Doctor Sueño – Stephen King


Doctor_sueno Reseñado por Malosa.

Tengo que reconocer que, al igual que Jack Torrance en El resplandor, comencé esta secuela con el mazo de roqué en la mano…y preparada para matar. No tenía demasiadas expectativas con este Doctor Sueño, primero porque era una continuación (segundas partes nunca fueron buenas) y segundo porque era una continuación de El resplandor, novelón donde los haya y libro que consagró y encumbró a King como escritor. Por tanto, no me esperaba nada muy bueno y además quería ensañarme un poco en la crítica.

Pero, como siempre, los designios del Señor King son misteriosos…e impredecibles. Y aunque este Doctor Sueño no es su mejor libro (ni de lejos), sí es una muy digna continuación de una de sus mejores novelas. Así que, y de nuevo parafraseando a Jack Torrance, no ha hecho falta que el cachorro de King se tomara su medicina…

Sinopsis

Danny Torrance, aquel niño aterrorizado del Hotel Overlook, es un adulto alcohólico atormentado por los fantasmas de su infancia. Un día se siente atraído por una ciudad de New Hampshire, donde encontrará trabajo en una residencia de ancianos y donde se apuntará a las reuniones de Alcohólicos Anónimos. En ese lugar le llega la visión de Abra Stone, una niña que necesita su ayuda. La persigue una tribu de seres paranormales que vive del resplandor de los niños especiales. Parecen personas mayores y totalmente normales que viajan por el país en sus autocaravanas, pero su misión es capturar, torturar y consumir a estos niños. Se alimentan de ellos para vivir y el resplandor de Abra tiene tanta fuerza que les podría mantener vivos durante mucho tiempo.
Danny sabe que sin su ayuda Abra nunca conseguiría escaparse de ellos; juntos emprenderán una lucha épica, una batalla sangrienta entre el Bien y el Mal, para intentar salvarla a ella y a los demás niños que sacrifican.

Opinión personal

Más que menos. Esta es la conclusión final a la que llego tras casi zamparme esta novela. King conquista otra vez, a pesar de los varios fallos que localizo en la obra. Pero vamos por partes…

No me ha convencido el nuevo tándem protagonista, el adulto Danny y la niña-preadolescente Abra. King mantiene una estructura pareja en esta secuela respecto a su anterior novela: construye toda la historia en torno al doble protagonismo: el adulto y el niño. En El resplandor la interactuación de ambos se basaba en la confrontación (el adulto quiere matar al niño). En este caso, ambos actúan de forma conjunta (el adulto es el mentor del niño).
Digo que no me ha convencido porque, a pesar de respetar la esencia de la relación y la estructura de la novela,  flojea la parte infantil. Abra no es un personaje que funcione tan bien como el Danny niño, el carisma que tiene es ciertamente inferior. Cuando acabas El resplandor, tiempo después te preguntas: ¿qué habrá sido de Danny? ¿Creció? ¿Fue feliz? ¿Evolucionó su don?… El propio King se replanteó estas cosas y fue lo que le hizo escribir la secuela que tenemos entre manos. Tras leer Doctor Sueño, no te quedas con ganas de saber que será de Abra en el futuro. Y esto es determinante.

Además de flojear los protagonistas, tampoco me convencen los secundarios. Sobre todo por la falta de desarrollo de alguno de ellos y en este caso me refiero especialmente a los viejos conocidos de la anterior novela. Me ha faltado más de Dick Hallorann y más de Wendy Torrance. Y relacionado con lo anterior, también he echado de menos saber más sobre algunas subtramas previas. Especialmente del qué pasó justo después del incendio del Overlook, los primeros años de Wendy y Danny, sin Jack Torrance. King comienza la historia en este punto y nos cuenta algunas cosas, pero no se recrea en el pasado. En seguida nos encontramos con el Danny adulto. Creo que el autor se quedó corto en este punto, los lectores queríamos estirar un poco más el justo después del Overlook.

Sin embargo, sí me ha gustado la evolución del Danny niño al adulto. King se centra en este personaje, nos cuenta todo sobre él, sus miedos, inseguridades, problemas…y también su bondad, su valentía y su fuerza. Danny madura a lo largo de esta historia y a la vez es un reflejo del propio crecimiento de King, que vuelca en este personaje mucho de sí mismo. Poco queda del autor totalmente enganchado al alcohol que descargó sus frustraciones en El resplandor. El actual ha madurado, ha encauzado su vida y ha perfilado su escritura, sin renunciar a su estilo de siempre. Evolucionar siempre es positivo.

Y hablando del estilo, también me ha convencido el utilizado por el autor, que no deja de ser el suyo propio: directo, sencillo, sin medias tintas. Los personajes hablan el lenguaje de la calle, el que cualquier lector normal puede usar. Lo que se dice en las novelas de King es lo que cualquier persona diría en la misma situación. Y esta sencillez, esta frescura, son signos de su éxito. Y hace que el lector conecte tantísimo con los personajes que crea este escritor.

Y me encanta este gusto del autor de retornar de algún modo a sus raíces, a los clásicos. En sus últimas novelas vemos un punto de melancolía, de vuelta al pasado, a lo que fue el viejo King. Encontramos en este libro retazos de terror, marca de la casa del de Maine. Volveremos a ver fantasmas, a sentir presencias en la oscuridad, a ver de nuevo el confeti de los antiguos monstruos del Overlook. El americano quiere que volvamos a pasar miedo. Y lo consigue, aunque es cierto que en proporciones moderadas (especialmente al principio y al final del libro).

Por último, comentar que también me ha gustado el ritmo con el que el autor nos mueve por esta historia. El lector volverá una y otra vez a la novela con ganas de más y verá también recompensados sus envites con un final in-cressendo, que incluye algunos giros no esperados, así como el reencuentro con viejos fantasmas.

En resumen, King cumple. Más de lo que yo esperaba cuando abrí la primera página de esta secuela. No es lo mejor del americano, es verdad. Y ni por asomo supera al relato previo, pero no desmerece. El listón, se mantiene alto. Y a los fans acérrimos como yo, no nos decepcionará.

Por qué decidí leerlo: Como para no hacerlo, dada mi obsesión por el autor…

Lo mejor: El estilo fresco, franco y directo de King. Su delicadeza en la recreación de ambientes, pensamientos y sentimientos de los personajes. La evolución que su escritura deja ver en cada libro y cada historia. ¡¡Ah!! Y la portada española. ¡Me encanta!

Lo peor: No es una obra maestra. Su personaje infantil protagonista sale perdiendo con respecto a la novela predecesora. Las comparaciones son odiosas, pero existen. Y El resplandor gana por goleada en este asalto…

¿Volvería a leerlo?: Claro que sí. Independientemente de los fallos, la historia me ha gustado mucho.

¿Lo recomendaría?: Sí. Casi cualquier cosa de King supera en calidad a la media literaria del mercado. Sea del género que sea. Y Doctor Sueño no es la excepción. Imprescindible para los fans de la novela predecesora.

Link al libro en Amazon.es

Doctor Sueño (EXITOS)

Otros libros del estilo que podrían gustarte:

El resplandor (Stephen King)
– Un saco de huesos (Stephen King)
El último pasajero (Manel Loureiro)
Joyland (Stephen King)

Malosa

Anuncios

3 comentarios

Archivado bajo Bueno, Fantástica, Terror