No me iré sin decirte a dónde voy – Laurent Gounelle


No me iré sin decirte a dónde voy - Laurent Gounelle

No me iré sin decirte a dónde voy – Laurent Gounelle

Reseñado por Bitterblink

Parece que llevo 3 seguidos de temática similar, todos encuadrados en el “Nuevo pensamiento” es decir, en esa “cuarta rama” de la psicología destinada a mejorarnos a nosotros mismos a través de nuestro propio pensamiento.

Laurent Gounelle es economista y tiene un máster en comercio exterior (no exactamente pero es difícil traducir títulos franceses). Su experiencia en la empresa le hizo interesarse por la PNL o “Programación Neurolingüística”, una técnica destinada a “programarnos a nosotros mismos” para cambiar actitudes o formas de actuar. A partir de ahí ha ido recorriendo un camino de aprendizaje los últimos 14 años para intentar ilustrar todas las técnicas aprendidas en situaciones aplicadas en la vida “real” a través de sus novelas.

Su primera novela “El Hombre que quería ser feliz” (reconozco que aun no la he leído) fue un bestseller internacional y el libro que nos ocupa va camino de serlo también.

Vamos al lío. Alan Greenmore es un norteamericano afincado en París que está a punto de saltar de la torre Eiffel después de un desengaño amoroso. Considera que nada de su vida ha ido bien, desde que su padre abandonara a su madre embarazada todo fue mal, y su traslado a París no había mejorado las cosas, encerrado en un trabajo sin futuro como consultor de selección de Dunker Consulting, hasta que llegó Audrey y estuvo iluminando su vida un tiempo y luego le dejó sin ninguna explicación. Eso es lo que ha llevado a Alan a encaramarse en una viga de la Torre Eiffel dispuesto a acabar con todo.

Lo que Alan no sabe es que eso va a ser un principio y no un final. En la misma viga encuentra fumando tranquilamente a Yves Dubreuil, un extraño personaje, distinguido que le reta a no dar su vida tan tontamente, le ofrece cambiarla a cambio de que haga varias misiones para él… el precio del fracaso no es otro que su vida, y Alan confundido y aterrado acepta ponerse en manos de Dubreuil.

Así es como Alan comienza a tener que enfrentarse a sus “misiones”, aprender a quejarse o simplemente no conformarse cuando algo no está bien (“siempre me dan el pan quemado”…), aprender a llevar la contraria a alguien, no amilanarse ante una casera gruñona o un jefe obsesionado con la rentabilidad y la cotización de las acciones.

Alan poco a poco va convirtiéndose en un hombre nuevo enfrentándose a la vez a retos de su vida así como de su trabajo en Dunker Consulting acercándose poco a poco hacia lo que siempre ha querido ser… sin embargo hay algo que no termina de dejarle dormir… ¿Por qué le esperaba Dubreuil en una viga? ¿Qué es lo que realmente quiere de él? ¿Qué ocurrirá si falla en una misión? ¿Le costará la vida que está consiguiendo crear?.

Reconozco que el libro me ha gustado es optimista y entretenido, es cierto que oculta poco su intención de “enseñar al lector” de la misma forma que Dubreuil da clase a Alan y quizá esto me gusta menos, un poco más de disimulo con las “misiones” hubiera enganchado más, creo que el autor se recrea demasiado en explicar y clarificar los conceptos que intenta enseñar, pese a todo creo que son conceptos interesantes.

El misterio de por qué le ayuda Dubreuil al principio parece algo siniestro y engancha un poco más pero es un misterio que pierde fuelle y sin embargo se resuelve en pocas páginas luego.

Para mi gusto el final es el único pero que le pongo, es abrupto en muchos sentidos, resuelve en apenas unas páginas todo el libro, el misterio la vida de Alan todo… y luego inexplicablemente se recrea 2 o 3 páginas más en un epílogo ampliado que para mi gusto aporta poco.

En general es un buen libro pero me pareció muy superior “Si tu me dices ven lo dejo todo… pero dime ven” de Albert Espinosa, si ya lo has leído igual te agrada. También es cierto que el hecho de que introduzca el mundo de la empresa hace que a algunos lectores les interese más que el libro que he citado antes.

Es un libro que solo tiene sentido leer si quieres evolucionar algo en tu forma de ser para ser más feliz. No está recomendado para los cerrados a la “autoayuda”, probablemente genere rechazo en el lector en ese caso.

Calificación: Bueno

Lo Mejor: La misión del tren de Aviñón, los diálogos

Lo Peor: El final, me pareció abrupto

Lo Releería: No lo creo, la verdad

Lo Recomiendo: Si, pero insisto, es un libro de ayutoayuda, si no os gusta el género ni lo intentéis.

Si te gustó te gustará:

Si tú me dices ven lo dejo todo… pero dime ven – Albert Espinosa

Link al libro en Amazon.es

No me iré sin decirte adónde voy

Bitterblink

Anuncios

5 comentarios

Archivado bajo Aventuras, Bueno, Desarrollo personal

5 Respuestas a “No me iré sin decirte a dónde voy – Laurent Gounelle

  1. Pingback: Cada 7 olas – Daniel Glattauer | Un libro para esta noche

  2. Pingback: El insólito peregrinaje de Harold Fry – Rachel Joyce | Un libro para esta noche

  3. Pingback: Te llevaré a un lugar donde todo es posible – Laurent Gounelle | Un libro para esta noche

  4. Pingback: Si tú me dices ven lo dejo todo pero dime ven – Albert Espinosa Puig | Un libro para esta noche

  5. Pingback: Brújulas que buscan sonrisas perdidas – Albert Espinosa | Un libro para esta noche

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s