Mercaderes del Espacio – Frederik Pohl y Cyril M. Kornbluth


Reseñado por Bitterblink

Mercaderes del espacio - Frederik Pohl

Mercaderes del espacio – Frederik Pohl

Frederik Pohl es un mito de la ciencia ficción con una carrera que ha durado más de 75 años desde su primer relato publicado en 1937. Que figure en el título su amigo y compañero en dos novelas Cyril M. Kornbluth también es notable puesto que las publicaciones de Kornbluth se producen durante los años 1952 hasta 1958 cuando muere trágicamente a los 34 años. Sin embargo esta novela originalmente publicada por entregas en la revista Galaxy Science Fiction es un clásico del género por derecho propio. Y algunos me preguntaréis que interés puede tener un libro publicado en 1952 que además tiene un título que suena a naves espaciales y pistolas de rayos. Bueno, dejadme añadir que esta novela ha vendido 10 millones de copias en más de 25 idiomas y continúa siendo una constante en las listas de top de muchos lectores.

Vamos al lío. Mitchell Courtenay es un el mejor publicista de la compañía Schoken. Habita en un utópico mundo sobrepoblado hasta el extremo donde el poder político ha sido suplantado por el marketing y donde en vez de electores lo que hay son consumidores manipulados sin descanso por las empresas mediante publicidad y productos que enganchan… literalmente. Es un mundo rico en lujos y en hidratos de carbono pero con una escasez realmente preocupante de proteínas incluso aunque crían las llamadas “Gallinas”, gigantescos tumores de pollo que crecen sin control y que hay que cortar con herramientas para obtener carne.

Embarcado en la campaña de publicidad del Proyecto Venus (un proyecto que busca incentivar a los “consumidores” a embarcarse en la colonización de Venus), Mitch es invitado a un mega resort en la Antártida. Allí es engañado y perdido para descubrir al reaparecer que ha sido “borrado” y su tatuaje de identidad alterado de tal forma que no puede recuperar sus posesiones, estatus o antiguo empleo. Es un consumidor más o aún peor, es un consumidor sin dinero ni posesiones que vive de la buena voluntad de las compañías (incluso le toca dormir en las escaleras de un edificio cuando este cierra).

Mitch se encuentra decidido a recuperar su identidad y su estatus anterior y para eso se valdrá de cualquier medio que le pongan a su alcance. Así es como entra en contacto con los “consistas”, una facción rebelde de corte “anticonsumista” que tiene por objeto cambiar el mundo. En un principio Mitch no comparte sus opiniones ni ideales pero les necesita para recuperar su estatus. Así es como Mitch poco a poco va cambiando y va descubriendo que los de su antigua vida no son necesariamente sus amigos y que los que le han convertido en un paria no son necesariamente sus enemigos.

Es una novela que realmente me encantó. Lo que más me impactó es su sátira constante del mundo consumista dominado por el marketing que vivimos. Incluso aunque se haya terminado hasta cierto punto con los “publicistas salvajes” y se hayan limitado los productos dañinos o incluso mortales que antes se publicitaban de forma estúpida sin conocer sus efectos, sigue siendo un tema de lo más relevante y aplicable a nuestra sociedad.

Me encanta un personaje que privado de todo decide volver a levantarse apoyado solamente por sus capacidades extraordinarias que ya en el pasado le auparon a lo más alto de su sociedad. Me encanta que el personaje aunque sea por las razones equivocadas quiera volver a levantarse y luchar y no se rinda y se quede gimoteando.

Es cierto que hay algunas cosas anacrónicas pero sinceramente la imaginación desbordante del libro compensa de largo sus pequeñas deficiencias. Sin duda la imagen de un hombre abriendo un túnel con una guadaña a través de un tumor gigantesco es suficientemente original como para que no haya anacronismo que valga.

Me parece fabulosa la trama de suspense que se crea en torno a quién es el que ha provocado su desgracia y qué perseguía al hacerlo y me siguen pareciendo geniales los giros de la historia de suspense al respecto. Merece la pena darle una lectura y una buena revisión. Es uno de mi lista de imprescindibles. Espero que os animéis.

Calificación: Imprescindible

Lo Mejor: Ver como sus extrapolaciones se adaptan perfectamente al mundo actual pese a que está escrito en 1952, me encanta el tenebroso mundo de marketing que crea la novela.

Lo Peor: Algunos detalles se han quedado algo anacrónicos, pero son limitados.

Lo Releería: Claro, es un libro para releer de vez en cuando.

Lo Recomiendo: Por supuesto, es un clásico que hay que leer de forma inteligente, quizá haya gente que no lo aprecie por falta de condiciones como el romance o la acción, pero sigo pensando que es un libro inteligente que haría una fabulosa película.

Otros libros que podrían gustarte:

Crónicas Marcianas – Ray Bradbury

Las torres del Olvido – George Turner

Alguna película relacionada

– Desafío Total – Sin duda un paralelismo ante este libro, aunque mucho mucho mucho más flojo.

– Enemigo Público – No es utópico pero si tiene que ver con un hombre perseguido sin motivo que pierde su identidad

Link al libro en Amazon.es

Mercaderes del espacio

Bitterblink

Anuncios

2 comentarios

Archivado bajo Aventuras, Ciencia Ficción, Imprescindible

2 Respuestas a “Mercaderes del Espacio – Frederik Pohl y Cyril M. Kornbluth

  1. Buenos días. Muy buena reseña y, sobre todo, excelente elección. Esta novela no solo cuenta con un humor y una ironía extraordinarios sino que, a pesar de haber sido escrita en los años 50, no se ha marchitado en absoluto: junto a una trama atractiva une una clarividencia anticipatoria que abruma y lo mejor – o peor, según se mire- es que nuestra sociedad cada vez más globalizada se dirige irremediablemente hacia un futuro ya descrito por estos dos autores. Te recomiendo continuar su lectura con “la guerra de los mercaderes”, que es la segunda parte, aunque de menor calidad, a mi juicio. Un saludo.

    • Hola Vicente,

      Me alegro de que te gustara la reseña, lo cierto es que de Pohl he leído más de la saga de los Hechee pero buscaré la segunda parte que se debió quedar relegada en alguna parte de mi biblioteca en los años 90 (:-P si, lo peor es que tengo un ejemplar del libro y no lo he leído).

      Un Abrazo

      Bitterblink

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s