-ray], Enemigo a las Puertas, Venganza

Ficha en IMDB: http://www.imdb.com/title/tt0790724/

Tráiler en You Tube (español):

Link a la reseña del libro por Bitterblink

Un disparo – Lee Child

8 comentarios

Archivado bajo Bueno, Entretenido, Película - Acción, Película - Thriller