La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina – Stieg Larsson


Reseñado por Malosa.

Segunda parte de la trilogía Milenium, publicada de forma póstuma por Stieg Larsson en 2008. La obra es una continuación del primer tomo, aunque el anterior se trate de un libro más bien autoconclusivo. Esta novela, sin embargo, tiene mayor relación con la tercera parte, “La reina en el palacio de las corrientes de aire”, de modo que te ves un poco obligado a leerte el siguiente cuando acabas éste.

En teoría, el argumento del libro es el trafficking, o tráfico de personas con fines de explotación sexual. En la práctica, el libro se centra principalmente en el personaje de Lisbeth Salander, sus orígenes, su vida actual y tanto el trafficking como la figura de Mikael Blomkvist son meros hilos argumentales secundarios. De modo que si te lees la novela con el objetivo de saber más sobre el trafficking, yo te diría que mejor busques otro libro.

Tengo que reconocer que el primer volumen de la saga Millenium es estupendo para mi gusto. Me encantó,  lo encontré muy superior a los 2 restantes y en concreto, muchísimo mejor que este segundo. También es cierto que el estilo del libro cambia bastante, ya que el primero se planteaba como una novela de intriga, con pruebas y pistas a seguir, sospechosos, etc. Es decir, de corte policíaco. Sin embargo, la segunda parte de Millenium se plantea como una trama de espionaje, política, periodismo y gran cantidad de personajes, algunos que sirven de acicate para mantener el interés y otros que consiguen todo lo contrario.

El libro empieza con 2 tramas argumentales radicalmente separadas e independientes. Por un lado, tenemos a Mikael Blomkvist, que vive una época dorada con la revista Millenium y el reconocimiento profesional de colegas y medios. Una joven periodista llamada Dag Svensson acude a Blomkvist con una tesis sobre el tráfico sexual en Suecia, uniendo a altos cargos con el abuso de menores de edad. Mikael se lanza a la investigación y antes de que pueda publicar la historia, Dag Svensson y su pareja son encontrados muertos a tiros en su apartamento.  Lisbeth Salander se convierte en la principal sospechosa, ya que la policía descubre pruebas en su contra en la escena del crimen.

Por otro lado, la propia Salander se encuentra desaparecida, tomándose un tiempo para reflexionar en una playa del Caribe, donde se dedica a las matemáticas y otros placeres de distinta naturaleza. Regresa a Suecia de incógnito tiempo después y se da cuenta de que está acusada de asesinato. Por tanto, poniendo en práctica sus habilidades como hacker, empieza a investigar para demostrar su inocencia.

Como comentaba arriba, el libro no funciona ni la mitad de bien que su antecesor. Aparte de tener un estilo distinto, falla por otras razones. Primero, incluye tal cantidad de personajes (incluidos los nombres en sueco, que en Suecia serán de lo más normales, pero claro, aquí nos cuesta aprendérnoslos), tramas, situaciones (contadas varias veces desde cada personaje) y demás, que el libro se embrolla en exceso y no llega a ninguna parte. Amén de la capacidad descriptiva de Larsson, que en ocasiones puede desembocar en páginas y páginas muy densas.

Segundo, para mi gusto se carga el personaje de Lisbeth. En el primer libro Lisbeth era rara (tatuajes, piercings, estilo propio…), antisocial, con habilidades extraordinarias (memoria fotográfica y manejo de la informática)…pero también era una persona maltratada (por el entorno, por su tutor). La mezcla entre su peculiaridad y el hecho de ser una víctima y aún sí resurgir de sus cenizas, le otorgaba una personalidad muy atrayente a este personaje. En este libro deja de ser rara y antisocial (Lisbeth se relaciona con todo el mundo, tanto en el Caribe como en la propia Suecia) y ya no es una víctima, sino que casi es superwoman (la parte final del libro es casi de coña. Me voy al spoiler).

/**************************ATENCIÓN SPOILER**************************/

Vamos hombre…cuando encuentra a Zalachenko y su hermano, la golpean, la entierren viva, le pegan un tiro y sin embargo Lisbeth es capaz de desenterrarse, atacar con un hacha a su padre y resistir. Venga…y previamente se había enfrentado a 2 matones prácticamente con un spray y poco más…y se supone que es una mujer de metro y medio y 40 Kg. ¡¡Es demasiado para creérselo!!

/**************************ATENCIÓN SPOILER**************************/

Tercero y no menos importante: la novela es mentirosa. Nos las venden como el colmo de la investigación sobre trafficking, pero este tema se pasa muy por encima. Al principio Larsson se centra en ello, pero pronto la trama dedicada a la trata de blancas decae rápidamente en detrimento del enredo familiar de Salander.

Como conclusión, diría que es un libro meramente entretenido pero que no le llega ni a la suela de los zapatos al anterior volumen de Millenium. Se adentra mucho en el personaje de Salander, sus orígenes y su trama familiar, lo cuál es un punto positivo del libro, pero no sabe envolver al lector en el desarrollo, enreda innecesariamente el argumento y para colmo estropea la personalidad de la protagonista principal.  Bastante inferior en casi todo a “Los hombres que no amaban a las mujeres”.

Por qué decidí leerlo: porque me encantó el primer volumen de la saga Millenium.

Lo mejor: Que se centra en Salander que es un personaje fantástico. Que el tercer libro de Millenium sube de nuevo el listón tras este bajón en calidad, aunque no llega a los niveles del primero de la saga.

Lo peor: Que tiene partes que aburren a las ovejas. Que con tanto nombre sueco no sabes ni de quién te hablan. Que se cargan la personalidad de Lisbeth.

¿Volvería a leerlo?: No.

¿Lo recomendaría?: A todo aquél que se haya leído “Los hombres que amaban a las mujeres”, sí. Pero no esperéis un libro con la calidad del primero.

Si quieres comprar el libro

La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina: La trilogía de culto

Otros libros del estilo que podrían gustarte:

La reina en el palacio de las corrientes de aire (Stieg Larsson)

– Aurora boreal (Assa Larsson)

Departamento Q. La mujer que arañaba las paredes (Jussi Adler-Olsen)

Malosa

Anuncios

2 comentarios

Archivado bajo Entretenido, Novela Negra, Novela policíaca - thriller

2 Respuestas a “La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina – Stieg Larsson

  1. Pingback: Departamento Q. Los chicos que cayeron en la trampa – Jussi Adler-Olsen | Un libro para esta noche

  2. Pingback: Los hombres que no amaban a las mujeres – Stieg Larsson | Un libro para esta noche

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s