Archivo de la etiqueta: Cormoran Strike

El oficio del mal – Robert Galbraith

Reseñado por Malosa

Tercera entrega de la saga protagonizada por el detective Cormoran Strike y su secretaria Robin Ellacot. Escrita por Robert Galbraith, seudónimo detrás del cuál se esconde la famosísima y riquísima escritora británica J.K. Rowling, creadora de Harry Potter y su mundo mágico. Esta saga policíaca no tiene nada que ver son su serie fantástica y tampoco opino que tenga el mismo nivel. Pero aún así, me gusta cómo escribe Rowling y sigo las aventuras y desventuras de esta pareja de detectives con interés. También os digo que para mí esta tercera entrega es la peor de las tres, pero insisto en el comentario anterior, la escritora es una gran contadora de historias y a mí al menos siempre logra entretenerme con su escritura. Esta vez también lo ha hecho.

Para variar y ya os lo cuento como anécdota, toda la blogoesfera considera esta novela como la mejor de las tres. En fin, yo no sé cómo lo hago para ir siempre contracorriente…en mi caso me quedo con la primera de la saga, sin ninguna duda.

Sinopsis

En un paquete misterioso que ha llegado a la oficina, Robin Ellacott encuentra, horrorizada, una pierna de mujer. Su jefe, el detective privado Cormoran Strike, se muestra tanto o más sobresaltado ante el hallazgo, aunque mucho menos sorprendido. Hay cuatro personas de su pasado que podrían estar involucradas en el envío, y Strike sabe que todas ellas son capaces de actuar de una forma tan cruel y abominable. Mientras la policía se concentra en la única pista que Strike ya ha descartado, éste y Robin deciden investigar por su cuenta y se sumergen en el mundo siniestro de los otros tres sospechosos. Pero cuando varios hechos igual de aterradores empiezan a sucederse, Strike y Robin se dan cuenta de que el tiempo se les agota por momentos… Además de una trama de suspense ingeniosamente construida y repleta de giros inesperados, El oficio del mal nos ofrece una historia apasionante sobre un hombre y una mujer en una encrucijada tanto personal como profesional. Un libro que te atrapa hasta la última página.

Opinión personal

Ay, Cormoran y Robin…esto de las parejas de detectives (o de lo que sea) que trabajan juntas y acaban enamorándose es cierto que está bastante visto ya, pero es increíble lo bien que funciona en novelas y películas lo de la tensión sexual no resuelta. En esta entrega tenemos más de esto, mucho más diría yo porque es la primera vez que los protagonistas se admiten a sí mismos la atracción que sienten por el otro. Por tanto la parte rosa de El oficio del mal es bastante profusa, lo que no desmerece el matiz negro de la obra que también es más oscuro que en las anteriores. Esta mezcla de colores sigue funcionando muy bien y para mí es parte del éxito de esta saga de detectives.

Por otro lado a mí personalmente me gusta mucho el masculino de esta historia, el detective huraño, solitario y brillante, aunque también sea un personaje algo estereotipado. Pero creo que lleva muy bien el peso de la novela, acompañado siempre por su atractiva escudera, la señorita Ellacot. Hay que reconocer que esta es la novela de Robin, sin ninguna duda. Tanto por tener un papel mucho más activo en la investigación (ya no es una mera secretaria), como por centrarse la autora en su vida personal. Y no sólo en su relación actual con Mathew, sino sobre todo en su pasado y en alguna circunstancia oscura de éste, que marca la personalidad de la protagonista femenina y su comportamiento actual.

Aunque conoceremos mucho más a Robin y esto es algo bueno, en mi caso eché de menos a Cormoran en esta entrega. Además el carácter de Robin se me ha hecho un poco cuesta arriba. Me ha resultado caprichosa, terca, egoísta y un poco víctima. Me gustó más la Robin menos protagonista de entregas anteriores. Espero que en la cuarta entrega Galbraith sepa suavizar un poco este personaje, que a mí ya os digo se me ha hecho algo antipático.

La novela sigue siendo muy entretenida, es algo que caracteriza la escritura de Rowling, ya sea para hablar de magos o para hablar de asesinos macabros. Y comprar un libro con garantía de entretenimiento es algo muy bueno. Lo que no me ha gustado tanto esta vez ha sido la propia historia en sí, entramos demasiado rápido en la trama en mi opinión y se hace un poco larga la investigación en este caso. Tampoco me convenció el final, ni me sorprendió ni tampoco acabé de entender la resolución del caso. O no estaba muy atenta (que puede ser) o para mí que no está tan bien hilado como parece hacernos creer la autora.

En resumen, me ha gustado y lo he leído con interés, pero me ha faltado más Cormoran y me ha sobrado parte de Robin. Espero que haya sido más una manía mía que una opinión generalizada…ya os digo que en general las reseñas que he encontrado por la web son altamente positivas. Así que no me hagáis mucho caso…

Por qué decidí leerlo: Me gusta Galbraith y me gusta el dúo protagonista de esta saga.

Lo mejor: La química entre los protagonistas. Strike como personaje en si mismo. Que es un tercer libro de una misma saga y por ahora no cansa (esto tiene mucho mérito). Como los anteriores, es entretenido.

Lo peor: Para mí Robin, en esta novela la he cogido un poco de tirria. Ese final algo deslavazo, que a mí no me sorprendió y que tampoco acabé de entender por qué Strike se da cuenta de que el asesino es quien es (no sé, igual estaba yo poco fina y me perdí un poco).

¿Volvería a leerlo?: No, esta entrega no es tan buena como para releerla. Eso sí, me leeré el siguiente sin dudar.

¿Lo recomendaría?: Este volumen en concreto y de forma independiente no lo recomendaría, pero la saga en su conjunto sí, en en general me parece bastante entretenida.

Otros libros del estilo que podrían gustarte:

Malosa

Anuncios

1 comentario

Archivado bajo Aventuras, Bueno, Novela Negra, Novela policíaca - thriller

El gusano de seda – Robert Galbraith

libro-guano-de-sedaReseñado por Malosa.

Segundo caso de la pareja de detectives Cormoran Strike y su ayudante Robin Ellacott, escrito y publicado por Robert Galbraith. A estas alturas de la película a pocos se les escapa que detrás de este seudónimo masculino se encuentra la famosísima J.K. Rowling, autora de la saga juvenil de Harry Potter.
Como decía segunda entrega de las siete que Galbraith tiene en mente publicar sobre estos detectives. Segunda en orden pero no en calidad, ya que si su predecesora me gustó, El canto del cuco, creo que El gusano de seda es una novela superior en muchos aspectos. Pero vamos paso a paso…

Sinopsis

La desaparición del novelista Owen Quine no altera demasiado a su esposa, convencida de que su marido se ha marchado a pasar unos días solo, tal como ha hecho en otras ocasiones. Por ello acude al despacho del detective privado Cormoran Strike para encargarle que encuentre a su esposo y lo lleve de vuelta a casa. Sin embargo, Cormoran descubre que tras la ausencia de Quine hay mucho más de lo que su mujer cree. Hace poco, Owen había acabado un manuscrito en el que revelaba los secretos más comprometedores de prácticamente todos sus conocidos. Es evidente que la publicación de la novela arruinaría sus vidas, así que, en teoría, cualquiera de ellos haría lo que fuese por impedir que el libro saliera a la luz. Y cuando la teoría se vuelve realidad con la aparición del cadáver de Quine, los acontecimientos se precipitan. Owen ha sido brutalmente asesinado, con una crueldad que Cormoran no recuerda haber visto nunca. Así pues, detener al culpable se convierte en una tarea urgente, por lo cual Cormoran Strike y Robin Ellacott, su eficaz ayudante, han de recurrir a todo su arrojo y astucia para identificar al asesino y atraparlo lo antes posible. Segunda entrega de la aclamada serie protagonizada por Cormoran Strike y Robin Ellacott, una peculiar pareja que, por su inteligencia y determinación, deleitará a los aficionados a las historias de misterio y suspense.

Opinión personal

En general, me ha gustado mucho esta nueva novela de Galbraith, pero sobre todo porque es muy entretenida. Me la he leído en 3 días y no es que sea precisamente corta (545 páginas aprox.). Y aparte de que se ha dado la circunstancia de que he podido leer mucho este fin de semana, también la he acabado tan rápido porque estaba enganchadísima a su lectura. A mí que un libro logre tenerme pegada a sus páginas es un punto positivo tal que me hace perdonar cualquier otro fallo que pudiera tener. Así que sólo por esto, El gusano de seda lleva una buena recomendación por mi parte.

Vamos a empezar por los aspectos positivos:

  • Los personajes protagonistas presentan muchísima química entre ellos. Es sobre todo personal y laboral, no tanto sentimental, aunque se vislumbra una cierta admiración mutua que podría derivar en algo más. Esta química hace que los personajes sean muy dinámicos, desprendan feeling y nos contagien su interés por la aventura que están viviendo. Hacen además más creíble la historia.
  • Además de lo anterior, las vidas personales de todos los personajes nos interesan sobremanera. Tanto los entresijos de la vida amorosa de Robin y Mathew (personajillo desagradable en grado sumo, deseando estamos de que Robin le mande a paseo), como de la personal de Cormoran (su ex-novia, su hermano, su amigo de la policía). Esto hace que la novela no funcione bien sólo como historia policíaca, sino que también lo haga en otros géneros más orientados  a las relaciones personales.
  • Personalmente me encantan las reminiscencias a las historias policíacas clásicas de siempre que tiene este libro y que nos recuerdan a novelas de escritores tradicionales del género como Patricia Higsmith, Agatha Christie o Dashiell Hammett. Se aprecia en cómo se estructura el argumento (a base de entrevistas a los varios sospechosos y múltiples pistas que la autora va dejando caer) o incluso en la atmósfera presentada (las oscuras y nevadas callejuelas de Londres, muy al estilo que Conan Doyle, por ejemplo).
  • Tiene un argumento original dentro del clasicismo, recreando supongo que de forma fidedigna los entresijos del mundillo editorial e incluyendo numerosas críticas veladas por parte del autora en torno a la superficialidad y excentricidad del mismo. Además esta originalidad reside también en el propio argumento, mucho más escabroso y más insólito que el de la novela predecesora.
  • Hablar por último del desenlace de la historia, bastante redondo en mi opinión, bien resuelto y sin apenas cabos sueltos relacionados con todas las pistas planteadas a lo largo de las páginas. Y lo mejor de todo, en absoluto predecible, lo que es de agradecer en este tipo de novelas.

Pasamos ahora a los aspectos negativos, que no son pocos ni insignificantes, pero que en mi caso se vieron ampliamente compensados con los puntos positivos que he comentado arriba.

  • El inicio es lento y aburrido. Pero muyyy lento y bastante aburrido. Prácticamente hasta que no pasamos de la página 150 no empezamos a cogerle el tranquillo al libro. Eso sí, a partir de este punto no podremos dejar de leer.
  • Hay una gran confusión entre los personajes secundarios y candidatos a asesinos. Creo que este es el gran fallo de la novela, la autora no logra presentar a los mismos de manera que el lector pueda diferenciarlos. No sé si es que no acaba de describirlos bien, si los va presentando de forma muy similar o si las casi idénticas profesiones hacen que nos liemos (todos son editores, o jefes de editores o escritores), pero lo que es cierto es que se acabó el libro y yo todavía no tenía muy claro quién era quién.
  • El último aspecto que no me convenció, a pesar del correcto final, es que no entendí el móvil del asesino. Casi todos los secundarios tenían razones para asesinar a Owen, incluido el asesino, pero ¿por qué monta toda la parafernalia que monta para deshacerse de Owen? Y sobre todo, ¿qué es lo que le motiva a hacerlo? A mí este punto no me quedó nada claro, las razones del asesino no eran tantas para hacer lo que hizo. O la autora no supo trasladarlo bien. O yo no lo entendí, vaya usted a saber.

Por lo que he visto por la blogosfera la novela no ha salido demasiado bien parada. Casi todos los comentarios coinciden en que es entretenida, pero la tildan casi de producto de usar y tirar, novela banal sin ningún calado literario, aparte de que mencionan el tema de las descripciones detalladas como error garrafal. No coincido con las reseñas mayoritarias, no me parece un libro tan falto de estilo ni creo que sea tan exhaustivo en el detalle. Pero para gustos, ya se sabe.

Por qué decidí leerlo: Me gustó el primero de la serie, así que no cabían excusas para hacerme con este segundo. Y ha sido un acierto.

Lo mejor: Ver el apartado de aspectos positivos.

Lo peor: Ver el apartado de aspectos negativos.

¿Volvería a leerlo?: Podría ser. Sobre todo si pasa mucho tiempo hasta la publicación de la tercera entrega de la saga, que por supuesto me leeré.

¿Lo recomendaría?: Sí, la verdad. No es necesario haber leído el anterior para entender éste y pese a sus aspectos negativos el conjunto me ha resultado muy satisfactorio.

Otros libros del estilo que podrían gustarte:

El canto del cuco, Robert Galbraith
La maldición de los Dain, Dashiell Hammett
Telón, Agatha Christie

Malosa

6 comentarios

Archivado bajo Bueno, Novela Negra, Novela policíaca - thriller