Archivo de la etiqueta: Nueva Zelanda

El grito de la tierra – Sarah Lark

el_grito_de_la_tierra_

Reseñado por Malosa.

Esta novela se trata de la tercera y última entrega de la saga escrita por la alemana Sarah Lark y ambientada en Nueva Zelanda, entre los siglos XIX y XX. En este caso la historia comienza en el año 1907 y narra las peripecias de 2 mujeres, Gloria y Lilian, bisniestas de las protagonistas del primer libro de la mencionada saga.

De nuevo Lark utiliza el tirón de una saga familiar como baza principal de su novela, realizando a su vez un fresco bastante acertado de los paisajes y modo de vida de un país tan exótico y lejano a nosotros como es Nueva Zelanda.

Sinopsis

La infancia de Gloria termina abruptamente cuando es enviada junto con su prima Lilian a un colegio en Gran Bretaña. Si bien Lilian encaja en las costumbres que impone el viejo mundo, Gloria quiere volver a toda costa a la tierra que la vio nacer, para lo cual ideará un atrevido plan. El profundo sentimiento que la empuja a regresar marcará su destino y convertirá finalmente a Gloria en una mujer más fuerte…y más insensible a lo que le rodea.

Opinión personal

Me gustó En el país de la nube blanca (primero de la serie), me apasionó La canción de los maoríes (segundo y para mí más acertado volumen de la saga) y me ha entretenido El grito de la tierra. Pero sólo entretenido. No sé si es que Lark ha perdido fuelle en esta última entrega o que ya me había contado todo lo que tenía que contar o que sus personajes no transmiten fuerza y son meras copias de sus antecesoras…la cosa es que este libro es el peor de la trilogía. Está claro que aquí no se cumple el dicho de que segundas partes nunca fueron buenas.

  • Inicio y ritmo de lectura: He de decir que me costó bastante ubicarme en la historia. No tenía recientes los dos libros anteriores y al principio me costaba mucho saber quién era hijo de quién, nieto o pariente. Y cuál era la historia que había detrás de cada personaje. No es fundamental para entender el tercer libro, pero es mucho mejor tener la foto completa.
    En cuanto al ritmo, la historia presenta altibajos. Va cambiando de un personaje a otro, pero no logra compatibilizar igual de bien el entretenimiento con todos ellos. Hay algunas tramas que a mí, personalmente, me sobraron. Por ejemplo la de Lilian y Ben. Sinceramente, me daba igual lo que les pasara.
  • Estructura: Más o menos sigue las pautas marcadas en sus anteriores volúmenes, alternando el desarrollo de la historia en torno a sus 2 protagonistas femeninas. Aunque en esta entrega tenemos algunas diferencias.
    Triple protagonismo compartido: Aparece una figura masculina que irrumpe con fuerza en la historia y les disputa la presencia a las otras dos: Jack. Creo que es un acierto, ya que los femeninos me parecen bastante pobres y además el masculino protagoniza una de las tramas más importantes y distintas: todo lo relacionado con la primera guerra mundial.
    Introduce lugares diferentes a Nueva Zelanda, tanto Inglaterra, como EE.UU (de la que la autora no describe nada, todo hay que decirlo) como sobre todo Turquía y la batalla de Galípoli. Aquí creo que lo hace bien la escritora, plantea una descripción bastante acertada de lo que es la guerra y la contraposición de los deseos juveniles de lucha, triunfo y protagonismo frente al dolor, la muerte y la realidad de un conflicto bélico.
    Como de costumbre se centra más en unos personajes que en otros, en este caso olvida a Lilian en favor de Gloria, sustitución que para mi gusto fue un acierto ya que el personaje de Lilian me pareció ñoño y manido. Prefería leer sobre Gloria aunque la autora consiguiera que me resultara antipática, porque presenta mayor cantidad de matices.
    Por fin, la cultura y modos de vida maoríes aparecen descritos con mayor detalle en esta novela, de la mano de los estudios de Elizabeth, por un lado y la convivencia de Gloria, por otro.
    Un final bastante flojo, con la reunión de todos los personajes en una especie de fin de fiesta de lo más tópico que puede haber. Me esperaba algo un poquito más trabajado tras 3 libros de revueltas familiares.
  • Personajes: Es creo el punto clave de este libro y en general de los escritos por la alemana. Sin embargo en este caso no me han convencido mucho. Sus femeninos son muy flojos:
    Lilian, por un lado, es una copia mezclada entre la espontánea Gwyn que llegó a Nueva Zelanda y la inocente Elaine que se enamoró de un hombre inadecuado.
    Gloria, por otro, es una persona algo perturbada, cuya timidez, falta de decisión inicial y frialdad le resultan claramente antipáticas al lector, a pesar de las terribles situaciones por las que se ve obligada a atravesar. Además, la evolución de su personalidad es extraña y sus reacciones más bien ininteligibles (no me la creo, casi nada de lo que hace resulta lógico).
    También destacar que las interacciones entre Gloria y Jack al final del libro son también de lo más incoherentes, por no decir exasperantes…
    Y por último, ¿qué le ha pasado a Gwyn? ¿Es la vejez lo que le aporta esa personalidad estragadora o Sarah Lark se ha columpiado, queriendo recalcar tanto el protagonismo de Gloria que se ha olvidado del pilar fundamental de esta saga?

Conclusión, pues eso, entretenido. No es ninguna maravilla, se lee con gusto pero no tiene la misma magia de sus anteriores volúmenes. Si eres fan de la trilogía, es casi obligado que la acabes. Pero no te esperes un colofón final a esta epopeya familiar en Nueva Zelanda porque no lo vas a encontrar.

Por qué decidí leerlo: Quería saber cómo terminaba la saga de Lark. Aunque la verdad, todos los libros son autoconclusivos y podrían leerse independientemente.

Lo mejor: El personaje de Jack. La descripción de la batalla de Galípoli.

Lo peor: Su pérdida de magia. Los flojísimos personajes femeninos. Los secundarios que no dicen nada (Ben, por ejemplo). Su final casi de teleserie barata.

¿Volvería a leerlo?: No, este no. Igual el segundo de la serie. Aunque probablemente me leyera antes otros libros de la autora, parece que está escribiendo otra saga ambientada en Jamaica.

¿Lo recomendaría?: A fans de la autora sí. A los que gusten de sagas familiares o novelas de viajes y paisajes, les recomendaría el segundo y primero de la trilogía, por este orden.

Link al libro en Amazon.es

El grito de la tierra (Grandes Novelas (b Edic.))

Otros libros del estilo que podrían gustarte:

La canción de los maoríes (Sarah Lark)
Bajo el sol de Kenia (Barbara Wood)
– El jardín olvidado (Kate Morton)
Los pilares de la tierra (Ken Follet)

Malosa.

2 comentarios

Archivado bajo Aventuras, Entretenido, Novela Histórica, Novela Romántica

La canción de los maoríes – Sarah Lark

Reseñado por Malosa.

Dicen que segundas partes nunca fueron buenas. Y como todo refrán tiene su contra-refrán, la excepción confirma la regla.
Nueva novela de la escritora alemana Sarah Lark, continuación de su aclamadísima ópera prima, “En el país de la nube blanca”. En el momento actual es uno de los libros más vendidos en España.

Está ambientado de nuevo en Nueva Zelanda y podríamos decir que es una continuación del anterior, en el sentido en que sus protagonistas serán las 2 nietas de Gwyn y Helen, personajes principales de la novela predecesora. Por tanto, al ambientar la novela 50 años después, aproximadamente, nos situamos en el primer cuarto del s.XX. No es del todo necesario leer primero el anterior para enterarte de la trama, pero yo sí lo recomiendo. Así tendrás la visión global de la historia, época y personajes.

La trama se centra en torno a Elaine y Kura, primas y mujeres radicalmente distintas. Elaine es una chiquilla alocada, espontánea y soñadora. Se enamora perdidamente de William, chico de noble cuna irlandés que aterriza en Nueva Zelanda tras protagonizar algunos escándalos políticos en su país de origen. William al principio la corteja, hasta que conoce a su prima Kura, mujer de gran belleza y frialdad. Kura es orgullosa, ambiciosa y sólo vive por y para la música. Sueña con ser cantante de ópera y pasará por encima de quien sea para lograr sus objetivos.
A partir de este punto la historia de los 3 personajes se entrelazará y forjarán su destino con la bella tierra de Nueva Zelanda y el pueblo maorí de fondo.

Tengo que decir que no soy una fanática de la saga creada por la alemana Sarah lark. El primer libro me gustó (por eso me leí el segundo), pero no me pareció una obra maestra de las sagas de la literatura. Pero reconzco que esta segunda parte me ha encantado. Me parece mucho mejor que la anterior, principalmente porque los defectos que identificaba en la primera entrega son corregidos en gran medida en este libro.

En primer lugar, los personajes mejoran muhísimo. Son más ricos en matices, más complejos y por tanto, más interesantes. En la anterior novela, tanto Gwyn y Helen se caracterizaban por ser mujeres fuertes, inteligentes, con personalidad…un prototipo de mujer algo manido ya en la literatura. La complejidad y contraposición de caracteres entre Kura y Elaine enriquecen la historia hasta límites insospechados. Tienen un carácter dispar, menos maniqueo y además que evoluciona a lo largo del libro. Ni siquiera te caen bien, tienen defectos, son más humanas (Elaine al principio de la lectura es una niñata insoportable y Kura una soberbia manipuladora).

Además, los masculinos que acompañan la vida de nuestras chicas son también más interesantes. Especialmente William, cuyo carácter egoísta y cobarde se combina con su elevada capacidad comercial y de supervivencia.
Luego tenemos a Tim, que es bastante más plano (el típico hombre bueno, leal, honesto y al que toda mujer querría como pareja). No me lo creo…

La novela tiene un poder de atracción y entretenimiento claramente superior a su antecesora, y a esto le ayuda el hecho de que está mejor contada y sobre todo mejor rematada (no pasa todo tan rápido y de repente como en la otra). El ritmo está mejor dosificado. Además, me ha parecido una historia menos edulcorada que la anterior. Aunque esto puede que sea porque me he acostumbrado al estilo de la señora Lark.

Por último, nos traslada muy bien a la época, al modo de vida de la Nueva Zelanda de principios del s.XX. Pero especialmente se centra en los blancos que viven aquí. El principal defecto que le sigo viendo a esta saga es que no cuenta casi nada el pueblo maorí. A excepción de la música tribal, que en este libro sí detalla bastante, se queda muy corto en la descripción de las costumbres maoríes: no nos habla ni de la estructura de la tribu, ni de su historia, ni del arte maorí, ni de los asentamientos, ni de la rebelión contra el hombre blanco…ni siquiera describe bien los tatuajes característicos de esta gente (ni su significado). En un breve vistazo por la wikipedia te enteras de muchísimo más. Y esto en un libro que se titula, “La canción de los maoríes”, no tiene perdón.

Pero bueno, a excepción de lo anterior, podemos decir que Lark consigue una novela redonda, con altas dosis de entretenimiento y que no podrás dejar de leer desde las primeras páginas. Además de ahondar con acierto en la personalidad de los personajes principales.

Por qué decidí leerlo: Me había gustado el primero (pero sólo gustado). Así que probé con la segunda parte, a ver qué tal. Mucho mejor.

Lo mejor: Los personajes. William y Kura. Lo ameno que es.

Lo peor: ¿Y el pueblo maorí, dónde está? ¿De verdad, son protagonistas de esta novela?

¿Volvería a leerlo?: Puede que sí. Es suficientemente entretenido.

¿Lo recomendaría?: Sí, especialmente a mujeres o amantes de las sagas históricas, que mezclen aventuras y romance.

Otros libros del estilo que podrían gustarte:

Bajo el sol de Kenia (Barbara Wood)

Los pilares de la tierra (Ken Follett)

En el país de la nube blanca (Sarah Lark)

El libro flotante (Michelle Lovric)

Malosa.

Link al libro en Amazon.es

La canción de los maoríes

6 comentarios

Archivado bajo Aventuras, Muy bueno, Novela Histórica, Novela Romántica

En el país de la nube blanca – Sarah Lark

Reseñado por Malosa.

Según varios comentarios y críticas que he encontrado por la red, este libro se trata del debut más exitoso de los últimos años en Alemania. Escrito por Sarah Lark, alemana nacida en 1958 y afincada en España desde hace años (de hecho, ha escrito varias novelas con el seudónimo de Ricarda Jordán). Estudió historia y literatura, trabajando durante muchos años como guía turístico. Pronto se enamoró de Nueva Zelanda, por cuyos paisajes mágicos siempre se ha sentido atraída, convirtiéndolo en el escenario principal de esta novela.

La historia comienza en 1852 en Londres. Dos mujeres distintas y procedentes de mundos dispares inician un viaje en barco hacia Nueva Zelanda. Para ambas, supone el comienzo de una nueva vida y el posible encuentro con el amor, ya que van como futuras esposas de hombres a quienes no conocen. Una de ellas es Gwyn, una joven muchacha de apenas 17 años, origen noble y prometida a un magnate de la lana. Es una mujer de armas tomar, con fuerte carácter, transgresora, cabezota y fuerte. Por otro lado está Helen, maestra y de origen humilde, que contesta a una solicitud de matrimonio de un granjero. Tiene una visión más romántica del viaje, es más tímida e inflexible que Gwyn y con mucho menos carácter.
Ambas deberán seguir su destino en una tierra en pleno desarrollo, desconocida y a la que se compara con el paraíso.

Al final se trata de otro libro ambientado en un paraje lejano y paradisíaco, como excusa para describir una saga familiar muy entretenida, con ciertos tintes históricos y claramente pastelosa. Tengo que reconocer que me ha resultado muy ameno, la novela logra enganchar desde la primera página, tanto por las subtramas argumentales que se entablan entre los personajes como por la personalidad de los femeninos principales. Aunque la historia peca de “romanticona”, tanto para bien como para mal…

Los puntos fuertes del libro se podrían resumir en:

Las protagonistas femeninas: tanto la temperamental Gwyn como la superviviente Helen. Ambas son mujeres fuertes, que tienen que hacerse su camino en una tierra salvaje y cuya supeditación a los hombres del entorno es absoluta, debido al momento histórico en que se encuadra la novela. Tengo que reconocer que me gustó mucho más Gwyn que Helen. Esperaba más de este personaje, despuntaba como rompedor y coprotagonista y para mi gusto Gwyn se la acaba comiendo según van pasando las páginas.
El personaje de Lucas. Me gustó mucho, me cayó muy bien y refleja perfectamente el conflicto moral y relacional que pudo experimentar el colectivo gay en una época y tierra como las descritas en esta historia.
Las pinceladas que nos da sobre la Nueva Zelanda de principios del S.XX: la cría de ganado, la construcción de los primeros asentamientos, la fiebre del oro, la caza de la ballena, etc. Nos traslada bastante bien a esta época, pero tengo que reconocer que la escritora hace un paseo superficial: para mi gusto le falta profundidad en cuanto al encuadre y el momento narrados.
Es un libro muy ameno: por el carácter de los personajes, por ser una historia interesante desde las primeras páginas, porque las sagas familiares suelen ser muy entretenidas y porque encuadra el relato en un país bastante desconocido y no muy habitual en la literatura.

A pesar de lo anterior, también encuentro que el libro tiene sus fallos, principalemente:

Se queda muy corto en la descripción de los maoríes, los indígenas neozelandeses de la época. Yo no me quedé con sus costumbres (de hecho, creo que la autora ni las nombra), describe superficialmente a los personajes maoríes que aparecen y cuenta muy por encima el alzamiento de los mismos contra los abusos del hombre blanco. Sin querer entrar en comparaciones, Barbara Wood relata 1.000 veces mejor el pueblo Kiyuyu y la revolución de los mai-mai en su obra maestra, “Bajo el sol de Kenia”. Lark ni se acerca a la maestría de Wood en la recreación del pueblo indígena.
El final de la novela es demasiado apresurado. Es un libro de 800 páginas con un ritmo constante pero pausado. Y en las últimas 40 páginas pasa de todo, incluyendo muertes y cambios radicales de personalidad de algunos personajes que no hay quien se los crea.
El libro no me ha generado dependencia. Es decir, se supone que es una saga formada por 3 libros. El segundo acaba de publicarse en España y el tercero aún no está escrito. Pues bien, probablemente me lea el segundo tomo porque cuando cojo una saga suelo completarla (a menos que el primer libro no me guste, que no es el caso). Pero no tengo la necesidad de leerlo. Ni he ido corriendo a la librería a comprarlo.

Conclusión: Es muy ameno, correctamente ambientado en un país poco habitual y muy atractivo, se lee con mucha facilidad y está bien escrito. Creo que merece la pena ser leído y entiendo que en Alemania haya sido un debut exitoso. Eso sí, no es la mejor saga familiar que he leído y no me parece ninguna obra maestra. Pero me ha gustado y he pasado un buen rato con él, lo cuál no es poco.

Por qué decidí leerlo: Bitterblink y otros amigos me lo regalaron por mi cumpleaños.

Lo mejor: Se lee muy bien y muy rápido. Describe muy bien a los personajes femeninos. Se encuadra en un país poco explotado en la literatura.

Lo peor: Para mí le falta. Le falta trasladarnos de lleno a la Nueva Zelanda del principos del S.XX. Le falta un puntito de enganche con el siguiente tomo. Le falta un remate mejor.

¿Volvería a leerlo?: En diagonal si pasa mucho tiempo antes de que lea el segundo.

¿Lo recomendaría?: Sí, si te gustan las sagas familiares, la novela romántica y eres mujer (creo que hombres heterosexuales no son el público de esta historia).

Otros libros del estilo que podrían gustarte:

Bajo el sol de Kenia (Barbara Wood)
La canción de los Maoríes (Sarah Lark)
El clan del oso cavernario (Jean M. Auel)
Memoria de una geisha (Arthur Golden)
Los pilares de la tierra (Ken Follett)

Malosa

Link al libro en Amazon.es

Primera trilogía Sarah Lark (Nueva Zelanda): En el país de la nube blanca: 0001 (Grandes Novelas (b Edic.))

9 comentarios

Archivado bajo Aventuras, Bueno, Novela Histórica, Novela Romántica