La sumisa insumisa – Rosa Peñasco


la-sumisa-insumisaReseñado por Malosa.

Aunque suene un poco extraño, la principal motivación que me llevó a leer este libro fue la curiosidad científica. Había tocado muy tangencialmente el tema del BDSM a partir de la saga de cincuenta sombras (que trata las prácticas de dominación desde  una perspectiva muy edulcorada) y también con otros libros más serios como Historia de O. A pesar de ello, me quedaban muchas dudas sobre el BDSM como filosofía de vida.
Me decidí por esta novela como fuente de conocimiento del mundo sadomasoquista porque vi que una sumisa real la recomendaba en una entrevista como la mejor para entender los fundamentos de estas prácticas sexuales. Es cierto que el libro parece una guía sobre el mundo BDSM y nos enseña cómo una joven estándar, preparada y de forma voluntaria, decide entrar en este mundo del masoquismo y la dominación.
Me he enterado, he aprendido y también he constatado que no me gusta nada este estilo de vida. Sobre todo para la sumisa, que es la que en mi opinión se lleva la peor parte. Todo en la vida se merece su respeto y no voy a ser yo quien vulnere esta máxima. Pero está claro que no es oro todo lo que reluce…

Sinopsis

Paula es trabajadora, treintañera, hiperactiva, freelance, divertida y ávida de experimentar la vida. Su curiosidad la lleva a un mundo totalmente inédito para ella: los chats eróticos. Lo que en principio comienza como un merodeo divertido por distintas salas acaba convirtiéndose en algo más en el momento en que conoce a AMOSAPIENS, un usuario con el que habla habitualmente acerca de su forma de entender el sexo y del que recibe continuas insinuaciones sobre la posibilidad de fantasear con una relación de dominación entre ambos. Aunque Paula es reticente, poco a poco comenzará a conocer las reglas de un mundo que acaba por no ser tan descabellado como le parecía y a cuestionarse sus propios límites.

Opinión personal

A través de una narración directa, en primera persona y con ciertos toques de humor, la autora profundiza en los preceptos del sadomasoquismo y la dominación, en un intento de explicarnos a los lectores todas las reglas que conforman el mundillo del BDSM. Esto la escritora lo hace muy bien, siendo lo mejor sin duda de esta novela su parte de “filosofía”. En cuanto a lo demás, exigible en cualquier libro que se precie y tan básico como el entretenimiento, Rosa Peñasco hace aguas estrepitosamente.

Irregular y reiterativa. La novela se inicia con el viaje en tren de la protagonista femenina, que va recordando sus contactos recientes con el BDSM a través del chat. Como principio y enganche, bien. Cuando el viaje dura 3/4 del libro, mal, porque se eterniza. Además el estilo es pobre y el monólogo interno y continuo de nuestra protagonista, así como sus dudas repetidas, se nos hacen cuesta arriba.
Argumento algo increíble. ¿Treintañera que conoce a un desconocido por Internet al que le va la violencia, que tiene 15 años más que ella y que sin más decide conocer, yéndose a 500 km de distancia sin que nadie lo sepa porque él se enfada (por una niñería) y ella se da cuenta de que le quiere? … ¿? … No sé si esto lo hará alguien, pero me resulta de una inconsciencia brutal.

Protagonistas un poco insufribles. Ella que va de moderna e insumisa cuando durante todo el libro acepta sin protestar todo lo que establece el amo. Infantil en muchos aspectos e inmadura emocionalmente. Y luego el masculino, sobre el que la autora no ahonda mucho, ya que toda la novela se basa en la perspectiva de ella. Poco sabremos sobre el buenísimo amo (aunque le dé al látigo que no veas), pero desde luego a mí el personaje me dio mucho yuyu.

Quizá la sensación general ha sido agridulce porque Rosa Peñasco no ha logrado convencerme con esto del BDSM. Yo leí el libro para entender esta filosofía de vida, aunque no la compartiera. Y no lo ha conseguido. No la comparto, pero es que me cuesta horrores comprenderla.
Soy una persona bastante abierta de mente y creo que en el sexo casi todo está permitido si las partes están de acuerdo. De hecho, me parecen muy bien todas estas prácticas que pueden dar vidilla a una relación estancada: que si unas esposas, que si te tapo los ojos, que si te doy un azote…esto me parece perfecto. Un poco de violencia puede ser muy morbosa para quien le guste la experiencia. Pero de prácticas inofensivas a aguantar que alguien te orine en la cara o que te destroce la espalda a latigazos y que me intenten convencer que de este modo se llega al placer a través del dolor, a la compenetración máxima de la pareja y a pensar en las necesidades del otro antes que en las tuyas…vamos hombre. Que me lo expliquen otra vez porque no lo entiendo.
Mi conclusión tras la lectura es que hay una tremenda desigualdad en estas relaciones. Para el amo/a todo muy bien, pero el sumiso/a tiene que rebajarse del todo. Y eso no puede ser sano.

Concluyendo, pues no, no me ha convencido la propuesta de la española. Me he aburrido, lo he pasado realmente mal en varios pasajes de la historia, no he entendido las bondades de este tipo de vida y me han parecido inverosímiles el argumento y los personajes. Novela pasable en casi todos sus aspectos. Sólo destacable en la capacidad de la autora para contarnos los preceptos básicos del BDSM.

Por qué decidí leerlo: Curiosidad científica…y casi malsana, diría yo.

Lo mejor: Que es una novela muy didáctica, en la que aprenderás todo lo que necesites saber sobre el BDSM, los fundamentos de sus prácticas y el verdadero significado de la sumisión. Otra cosa es que el tema te vaya o no…

Lo peor: Como libro en sí vale muy poco. Resulta aburrido, plano en su tratamiento, irregular y bastante reiterativo. La protagonista principal me resultó una inmadura y el masculino me dio hasta miedo. Aparte de que su historia de ¿amor? no se sostiene por ningún sitio…

¿Volvería a leerlo?: No, la verdad. Hubo partes que me resultaron francamente desagradables e incluso degradantes para las mujeres.

¿Lo recomendaría?: Como entretenimiento no. Como novela romántica o erótica tampoco. Es posible que como texto pedagógico y seguramente para ello existan revistas o publicaciones más adecuadas.

Link al libro en Amazon.es

La sumisa insumisa

Otros libros del estilo que podrían gustarte:

– Historia de O (Pauline Réage)
– Memorias del cuerpo (José Luis Danwart)
Cincuenta sombras de Grey (E.L. James)

Malosa

Anuncios

9 comentarios

Archivado bajo Erótica, Novela Romántica, Pasable

9 Respuestas a “La sumisa insumisa – Rosa Peñasco

  1. Avril

    NO nos llevamos la peor parte, y si crees que es así, es que no has comprendido bien el libro. Yo no cambiaría el ser sumisa por nada del mundo, me da demasiado, nos da demasiado.

    A ti te parece imposible que, que la humillación ( y todo lo que es BDSM, era por poner un ejemplo), pueda gustarte pero a mi y a todas las sumisas nos pone, es lo que necesito en mi caso. Cuando no nos ponga ni nos guste (que lo dudo muchísimo), diremos… ”hasta aquí hemos llegado” y fin del tema, pero hasta entonces no nos llevamos la peor parte, para nosotras es la mejor (sino, no lo haríamos, está claro).

    Nunca me ha gustado el sexo ni las relaciones convencionales, me di cuenta a los 18 que siempre había sido sumisa, que había nacido así igual que el que nace gay.

    • Hola, Avril.
      Respeto tu opinión, pero no la entiendo ni la comparto. Y no, no he entendido el libro o más bien no he comprendido esa filosofía de vida.

      Está claro que cada uno elige el tipo de vida que quiere tener y eso es totalmente respetable. Puedo entender que la violencia te ponga (es algo muy común) pero no puedo comprender que podáis disfrutar de que os cosan la espalda a latigazos y luego os orinen en la cara. Soy incapaz de abstraerme hasta ese punto, quizá no tenga esa aptitud.
      Si tú eres feliz lo demás no importa. Pero seguro que puedes entender que la mayoría no os entendamos.

      Espero que en ningún caso te haya ofendido mi reseña, más que criticidad lo que destila es incomprensión.
      Un saludo,
      Malosa.

  2. Muy clarificadora tu crítica. Como yo soy de las que no me gusta el dolor ni en pintura, creo que este libro no es para mi. Si al menos funcionara como historia romántica,… pero si es sólo por curiosidad, paso. Gracias, la verdad es que hace falta este tipo de críticas cuando las librerías están inundadas de clones de “50 sombras…”.
    Mi pregunta ante un libro de baja calidad del libro es: ¿no será un encargo editorial a un ‘negro’? ¿O un ánimo de subirse al carro? No sé, escribir ahora erótica, hace dos años vampiritos y dentro de otro par de años New Adult o urban fantasy o medievales o lo que se lleve para entonces.

    • Hola, Bona.
      Pues si no te gusta el dolor, ni te acerques a esta novela, que para pasarlo mal ya tenemos un montón de cosas en la vida.
      Te doy la razón, muchas veces creo que los autores escriben sólo para hacer caja y se olvidan de lo verdaderamente importante, ser escritores.
      Gracias por comentar.
      Un saludo,
      Malosa.

  3. Avril

    Malosa, es que no os podéis quedar con lo que dice un libro, yo tampoco dejaría que se mearan encima mio. No se trata del dolor o la humillación (no, del todo), es todo lo que se siente, las emociones; adrenalina, el no saber nunca que va a pasar, el miedo pero aún así querer más… no sabría como explicarlo. Para mi (y supongo que la mayoría de las sumisas) el sexo convencional se queda más que aburrido, besitos caricias y mete-saca.

    Yendo al grano, no me extraña que haya gente que no entienda ni comparta estas cosas. Si quieres saber un poco del tema (supongo, porque sino no leerías estas cosas) mejor busca por Internet foros serios donde se explican claramente las cosas, no leas un libro que seguramente es fruto de la imaginación de la autora (tal vez ni ella es sumisa). No me gusta que la gente piense que una sumisa es menos por ser tratada así. Un dominante tiene sumisa porque ella se lo permite y él puede hacer lo que quiera con ella pero siempre dentro de los límites que la sumisa ha marcado y siempre SANO, SEGURO y CONSENSUADO, sino no es BDSM.

    Yo he leido ”Diario de una sumisa” y ”Confesiones de una sumisa” (segunda parte) de Sophie Morgan. Este libro si que es escrito por una sumisa, y es mas, explica su experiencia y todos sus pensamientos y sentimientos (esta narrado en primera persona).

    • Hola, Avril.

      Sí, tienes razón. No debería juzgar el BDSM por lo que dice un sólo libro. Supongo que al intentar comentar las impresiones que me producía esta novela, sin querer extrapolé a toda la filosofía del BDSM.
      Es posible que siga tu consejo e intente uno de los libros de Sophie Morgan que me recomiendas.
      En cualquier caso La sumisa insumisa lo que me ha producido es un rechazo total y absoluto a vuestro modo de vida. Y como libro no vale mucho que, al fin y al cabo, es lo que tratamos aquí.
      Mil gracias por participar en nuestra página y darnos tu opinión.
      Un abrazo,
      Malosa.

  4. Eva

    Coincido con Avril… soy sumisa y este libro ni siquiera lo pude terminar… y no, siendo sumisa, yo no dejaría que me comieran la espalda a latigazos o me mearan en la cara, respeto a quien sí lo permite, pero no lo comparto.
    Porque yo soy la que permite lo que me pueden o no me pueden hacer. Yo soy la que decide hasta dónde quiero llegar, y el dominante moldea esa información hasta conseguir horas de placer para los dos. Y quizá en esas… (imaginemos) dos horas, solo hemos tenido veinte minutos de sexo (mete-saca de toda la vida), pero el resto sigue siendo placentero, incluso más.
    Sumisión es la confianza que se genera, el respeto, el dejarte en manos de otra persona a la que te has esforzado por conocer (y viceversa) durante un largo tiempo. No es entrar a un chat, obedecer un par de órdenes y hacerte 500 kilómetros para que se meen en tu cara.

    Repito: yo soy la que pongo mis límites y TODO se hace dentro de ese margen.
    Espero que leas o hayas leído el libro que te recomendó Avril. Ahí se explica de lujo, aunque la protagonista es algo masoquita…

  5. Tormenta

    Hola a todos, buenas tardes.
    Mi opinión sobre este tema, en el punto de vista de una Dominante, es qué, no se sobre estime la voluntad de un/a sumis@, como leí en un comentario, la sumisa pone sus limites y el Dom juega y se basa en ese margen, todo se conversa antes de una sesión, nada es al azar , puede que muchas veces uno se deja llevar por las endofrinas pero siempre es dentro del margen de la triada de SSC= SENSATO, SEGURO Y CONSENSUADO.
    Si sientes curiosidad sobre el BDSM hay muchos blog de sumisas y esclavas asi también como de Amos y Dominantes que podrían ser de tu utilidad y foros muy educativos con maestros en el tema del BDSM, que podrían sacarte del error a que todo es malo y sádicos… Existen los malos Dom así como l@s sumis@s que solo entran a probar, pero el BDSM es un mundo, no mundillo, mundo que es realmente amplio y practicantes con muuuuchisimas practicas sanas y ni siquiera entra el dolor en su práctica, solo va en que ambos lo deseen y se sientan cómodos y satisfechos con su resultado para que los que los practican no quieran salirse de su rol.
    solo te pido que no menos presiees nuestras practicas , como Dominantes no todo es fácil ni tampoco nos llevamos la mejor parte, debemos conocer a nuestro sumiso para darle el mejor trato y también satisfacer sus necesidades , por que todo es un complemento, si el sumiso no me complace, no me sirve, si yo no atiendo las necesidades de mi sumiso , el me cambiara por alguien que de verdad logre llevarlo a lo que él desea, es como una relación vainilla o común y corriente que si no se llevan bien se termina por el bienestar de ambos… Una relación D/s no es tan diferente a una normal, la diferencia esta en que nosotros tenemos una mayor comunicación y el sexo es mas placentero y diverso que en una relación convencional.
    Con respecto a las practicas “scart o lluvias” es obvio que no todos las disfrutan, pero simplemente hay sumisos y Dominantes que sí, y en el BDSM es todo completamente admitido cuando ambas partes saben el riesgo y estan de acuerdo, nada se hace sin previamente conversarse y ponerse de acuerdo, por que o si no dejaría de ser BDSM cuando se vulnera los limites, pasa a ser abuso y eso esta fuera de nuestras practicas.
    Espero que realmente que te ayude a comprender el BDSM desde el punto de vista de un Dom. .
    Mis respetos y saludos
    Señora Tormenta.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s