Archivo de la etiqueta: Henning Mankell

Asesinos sin rostro – Henning Mankell

Asesinos_sin_rostroReseñado por Malosa.

Curiosamente, el primer libro que leí de Mankell fue el último que publicó, Huesos en el jardín, una novela corta escrita por el sueco una vez finalizada su saga y por las peticiones continuas de sus lectores/fans.
El buen hacer de esta historia me convenció y pensé que, dada mi afición al género negro, debía leerme la obra del reconocido padre de la novela nórdica, que no es otro que Henning Mankell. Así que, para hacerlo lo mejor posible, decidí empezar por el principio y hacerme con el primer libro de la saga de Kurt Wallander, este Asesinos sin rostro.
Creo que he hecho bien, es una buena novela y entiendo la fascinación con Mankell. Eso sí, en mi caso tengo otros escritores de novela negra que considero muy superiores al sueco. Por ejemplo Jussi Adler-Olsen, Vicente Garrido/Nieves Abarca o, por supuesto, mi adorado Jo Nesbo.

Sinopsis

Kurt Wallander atraviesa uno de los momentos más sombríos de su vida personal (sus relaciones familiares son un desastre, está ganando peso, bebe mucho y duerme poco) cuando tiene que ponerse al frente de la investigación del asesinato de un apacible matrimonio de ancianos, en una granja de Lenarp. El marido ha sido horriblemente torturado y la mujer muere estrangulada poco a poco, con el tiempo justo de pronunciar antes de morir la palabra ‘extranjero’.

Opinión personal

A este autor se le ha tildado en muchos foros como el padre de la novela nórdica y no creo que sea equivocado. Es muy posible que la mayoría de los escritores actuales se hayan basado en la obra del sueco y en el personaje principal de esta saga, Kurt Wallander.

Mankell consigue un investigador protagonista consistente, con el que el lector simpatizará sobre todo por su perfil humano. A día de hoy quizá esté un poco visto ya: el policía con sexto sentido y fino olfato, que pone su vida en peligro por la investigación y con una complicada vida personal y familiar (su mujer le acaba de dejar, tiene exceso de peso, bebe en demasía, su hija no le habla, la lía con la nueva fiscal porque se siente atraído por ella, tiene a su padre con demencia senil, etc. etc.). Pero es cierto que en el momento de publicación de la novela (1991) no era tan habitual contar con este tipo de investigadores policiales “humanizados”.

La novela también se mueve bien en todo lo relacionado con la investigación del caso: testigos, toma de declaraciones, búsqueda de pistas, trabajo en equipo, deducciones, etc. Todo muy a la vieja usanza (recordemos que el libro tiene unos años ya) pero correctamente documentado, sin interrupciones en el ritmo y de fácil seguimiento por el lector.

El argumento no es rebuscado, ni tampoco la resolución del crimen. De hecho, una vez leído, te das cuenta de que es de una simplicidad pasmosa. Mankell no se saca sorpresas de última hora y remata el caso con solvencia y coherencia.
Eso sí, tampoco esperéis la octava maravilla en originalidad. Si somos puristas, se pueden sacar algunos peros en la forma que tiene el autor de zanjar su historia. Quedan cabos sueltos, sobre todo con las motivaciones del asesinato y el modus operandi. Por ejemplo, a mí no me queda claro por qué el asesino hace lo que hace y con esa brutalidad. Por no hablar de ciertas pistas que aparecen continuamente y luego no conducen a nada…

Por último, comentar también que la temática de fondo sobre la que el escritor plasma su historia era un tema muy de actualidad en la época y ponía de manifiesto un problema grave que se daba en el país (y en toda Europa) y que se sigue dando aún a día de hoy: la problemática de la inmigración y los prejuicios raciales.

En suma, novela interesante, bien escrita, bien contada y con personajes correctamente construidos. Gustará a los aficionados a la novela negra, aunque en mi caso no me ha parecido una maravilla literaria. Mankell no está entre mis favoritos del género, como mucho leeré algún otro libro suyo y ya.

Por qué decidí leerlo: Porque el autor despierta fascinación en las redes sociales y hay un batallón de fans de su personaje Kurt Wallander. Así que había que verificar en primera persona el buen hacer del sueco.

Lo mejor: El planteamiento, investigación y resolución del crimen. El personaje protagonista, con sus luces y sus sombras.

Lo peor: Las elevadas expectativas con el autor no ayudaron, ya que no me ha parecido una novela tan fascinante. Quedan cabos sueltos, en mi opinión, en la resolución del asesinato y algunas pistas.

¿Volvería a leerlo?: No, tampoco creo que sea tan bueno. Es posible que continúe con la saga de Wallander, aunque no lo puedo garantizar.

¿Lo recomendaría?: Amantes de la novela negra y nórdica, por supuesto. Lectores menos policíacos, no. Antes les recomendaría otros autores superiores a mi parecer.

Si quieres comprar el libro

Asesinos sin rostro

Otros libros del estilo que podrían gustarte:

Huesos en el jardín (Henning Mankell)
Petirrojo (Jo Nesbo)
Crímenes exquisitos (Vicente Garrido y Nieves Abarca)
Linda, como el asesinato de Linda (G.W. Persson)

Malosa

Anuncios

3 comentarios

Archivado bajo Bueno, Novela Negra, Novela policíaca - thriller, Suspense

Huesos en el jardín – Henning Mankell

Huesos_jardínReseñado por Malosa.

Henning Mankell es un escritor conocidísimo en el género de novela negra escandinava. Especialmente es famosa su colección de novelas policíacas con Kurt Wallander como protagonista, traducidas a 37 lenguas, aplaudidas por crítica y público por igual y ganadoras de varios premios, así como objeto de adaptaciones a la televisión y cine.
Todas han sido publicadas por la misma editorial a lo largo de los años. En teoría la última de ellas, El hombre inquieto, era el fin de la saga protagonizada por Wallander. Digo en teoría porque de repente el autor sueco nos sorprende con otro relato protagonizado por el mismo personaje y que se encuadra justo antes de El hombre inquieto. Hay opiniones para todos los gustos al respecto de esta decisión, en general por lo que he visto se apunta a una especie de regalo para los millones de fans de esta saga policíaca, que pedían a gritos una nueva entrega de Wallander.
 
En mi caso y aunque os parezca increíble, no había leído aún nada de este escritor sueco y eso que me chifla la novela negra nórdica. Y me he estrenado precisamente con este relato corto (no llega a las 200 páginas), que se lee en un santiamén, que no presenta ni una estructura especialmente compleja ni un crimen demasiado novedoso y del que apenas sé nada de los personajes….Pues bien, a pesar de todo lo anterior, me ha gustado mucho. Y aunque los fans y la mayoría de las opiniones coinciden en que esta entrega no es nada buena comparada con las otras, entiendo la fascinación creada a lo largo de los años por Mankell.

Sinopsis

En octubre de 2002, un Kurt Wallander cansado y refunfuñón va a visitar la que podría ser la casa de sus sueños, en la campiña de Löderup. Sin embargo, mientras deambula a solas por el jardín de la casa, rumiando si comprarla o no, tropieza con algo semioculto entre la hierba. Para su sorpresa, son los huesos de una mano. Esa misma noche, cuando los técnicos encienden sus focos y cavan alrededor, sale a la luz un cadáver o, mejor dicho, un esqueleto que, según los forenses, presenta signos de ahorcamiento y que lleva más de cincuenta años enterrado en ese jardín. Muy poco antes de Navidad, y pese a los recortes presupuestarios en la policía de Escania, Wallander, Martinsson y Stefan Lindman (el protagonista de El retorno del profesor de baile) echan horas para investigar lo que parece ser un asesinato muy antiguo. Pero ¿cómo investigar una desaparición ocurrida hace unos sesenta años? ¿Es posible esclarecer un crimen cometido tanto tiempo atrás? Cuando ya están a punto de darse por vencidos, Wallander regresa al jardín de lo que podría ser su futura casa. Y algo suscita en él nuevas sospechas que se convertirán en un nuevo hallazgo.

Opinión personal

No pretendo extenderme demasiado con este comentario, ya que hablamos de una novela corta de apenas 200 páginas. Como decía antes este relato no presenta unas bondades objetivas que me lleven a ensalzarlo en un sentido estrictamente literario. Ni en estructura, ni en originalidad, ni en consistencia. No presenta tampoco una profundidad excesiva en ningún ámbito. Y aún así me ha gustado bastante.

¿Por qué? Por su buen hacer. Se nota que Mankell es un escritor experimentado y de calidad. Sabe manejar el suspense del relato, tiene un estilo fácil y directo, controlando el ritmo de forma adecuada. Y es capaz de tejer toda la historia en torno a un personaje con muchísimo carisma: Kurt Wallander.

Porque no vamos a negarlo, sin conocer el resto de la serie me inclino a pensar que su éxito radica en su protagonista. El policía le caerá estupendamente bien al lector, fundamentalmente por su normalidad: no destaca especialmente por nada y esta cotidinidad es lo que hará que nos identifiquemos plenamente con él. Ni es un tipo especialmente listo, ni tonto, ni guapo, ni feo, ni gruñón, ni afable, ni problemático, ni fácil. Es, pues eso, del montón. Como somos todos, con sus problemas, sus carencias y sus virtudes. Y opino que este es el secreto del éxito de los mejores personajes de la literatura.

Mankell hace fácil lo difícil en este relato corto. Logra que nos guste sin complicarse demasiado y sin realizar esfuerzo aparente. Esto ya es importante.

Por qué decidí leerlo: Era imperdonable no haber leído aún nada de uno de los maestros de la novela negra nórdica de siempre.

Lo mejor: Kurt Wallander. Me parece un personaje redondo.

Lo peor: Objetivamente no es nada del otro mundo en cuando a lo restante exigible en una novela negra. Habrá que leer algo más significativo de esta saga para opinar con conocimiento. Por ahora tengo ya el primero de la serie en mi poder.

¿Volvería a leerlo?: Este no. Pero voy a por los demás de Kurt Wallander.

¿Lo recomendaría?: A fans de la saga, por supuesto. Resto de lectores…no molesta, sirve también para conocer a otro escritor. Si te gusta la nórdica, no te arrepentirás.

Link al libro en Amazon.es Huesos en el jardín

Otros libros del estilo que podrían gustarte:

– Quien mate al dragón (Leif G.W. Persson) – El hipnotista (Lars Kepler) – Sorry (Zoran Drvenkar)

Malosa.

9 comentarios

Archivado bajo Entretenido, Novela Negra, Novela policíaca - thriller