Archivo de la etiqueta: David B. Gil

Shokunin – David B. Gil

Reseñado por Malosa

Me encanta David B. Gil, no lo puedo evitar. Disfruté muchísimo con su ópera prima, El guerrero a la sombra del cerezo. Creo que es una de las mejores novelas históricas que he tenido la suerte de leer. Así que cuando vi que había publicado un spin-off de este libro en modo relato corto, no dudé ni un segundo en hacerme con él.

Esta historia es como ese dulce que te tomas de postre tras una comida consistente y satisfactoria. Le pone la guinda a una novela redonda pero no esperes mucho más allá de este dulzor, sólo una sensación efímera y con la que te quedas con ganas de más … a pesar del banquete anterior te hubiera gustado una gran tarta de chocolate, bizcocho y caramelo para finalizar. Pensabas que no, pero querías seguir comiendo …

Sinopsis

Maese Ekei Inafune, médico de cámara del clan Shimizu, es reclamado para diagnosticar la causa de la muerte de los cadáveres que, sin señal alguna de violencia, aparecen cada noche en el barrio del placer de Sabae. Las autoridades locales temen la propagación de una nueva enfermedad, pero lo que comienza como un caso médico termina por revelar un secreto mucho más truculento.

Este cuento autoconclusivo se ubica antes de los acontecimientos narrados en la novela El guerrero a la sombra del cerezo, y deleitará tanto a los lectores que reclamaban más aventuras de este peculiar médico, como a aquellos que desean descubrir a uno de los protagonistas de esta novela.

Opinión personal

Tras la desastrosa metáfora que me ha salido arriba con los postres y las guindas, no sé si atreverme a decir mucho más … Intentaba transmitir de una manera más o menos gráfica que el relato es interesante y te retrotrae de nuevo al Japón medieval y la maravillosa atmósfera de los samuráis recreada por David en su anterior novela, pero que no esperéis mucho más de esta publicación (hablamos,  por otra parte, de un relato de 38 páginas).

Es una historia con mezcla de estilos, básicamente novela histórica pero con argumento de thriller y sobre todo transmite muy bien el arte del shokunin y cómo los artesanos que fabricaban las katanas en la época medían la grandeza de sus armas a partir del filo de las espadas…y también de qué modo probaban este corte. Todo el conocimiento milenario de las katanas y su elaboración es la base de este relato, aderezado con ciertas dosis de suspense pero como pretexto a la historia, pudiendo haber tomado el argumento una envoltura totalmente distinta.

Sabremos un poco más del Maese Inafune, pero es cierto que este cuento podría haber estado protagonizado por un personaje totalmente distinto y posiblemente la historia hubiera funcionado igual de bien y tenido la misma esencia. No hablo del resto de secundarios porque en un relato tan corto apenas aparecen esbozados, ni falta que hace por otro lado.

En resumen, un poquito más del Japón medieval de David B. Gil que gustará a los que nos hicimos fans de su mundo y su escritura. Sin más. No esperes profundidad, ni claves nuevas en torno a su novela madre, ni mayor desarrollo de sus personas clave. No lo encontrarás aquí ni creo que el objetivo de David fuera este al escribir este Shokunin.

Por qué decidí leerlo: Porque me gustó muchísimo El guerrero a la sombra del cerezo.

Lo mejor: Recuperas uno de los personajes principales de la novela madre de este relato y también la atmósfera del Japón medieval que tanto nos había gustado. En mi caso conocí un poco más del arte del shokunin.

Lo peor: Que es excesivamente corto. Hubiera preferido una novela, aunque fuera corta, con más profundidad y mayores matices.

¿Volvería a leerlo?: No, seguramente no.

¿Lo recomendaría?: Obligado y deseado para todos los que hemos disfrutado con El guerrero a la sombra del cerezo.

Otros libros del estilo que podrían gustarte:

Malosa

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Aventuras, Entretenido, Novela Histórica, Novela policíaca - thriller

Hijos del Dios binario – David B. Gil

Hijos_binarioReseñado por Malosa

David B. Gil me conquistó del todo con su ópera prima, esa novela del Japón medieval titulada El guerrero a la sombra del cerezo y que fue un éxito total en ventas en Amazon. A mí personalmente fue un libro que me encantó, se convirtió en mi mejor lectura del año pasado y el escritor demostró un buen hacer literario que raramente se encuentra en las publicaciones actuales. Con este precedente, no es raro que me hiciera rápidamente con su segunda novela publicada, Hijos del Dios binario. Nada que ver en cuanto a género literario, siendo esto una buena noticia (por lo de variar) y de nuevo gratas sensaciones tras la lectura. Escritor de referencia sin duda en el panorama de autores españoles.

Sinopsis

En un mundo que se vuelve cada vez más intangible, los poderosos, nostálgicos de un pasado que apenas conocieron, compiten por hacerse con cualquier icono de la era predigital. Daniel Adelbert, un «prospector» especializado en recuperar piezas del siglo XX, es contratado por el coleccionista Kenzô Inamura para encontrar no un objeto, sino a una persona: un hombre que se movió entre las sombras del pasado siglo e influyó de manera decisiva en su desarrollo.

En el otro extremo del mundo, la periodista Alicia Lagos recibe un extraño correo de su exnovio recientemente fallecido. El mensaje parece legarle una investigación inconclusa, poniéndola sobre la pista del misterio oculto tras los muros del orfanato irlandés de St. Martha.

Ambas investigaciones confluyen en una misma pregunta: ¿qué es el Proyecto Zeitgeist? La respuesta se halla bajo las piedras de la Ciudad Blanca de Tel Aviv, en los arrabales flotantes de Singapur y en el murmullo de la Red de datos. Responderla es desentrañar un secreto que ha costado la vida de muchos, un secreto silenciado durante décadas.

Opinión personal

Lo primero, mi más sincera enhorabuena a David por haber cambiado radicalmente de género (de la novela histórica medieval y costumbrista Japonesa a la ciencia ficción futurista con un punto de intriga) y haber logrado un libro de gran calidad y muy entretenido. Los autores, en general, no suelen atreverse con los cambios de género y los que lo hacen suelen fracasar estrepitosamente. Sólo los grandes escritores son capaces de hacerlo con solvencia. David lo ha hecho. Y con esto ya os estoy diciendo todo.

La novela recrea un futuro cercano en el que la tecnología parece dominarlo todo, siendo sin embargo una época no tan distinta al momento actual como para que nos resulte poco creíble. Por ejemplo, el coche que conduce solo es un prototipo aún no comercializado, pero que manejan ya varias marcas de vehículos actuales. Otro ejemplo es el pago mediante huella digital que también es usado en la actualidad pero no de forma masiva.
A esto el autor le añade una historia de investigación periodística protagonizada por una mujer muy actual, una especie de buscador de reliquias con capacidades de super hombre, un magnate japonés que parece tener mucho que esconder y un orfanato de lo más extraño, creando con todos estos ingredientes un cocktail literario de lo más completo, sólido e interesante. Y además como aderezo final el autor nos paseará por medio mundo, recreando varios lugares dispares como Tel Aviv, Irlanda, Marsella, Londres o Singapur.

Destacar que el uso de distintos géneros es adecuado, dominando en primera instancia la ciencia ficción pero mezclándose también con otros géneros como el thriller y el suspense. Uno de los principales logros del autor es contar las cosas de forma muy simple, consiguiendo que un género específico y que no gusta a todos, como es la ciencia ficción, resulte claro, ameno y exento de tecnicismos. Yo reconozco no ser muy fan de este tipo de literatura futurista (si el libro no lo hubiera escrito David nunca lo hubiera leído), pero aún así a mí me ha gustado bastante y no se me ha hecho duro en ningún momento.

El argumento está bien trabajado, se cuenta de forma interesante y logra mantener el suspense durante toda la novela, exceptuando algunas caídas claras del interés en su parte intermedia (es uno de los defectos que encuentro en la obra, para mí le sobran páginas y no porque sean muchas, sino porque el autor no logra captar la atención del lector de forma continuada en todas ellas). Los personajes son correctos y están bien perfilados en su mayoría. Pueden pecar de arquetípicos si nos ponemos estrictos, pero en cualquier caso llevan adecuadamente el peso de la novela, especialmente el tándem protagonista. A mí personalmente me gustaron más los secundarios, sobre todo los niños que conoceremos del orfanato.

El otro punto que no me convenció de la historia es su previsibilidad. El autor maneja bien el suspense de la obra pero un lector exigente quizá se esperaba algo más de originalidad en el desenlace. La forma de finalizar es correcta y coherente, eso sí, pero yo esperaba alguna otra vuelta de tuerca que me dejara boquiabierta y en mi caso esto no se produjo.

Por finalizar y a pesar de los defectos localizados, deciros que es un libro más que correcto, muy interesante y que gustará a un público muy amplio de lectores. Cada vez más convencida estoy con David B. Gil, es un escritor de los pies a la cabeza y que seguro nos regalará más buenos momentos literarios en el futuro. A seguir muy, muy de cerca.

Por qué decidí leerlo: Por el precedente que sentó David con su primera novela.

Lo mejor: La adecuación del género de ciencia ficción a cualquier tipo de lector, le guste o no dicho género. El haber conseguido, de nuevo, una novela muy completa en todos los aspectos (argumento, ritmo, personajes, entretenimiento) tras una ópera prima de tanta calidad.

Lo peor: Me ha parecido inferior a su anterior libro, le sobran páginas en mi opinión y su desenlace resulta predecible.

¿Volvería a leerlo?: Este no, pero sí releería el anterior y sin duda leeré el siguiente que publique.

Si quieres comprar el libro y contribuir sin coste adicional a la página

Hijos del dios binario

Otros libros del estilo que podrían gustarte:

Malosa

1 comentario

Archivado bajo Bueno, Ciencia Ficción, Novela policíaca - thriller, Suspense

El guerrero a la sombra del cerezo – David B. Gil

El-Guerrero-a-la-Sombra-del-Cerezo Reseñado por Malosa.

David Gil Barro es un periodista gaditano de 35 años, que un día se quedó en paro y pensó que era el momento ideal para dar salida a la ilusión que le embargaba desde hacía años: dedicarse a la escritura de manera profesional. Es un apasionado del Japón medieval, así que se decantó por escribir una novela con esta temática. Cuando la terminó intentó publicarla y ninguna editorial la aceptó, así que decidió subirla a Amazon y presentarla al premio Fernando Lara.
Pues bien, el desconocido David Gil fue finalista del anterior premio con esta novela que ninguna editorial quería publicar  y en poco tiempo se convirtió en uno de los libros más vendidos y con mejor valoración en Amazon. Menuda ópera prima que le ha salido al andaluz…Por un lado, yo desde luego me quito el sombrero tras leer El guerrero a la sombra del cerezo. Magnífico. Y por otro, tirón de orejas fuerte a las editoriales. Por cegatos.

Sinopsis

Seizô Ikeda, último descendiente de la casa regente de la provincia de Izumo, queda huérfano tras una noche aciaga en la que su familia es asesinada y el castillo de su clan quemado hasta los cimientos. Con apenas nueve años se ve obligado a convertirse en un exiliado en su propia tierra, un prófugo al cuidado de Kenzaburô Arima, último samurái con vida del ejército de su padre. Su huida es, al mismo tiempo, el primer paso en un camino de venganza de consecuencias imprevisibles.

En la otra punta del país, Ekei Inafune, un médico repudiado por aplicar las artes aprendidas entre los bárbaros llegados de Occidente, se ve inmerso en una conspiración que puede acabar con la paz recién instaurada por el nuevo shogún, Ieyasu Tokugawa. Una paz que debe poner fin a más de dos siglos de guerra civil.

Ambos recorren las cenizas de un Japón apenas pacificado en el que las conspiraciones, la venganza y la ambición de los señores samuráis amenazan con quebrar un frágil equilibrio. Dos vidas que se entrelazan a lo largo del tiempo, hasta confluir en un momento decisivo.

Opinión personal

Tres años le llevó a nuestro autor escribir esta novela y durante este periodo visitó personalmente Japón durante 2 semanas. No me extraña que le dedicara este tiempo, tanto por el cuidado del detalle en la recreación del Japón antiguo, como por la longitud del libro en sí (casi 800 páginas, ni más ni menos) y pasando, por supuesto, por la construcción de una magnífica historia: en personajes, trama y desenlace.

Todo en este libro está escrito con una madurez y una perfección que uno no se espera de un autor novel como es David. Las magníficas descripciones del Japón medieval y de la lucha de señores, el simbolismo de cada escena, los valores tradicionales que transmite, los fantásticos personajes (humanos y descritos a la perfección), el argumento magistralmente hilvanado, desde el principio hasta el final de la historia, el ritmo pausado pero en ningún caso lento, la capacidad del autor de engancharnos con esta novela y enseñarnos mil cosas sobre esta época histórica, la resolución y ese cierre de círculo que logra entre los personajes … En fin, nada falta y nada sobra en esta demostración de conocimiento, sensibilidad y destreza narrativa.

Por hablar un poco de los personajes, destacar a los dos principales: por un lado Kenzaburô Arima, con el que aprenderemos mucho sobre los samuráis y también sobre la ética, el mantener los principios y la tenacidad. Y por otro Ekei Inafune, con el que veremos por los ojos de un médico de esta época y nos adentraremos en las intrigas políticas entre clanes. Además de otros tantos secundarios igual de bien logrados y bien descritos, que acompañarán a nuestros protagonistas durante todo el desarrollo. Magistral el encuentro de ambos al final de la historia.
Aparte de los personajes, podría alargarme hasta el infinito sobre las bondades de esta novela, que de verdad son muchas, pero no quiero extenderme. Sólo os digo que la leáis y después me decís.

En mi opinión, es la mejor novela histórica sobre el Japón medieval que he leído nunca, sabiendo combinar a la perfección el arte de la narración con la erudición histórica pura y dura. Es decir, nuestro Gaditano nos describe a la perfección una época histórica real, pero es capaz también de contar un relato que nos divierte, nos enseña, nos entretiene y nos fascina. No es sólo la mejor novela que he leído sobre el Japón medieval, sino que sin duda ha sido mi mejor lectura de este 2015. Con amplia diferencia.

Me parece inaudito que las editoriales publiquen algunos libros que son, dicho llanamente, una auténtica basura y novelas como las de David Gil Barro sólo existan en formato digital. No sé a qué está esperando alguna de las citadas editoriales para llevar al papel esta epopeya épico-medieval sobre Japón.

Con todo lo anterior, lo único que me queda es darle mi más sincera enhorabuena a David, agradecerle el habernos regalado esta novela maravillosa y prometer que leeré sin duda su siguiente libro (Hijos del dios binario, que se publicará en 2016). Y desde aquí sólo pedirle una última cosa: que por favor siga escribiendo.
Por cierto que no recibo comisión por esta reseña, el autor no me ha pagado ni me ha prometido nada, pero me ha parecido un libro tan magnífico que quería transmitiros de forma vehemente lo muchísimo que me había gustado.

Por qué decidí leerlo: cuando lo encontré, era uno de los libros más vendidos en Amazon y el que tenía una puntuación mayor en la valoración de los usuarios. Y si un libro de 800 páginas sobre el Japón medieval gusta a tanta gente, por algo será…

Lo mejor: La historia, el mimo por el detalle, los fantásticos personajes, lo entretenido que es, las sorpresas al final, los valores que transmite. Todo, vamos.

Lo peor: Que sus 800 páginas y su temática podrían echar para atrás a muchos lectores. Nada más lejos de la realidad, dadle una oportunidad a la novela y os conquistará.

¿Volvería a leerlo?: Sí, sin ninguna duda. En un tiempo lo leeré de nuevo.

¿Lo recomendaría?: Otro sí en mayúscula y afirmativo. A los que les guste la novela histórica, les encantará y a los que no pero disfruten de un libro bien escrito, estructurado y con el entretenimiento asegurado, también les convencerá. Y si te gustan los temas relacionados con Japón ya lo vas a flipar…

Si quieres comprar el libro

El Guerrero a la Sombra del Cerezo

Otros libros del estilo que podrían gustarte:

Malosa

6 comentarios

Archivado bajo Aventuras, Muy bueno, Novela Histórica