Archivo de la etiqueta: Arturo Pérez-Reverte

Los perros duros no bailan – Arturo Pérez-Reverte

Reseñado por Malosa

«Nací mestizo, cruce de mastín español y fila brasileña. Cuando cachorro tuve uno de esos nombres tiernos y ridículos que se les ponen a los perrillos recién nacidos, pero de aquello pasó demasiado tiempo. Lo he olvidado. Desde hace mucho todos me llaman Negro.»

Novela negra, corta (168 páginas), escrita en apenas un mes según su autor, protagonizada por perros y marca de la casa de Reverte. ¿Qué más podía pedir? Huelga decir que me la leí de una sentada y que, dado mi amor por los perros y las historias cortas de Reverte, disfruté como una enana.

Sinopsis

Hace días que en el Abrevadero de Margot, donde se reúnen los chuchos del barrio, nada se sabe de Teo y de Boris el Guapo. Sus colegas presienten que detrás de su desaparición hay algo oscuro, siniestro, que los mantiene alerta. Lo ocurrido no puede ser nada bueno; lo sospechan todos y lo sabe su amigo el Negro, luchador retirado con cicatrices en el hocico y en la memoria. Para él es cuestión de instinto, de experiencia sobreviviendo en las situaciones más difíciles. Eso lo lleva a emprender un peligroso viaje al pasado, en busca de sus amigos.

En esta asombrosa novela negra, divertida, tierna y sobrecogedora de principio a fin, Arturo Pérez-Reverte narra con increíble maestría la aventura de un perro en un mundo diferente al de los humanos, donde rigen las mejores reglas -lealtad, inteligencia y compañerismo- y están desterradas toda corrección política o convención social. Un mundo en el que a veces hay clemencia para los inocentes. Y justicia para los culpables.

Opinión personal

Thriller con tintes de novela contemporánea, divertido y canalla, como casi todo lo que escribe este hombre. Además cortito y muy del estilo del autor, se aprecian similitudes con otras publicaciones como por ejemplo La sombra del águila (por longitud, estilo guasón y diálogos incorrectos) o El capitán Alatriste (el carácter de Negro y su entereza me recordaron mucho a los del capitán).

El estilo del libro es, como decía y suele ser habitual con este autor, muy Revertiano. Esto se aprecia en la caracterización de los personajes,  exhiben nobleza aunque sean sólo perros, en el enaltecimiento de los valores más clásicos (amistad, valentía, ética, libertad…) o en la fusión de estilos, comenzando con una historia guasona e irreverente que evoluciona con un desenlace nada cómico y que nos toca la fibra sensible.

A pesar de ese matiz socarrón presente en toda la historia, Reverte denuncia temas de mucho calado y de triste actualidad en España, como por supuesto el maltrato animal, destacando lo fácil y gratis que es en este país vulnerar la ley. Otro aspecto que denuncia es el acoso de la sociedad a las opiniones no coincidentes con la norma o la dictadura de lo políticamente correcto. Defiende durante toda la novela la libertad en todos los aspectos, incluyendo la libertad de expresión, refiriéndose de forma velada a la tendencia que tenemos en este país de encorsetar y enjuiciar las opiniones, como buenas o malas, en función de la ideología donde se encuadren (izquierda vs. derecha, independentismo vs. nacionalismo, etc….).

Otro de los aspectos destacables del libro es la capacidad de Reverte de humanizar a los animales que aparecen en la novela, hasta hacernos olvidar a veces que los personajes son perros. A nivel personal debo decir que también me ha encantado, como enamorada de los perros, la caracterización de las razas en función de su realidad. Por ejemplo, la actitud del teckel dentro de la historia, con esa fiereza, esa terquedad y esa inconsciencia, es genial y además se corresponde con la realidad de esta línea de perros. Los teckel son así!!!

Por destacar alguna cosa que no me ha gustado diría que me resultó muy corto (aunque en parte es bueno porque te deja con ganas de más). Tampoco me convenció el desenlace, la metáfora con la figura de Espartaco no me acabó de cuadrar pero esto es un tema totalmente personal.

En general y como resumen diría que es una historia muy divertida, muy actual, que leerás con gusto y atención, donde mezclarás las carcajadas con las lágrimas y por supuesto, fantásticamente escrita. No es una obra maestra de la literatura ni creo que la intención del autor fuera esta. Para leer y disfrutar.

Por qué decidí leerlo: Historia noir contada por canes y escrita por Reverte…definitivamente era mi rollo.

Lo mejor: La humanización de nuestros canes protagonistas. Los diálogos políticamente incorrectos. La transición del humor al drama. El estilo Revertiano.

Lo peor: Que es corto, me quedé con ganas de mucho más…espero que haya una secuela. Aunque es un tema personal, el desenlace, no acabó de cuadrarme al 100%.

¿Volvería a leerlo?: Por supuesto, para disfrutar de nuevo de los diálogos escritos sin tapujos, el humor negro y la carga dramática final.

¿Lo recomendaría?: Muchas veces y a mucha gente.

Otros libros del estilo que podrían gustarte:

Malosa

Anuncios

4 comentarios

Archivado bajo Aventuras, Muy bueno, Novela policíaca - thriller

El oro del rey – Arturo Pérez-Reverte

Oro_reyReseñado por Malosa.

“Son sus padres principales, y es de noble descendiente,
porque en las venas de oriente todas las sangres son reales;
y pues es quien hace iguales al duque y al ganadero,
poderoso caballero es don Dinero.”
Francisco de Quevedo.

Tras, en mi opinión, la decepcionante tercera entrega de las aventuras del capitán Alatriste, el autor nos regala una cuarta parte que, si bien no llega a las cotas impuestas en los primeros libros, sí hace que nos olvidemos un poco del tropiezo del tercero.
El oro del rey nos sitúa al capitán y a su paje en la ciudad de Sevilla, recién desembarcados tras participar en la guerra contra Flandes. Aquí se encontrarán con viejos amigos y conocidos, como Francisco de Quevedo, que les hará participar en una aventura inesperada con un navío procedente de las Indias y en la que parece estar involucrado el propio rey de España Felipe IV.

Sinopsis

Sevilla, 1626. A su regreso de Flandes, donde han participado en el asedio y rendición de Breda, el capitán Alatriste y el joven mochilero Íñigo Balboa reciben el encargo de reclutar a un pintoresco grupo de bravos espadachines para una peligrosa misión, relacionada con el contrabando del oro que los galeones españoles traen de las Indias. Los bajos fondos de la turbulenta ciudad andaluza, el corral de los Naranjos, la cárcel real, las tabernas de Triana, los arenales del Guadalquivir, son los escenarios de esta nueva aventura, donde los protagonistas reencontrarán traiciones, lances y estocadas, en compañía de viejos amigos y de viejos enemigos.

Opinión personal

La cuarta entrega de Alatriste me ha gustado, más que la tercera. No he llegado al entusiasmo inicial, pero al menos me ha parecido un libro entretenido. Continúa el pulso de los anteriores, con el mismo lenguaje depurado y usando la jerga y expresiones de la España de entonces. Mantiene a sus personajes principales e incluye algún otro secundario nuevo, pero de poca trascendencia y como mero acompañamiento de la historia. Y también introduce, esta vez sí, un argumento muy descriptivo de novela histórica, pero con una base de aventuras por detrás. Todo esto redunda en un libro interesante, con el que aprenderás historia de forma entretenida, pero que en ocasiones puede resultar denso.

Lo de denso viene porque Reverte, desde su anterior entrega, no consigue captar la atención del lector al 100% con su historia. El inicio de este libro es aburrido, peca de descriptivo en más ocasiones de las deseadas. Y esta sensación de párrafos y párrafos que parecen no demostrar nada más que la pericia del autor con el lenguaje, se alternan a lo largo de toda la novela. Realmente la segunda mitad es la que verdaderamente entretiene y gusta al lector.

Lo anterior como negativo, pero también hay que reconocerle al de Cartagena sus cosas buenas. Por ejemplo que nos vuelve a traer a los personajes queridos de las anteriores entregas, como Quevedo, Malatesta y especialmente hace recobrar el protagonismo al capitán Alatriste. Este personaje y también por supuesto la perfecta recreación histórica constituyen el éxito indiscutible de esta saga de novelas. Y el capitán en esta aventura se muestra con la misma flema, honestidad y coherencia que en las anteriores. Pero también muestra cierta desesperanza y decepción en el género humano, fruto de la experiencia. Nuestros capitán se va haciendo viejo.

También hablando de desesperanza, esta entrega contiene ese tono pesimista que caracteriza al autor, en cuanto a la situación de los soldados y el pueblo llano de entonces y que curiosamente sirve a la perfección para predecir la situación de la España actual, su decadencia y corrupción, igual que pasaba hace casi 4 siglos. No sé si de esto deducir que todo en la vida va por ciclos, o que los españoles no hemos evolucionado nada en todo este tiempo.
Aún así el autor desprende mucho patriotismo en esta saga de novelas, un amor por la patria y por el rey (acorde con el momento histórico narrado) que a veces viene bien recordar. Somos un país de borregos en muchas ocasiones, es verdad, pero España tiene sus cosas buenas, sus gentes, su cultura, su honestidad y valentía, la generosidad del pueblo, la rebeldía  y toda la evolución histórica que nos caracteriza. Está bien de vez en cuando tener ese orgullo por la patria patente, que alguien nos lo recuerde, que parece que en este país sólo se puede enseñar la bandera cuando gana algún título un equipo español de fútbol. Este patriotismo, a veces exacerbado, es otro punto positivo de esta novela y en general de la saga Alatriste.

En resumen historia entretenida con altibajos, uso perfecto del lenguaje, una aventura interesante especialmente en la segunda mitad y el reencuentro con un personaje fantástico como es el capitán Alatriste.

Por qué decidí leerlo: Mi primo me ha pasado este tomo y el siguiente. Así que me leeré los dos.

Lo mejor: La recuperación del género de aventuras en este tomo. El capitán Alatriste, cuyo protagonismo también vuelve. El último tercio de la novela en el que la acción te hace quedarte pegada a sus páginas.

Lo peor: Tiene altibajos, es una novela aburrida en algunas partes. Principalmente le cuesta arrancar, pero también presenta caídas frecuentes de ritmo.

¿Volvería a leerlo?: No, de esta saga por ahora sólo releería los dos primeros.

¿Lo recomendaría?: Fans de Reverte y sus Alatristes, claro. Resto de lectores, empezad por el primero de la serie, que además es el mejor.

Si quieres comprar el libro

El oro del rey

Otros libros del estilo que podrían gustarte:

– El caballero del jubón amarillo (Arturo Pérez-Reverte)
– Tierra firme. La extraordinaria vida de Martín Ojo de Plata (Matilde Asensi)
– Sandokan (Emilio Salgari)

Malosa

3 comentarios

Archivado bajo Aventuras, Entretenido, Novela Histórica

El sol de Breda – Arturo Pérez-Reverte

El_sol_de_BredaReseñado por Malosa.

Tercera entrega de las aventuras del capitán Alatriste, esta vez narrada lejos de España y de Madrid, situándose la acción en su mayoría en Flandes.
Mi primo siempre dice que lo mejor de Reverte son sus “Alatristes”. Yo coincido con él en un alto porcentaje pero no al 100% por dos motivos: En mi opinión La sombra del Águila también merece estar entre lo mejor del autor y, sintiéndolo en el alma, este tercer Alatriste me parece infinitamente peor que sus predecesores.

Sinopsis

El sol de Breda escenifica las batallas y el asedio de la ciudad de Breda en 1625 por los Tercios españoles en Flandes. El joven vasco Íñigo de Balboa es el narrador, como siempre, pero ahora adquiere en este relato un papel más protagonista: es mochilero del tercio viejo de Cartagena, donde sirve de ayudante a su amo el capitán Alatriste y empuña por primera vez las armas en el combate. Íñigo será, en esta aventura, testigo del sometimiento de la ciudad por las tropas españolas y describirá años más tarde al pintor Diego Velázquez para que los inmortalice en un famoso cuadro. Los rostros de los participantes en la batalla: el general Ambrosio Spínola, un respetado guerrero con dotes de político, que abortará el conato de un motín de las tropas, hartas de pelear sin que vean recompensados sus esfuerzos con una paga que nunca llega, o el maestre de campo Pedro de la Daga, despreciativo con sus tropas hasta la crueldad, o el dubitativo capitán Carmelo Bragado y el valiente soldado Sebastián Copons, veteranos todos de las pasadas guerras en Nápoles y camaradas del capitán Alatriste.

Opinión personal

Como casi siempre, leer a Reverte me deja con una sensación confusa. Su trazo es impecable, no hay nadie que pueda poner en duda esta afirmación, pero a veces sus historias rozan el aburrimiento y dan la impresión de ser un ejercicio de lírica sin ningún interés real detrás. Y este es el caso del tercer Alatriste.

No quiero extenderme mucho, pero en mi opinión los principales puntos que hacen que esta novela no funcione son los siguientes:

  • La falta de contenido. Y me explico en este punto: contenido histórico hay y de sobra. Reverte nos cuenta con pelos y señales todas las guerras, guerrillas, saqueos y asedios que se sucedieron entre los españoles y los flamencos, culminando con la rendición de Breda. Conoceremos a partir de la mano del paje de Alatriste la vida de las trincheras, la suciedad, la desesperación del asedio, el sufrimiento de las caponeras y el frío helado que se les metía entre los huesos a los tercios españoles. Todo esto está muy bien, pero no hay más historia detrás. En las anteriores entregas teníamos recreación de la época pero también un argumento a lo largo de la obra, que hacía además que disfrutáramos de una novela trepidante de aventuras. En este caso, el de Cartagena relega el entretenimiento en pro de una descriptiva histórica – bélica pura. Y esto, a mí me aburrió mortalmente.
  • El cambio del protagonismo hacia Iñigo Balboa. Siempre ha sido el narrador, es cierto, pero ahora además aglutina el papel principal en esta historia y sabremos mucho menos de Alatriste. Y el capitán es el alma de las novelas de esta saga, yo le he echado de menos en esta entrega. Además y esto es también algo personal, me pone negra la obsesión del zagal por la dichosa Angélica de Alcázar, cuando obviamente es una mala pécora. ¿Por qué será que las personas siempre nos sentimos atraídas por quienes menos nos convienen y no nos quieren bien?
  • La falta de algunos secundarios claves. Igual que extrañé al capitán también a alguno de sus incondicionales, especialmente al malhumorado y entrañable Francisco de Quevedo, del que sólo sabremos por carta, a Caridad La Lebrijana o al propio espadachín enemigo de Alatriste, Gualterio Malatesta. Me faltó el Madrid de los Austrias, tan bien recreado en las anteriores entregas.

Por otro lado, debo decir que el género bélico no es uno de mis favoritos (las descripciones eternas y continuadas sobre los conflictos armados me parecen aburridas hasta la saciedad, no les veo el interés, pero esto ya es una preferencia personal mía como lectora). Además, sí me gusta la novela histórica pero no cuando, valga la redundancia, no hay historia detrás. Para saber los pormenores de la rendición de Breda me cojo un libro de texto, pero no una novela presuntamente de aventuras.

727PX-~1

En positivo, decir por supuesto que continuaré la saga porque me gustan sus personajes y el entorno histórico en el que se sitúan. El de Cartagena tiene una capacidad casi magistral para trasladarnos al siglo XVII y enseñarnos un montón de cosas en sus obras. Y por supuesto por el uso del lenguaje que utiliza Reverte, que te hace sumergirte aún más en esta época, gracias a sus expresiones, dichos y formas verbales. Exquisito el dominio de la pluma del autor.

Como curiosidad, contaros que en la novela se habla del cuadro de Velázquez, La rendición de Breda, que según la ficción de la historia pintó Velázquez tras la descripción de Íñigo Balboa, presente en la toma de la ciudad. Según el libro, el propio capitán Alatriste estaría representado en el grupo de la derecha, detrás del caballo bajo el arcabuz horizontal, siendo pues el soldado que aparece de perfil.

En resumen, no me ha gustado este tercer acto de Alatriste, me ha aburrido más que nada, pero espero que sea un tropiezo en una saga de varios libros en los que hasta ahora había encontrado una combinación muy adecuada de historia, aventuras y personajes bien perfilados, junto con un uso perfecto del lenguaje de la época.

Por qué decidí leerlo: Me habían gustado muchos sus 2 predecesores pero con este tercero el mal sabor de boca me llevó a dejar la saga. Hace poco mi primo me pasó el cuarto y el quinto, animándome a que continuara con los Alatristes. Así que decidí releer este tercero para continuar en orden.

Lo mejor: La perfecta traslación histórica que despliega Reverte, tanto por la descriptiva del conflicto armado como del uso del lenguaje de la época. El capitán Alatriste, aunque en esta entrega brille poco.

Lo peor: Peca de descriptivo. Realmente no pasa nada en esta novela, no hay una historia que contar detrás, más allá de la recreación de las batallas y el asedio por la ciudad de Breda.

¿Volvería a leerlo?: No, en ningún caso.

¿Lo recomendaría?: Como libro aislado nunca. Pero sí a los amantes de Reverte y sus Alatristes. Es una novela bélica e histórica, gustará a los que disfruten de ambos géneros de manera muy purista.

Otros libros del estilo que podrían gustarte:

Compra el libro en Amazon.es

El sol de Breda

– El oro del rey (Arturo Pérez-Reverte)
– La carta esférica (Arturo Pérez-Reverte)
– Tierra firme. La extraordinaria vida de Martín Ojo de Plata (Matilde Asensi)

Malosa.

2 comentarios

Archivado bajo Aventuras, Bélica, Novela Histórica, Pasable

El tango de la guardia vieja – Arturo Pérez-Reverte

El_tango_de_la_guardia_viejaReseñado por Malosa.

“Lugar triste, rencoroso y con olor a sacristía, gobernado por estraperlistas y gentuza mediocre. Paraíso de la envidia, la barbarie y la vileza”. 

Una descripción tan pesimista y a la vez tan real de nuestra querida España, no podía ser obra de otro que no fuera Reverte. Y comienzo así la reseña de una de sus últimas novelas más esperadas los fans, El tango de la guardia vieja. Y por cierto que yo también me encuentro entre los citados fans. aunque con matices…

Reconozco haber esperado un poco antes de empezar este libro, para ver si los primeros comentarios por Internet eran alentadores y decidirme así por la lectura de este novela. No es la primera vez que lo digo pero Reverte me resulta un escritor irregular, con algunos libros fantásticos casi de obra maestra y otros tremendamente aburridos aunque mantengan intacta su calidad literaria. Esta novela es muy revertiana. Y le ha salido bien a nuestro autor, así que es de las buenas y me sumo a los positivos comentarios que hay por la red.

El libro es como una obra de teatro contada en 3 actos pero superpuestos. Es decir, la novela transcurre en 3 épocas históricas distintas, emplazadas en lugares diferentes y en torno a los mismos personajes: Max Costa y Mecha Inzunza.
La narración está contada en Sorrento en el año 1966, por un Max de sesenta años, chófer de un rico y reconocido psiquiatra e intentando olvidar su pasado al margen de la ley. De repente y casi 40 años después se reencuentra con Mecha, madre de Jorge Keller, aspirante a campeón del mundo de ajedrez en el torneo que va a celebrarse próximamente en Sorrento.
A partir de aquí se suceden los capítulos en los que Max “recuerda” sus años pasados en los que Mecha Inzunza jugó un papel clave. Seremos testigos del encuentro de ambos protagonistas en un crucero hacia Buenos Aires en 1928, en el que un tango y una caprichosa apuesta marcó sus vidas y posteriormente presenciaremos su reencuentro en Niza en 1937, donde se entremezcla una historia de espionaje, traiciones y también amor en la que nuestros protagonistas, de nuevo, se verán involucrados.

Como decía antes, esta es una novela muy revertiana, en la que encontramos muchos de los toques habituales del autor. Por un lado se incluye esa visión decadente de España y sus habitantes, esa atmósfera nostálgica que impregna todo el relato y que se deja ver no sólo en la concepción del país sino también en el conjunto de la propia Europa. En la novela se plasma la caída de la vieja Europa, de su forma de vida y costumbres tras la irrupción de la segunda guerra mundial. Con cierto regusto melancólico que rememora las historias clásicas de siempre, recordándome un poco esta novela, en su estilo y forma, a la conocida película de Casablanca. Asimiso, se incluyen también en el relato otros temas fetiches del autor como son el espionaje y el ajedrez.

Y por supuesto, punto y aparte merecido para sus personajes. En este caso la novela mantiene el pulso de la historia alrededor de los dos principales. Su femenino recuerda mucho al de otras novelas publicadas por el autor: la mujer hermosa, elegante y sobre todo misteriosa (prototipo utilizado en la piel del tambor, el club Dumas, la reina del sur…aunque no por ello poco efectivo en esta novela). Su masculino también es marca de la casa, el hombre como héroe fracasado, como superviviente de la calle pero elegante caballero.
Es quizá esta contraposición lo que hace únicos a estos caracteres. La mujer misteriosa y elegante pero inevitablemente fatal, frente al pícaro brillante, el ladrón de guante blanco, el rufián encantador, el héroe en decadencia.
Y en esta lucha de personajes por la supremacía vence claramente Max frente a Mecha. Creo que los personajes masculinos de Reverte casi siempre ganan la partida, aunque él intente denotadamente que brille el femenino y acabando él mismo inexorablemente enamorado de las mujeres que protagonizan sus historias. Y especialmente le ocurre en este tango narrado.

Sobre las diferencias principales que se incluyen en esta obra, tenemos como destacado el tratamiento del sexo. Se incluye el sexo como tema principal del relato, resolviéndose además de forma impecable en las escenas más explícitas. Con un buen hacer que roza en la elegancia, Reverte logra impregnar al lector de la lujuria desenfrenada y la pasión que embarga a sus protagonistas, a pesar de lo explícito en su tratamiento. Algo poco usual en este autor, pero que hace muy bien en esta novela.

También sería destacable como diferencia, comentar que esta es una obra más seria, más pausada y menos provocadora de lo que nos tiene acostumbrados el de Cartagena. Se muestra aquí mucho más romántico y más enamorado que nunca. Menos espadachín y más profundo, desplegando su maestría habitual pero abriendo su alma como nunca lo había hecho hasta ahora.

Por último, decir que la novela funciona muy bien en su conjunto porque sabe entremezclar temás más enfocados en el suspense, como el espionaje de la segunda guerra mundial o las luchas de ingenio en torno al ajedrez con otros  de mayor carga sentimental, como la relación intermitente en 4 décadas de sus protagonistas o el simbolismo escondido en objetos tan mundanos, melancólicos y a la vez intensos como son el collar y el guante.

Sin duda, una de las mejores obras de Reverte.

Por qué decidí leerlo: Independientemente de que a este escritor le salga una novela entretenida o no, todos sus escritos son sinónimo de calidad literaria.

Lo mejor: El personaje de Max. Toda la descriptiva del Buenos Aires de finales de los 20 y alrededor del tango. Su simbolismo. Su conmovedor final, que probablemente te robe una lágrima.

Lo peor: No es un libro para todos los públicos y es muy posible que no guste a determinados lectores. Creo que requiere un nivel de lectura elevado, cierta madurez y sensibilidad, así como polivalencia en los géneros que frecuentes. Si sólo lees fantasía pura, cómic o thriller policíaco, no creo que disfrutes con una novela de este estilo.

¿Volvería  a leerlo?: Sí, es un libro de segunda y tercera relecturas.

¿Lo recomendaría?: No a todo el mundo, porque como decía hay que estar en disposición de apreciarlo, pero desde luego sí a todos los fans de Reverte y lectores que consideren tienen ya cierto poso literario. Esto no es un best-seller típico.

Link al libro en Amazon.es

El tango de la Guardia Vieja

Otros libros del estilo que podrían gustarte:

– El juego del ángel (Juan Carlos Ruiz Zafón)
– La reina del sur (Arturo Pérez Reverte)
Retrato de una bruja (Luis de Castresana)
Firmin (Sam Savage)

Malosa

2 comentarios

Archivado bajo Muy bueno, Novela Histórica, Novela Negra, Novela Romántica

La piel del tambor – Arturo Pérez-Reverte

Reseñado por Malosa.

Novela publicada por Arturo Pérez-Reverte allá por el año 1995. Como os he comentado en otras ocasiones, para mí Reverte es un escritor irregular. O, al menos, consigue irregularmente que quede satisfecha con sus libros. En el caso del libro que toca hoy, el escritor murciano me dejó satisfecha. Incluso muy satisfecha…

El libro no gustó a todos los lectores y críticos por igual. Navegando por la red, veo que lo tildan de folletín en muchos casos y arguyen un final decepcionante en la mayoría. Puedo aceptar lo de folletín (aunque no me parece una característica especialmente acusada en esta novela), pero no comparto lo del final. A mí sí me convenció.

La historia está ambientada en Sevilla, en concreto en el barrio de Santa Cruz y en torno a la iglesia de Nuestra Señora de las lágrimas (templo de culto barroco inventado por Reverte y sobre el que gira toda la trama del libro). En una noche de agosto, un hacker informático se infiltra en los ordenadores del Vaticano y deja un mensaje en el propio ordenador del Papa, un mensaje de auxilio sobre una iglesia en peligro, amenazada por intereses especulativos. El padre Lorenzo Quart es enviado como agente de Roma a Sevilla para investigar el caso. La situación se complica con la aparición de una serie de muertes “sospechosas” que hacen pensar en asesinatos y la implicación que empieza a tomar Quart con el entorno y los intervinientes, especialmente con Macarena Bruner, una guapísima aristócrata Sevillana que lucha junto a Quart en preservar la iglesia.

Se trata de una novela del autor que tuvo bastante buena acogida y pronto se transformó en un best-seller. Principalmente porque aúna una serie de ingredientes de éxito como son novela de misterio y policíaca, folletín, costumbrismo y novela romántica. Es decir, tiene todo lo necesario para ser un super ventas. Reverte crea con acierto una atmósfera policíaca desde el inicio de la novela, con la constante presencia de un enigma y salpimentado con descripciones de la bella Sevilla, con sus callejuelas estrellas y perfumadas y su aroma a azahar. Creo que el escritor recrea muy bien el modo de vida de los Sevillanos de esta época, tanto los eclesiásticos, como los aristocráticos, pasando por los tejemanejes varios en torno a la especulación de terrenos.

Crea asimismo unos personajes peculiares, con mucha fuerza y pasión, empezando por el propio Quart, un desencantado de la religión pero con férrea obediencia a sus superiores en Roma (a veces parece más soldado que cura). Se debate durante todo el relato para no caer en las redes de la hermosísima Macarena, representación bastante fidedigna de la espectacularidad de la mujer andaluza y de la tentación en general. Paralelamente a esto, Reverte parece hacer una crítica velada sobre el celibato de la iglesia, o al menos presenta con bastante realidad las tentaciones y limitaciones que han de sufrir los religiosos respecto a este aspecto.
El punto de singularidad lo pone la madre de Macarena, María Cruz, duquesa descendiente de una familia aristocrática granadina, dama de cabello blanco y collar de perlas, siempre acompañada de un abanico y una coca-cola.

Además, Reverte no se contenta con hacer un fresco de la Sevilla de finales del S.XX, sino que se retrotrae a otros momentos históricos a través de distintas tramas argumentales. De este modo nos cuenta la historia de una antepasada de Macarena enterrada en la iglesia de Nuestra Señora de las Lágrimas después de vivir en un psiquiátrico. A su vez nos narra su historia de amor imposible encuadrada a finales del S.XIX y con referencias al desastre de Cuba de 1898.
Punto aparte para el final, tan criticado por muchos y que a mí me resultó muy interesante a la vez que sorprendente.

¿Puntos negativos? Sobre todo su lentitud y densidad en el inicio. Es una historia interesante, pero hay que perseverar. El principio puede resultarle bastante aburrido a un lector medio. Quitando esto, resulta una buena novela, para mi gusto de las mejores de Reverte. Al nivel de la saga del capitán Alatriste.

Por qué decidí leerlo: Me lo prestó una amiga de la universidad a la que también le encantaba leer y le gustó este libro en especial.

Lo mejor: La lucha interna de Quart con la bellísima Macarena. La vívida descripción de Sevilla, sus calles y sus habitantes. El final.

Lo peor: Es un relato algo irregular. Le cuesta bastante ganar en interés y puede resultar denso, sobre todo en sus primeras páginas.

¿Volvería a leerlo?: Es posible. Hace muchos años de su primera lectura y no me importaría revivir la historia.

¿Lo recomendaría?: La verdad es que sí. No es un libro complejo, ni que no pudiera convencer a una mayoría de lectores. Su argumento y estilo es bastante ganador.

Link al libro en Amazon.es

La piel del tambor (Bestseller (debolsillo))

Otros libros del estilo que podrían gustarte:

El código Da Vinci (Dan Brown)

El último Catón (Matilde Asensi)

El club Dumas (Arturo Pérez-Reverte)

– El documento Saldaña (Pedro de Paz)

Malosa.

3 comentarios

Archivado bajo Aventuras, Bueno, Novela policíaca - thriller, Suspense

Limpieza de sangre – Arturo Pérez-Reverte

 Reseñado por Malosa.

Segunda entrega de las aventuras del capitán Alatriste, escrita por Pérez-Reverte allá por el año 1997. Lo hizo casi a renglón seguido de la publicación de su primera parte, de gran éxito, “El capitán Alatriste”.

Me gusta mucho esta saga, no sólo por lo amena que es (aventuras, espadachines, sólo nos queda batirnos!!) sino también por lo bien que recrea la España de los Austrias y el cuidado que pone Reverte en el lenguaje usado por los personajes. Leer la novela es como viajar en el tiempo y caminar junto con Alatriste y compañía por el Madrid antiguo.

El libro comienza con la petición de ayuda de Francisco de Quevedo a su buen amigo el capitán. Le cuenta que sus amigos Vicente de la Cruz e hijos quieren sacar de un convento a la novicia Elvira de La cruz, hija de don Vicente. Se han enterado que 2 de los clérigos de dicho convento abusan de las monjas aprovechando su ingenuidad.
El capitán acepta ayudar a Quevedo y junto a su paje Iñigo Balboa inician el asalto al convento por la noche.  Este asalto resulta una emboscada preparada a Vicente de la Cruz. El capitán y Quevedo logran huir, pero Iñigo Balboa queda rezagado y es apresado por la Inquisición.
Ciertos acontecimientos (como un colgante regalado a Iñigo por su gran amor, Angélica de Alquézar) provocan que la Santa Inquisición comience a investigar los orígenes de Iñigo y su limpieza de sangre.

Una cosa importante a tener en cuenta en esta novela es que es la segunda. Los personajes que intervienen aparecen por primera vez y son definidos en el anterior volumen, de manera que hay que leerse la saga desde el principio. Si no, es probable que no entiendas las relaciones entre los personajes.

El tema principal del libro, como su propio nombre indica, es la limpieza de sangre.  Esto es la demostración del linaje puro, libre de antepasados moriscos y judíos e indispensable para el acceso a cargos públicos durante la edad media. Comienza a utilizarse en el S.XV, llegando a su apogeo durante el reinado de los Austrias (S.XVII).

 Reverte recrea con acierto este asunto en la novela, aireando las miserias de una España en decadencia en la que cada persona podía (sin apenas pruebas) denunciar a su vecino a la inquisición por  no ser cristiano viejo. Con el fastidio que eso suponía (acabar en la hoguera, por ejemplo). Reverte nos enseña de forma entretenida los entresijos del proceso de denuncia al santo oficio, los métodos de tortura de la inquisición, en qué consistía un acto de fe, etc.

Me sigue resultando encomiable la utilización del lenguaje por parte de Reverte. Expresiones, vocabulario,  giros lingüísticos…todo ello perfectamente adaptado a la realidad de la España de 1623, momento en el cual está ambientada la novela. Así como la descripción del Madrid de esta época, en sus callejones, tabernas, indumentaria de personajes…todo se cuenta con el mínimo detalle sin pecar de exhaustividad.

Además, la novela es muy entretenida, no resultando pesada en ningún momento y manteniendo un ritmo rápido sin existir transiciones largas sin acción. Reverte nos traslada a esta época histórica fantásticamente bien, de modo que  te ves a ti mismo al lado de Alatriste transformado en uno de sus compañeros de aventura.

No le pongo un pero a esta novela, me parece bien escrita, ágil, pedagógica, dirigida a todos los públicos (especialmente dedicada a la juventud, les encantará y aprenderán muchísimo). Me gustó lo suficiente como para leerme la tercera entrega de la saga, “El sol de Breda”.
Reconozco, eso sí, que pierde algo de frescura si la comparamos con la anterior, es más de lo mismo y la tercera parte me resultó mucho menos entretenida que las primeras entregas.

Libro perfecto para leer algo de calidad combinado con entretenimiento.

Por qué decidí leerlo: Tras el capitán alatriste quería seguir disfrutando de este trocito de la historia de España que nos regala Reverte, aderezado con espadachines.

Lo mejor: Lo mismo que el anterior. Acción, aventuras e historia.

Lo peor: Que pierde la originalidad del primero.

¿Volvería  a leerlo?: Sí, no es muy largo y sería una buena elección para pasar un rato entretenido.

¿Lo recomendaría?: Por supuesto, cualquier lector de cualquier rango de edad.

Link al libro en Amazon.es

Limpieza de sangre (El Capitan Alatriste)

Otros libros del estilo que podrían gustarte:

El sol de Breda (Arturo Pérez-Reverte)
El oro del rey (Arturo Pérez-Reverte)
– Tierra firme (Matilde Asensi)
– Venganza en Sevilla (Matilde Asensi)

Malosa

1 comentario

Archivado bajo Aventuras, Bueno, Novela Histórica

El club Dumas – Arturo Pérez-Reverte

Reseñado por Malosa.

Esta novela no se trata precisamente de una novedad. Fue escrita por el cartagenero Reverte en 1993 y desde este momento ha vendido 2 millones y medio de ejemplares, siendo publicada en 51 países. El libro le abrió las puertas a Reverte y le permitió dedicarse de lleno a la literatura.

El club Dumas se trata de una novela de aventuras e intriga, ambientada en la época actual y cuya acción se desarrolla entre Madrid, París, Portugal y Toledo. Está protagonizada por Lucas Corso, una especie de mercenario/cazador de libros a sueldo. Es contratado para que autentifique un manuscrito de Alejandro Dumas, titulado “El vino de Anjou”.  Al poco, Corso se ve relacionado con otro libro que no tiene nada que ver, “Las nueve puertas”, un manual para invocar al diablo y por el que el impresor Arístide Torchia fue quemado en la hoguera a finales del S. XVII. A partir de este punto la trama se enrevesa y Corso se ve relacionado con extraños personajes como bibliófilos obsesionados, una inquietante mujer llamada Irene Adler y seguidores del diablo. Sin olvidar al propio Corso, que es un personaje peculiar en sí mismo.

La novela es un claro homenaje al propio Alejandro Dumas, autor de los 3 mosqueteros y por el que Reverte siente una predilección especial. Mezcla elementos del folletín decimonónico, la novela postmoderna, las ciencias ocultas (esoterismo y satanismo), así como una trama repleta de fantasía, erudición (marca de la casa de Reverte), juegos de pistas entretenidos y un toque de humor irónico aglutinado en el personaje de Corso.

En general, el libro suscitó muy buenos comentarios, tanto en la crítica especializada como en el público general. Por Internet casi todo lo que encuentro sobre el mismo son referencias positivas.

Yo tengo que reconocer que, como ya he dicho una vez, este autor me desconcierta. Tiene libros que me gustan mucho y otros que no me dicen nada. “El club Dumas” pertenece a esta última categoría. Me resultó entretenido, no más. No tengo un recuerdo especial de y me decepcionó un poco, ya que su sinopsis me hizo crearme unas expectativas que finalmente no se cumplieron. Me esperaba más.

Es cierto que el autor transporta magistralmente al lector a la época de Alejandro Dumas (la recreación histórica es algo que normalmente hace muy bien Reverte), integrando a los personajes narrados en la época actual con los históricos. También está bien narrado, su trama es consistente y el final no decepciona, rematando cabos adecuadamente.

Pero…a mí no me enganchó. No logró despertarme el interés de otros libros y autores, que consiguen que no sea capaz de soltar el libro y que cuando lo haga esté deseando cogerlo de nuevo. No me intrigó, no me involucré con la historia, ni con los personajes. Para mi gusto le falta algo y no me resulta, ni de lejos, uno de los mejores libros de este escritor.

Por qué decidí leerlo: Fue una época en que leía mucho a Reverte. Siempre lo digo, pero independientemente de lo entretenidos que resulten sus libros, siempre son impecables en cuanto a lenguaje y erudición.

Lo mejor: El homenaje a Dumas, incluyendo la recreación de la época histórica. Las referencias a otros libros como “Los 3 mosqueteros”, “El conde de Montecristo”, “La reina Margot”, etc.

Lo peor: No me dijo nada. Me quedé con ganas de mucho más.

¿Volvería a leerlo?: Lo he leído 2 veces. La segunda lo hice porque estaba convencida de que el libro era muy bueno y yo no había sabido apreciarlo en una primera lectura. Tras la segunda lectura, sigo pensando lo mismo.

¿Lo recomendaría?: A fans de Reverte y/o sucesores (Matilde Asensi).

Otros libros del estilo que podrían gustarte:

Malosa.

6 comentarios

Archivado bajo Aventuras, Entretenido, Novela policíaca - thriller, Suspense