Archivo de la etiqueta: Ursula Poznanski

Pájaros ciegos – Ursula Poznanski

principal-pajaros-ciegos-es Reseñado por Malosa

Segunda entrega de una saga policíaca (otra más) protagonizada por la pareja de agentes de la policía, Beatrice Kaspary y Florin Wenninger. La novela predecesora, Cinco, fue una sorpresa positiva por la temática utilizada (el geocaching) y por tratarse del debut de la escritora en literatura para adultos. Es cierto que a Cinco le quedaban cosas por pulir, pero me pareció lo suficientemente correcta como para leerme la segunda entrega de la autora.

La verdad es que no me ha decepcionado, pero creo que es inferior a su ópera prima. Poznanski corrige algunas cosas, pero se enfanga a su vez en otras, por lo que el resultado es correcto pero no notable.

Por cierto (si no lo digo reviento), señores de la editorial o quién decida esto, ¿tan difícil era hacer una portada distinta a la del primer libro, para que se distingan al menos un poco? Las portadas de ambos son calcadas, ¿es que no había otra cosa que poner que pájaros? Ni que la autora fuera ornitóloga, de verdad…

Sinopsis

¿Qué crímenes esconde la elegante ciudad de Salzburgo? Una pareja joven aparece muerta en los bosques de Salzburgo. Ella estrangulada, él víctima de un disparo. ¿Asesinato y suicidio? ¿El crimen de un amante despechado?

La pareja de agentes de la policía de Salzburgo, Beatrice Kaspary y Florin Wenninger, está desconcertada porque entre las víctimas no parecía haber ningún tipo de relación cuando estaban con vida. ¿O esa primera impresión es engañosa? Beatrice, como suele ser habitual en ella, se niega a aceptar las cosas tal y como están y empieza a seguir las pistas que los muertos han dejado en Internet. En Facebook descubre algo: ambos eran miembros del foro La Poesía Vive, en el que aficionados a los versos dejan aquellos que más entusiasmo o mayor impresión les han causado. Los poemas aparecen acompañados de unas fotos muy efectistas. Algo inofensivo. ¿Inofensivo?

Opinión personal

La novela en cuestión continúa donde lo dejó la anterior, aunque no sería necesario leerla primero para enterarte de la trama. Sólo te arriesgas a perder los matices de la vida personal de los protagonistas, pero los casos son independientes. Ya que hablamos de vida personal de los protagonistas este es, en mi opinión, el mejor punto del libro. Poznanski logra que nos interese el devenir de la pareja de policías, en especial por su historia amorosa en ciernes. Lo hace tan bien que consigue que queramos leernos el siguiente libro para ver qué pasa con el tema.

Esto no significa que la historia cuente con unos personajes sobresalientes, la protagonista femenina (Beatrice) sigue teniendo un tortazo (como en el anterior libro), aunque es cierto que el masculino (Florin) es bastante más interesante (¿Será ese aire de misterio, quizá? O su inexplicable devoción por Beatrice?). Realmente ella nos cae tan antipática porque creo que la autora se equivoca en cómo la presenta: sigue poniéndola en el papel de víctima con su ex-marido e hijos y no tiene ninguna razón, de hecho se la doy enteramente al ex-marido en esta cuestión: Beatrice despreocupa totalmente su vida familiar en favor del trabajo (y de Florin…). De los niños pasa, la prueba es que los chavales no tienen apenas papel en esta historia si no es para remarcar la durísima vida de la protagonista. Esta continua victimización de Beatrice no le hace ganar simpatías entre sus lectores, sino más bien lo contrario (de hecho, por lo que he visto por la blogoesfera a casi todo el mundo le disgusta este personaje).

Respecto al asesinato, que se supone piedra angular en este tipo de novelas, correcto simplemente. Poznanski sigue innovando y apostando por la inclusión de las nuevas tecnologías en la vida normal de las personas y también por tanto en los asesinatos. Lo del club de poesía es una buena idea, ya que remarca la importancia de las redes sociales (facebook en este caso). El problema es que el argumento cojea en cuanto a fluidez. En la parte intermedia las investigaciones en torno al grupo y a los mil comentarios de los integrantes se nos hacen cuesta arriba: los candidatos a asesino son demasiados y la diferenciación entre ellos es mínima. Además de que la autora estira este recurso durante páginas, páginas y más páginas, lo que provoca una ralentización en el ritmo evidente, y por supuesto no va en beneficio del entretenimiento que cae en picado hacia la mitad de la novela. El último cuarto recupera de nuevo con un final más movido y más alejado del ordenador, pero eso no quita que la escritora nos haya aburrido horas antes.

Sobre el desenlace nada que decir, quizá poco original por el hecho de recurrir al pasado como detonante del crimen (creíble y lógico por otro lado), pero bien estructurado y justificado, por lo que quedo satisfecha como lectora (a veces los autores dan tales giros de guión para explicar el crimen y sus circunstancias que el resultado es surrealista cuanto menos).

En resumen, pues bien. Entretenido (sin más). Con altibajos en el ritmo y la historia (evidentes). Con una protagonista femenina insufrible y un masculino adorable, pero con mucha química entre ambos. Por tanto las interacciones entre ellos hacen que la novela sea amena y consiguen que los lectores nos vayamos a por el siguiente tomo, aunque no sea ésta una novela policíaca de las más originales ni impactantes.

Por qué decidí leerlo: Me gustó la novela predecesora, así que cogí esta sin pensarlo mucho.

Lo mejor: Poznanski es capaz de enganchar al lector con las idas y venidas personales de los protagonistas, de una forma menos ñoña que otras autoras muy conocidas del género.

Lo peor: La parte central de la novela, se hace eterna con tanto comentario en el grupo de Facebook y tanta investigación de Beatrice al respecto. Pierde el ritmo de manera acusada.

¿Volvería a leerlo?: Pues no, pero sí me leeré el siguiente que publique para ver qué pasa al final con Beatrice y Florin.

¿Lo recomendaría?: La verdad es que es entretenido, si lees mucho de este género te puede aportar. Si la novela policíaca no te entusiasma, te recomiendo antes otros autores o sagas.

Otros libros del estilo que podrían gustarte:

La princesa de hielo (Camilla Läckberg)
El murciélago (Jo Nesbo)
El hipnotista (Lars Kepler)

Malosa

Anuncios

2 comentarios

Archivado bajo Entretenido, Novela Negra, Novela policíaca - thriller, Suspense

Cinco – Ursula Poznanski

cinco-9788499705927Reseñado por Malosa.

Reconozco que no conocía a esta autora, ni su novela me sonaba de nada. Pero la ví entre las novedades de este año y tanto su procedencia (centroeuropa, Austria en concreto) como la portada y el estilo (novela negra con contenido no apto para estómagos sensibles) me recordaban profundamente a Sorry del croata Zoran Drvenkar. Y este libro me encantó, fue uno de los leídos del 2011 que más me convencieron. Total, que decidí darle una oportunidad a Cinco. Y no me ha decepcionado.

Ursula Poznanski es una escritora y periodista Austríaca. Al igual que Drvenkar, hizo sus primeros pinitos literarios en libros dedicados al público infantil-juvenil (con los que ha ganado algún premio), para dar posteriormente el salto a la novela negra con este Cinco. También trabaja para revistas médicas y como publicista.

Sinopsis

Han hallado el cuerpo sin vida de una mujer en un prado. Ha sido asesinada. En la planta de los pies han dibujado unas coordenadas que lleva a la policía de Salzburgo a otro tremendo hallazgo: una mano humana metida en un recipiente de plástico. Pero ¿a quién pertenece esa mano en perfecto estado de conservación? ¿A qué obedecen las coordenadas tatuadas en los pies de la primera víctima? Beatrice Kaspary y Florin Wenninger se ven sumergidos en una peculiar y espeluznante búsqueda del tesoro en la que el premio, al parecer, son nuevas pistas que parecen conducirles cada vez más cerca del asesino. Sin embargo, conforme las víctimas se suceden en una sanguinaria versión del geocoaching, sus vidas personales sufren las consecuencias del caso y sus superiores les apremian a resolver lo antes posible el enigma, el misterio parece haber llegado a un callejón de salida. Hasta que Beatrice se convierte ella misma en presa…

Opinión personal

La verdad es que para la novela negra soy muy facilona. Es un género que me encanta y me suele entretener mucho, así que hay que hacerlo mal para que me salga una reseña negativa. Este caso no es la excepción, Poznanski consigue un producto final muy respetable sin inventar la rueda. Y lo hace respetando los principios básicos del género, a saber: ritmo álgido, crímenes espeluznantes, juego de pistas y una pareja de detectives con vidas personales complejas y mucha química.
Es posible que esta novela no aporte nada especial al género, pero desde luego cumple con creces y consigue su objetivo: que el lector se lo pase estupendamente jugando a ser detective. Y yo me lo he pasado estupendamente leyendo esta novela así que punto arriba!!

Una de las cosas que incluye este libro y que me ha gustado especialmente es que aprendemos un montón sobre el geocaching, mundo en mi caso totalmente desconocido. El geocaching es una especie de gymkana cuya actividad principal es esconder y encontrar tesoros en cualquier lugar con la ayuda de un GPS.
Una persona esconde objetos en el campo o ciudad y hace públicas las coordenadas en una web especializada para que otras personas efectúen la búsqueda. El juego permite al que encuentra el lugar y por tanto el “tesoro” llevarse un objeto de éste, siempre dejando otro de igual o mayor valor para el siguiente visitante. Además, el buscador encontrará un cuaderno para apuntar su nombre y los comentarios que quiera hacer. Cada uno de estos contenedores (normalmente bolsas impermeables o tuppers) se denomina cache en la jerga del geocaching.
En el libro el asesino irá dejando coordenadas para que nuestros protagonistas vayan encontrando los caches. Y como os supondréis, cada cache será un cadaver.

Como decía antes, es una novela tipo. Parte de una detective inteligente pero con una desastrosa vida personal y una extraña relación con su compañero de trabajo. Plantea crímenes horripilantes y su seguimiento a partir de las pistas que va dejando el asesino y conducen a él (en este caso a partir de caches). Y resuelve con un desenlace del caso correcto. Quizá peque de simplista, una vez que lo has leído y asumido, pero desde luego no es esperado.
La autora es capaz de mezclar todos los ingredientes básicos de un libro de este género y crear una historia que no llegará a los anales de la novela negra, pero que cumple. Y lo hace con un ritmo álgido y un relato adictivo, lo que implica entretenimiento asegurado.

Presenta reminiscencias al thriller centro europeo (alemán), con un estilo similar a Zoran Dvrenkar, que se dejan ver en lo crudo de los crímenes y la crueldad de ciertos personajes. La autora no escatima en sangre y esto es algo que suavizan mucho más los escritores nórdicos: estos sugieren, los centroeuropeos se encargan de explicitarlo.
En alguna crítica he visto que se compara a Ursula Poznanski con con Camilla Läckberg, comparación que yo no veo por ningún sitio. Además, entiendo que la sueca esté de moda, pero últimamente todo escritor de novela negra es comparado con ella y no entiendo por qué.

Me gusta también mucho la ambigüedad que consigue Poznanski con sus 2 protagonistas, Beatriz y Florin. Presentan una relación profesional y de amistad, pero que roza el algo más por parte de ambos. Y la autora consigue interesar al lector en este vaivén que no llega a nada entre los dos. Me recuerda un poco (salvando las distancias) a la relación de Scully y Mulder de Expediente X, cuyos rifirrafes supusieron un alto porcentaje de la audiencia, más centrado en ver si acababan juntos que en los propios ovnis.

En general y ya hablando de lo negativo, los personajes están muy poco definidos, excepto la protagonista. Este hecho favorece el relato en el caso de Florin (por la ambigüedad que comentaba arriba), pero lo enrarece con el resto de secundarios (especialmente con la familia de Beatriz y resto de personal de la policía, que apenas aparece esbozado).

Otro punto que no entendí y que no me gustó fue el victimismo de la protagonista. Vale que tu ex-marido sea un capullo y te dé problemas. Vale que tu jefe no te valore y estés fastidiada. Pero las dos cosas a la vez y de una forma tan exagerada como lo plantea la escritora, además de no creértelo hace que te estrague. Entiendo que lo que la autora intenta conseguir es el efecto contrario, que nos sintamos identificados con Beatriz. Conmigo no lo logró, para mí se cargó a la protagonista.

En resumen, una novela más del género. Bien planteada, desarrollada y resuelta. Muy entretenida. No revolucionará el thriller ni lo pretende.  Pero cumple. Si es una saga y Poznanski saca otro libro, lo leeré sin dudarlo.

Por qué decidí leerlo: Porque me encanta el género y me recordó mucho a Sorry.

Lo mejor: Resolución del caso muy correcta con una batería de pistas bien diseñadas y ritmo álgido. Esa ambigüedad de la pareja protagonista. Que aprendemos cosas sobre el geocaching, actividad desconocida en mi caso.

Lo peor: Se echa de menos algo más de profundidad en los personajes, principalmente en los secundarios.

¿Volvería a leerlo?: No lo creo. Pero este libro apunta a una saga y sin duda me leeré los siguientes que se publiquen.

¿Lo recomendaría?: Sí, especialmente amantes del género y de la novela negra nórdica. Ojo con los centroeuropeos que en mi opinión están aportando mucho al género. Y gracias a Dios los españoles parecen subirse al carro.

Link al libro en Amazon.es

Cinco (Ficcion / Novela)

Otros libros del estilo que podrían gustarte:

Sorry (Zoran Drvenkar)
El guardián invisible (Dolores Redondo)
El verano de los juguetes muertos (Toni Hill)
No soy un serial killer (Dan Wells)

Malosa

9 comentarios

Archivado bajo Bueno, Novela Negra, Novela policíaca - thriller, Suspense