La edad de los milagros – Karen Thompson Walker


Reseñado por Malosa.

Debut literario de Karen Thompson Walker,colegiada en inglés y escritura creativa por la UCLA. Ha sido editora en Simon&Schuster y escribió “La edad de los milagros” en sus horas libres antes de ir a trabajar e incluso mientras viajaba en metro. Con esta primera novela, ha conseguido una gran expectación en su país natal, los EE.UU.
La verdad es que si la autora lo escribió un poco así porque sí y en tales condiciones, habría que reconocerle el mérito, sobre todo por tratarse de su ópera prima. Pero poco más a valorar positivamente encuentro en el libro en cuestión…

La novela está narrada desde la perspectiva de una niña de 11 años de nombre Julia (niña…aunque la autora nos la quiera vender como adolescente) cuya vida da un giro de 180 grados por un hecho anómalo: la ralentización del planeta. Esto de la ralentización consiste en que la tierra gira más despacio y como consecuencia se amplían las horas del día, pasando a ser cada uno de ellos no de 24h, sino hasta de 72h (gradualmente, no de golpe). Por tanto, los tiempos de luz y oscuridad también se alargan (situación similar a la que pasa en la actualidad en los polos, sucediéndose varios meses de total oscuridad y luz).
Julia nos cuenta no sólo como la sociedad asume tales cambios (por ejemplo, se crean 2 “sociedades”, los que respetan los días-noches según las horas de luz/oscuridad y los que respetan la hora “oficial” y siguen viviendo un día de 24h independientemente de que sea de noche o de día), sino también los problemas cotidianos a los que se tiene que enfrentar una niña casi adolescente (el primer amor, las desavenencias con los compañeros del colegio, la relación paterno-filial, etc.).

Se trata de una novela post-apocalíptica, aunque no en un término absoluto. Sí trata el asunto de qué pasaría con la sociedad si aconteciera una catástrofe, pero lo hace desde una perspectiva mucho más light y menos tensa que una novela típica del género. Y esto es para mi gusto el punto más interesante del libro y lo que me llevó a empezarlo con interés: su perspectiva distinta del fin del mundo. Aquí no hay caos, ni las personas se matan unas a otras por los recursos (ni mucho menos recurren al canibalismo como nos tienen acostumbrados otros autores del género), ni la sociedad se destruye de un día para otro, ni aparece el presidente de los EE.UU por televisión deseando buena suerte a la humanidad. La autora tiene una visión más pausada del apocalipsis y mucho más creíble. Realmente, no sé hasta qué punto creerme el hecho de que los humanos nos volviéramos literalmente locos y nos diera por matarnos entre nosotros a la mínima si ocurriera algún desastre a nivel mundial. No porque no tengamos maldad, sino porque a veces nos puede la pereza y la rutina. Creo que la “transición al caos” sería más lenta y pausada que lo que nos han transmitido siempre los escritores de referencia del género post-apocalíptico. Me creo más la versión de Karen Thompson.

Pero…hasta ahí lo interesante. Cómo explicarme adecuadamente…cogí el libro con ganas. Me dió pereza continuarlo. Me dió pereza seguir a partir de la página 50. Me dió pereza terminarlo. Y me da pereza hasta escribir esta reseña. Qué poco me enganchó esta historia…por varias cosas:

Es lento. Muuuuy lento. Vale que no hay tanta acción como una novela post-apocalíptica típica. Pero es que aburre hasta las ovejas. Tiene apenas 300 páginas y se me hizo largo. ¿Cómo es posible con esta temática?
– La no acción se sustituye por los pensamientos, sentimientos, sensaciones de la protagonista. La adolescente de 11 años (por cierto que quizá han cambiado muchos los tiempos…pero yo con 11 años estaba jugando con muñecas y no comprándome un sujetador en el centro comercial. ¿Por qué la autora no puso una cría con una edad entre 13 y 14 años como protagonista? Me la hubiera creído más). Y sinceramente, tanto sentimentalismo e incomprensión me agotó de mala manera. Vale que la adolescencia es muy difícil. Pero esta niña parece antisocial, no tiene ni un amigo!!
El resto de personajes son inaguantables. La madre es una histérica a la que se le coge asco. El padre parece poner algo de cordura en esa familia, hasta que a mitad de libro hace algo (bastante previsible) que nos lleva a no soportarle tampoco. La vecina sexy-rara no me aporta demasiado. El abuelo no tiene un papel claro, aparte de intentar emocionar al lector con lágrima fácil al final del libro. El amor de Julia, Seth, es más raro que un perro verde. Y entabla una relación con Julia al final del libro que no me la creo en 2 adultos de 30 años, como para creerla en 2 niños de 11. En fin…y aparte de inaguntables, los personajes son tópicos y previsibles en grado sumo.
El estilo de escritura y la prosa, me parecen ñoños, ñoños, ñoños. Lo peor de todo es que por la red sólo veo críticas positivas de este libro y que hacen hincapié en el estilo poético (¿?), el buen gusto (¿?) y el poder de enganche de esta novela (¿?). Yo está claro que me he leído un libro distinto…Es una novela para adolescentes y creo que empalagosa. Y luego critican a “Crepúsculo”…que sí, que es ñoña, pero al menos vende lo que es y no nos intenta colar otra cosa.

En fin, que…no me ha gustado. Me ha parecido un libro muy simplón, con unos personajes muy manidos, que se recrea en los sentimientos de una adolescente que se nos atraganta (al menos, si eres un lector que supera los 15 años) y que intenta venderse como un libro de ciencia-ficción que no es.

Por qué decidí leerlo: Grijalbo nos envió un ejemplar gratuito. Como siempre, muchas gracias.

Lo mejor: La perspectiva distinta que plantea del género de la ciencia ficción en su visión del apocalipsis.

Lo peor: Todo lo demás. Su lentitud, los personajes, el estilo, la forma…

¿Volvería a leerlo?: ¿Contesto?

¿Lo recomendaría?: Niñas o preadolescentes entre los 12 y 15 años. Y con reservas.

Otros libros del estilo que podrían gustarte:

La cazadora de Indiana Jones (Asun Balzola)
– La huésped (Stephenie Meyer)

Link al libro en Amanzon.es

La edad de los milagros (Narrativa (grijalbo))

Malosa

Anuncios

9 comentarios

Archivado bajo Ciencia Ficción, Juvenil, Malo

9 Respuestas a “La edad de los milagros – Karen Thompson Walker

  1. Uhin Giser

    ¡Hola! Yo también tengo un blog de reseñas, se llama trotalibros (http://trotalibros.wordpress.com). Te sigo!
    Una cosa más, te he linkeado en el apartado de “críticas” al libro “la edad de los milagros” ya que me encantó tu reseña. Echa un vistazo a la mía, ¿estás de acuerdo? ¡Dame tu opinión! http://trotalibros.wordpress.com/2012/07/09/laedaddelosmilagros/

    • Hola, Uhin Giser.

      Me alegro de que te haya gustado la reseña. Intento meterme en tu blog pero me sale como que lo has cerrado. ¿Tienes alguna otra dirección?
      Un saludo,
      Malosa.

  2. Ana

    Personalmente, creo que la prosa de esta novela es realmente bella. En muchos momentos consigue lo que proclaman tantos profesores de escritura creativa: “decir los extraordinario de forma simple, y no decir lo simple de forma extraordinaria”, como cuando la niña cuenta que una de las casas tenía un césped tan verde y artificial que estaba hecho “para engañar a los pies”… ¿Es simple? Sí. ¿Se le habría ocurrido a cualquiera? Pues no. Yo llevo más de veinte años escribiendo y no se me habría ocurrido una imagen tan genial.

    Otra cosa es que la historia “enganche”… Aquí entraríamos en la correlación entre continente y contenido que, quizás en este caso, no es tal. En pocas palabras, la prosa es majestuosa, la historia no tanto. Pero es su primer libro, dejémosle tiempo para evolucionar. Hace poco leí un tocho de tropecientas páginas de un autor “consagrado” que no tenía ni continente ni contenido. La pura nada envuelta en márketing. Y el autor está forrado de dinero y de premios. Esto sí que no tiene perdón.

    Felicidades por tu web. Saludos 🙂

  3. Hola, Ana.
    Pues claramente no estamos de acuerdo en la concepción de este libro. Desde luego valoro que sea su primera incursión en la literatura, pero no veo la belleza del lenguaje ni de los diálogos por ningún sitio…
    Yo te recomendaría el maravilloso “Firmin” de Sam Savage, como ejemplo de prosa bella.
    En cualquier caso, las opiniones dispares siempre enriquecen la visión de las cosas. Ya se sabe, nunca llueve a gusto de todos!!

    Muchas gracias por tu comentario.
    Un saludo,
    Malosa.

    • Ana

      Leí “Firmin” hace años y me encantó, por supuesto 🙂 Son dos formas de escribir distintas porque son dos personas distintas. Lo que me gustó de esta autora, como te dije, es que expresa ideas extraordinarias de un modo muy simple, a veces con una economía de palabras impresionante, casi minimalista, pero el lector sabe exactamente a qué sentimiento se refiere y lo localiza en su memoria (todos hemos sido adolescentes) a través de un atajo certero. Yo valoro mucho esto en un autor como otros valoran otras cualidades 🙂

      Un beso y, claro que tienes razón, para gustos los colores 🙂
      Me gusta tu blog, volveré por aquí.

  4. Pingback: La chica que amaba a Tom Gordon – Stephen King | Un libro para esta noche

  5. Pingback: La huésped – Stephenie Meyer | Un libro para esta noche

  6. Pingback: Nubes de kétchup – Annabel Pitcher | Un libro para esta noche

  7. Pingback: Mi hermana vive sobre la repisa de la chimenea – Annabel Pitcher | Un libro para esta noche

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s