El código Da Vinci – Dan Brown


Reseñado por Malosa.

Libro que lanzó a la fama al escritor Dan Brown, si bien no se trató de la ópera prima del autor. Todo el mundo ha oído hablar de este libro, ya que levantó ampollas en la opinión pública por su contenido pseudo-religioso. Se le ha acusado de muchas cosas, especialmente de tergiversaciones de aspectos centrales del cristianismo y de la historia de la iglesia católica, así como de estar escrito con un estilo vulgar, comercial y sin inspiración.

Ambas acusaciones son ciertas, pero no podemos olvidar que el libro no deja de ser una novela de ficción, con lo cuál la supuesta manipulación de aspectos del cristianismo queda siempre sujeta a la inteligencia e interpretación que haga el lector. Yo soy católica y tras leer el libro, lo sigo siendo. Y esto no supuso ningún ataque a mi sensibilidad religiosa.

Por otro lado el tema del estilo vulgar, alegato favorito de los detractores de las novelas tipo thriller, me parece también una crítica insustancial. Creo que hay que leer de todo en esta vida y según el momento en el que te encuentres, te apetecerá más leer un compendio filosófico, un libro de poemas, el Quijote o un cómic manga. Pasa igual que en el cine. Hay momentos en los que prefieres ver una buena película y otros en los que no te apetece pensar y un film con efectos especiales y americanos salvando el mundo, aderezado con un buen cucurucho de palomitas, es lo ideal. En la literatura es similar. Para aquéllos días en que uno necesita un libro ligero, con enganche fácil y entretenimiento asegurado, esta novela es perfecta.

Dicho todo lo anterior, me centro en el argumento del libro. Su protagonista es Robert Langdon, profesor universitario de iconografía religiosa. Cuando está en París por una conferencia, se ve envuelto en la resolución del misterioso asesinato de Jacques Saunière. Es encontrado en el Louvre de parís en la postura del hombre de Vitruvio, con un mensaje críptico escrito a su costado y un pentáculo dibujado en el pecho con su propia sangre. La interpretación que realiza tanto Langdon como la agente francesa Sophie Neveu, nieta de Saunière, los llevan a analizar otras obras como la Mona lisa.

A partir de este punto, el desarrollo de la historia supone una carrera contra reloj que requiere la resolución de varios acertijos y anagramas. La solución a cada uno de ellos se encuentra íntimamente ligada a la posible ubicación del Santo Grial y lo relativo a una misteriosa sociedad secreta llamada el Priorato de Sión, así como a los Templarios. La historia también envuelve a la organización católica del Opus Dei.

El mejor punto del libro, para mi gusto, es el misterio del Santo Grial y su vinculación con el cristianismo y la figura de María Magdalena. Todo ello relacionado con las obras de Leonardo Da Vinci (en concreto, la última cena). La resolución de este misterio ocupa la primera parte del libro y te hace casi devorar sus páginas. A partir del punto en que se desvela la vinculación de estos hechos, el libro pierde fuelle hasta que se desinfla totalmente con el final planteado (lo peor del libro, sin duda). El misterio de María Magdalena involucra al lector de tal forma que se plantea si todo lo que creía hasta ahora sobre la religión católica era o no cierto. También le empuja a investigar. Yo reconozco haber buscado por Internet referencias al tema, así como el cuadro de Da Vinci para estudiarlo con detenimiento.

Otro punto positivo del libro es lo fácil y amena que es su lectura. Principalmente se basa en diálogos cortos e historias inquietantes, mezclando el género de suspenso con el esoterismo y teorías conspiratorias sobre la religión. Esto desemboca en una novela que no deja respiro al lector, que engancha desde la página uno y que prácticamente no aburre en todo su desarrollo.

Por supuesto, no nos encontramos ante una obra maestra de la literatura. Como novela de ficción es estupenda, pero no está demasiado bien documentada (diga lo que diga su autor), plagia bastante otras investigaciones hechas sobre el tema (en concreto del libro ‘El eningma sagrado’, escrito por Michael Baigent, Richard Leigh y Henry Lincoln) y su prosa no está nada cuidada.

A pesar de esto, el libro cumple perfectamente su contenido, que es entretener. Y entretiene maravillosamente bien.

Por qué decidí leerlo: Por la polémica que suscitó. Además, era el libro de moda del momento, todo el mundo hablaba de él, todo el mundo lo leía en el metro…

Lo mejor: Que es muy entretenido, muy fácil de leer y su temática y personajes son muy atrayentes.

Lo peor: Que no está nada bien escrito, ni bien documentado. Además, el interés decae a partir de la primera mitad. Y el final es malísimo (tónica dominante en todos los libros que he leído de este autor).

¿Volvería a leerlo?: Lo he leído un par de veces. En momentos de mente en blanco es ideal…

¿Lo recomendaría?: Sí. Me pareció un libro muy, muy, muy entretenido. Sobre todo lo recomendaría a personas que no les guste leer o les cueste mucho empezar un libro. Esta novela engancha rápidamente.

Otros libros del estilo que podrían gustarte:

Ángeles y Demonios (Dan Brown)

– La hermandad de la sábana santa (Julia Navarro)

– La ecuación Dante (Jane Jensen)

El último Catón (Matilde Asensi)

Malosa

Por supuesto, Hollywood compró los derechos para hacer la película. A mí no me gustó, sobre todo por el protagonista. No me pegaba Tom Hanks para el personaje de Robert Langdon. Además, el libro me entretuvo mucho, pero la película me aburrió bastante. Os dejo el link al tráiler.

Anuncios

8 comentarios

Archivado bajo Entretenido, Novela policíaca - thriller, Suspense

8 Respuestas a “El código Da Vinci – Dan Brown

  1. Pingback: Trece Runas – Michael Painkofer | Un libro para esta noche

  2. Pingback: El salón de ámbar – Matilde Asensi | Un libro para esta noche

  3. Pingback: El último Catón – Matilde Asensi | Un libro para esta noche

  4. Excelente crítica. Me parece que el mayor mérito del libro, además de lograr entretener, es llevarnos a plantearnos preguntas. Después cada uno investigará por su cuenta. Coincido en que a mi entender es quizá una novela demasiado larga y el final no tiene la más mínima gracia. Algún giro inesperado, alguna vuelta de tuerca inteligente hubiera redondeado muchísimo mejor la obra. Pero tampoco le pidamos mucho, si no le vamos a dar mucho.
    Punto aparte: Un placer leer este blog, lo encontré la semana pasada y como lector empedernido que soy desde mi más tierna infancia (empecé con El Principito a los 4 años, mis padres me enseñaron a leer antes que la escuela), me encantó. Mis felicitaciones a los responsables, a partir de ahora me tendrán que soportar seguido jajaja…

    • Hola, Blackwolf!!

      Pues bienvenido a esta página y encantados con tus comentarios!! Yo también soy lectora precoz desde los 4 años, así que te entiendo perfectamente! 🙂

      Sobre el libro, pues sí, una maravilla literaria no es y los finales de este hombre son francamente malos, pero para pasar el rato es un libro genial.

      Nos vemos por aquí.
      Un abrazo,
      Malosa.

  5. Pingback: La piel del tambor – Arturo Pérez-Reverte | Un libro para esta noche

  6. Pingback: La cena secreta – Javier Sierra | Un libro para esta noche

  7. Pingback: El escalón 33 – Luis Zueco | Un libro para esta noche

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s