Archivo diario: octubre 12, 2012

It (Eso) – Stephen King

Reseñado por Malosa.

Golpea, exhausto, el poste tosco y recto. E insiste, infausto, que ha visto los espectros.

It (Eso), probablemente sea la novela más conocida de Stephen King. Hay muy pocos que no hayan oído hablar de ella ni que no hayan sentido escalofríos al ver un payaso con la cara pintada de blanco y un traje de colores con los botones naranjas (aquí todos flotamos), que te ofrece sonriente un globo (Y tú también flotarás…). Es un gran logro que sólo podía haber conseguido el maestro del terror, convertir una figura que tradicionalmente se asocia a la risa y la felicidad (el payaso) en el más puro pánico. Que levante la mano quien no haya sentido al menos aprensión hacia los payasos tras leer este libro.

La novela está narrada en la ciudad norteamericana de Derry en 2 épocas históricas que el autor cuenta simultáneamente y con los mismos personajes: Los niños en 1958 y los adultos en 1985. Bajo la ciudad de Derry reside un monstruo despiadado que asola a la comunidad desde sus orígenes. Eso, despierta cada 27 años y se alimenta principalmente de niños. Es capaz de leer las mentes y así descubre los miedos de cada una de sus víctimas, atrayéndolas y aterrándolas hasta la muerte. Por ello, se transformará siempre en lo que más miedo da a cada una, aunque su disfraz más común es el de un payaso.
Eso ha sido impune durante casi 3 siglos hasta que un grupo de muchachos, que se llaman así mismos los perdedores, deciden enfrentarse a esta criatura: Bill, Ben, Beverly, Richie, Eddie, Mike y Stan se las verán 2 veces con este monstruo. El primer encuentro será en 1958 cuando son niños, en principio indefensos y asustados, pero con un gran poder derivado de su imaginación y su fuerte amistad. Tras este primer enfrentamiento el monstruo sale herido pero no vencido y los chicos hacen un pacto: si Eso regresa a Derry, ellos también lo harán y lucharán con él por segunda vez.
Eso regresa 27 años después y nuestros 7 protagonistas ya adultos y sin apenas recuerdos de su infancia regresan de nuevo a Derry y vuelven a encarar el horror.

It es un libro genial, un novelón, una incursión en el género de terror que a la vez presenta la descripción más exacta que yo he visto de lo que es la niñez y lo que uno siente cuando es niño. 1.500 páginas de puro horror, sensaciones nuevas, imaginación y coraje. ¿Que a la novela le sobran páginas? Indudablemente. ¿Qué esta deficiencia pasa a un segundo plano en favor de la grandeza de la obra? Por supuesto.

La novela narra perfectamente esa época tan difícil para todos y que es la niñez que roza la preadolescencia. En primer lugar se retrata de forma fidedigna la amistad en la infancia. Esos amigos del alma que han llorado juntos, compartido confidencias, pescado, bañado y revolcado en el barro. Ese momento en el que para hacer un pacto te cortas la mano y juntas tu sangre con la del de al lado. En la que tu vida gira en torno a las personas de tu edad, que te comprenden perfectamente y te cuentan un chiste si te ven llorar por haberte caído y hecho sangre. Esa amistad está perfectamente descrita en este libro y va más allá, porque nuestros 7 chicos presentan una unión muy superior al tener que enfrentarse a un ser que requerirá de todo su coraje.

Por otro lado, también se habla de los miedos infantiles. Es decir, de la momia, el hombre lobo, el leproso, el ojo gigante, Drácula…de todas esas cosas que nos aterraban de niños y que hacían que el corazón te latiera más fuerte cuando tenías que bajar al desván y se apagaba la luz. Todos esos miedos inexplicables, esas criaturas en las que se transformará Eso y a las que poco a poco y con el paso de los años, dejamos de temer. Porque cuando somos adultos perdemos la imaginación de la niñez, dejamos de creer en las hadas y también en los monstruos. Y lo que nos da miedo es quedarnos en el paro y que nos lleguen las facturas…

Y relacionado con lo anterior el otro gran tema es la imaginación infantil. Que además en la historia será clave, ya que la única forma de matar al monstruo parece ser usando dicha imaginación, creyendo que un inhalador de asma es un arma mortífera o que un poema recitado con convicción y sin tartamudear puede destruir a una criatura infernal.

Mención aparte para los maravillosos y carismáticos personajes que se describen en este novela y que ganan por goleada en su versión infantil frente a la adulta. Además, cada uno de ellos se caracteriza por tener una personalidad muy concreta, única y diferencia con el resto:

Bill, el tartamudo. Será el líder del grupo y eso que no es ni el más listo ni el más válido. Pero es el que asume la responsabilidad de todos y mantendrá la cohesión, también marcado por el asesinato de su hermano pequeño a manos de Eso.
Ben, el gordo. El manitas, inteligente y habilidoso para todo lo que haya que montar o construir. Pero también tímido y permanentemente enamorado de Beverly.
Beverly, la chica. Será la mujer ideal de todos y sus habilidades con el tirachinas serán una gran fortaleza cuando se enfrenten a Eso por primera vez.
Richie, el gracioso. Siempre estará de buen humor, gastando bromas e imitando a distintos personajes a partir de sus voces. Su humor romperá la tensión muchas veces y también será un arma poderosa contra Eso.
Eddie, el enfermizo. Muchacho tímido, débil y sobreprotegido por una madre hipocondríaca. Tendrá una fe ciega en Bill y su lealtad hacia él, así como su sentido de la orientación ayudarán al grupo en más de una ocasión.
Mike, el negro. Último en unirse al grupo de los perdedores y el único que se quedará en Derry en su vida adulta, de modo que no olvidará lo que aconteció en la niñez y será el encargado de volver a reunir a los 7 cuando Eso regresa. Es el personaje más sereno y espiritual de todos.
Stan, el galán. Es el personaje que se ve más afectado por la influencia de Eso, al que más le cuesta aceptar su existencia y el que menos papel tiene en el libro.

Añadir por último que la edad más adecuada para leer este libro es la adolescencia-juventud. Cuando ya no eres un niño y no te morirás de miedo con su lectura, pero aún recuerdas lo que se sentía siéndolo. Lo ideal sería leerlo 2 veces en la vida, una de adolescente y otra cuando ya seas un adulto, para saborear la sensación años después. Lo malo es que releer un libro de 1.500 páginas me parece un poco excesivo.

Existe una miniserie bastante conocida de 3 horas y media de duración que creo no fue demasiado buena (ni del todo fiel al libro en muchos aspectos), pero que lo que sí hizo fue ponerle cara al payaso más famoso de la historia, a partir del estupendo Tim Curry. Y nos hizo cogerle auténtico miedo:

Por qué decidí leerlo: Lo hice a los 18 años y debido a su fama.

Lo mejor: La descripción de la niñez y lo que implica. Que hace que no veamos con los mismos ojos a los payasos.

Lo peor: Lo dije antes y lo repito. A pesar de considerarlo una novela buenísima, sigo pensando que le sobran páginas.

¿Volvería a leerlo?: Lo he releído para hacer esta reseña y me ha vuelto a enamorar como lo hizo la primera vez.

¿Lo recomendaría?: Claramente. No creo que sea un imprescindible porque no es para todos los públicos. Aunque no sea una novela estrictamente de terror, sí se encuadra en este género e indudablemente puede dar mucho miedo.

Link al libro en Amazon.es (por cierto a precio de derribo en la tienda kindle)

It

Link a la película en Amazon.es

It (Eso) (Stephen King) [DVD]

Otros libros del estilo que podrían gustarte:

– El misterio de Salem’s Lot (Stephen King)
Apocalipsis (Stephen King).

Malosa.

15 comentarios

Archivado bajo Juvenil, Muy bueno, Terror