Las hijas del frío – Camilla Läckberg


Reseñado por Malosa.

Tercer libro publicado por la adictiva Camilla Läckberg, de nuevo ambientado en la población costera de Fjällbacka y de nuevo protagonizado por el policía Patrick Hedström y la escritora Erica Falk. Igualito a los 2 anteriores…
Esta escritora está muy de moda últimamente y es un nombre de referencia en la novela negra nórdica. Aunque más que negra, yo diría que su estilo es el negro-rosa. Bebe en gran medida de clásicos policíacos como Agatha Christie, recurriendo siempre al pasado para la resolución de sus crímenes, pero ahondando mucho más en la vida personal de los personajes, especialmente en la familiar de los 2 protagonistas.

En esta ocasión, encontramos a Erica y Patrick “sufriendo” las consecuencias de la paternidad. Su hija Maja tiene un año y no para de llorar. Erika está agotada y en plena depresión post-parto y Patrick tiene que lidiar con la presión del trabajo, el cansancio de su hija y la depresión de su mujer. De repente aparece el cadáver de una niña de siete años, Sara, la hija de Charlotte, una amiga reciente de Erica con la que comparte sus confidencias y los bajones de la depresión.
Al principio se piensa en accidente, ya que la niña es encontrada en el mar, pero pronto se descubre que ha sido un asesinato, ya que presenta síntomas de haber sido ahogada en la bañera tras haber sido forzada a tragar cenizas. La noticia provoca un gran impacto en la zona, ya que ¿quién querría asesinar a una niña? Sin embargo, las pistas son pocas y el carácter hiperactivo y problemático de Sara dificulta la búsqueda. La abuela de la pequeña acusa a un vecino con quien tiene peleas desde hace años y que además tiene un hijo raro (con síndrome de Asperger).
Por otro lado y como viene siendo habitual en la autora, se desarrollan los capítulos narrados en los años 20 y con una historia paralela y en principio no relacionada con el asesinato de Sara. Tiene como protagonistas a Anders, un pobre picapedrero y a Agnes, una joven rica y consentida, hija del dueño de la cantera en la que trabaja Anders. Agnes se encapricha del picapedrero y queda embarazada, con importantes consecuencias para ambos.

Otra vez Camilla utilizada la misma fórmula utilizada en sus anteriores novelas, consistente en alternar dos historias paralelas ambientas en épocas históricas distintas, con su consecuente unión al final en la resolución del crimen. Asimismo, une la investigación policial del caso (a cargo exclusivamente de Patrick y su compañero Martin) con las idas y venidas familiares de Erica, su hija recién nacida, la hermana de Erica (Anna) y las relaciones entre los esposos. ¿Misma fórmula, mismo resultado? Pues no. En este caso, peor impresión que en las anteriores.

Peor por 2 razones fundamentales:

· Ya está todo visto. Me parece estupendo que la escritora utilice a los mismos protagonistas y cuente a lo largo de varios libros asesinatos en torno a ellos. Pero por favor, ¡¡Algo distinto ya!! Que amplíe un poco el campo (tanto asesinato en un pueblo costero enano y en torno a los 4 vecinos, me parece excesivo ya a estas alturas, además de poco creíble). ¿No se puede inventar la escritora algún viaje de Patrick a otra zona en la que se produce el asesinato, o alguna trama en torno a otro personaje del libro? (por ejemplo, Anna y Lucas podrían dar mucho juego… y aparte de su historia de maltrato, que ya cansa también, poco más…). Me parece que la escritora está un poco encasillada en la dichosa Fjällbacka, está muy bien que siga cultivando la novela negra, pero a algunos lectores nos gustaría ya un cambio de tercio.

· Erika. ¿Exactamente que pretende la escritora? ¿Qué acabemos odiando a la protagonista y rezando porque Patrick se divorcie ya? Vale que en el anterior libro con el embarazo pintara poco. Vale que con la niña recién nacida la chica esté un poco relegada. Pero por Dios, ¡¡que se reduzcan el número de tonterías y complejos varios de Erika!! Acabé de su depresión post-parto, de las críticas a Patrick y de sus quejas sobre lo gorda que estaba, harta (aunque este punto es aún más exagerado en el siguiente libro). Había momentos que pensaba que retornaba a los 14 años, en los que leía novelas en las que la protagonista se veía gorda y se sentía incomprendida. Digo yo que en la edad adulta, recrearse en ciertas tonterías me parece ridículo. Y es la sensación constante que me produce Erica: ridículo total y absoluto.
¿Dónde quedó la Erica aventurera, con coraje y emprendedora del primer libro, que resolvía junto a Patrick los pormenores del caso? ¿Va a volver alguna vez?

La verdad es que el sabor de boca que me dejó este libro fue más bien amargo. Los dos anteriores me habían encantado, entretenimiento, historia personal, novela negra (aunque blandita) y retrato de una pequeña comunidad con sus miserias, todo muy bien conseguido. Pero en éste la sensación de novela ya vista y exceso de color rosa frente al negro, me dejaron poco satisfecha.

Sus cosas buenas sigue teniendo. El crimen y su resolución mantienen el interés igual de bien que sus predecesoras, unificando historias a priori inconexas y en épocas históricas distintas. También ahonda de forma correcta en la vida y milagros de los habitantes de esta pequeña comunidad pesquera, reproduciendo perfiles psicológicos variados, especialmente el de nuestros protagonistas y sus familias (interesante y simpático el personaje de Martin. Espero que la autora sepa sacarle jugo en posteriores entregas). Introduce también una línea argumental sobre el maltrato, encarnada en la hermana de Erika, que reviste interés en una novela de corte policíaco. Y es una novela que no aburre, eso desde luego…

Unificando todos los pros y contras, esta historia me resultó más floja que las 2 anteriores y con un peligro terrible de agotamiento de la saga. No quiero adelantarme a hablar de la siguiente novela, “Crimen en directo”, pero sólo deciros que es el último libro que he leído de Camilla Läckberg. Aunque con esto de la época estival y la pereza que da leer cosas muy densas, unido a las buenísimas críticas que he visto de “Las huellas imborrables”, creo que me reengancho a la saga de nuevo, a ver si mejoran las percepciones.

Por qué decidí leerlo: Porque me habían convencido los 2 anteriores de la escritora.

Lo mejor: Entretiene. Las reminiscencias a historias policíacas clásicas (Agatha Christie). Ese carácter rosa-negro.

Lo peor: Más de lo mismo, más de lo mismo, más de lo mismo… Erika se hace literalmente insoportable.

¿Volvería a leerlo?: No.

¿Lo recomendaría?: Si sigues la saga de Läckberg, tiene un pase. Si te gustan las historias almibaradas con un puntito de novela policíaca, también. Resto de lectores, abstenerse.

Otros libros del estilo que podrían gustarte:

Crimen en directo (Camilla Läckberg)

– Inocencia trágica (Agatha Christie)

– Un grito en la noche (Mary Higgins-Clark)

Link al libro en Amazon.es

Las hijas del frio (Maeva Bolsillo)

Malosa.

Anuncios

2 comentarios

Archivado bajo Novela policíaca - thriller, Novela Romántica, Pasable

2 Respuestas a “Las hijas del frío – Camilla Läckberg

  1. Pingback: La princesa de hielo – Camilla Läckberg | Un libro para esta noche

  2. Pingback: Los gritos del pasado – Camilla Läckberg | Un libro para esta noche

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s