Película – Corazones de acero

corazones de acero poster

 

Reseñado por 0017

Ficha técnica

Título original: Fury

Año: 2014

Director: David Ayer

Guión: David Ayer

Música: Steven Price

Fotografía: Roman Vasyanov, Jay Cassidy

Reparto

  • Brad Pitt
  • Shia LaBeouf
  • Logan Lerman
  • Jon Bernthal
  • Michael Peña

El cine, como cualquier obra de arte, es un testimonio contemporáneo de la época en que se presenta al público el artista. Los gustos de la taquilla, la manera en que evoluciona la sociedad, y la sensibilidad a la hora de tratar determinados dilemas morales van cambiando con el paso de las décadas, y la misma mirada en torno al mismo tema va a ser distinta según sea la época en que se aborda dicha mirada. La segunda guerra mundial, por ejemplo, ha sido tratada infinidad de veces por el cine americano. El triunfo sobre las sombras que se cernían en Europa en aquellos años ha merecido que a lo largo de las décadas se primaran visiones épicas y románticas de un conflicto sangriento como pocos. No fue hasta los años noventa en que Spielberg empezó a traernos la realidad en forma de drama como fue “La lista de Schindler”, y no empezó la sociedad a comprender la verdadera tragedia de los que vivieron aquellos años en el bando y lugar equivocados. En ese sentido, parecía que no podía mostrar más crudeza en sucesivas películas relacionadas con el conflicto, pero entonces llegó “Salvar al soldado Ryan” y su escena inicial nos dejó mudos por la brutalidad de la narración. Este y otros estrenos del momento, como “La delgada línea roja” o “Enemigo a la puertas” nos mostraron que no todo estaba contado en la guerra contra los nazis, que quedaban más visiones del conflicto menos edulcoradas que las de los años clásicos del género, y que no sólo Vietnam iba a tener su visión pesimista por parte de Hollywood. La visión cruda y violenta del conflicto se ha asentado entre nosotros, y es en este entorno de desmitificación en el que se inserta esta “Corazones de acero”, donde se nos enseña el escaso valor de la vida humana cuando se trata de conflictos bélicos. Si bien por el título en español se nos recuerda a aquella descarnada “Corazones de hierro” (Casualties of war, 1989), que también era un brutal alegato antibelicista con Michael J. Fox en pleno Vietnam, en otros momentos parece que estemos ante Platoon con su visión del joven novato horrorizado ante las atrocidades de los soldados. Con todo este cóctel de referencias, llega una nueva aportación de Brad Pitt al género (recordemos que ya interpretó a un sanguinario soldado americano en su lucha contra los nazis en “Malditos Bastardos”).

Estamos en 1945, con la finalización de la Segunda Guerra Mundial en ciernes. Los nazis se repliegan sobre Alemania, y los aliados avanzan sobre el terreno ganando terreno. Es en este escenario en el que el sargento Collier perteneciente a la 2ª división acorazada, comanda un escuadrón de hombres con su tanque Sherman apodado “Fury”. El último artillero ha muerto en combate y su reemplazo es un joven novato llamado Norman, recién salido del instituto y sin experiencia en batalla. Mientras el escuadrón se abre paso por terreno enemigo en las últimas batallas de la guerra, donde las misiones cada vez tienen más importancia, Norman aprenderá de la brutalidad de la guerra y a matar en combate sin contemplaciones, necesario para sobrevivir en un entorno donde la humanidad se ha ido sin dejar rastro. En este terrible viaje iniciático aprenderá el horror pero también el honor y el compañerismo, en una de las mayores situaciones límites a las que se puede enfrentar el ser humano.

Hace pocos meses reseñé Monuments Men, también otra visión de los últimos días de la II Guerra Mundial pero más amable y blanda que la que se nos presenta. La verdad es que uno de los puntos que más me gustó de la cinta de George Clooney era el pensar que se cambiaba de tendencia al dejar de mostrar tanta violencia explícita para caer en una narración más edulcorada. Craso error, y este “Fury” nos lo demuestra. Parece que la consigna ahora es desmitificar la segunda guerra mundial igual que se hizo con la guerra de Vietnam, y para ello David Ayer no duda en mostrar casquería variada en pantalla, muertes desagradables e impactantes (en uno y otro bando), y una actitud más que reprobable y carente de escrúpulos entre los que se suponen que son los protagonistas. Por supuesto que de eso va la historia: la visión novata del recién llegado que asiste impávido a un recital de violencia entre hombres curtidos que, precisamente son supervivientes por actuar así. Este es el lenguaje que habla esta cinta desde los primeros minutos, con lo que no se le puede reprochar nada salvo el que no se avise previamente del tono para evitar que los espíritus sensibles vayan al cine con una idea preconcebida errónea. Y así, a lo largo de más de dos horas vemos desfilar esta historia repleta de crudeza con aciertos esporádicos como el cambio de ritmo en las batallas libradas. Sólo en la escena final, y después del trato dispensado a todos los personajes, se vislumbra cierta epopeya épica y poética (no voy a decir cuál o por qué, so pena de cometer spoiler) que nos chirría bastante después de todo lo visto hasta el momento.

Con unas grandes interpretaciones, Brad Pitt está como siempre en su línea sobresaliendo entre el reparto con un nuevo cambio de registro que, si bien recuerda a su personaje en “Malditos bastardos”, el vehículo de lucimiento que tiene aquí es mayor. El resto de actores están a la altura, si bien Shia LaBeouf hace esfuerzos por salirse del papel de jovenzuelo sin que nos lo acabemos de creer del todo. Al joven actor le quedan todavía unos cuantos años de carrera profesional para imprimir credibilidad a todo lo que interprete. A pesar de esto, “Corazones de acero” es una película recomendable siempre que no se tenga el estómago sensible, pues el nivel de dureza que se muestra en pantalla es cada vez mayor. El alegato antibelicista es manifiesto, y las ocasionales rendiciones a la emoción y la adrenalina son siempre bienvenidas.

Calificación: Buena

Lo Mejor: Brad Pitt elevando el listón.

Lo Peor: El tono del filme.

La vería de nuevo: No.

La Recomiendo: Siempre que se esté inmunizado contra la crudeza y el realismo

Películas similares: Salvar al Soldado Ryan, Platoon, Malditos Bastardos, Monuments Men

Ficha en IMDB: http://www.imdb.com/title/tt2713180/combined

Tráiler en You Tube (español):

1 comentario

Archivado bajo Bueno, Película - Acción, Película - Drama, Pelicula, Puntuado

Soy el Número 4 – Pittacus Lore – James Frey / Jobie Hughes

Reseñado por Bitterblink

Yo soy el número 4 - Pittacus Lore - James Frey

Yo soy el número 4 – Pittacus Lore – James Frey

James Frey es un escritor norteamericano que saltó a la fama tras escribir “En Mil Pedazos” y publicarlo en 2003, ambos hablan de la experiencia personal de un adicto múltiple desde los 23 años (alcohol y drogas) y su proceso de salida de las adicciones. Si bien es cierto que el propio autor tuvo que admitir que parte de lo escrito era inventado (recibiendo una buena dosis de críticas por ello), básicamente es un libro de memorias que luego continuó con “Mi amigo Leonard” un libro basado en la experiencia personal de un amigo que conoce en el centro de rehabilitación.

¿Y qué demonios hace luego escribiendo un libro de fantasía para pre-adolescentes? Pues se asoció con el escritor Jobie Hughes bajo el pseudónimo de Pittacus Lore para escribir este libro y salir de su realismo crudísimo. Y tuvo éxito. De hecho se convirtió en una película este primer libro que desgraciadamente no ha tenido una segunda parte (y no la va a tener pese a lo rentable que fue la primera, aunque si la tuviere sería una peli de Michael Bay).

Luego tras firmar un acuerdo por 3 libros más vendió los derechos por supuesto bajo el pseudónimo de Pittacus Lore se agruparon otros escritores “negros” para seguir construyendo el universo de la Saga.

Las secuelas de este libro se han traducido al castellano casi todas y están editadas por la editorial Molino:

– Yo soy el número 4 – publicado en 2011
– El poder de 6 – Publicado en 2012
– El ascenso de 9 – Publicado en 2013
– La Caída de 5 – Publicado en 2014
– La Venganza de 7 – Publicado en 2014

La saga consta de 2 novelas más una de ellas se publicará a lo largo de 2015 y la última no parece tener fecha de publicación (rumores de 2016). También cuenta con un ingente número de precuelas conocidas como los “Archivos perdidos” (the Lost Files) que narran hechos previos al primer libro desde distintos personajes (y aparentemente escritos por distintos escritores “negros”). En fin un auténtico universo de ficción.

Creo que por todo esto y por su consideración de un “retador” al trono de crepúsculo como saga pastelosa de adolescentes (aunque no tanto como la famosa saga del vampiro brillante) merece la pena darle una vuelta a esta saga.

Como nota curiosa comentar que James Frey rompió la relación profesional con Jobie Hughes tras este libro por desacuerdos sobre la saga literaria y los últimos libros los firma él solo aunque lo haga bajo el pseudónimo común de Pittacus Lore.

Sinopsis

El mundo de Lorien ha sido invadido por los salvajes Mogadorianos y su ejercito de bestias. Los habitantes de Lorien lucharon por su mundo utilizando los poderes de la Garde, una parte de los ciudadanos con poderes sobrenaturales, pero perdieron. En un último intento por recuperar Lorien, los ancianos enviaron una nave con 9 niños de la Garde acompañados de 9 Cepan (ciudadano de Lorien sin poderes, cada Cepan entrena a un Garde) al planeta más cercano: La Tierra para esconderse hasta que se desarrollen sus poderes, conocidos como Legados y puedan volver a luchar contra el poder de Mogadore.

Para evitar que los Mogadorianos los siguieran y los asesinaran se gestó un poderoso hechizo que protege de a los niños haciéndolos invulnerables salvo que sean asesinados en orden o se reúnan. Cada vez que un niño es asesinado los otros reciben una cicatriz circular. Cuatro tiene 3 cicatrices, así que sabe que ya es vulnerable y que los Mogadorianos están tras su pista.

Bajo la identidad terrícola de John Smith y de su padre Henri (su Cepan), Cuatro se muda a Paraíso, Ohio, donde pretende establecerse y si es posible llevar una vida tranquila. Allí conoce y se enamora de la guapísima Sarah y allí empiezan a despertarse sus Legados. A partir de ahí la historia se complica puesto que los Mogadorianos que andan tras su pista no andan lejos.

Opinión Personal

Reconozco lo original del planteamiento y como poco a poco va abriendo y contando la historia de Lorien y sus misterios. El personaje de Cuatro cae bien y su visión interna es irónica y normalmente comprensible. No es un personaje que se deje llevar por actitudes super infantiles y haga cosas absurdas como suele ser habitual, solo por eso merece la pena.

Sorprende que un escritor tan serio como es el ex-drogadicto James Fray se suba al carro de la ficción adolescente siendo taaaan políticamente correcto, es decir ninguno de los personajes bebe ni toma drogas por ejemplo, y aquellos que lo hacen son colocados en el lado de los “malos ejemplos”.

Es cierto que el castísimo amor entre Cuatro y Sarah es difícilmente verosímil, sobre todo con dos adolescentes de 15 en plena ebullición de hormonas pero sin embargo resulta agradable de leer, muy en plan “comedia familiar”.

Los misterios que plantean y que solo resuelven en parte hace que el libro gane un tanto en interés porque muchas cosas sencillamente no se aclaran hasta el siguiente / los siguientes libros. Sin embargo no deja con sensación exasperante de engañabobos.

Es interesante como algunos de los personajes secundarios están mucho más definidos que en otras novelas y no caen en arquetipos. El mejor ejemplo quizá sea Mark el que durante gran parte del libro es el “Matón” que le persigue y luego termina siendo su aliado.

Respecto de la película tengo que reconocer que en la cinta se pierden muchos detalles que salen en el libro y que no quedan bien explicados por la falta tiempo de metraje (ej. el tema del perro que en la película es fácil perderse) además de estar todo mucho más condensado: lo que la película propone en días son meses en el libro.

Lo que me gustó en la película más que en el libro es en la parte de escenas de acción, ya que en la película están bien rodadas y son bastante claras y además Cuatro y Seis son autenticas máquinas de matar que salen vivos porque se dedican a destrozar enemigos (algo consistente con el trasfondo del libro). En cambio en el libro es casi lo contrario, las escenas son caóticas, no te enterad de que pasa, puesto que Cuatro se pasa el tiempo inconsciente o sin enterarse de qué ocurre, rompiendo por completo el ritmo de la narración.

En fin, un libro entretenido resumido en una película entretenida, una lástima que no hagan la segunda parte incluso pero creo que puede merecer la pena consolarse leyendo los libros. Su primer libro no es rompedor pero es suficientemente original para una lectura.

Calificación: Entretenido

Lo Mejor: Diferente en su originalidad, rompe algún esquema (ej. el “cambio” del matón)

Lo Peor: Predecible en ocasiones, caótico en las escenas de acción

Lo Releería: No, pero me pica la curiosidad por el segundo libro

Lo Recomiendo: A pre-adolescentes que quieran una novela fantástica y algo romanticona les gustará

Si quieres comprar el libro

Soy el numero cuatro (FICCIÓN YA)

Otros libros que podrían gustarte

– El Corredor del laberinto – Más cruda, más violenta

– The Host – Stephanie Meyer – Más romántica sin duda

Bonustrack:

Trailer de la película en Castellano

Deja un comentario

Archivado bajo Aventuras, Entretenido, Fantástica, Juvenil

Cumbres borrascosas – Emily Brontë

cumbres_borrascosasReseñado por Malosa.

Cumbres borrascosas es la única novela escrita por Emily Brontë. Publicada por primera vez en 1847, ha seducido a críticos y a lectores por su elaborada trama e impactantes personajes. Es una historia de odio y a la vez de amor que une a dos familias, los Linton y los Earnshaw.

Sinopsis

“He vuelto hace unos instantes de visitar a mi casero y ya se me figura que ese solitario vecino va a inquietarme por más de una causa. En este bello país, que ningún misántropo hubiese podido encontrar más agradable en toda Inglaterra, el señor Heathcliff y yo habríamos hecho una pareja ideal de compañeros. Porque ese hombre me ha parecido extraordinario. Y eso que no mostró reparar en la espontánea simpatía que me inspiró. Por el contrario, metió los dedos más profundamente en los bolsillos de su chaleco y sus ojos desaparecieron entre sus párpados cuando me oyó pronunciar mi nombre y preguntarle:
—¿El señor Heathcliff?”

Opinión personal

Aunque no haya oído más que alabanzas sobre esta novela de Emily Brontë, yo tengo que reconocer que no ha sido lo que me esperaba. Disfruté mil veces más de la escrita por la hermana de Emily, Charlotte Brontë. En mi opinión, Jane Eyre presenta un estilo similar, novela romántica-gótica victoriana, oscura, bien escrita y con diálogos magistrales. Cumbres borrascosas no cumple ni siquiera en entretenimiento, al menos desde mi perspectiva.

Fue publicada bajo el seudónimo de Ellis Bell (su hermanas Charlotte y Anne publicarían también bajo pseudónimos masculinos). A día de hoy se considera un clásico de la literatura inglesa, aunque el recibimiento de la obra fuera más bien frío. Su estructura innovadora desconcertó a los críticos en origen pero su originalidad se considera en la actualidad su mejor baza y la erige como un trabajo superior al de sus hermanas Charlotte y Anne.

Se trata de una historia de amor clásica y sobre todo, trágica. Es un relato de venganza y odio, de pasiones desatadas y amores desesperados que van más allá de la muerte.

Se desarrolla en un ambiente rural y Brontë realiza una lograda descripción de los brumosos y sombríos páramos de Yorkshire, que envuelven al lector en la sórdida historia. Destaca también su prosa hermosa, profunda, casi poética. La autora utiliza un lenguaje muy de la época, que hace también que nos traslademos aún más a los parajes agrestes del norte de Inglaterra.

Además cuenta con unos personajes muy característicos, que son el punto más vanagloriado de la obra. Todos son duros y salvajes, agrestes como el ambiente en el que están ubicados, desprenden mucha fuerza e imprimen carácter a la obra.
Destaca especialmente Heatcliff como protagonista absoluto de la historia junto con una Catherine (o Catalina en algunas ediciones) aparentemente a la sombra pero que maneja la historia con el mismo protagonismo o más que el masculino. Como buena saga familiar el relato posteriormente se abrirá a los descendientes de ambos, que continuarán con la tendencia de sufrimiento, odios y pasiones varias.

A pesar de las bondades anteriores, que no son pocas, ya os adelantaba al principio que no me había gustado mucho la novela. La encontré excesivamente romántica, todo es demasiado desesperado, demasiado exaltado. Aunque es una historia intensa, eso no se le puede negar, en mi caso la autora no ha sido capaz de contagiarme esa intensidad mientras leía. Ni me han convencido sus personajes brutos, fríos y exagerados, ni me han entretenido sus idas y venidas, ni sus pasiones exacerbadas. Más bien me han aburrido.

También le falta suspense en mi opinión, la novela victoriana suele tener un punto de oscuridad que le dota de un ambiente macabro a la historia. En este caso esto no se produce, Emily se centra en el sufrimiento de sus personajes y en lo tétrico del ambiente, dejando de lado el suspense en su obra.

Tampoco he acabado de encontrarle sentido al libro, está claro que tiene un trasfondo transgresor, por sus diálogos, trama y estructura, sobre todo por haber sido publicado por una mujer en esa época. Pero, ¿por qué tanto sufrir, tanto odio desatado sin razón aparente? Creo que le falta realismo a la historia, aunque el estilo se encuadre en el movimiento romántico, claramente contrario, he echado en falta algo más de coherencia.

En fin, que me parece que he sido yo, la novela indudablemente es buena, tiene calidad y resulta atrevida por el momento en que fue escrita y por haber sido publicada nada más y nada menos que por una mujer. Pero no ha sido de mi gusto, no me ha pillado el punto o no se lo he pillado yo a ella, qué le vamos a hacer…se queda como pasable y no soy capaz de calificarla mejor.

Por qué decidí leerlo: pues por cultura y también por curiosidad, ya que mucha gente me hablaba de este libro y a todo el mundo le había gustado. Está claro que la rara aquí soy yo…

Lo mejor: Su atmósfera tétrica, el atrevimiento de su publicación dada la época en la que se encuadra. La representación del movimiento romántico en su máximo esplendor. La fuerza de sus personajes.

Lo peor: No me llenó la historia, ni los personajes, ni lo exagerado de sus reacciones. Tampoco me entretuvo en demasía el argumento, me pareció más aburrido que otra cosa.

¿Volvería a leerlo?: Igual algún día le doy una segunda oportunidad, no puede ser que el clásico por excelencia de la literatura inglesa me haya gustado tan poco.

¿Lo recomendaría?: Objetivamente, sí. Subjetivamente, no.

Otros libros del estilo que podrían gustarte:

- Jane Eyre (Charlotte Brontë)
El cuento número trece (Diane Setterfield)
– Agnes Grey (Anne Brontë)

Malosa

1 comentario

Archivado bajo Drama, Novela Romántica, Pasable, Suspense

Película – El Hobbit, la batalla de los cinco ejércitos

El Hobbit - la batalla de los cinco ejércitos poster

Reseñado por 0017

Ficha técnica

Título original:

Año: 2014

Director: Peter Jackson (El Señor de los anillos, King Kong, Agárrame esos fantasmas, Criaturas Celestiales, The Lovely Bones)

Guión: Philippa Boyens, Peter Jackson, Guillermo del Toro, Fran Walsh

Basado en el libro de J.R.R Tolkien, El Hobbit

Música: Howard Shore

Fotografía: Alan Ferertor, Jammie Bag

Reparto

  • Martin Freeman
  • Ian McKellen
  • Richard Armitage
  • Evangeline Lilly
  • Orlando Bloom
  • Lee Pace
  • Luke Evans
  • Benedict Cumberbatch
  • Cate Blanchett
  • Ian Holm
  • Christopher Lee
  • Hugo Weaving

Con un retraso de un par de meses tras el estreno del cierre de esta trilogía desde navidades, al final he sacado un hueco para reseñar la última entrega del Hobbit, más por falta de tiempo y de ocasiones para ir al cine que otra cosa, aunque tampoco descarto la desgana a la hora de dedicarle un rato a esta cinta. Y es que las sensaciones con el final de esta saga-precuela son las mismas que cuando se empezó: un exceso de metraje hecho ex profeso para estirar las entregas y sacar más tajada en taquilla. Donde en “El señor de los anillos” podía tener cierto sentido por el abrumante material literario al que nos enfrentábamos, en “El Hobbit”, resulta todo redundante y excesivo, con unos clímax sacados de la novela original y colocados en partes estratégicas de la trama para dar la sensación de consistencia y continuidad al ritmo de la trama. Al final, lo que se preveía como precuela que saciara la añoranza del espectador medio y ya no digo nada del fan, se ha convertido en un producto vacío y carente de vida interna imposibilitado para hacer destacar estas distintas partes entre el cine actual sobrado de fantasía y aventuras. Sólo falta poner el epitafio de “Descanse en paz”, y rezar para que pasen los años suficientes antes de que nadie se decida a resucitar este mundo y estos personajes algo usados ya.

Retomando lo ocurrido al final de “El Hobbit, la desolación de Smaug”, tenemos al equipo compuesto por los enanos y el Hobbit Bilbo Bolsón habiendo despertado al dragón Smaug de su letargo de años, para quedarse con su tesoro y el antiguo reino de los antepasados de Thorin, escudo de roble, en el interior de la Montaña Solitaria. Smaug está furioso y desata su ira sobre la cercana Ciudad del Lago, donde los humanos que la habitan intentan desalojarla en mitad del caos, sabiendo del desastre que supone el ataque del dragón. Solo el valeroso Bardo reúne la valentía y la destreza para atacar a la criatura con flechas negras, consiguiendo derribarla para alegría de su gente. Mientras tanto, los enanos se dedican a buscar enfervorecidamente la Piedra del Arca, la mayor pieza de joyería del tesoro, sin éxito, tarea que consumirá a Thorin haciendo que su carácter cambie y le convierta en un déspota. Esta preocupación impedirá a los enanos ver el verdadero problema al que se enfrentarán: la noticia de la muerte del dragón se extenderá como un reguero de pólvora por toda la zona, y huestes de todo tipo de ejércitos serán atraídos por el fabuloso tesoro que ahora ha quedado desprotegido: desde los orcos de Azog hasta los elfos de Thranduil, pasando por los habitantes de Ciudad del Lago comandados por Bardo en busca de refugio. Pronto, lo que parecía una batalla para defender unas cuantas monedas, se convertirá en una lucha entre el bien y el mal, con distintas alianzas para evitar que éste triunfe, y donde Thorin, Bilbo, Gandalf, y el resto de implicados descubrirán la faceta más heroica y menos egoísta de ellos mismos, en una búsqueda del honor y la integridad.

¿Es una película mala esta última entrega de las aventuras del Hobbit? Bueno, yo no diría eso, pero al igual que le pasaba a su anterior entrega, sí que es harto repetitiva y poco destacable en su imaginería visual. La abrumadora sucesión de secuencias y planos contrapicados de grandes paisajes da una sensación de deja-vu de la que esta saga es incapaz de quitarse. Sigo diciendo que contar en tres películas de más de dos horas y media lo que ocurre en las páginas de un librito medio juega en contra de la narración, por hacer ésta poco ágil y demasiado abigarrada. Lo que en “El Señor de los Anillos” era estilo gótico, en “El Hobbit” se ha hecho barroco, donde el exceso de épica ya resulta cansino y poco novedoso. Que el clímax del dragón se haya dividido entre varias entregas no ayuda en nada a la fluidez de la narración; y puede que haya gente que al inicio de esta cinta tenga frescos los acontecimientos de la película anterior, pero que tras un año desde el estreno de ésta, a la mayoría nos cuesta recordar qué pasó entre los personajes y sus historias. Esta costumbre cada vez más extendida en el cine actual de rodar películas de manera industrial, con las segundas y terceras partes ya en la mente de los guionistas dispuestas a ser rodadas tras el estreno de las primeras, hace que cada vez se prodiguen más los finales abiertos como si de una serie de televisión se tratase, dejando al espectador con las ganas de más para el siguiente episodio. Y es lo que pasa aquí, que durante media película estamos pensando en lo que pasó en la anterior.

El resto de piezas de la obra están correctas, en su sitio. Las interpretaciones son buenas, no hay ningún pero que hacer. Martin Freeman se convierte en el mejor Hobbit que haya visto antes, mucho mejor que Frodo o su predecesor en el papel, tal es el desparpajo y la nobleza que le imprime a su personaje. Los personajes de Orlando Bloom y Evangeline Lilly están demasiado forzados, al igual que en anteriores entregas, denotando unos personajes que no estaban en el libro original, al igual que las escenas con Christopher Lee, Cate Blanchet y Hugo Weaving, viniendo a cuento de poco salvo para el guiño al espectador del Señor de los anillos. Todo ello hace una película correcta pero innecesaria. Dejemos que este mundo y estos personajes se queden donde están y los nuevos proyectos decidan ir por otros derroteros y se exploren nuevas ideas.

 Calificación: Entretenida

Lo Mejor: Martin Freeman como Bilbo se confirma una de las mejores interpretaciones de la cinta.

Lo Peor: La sensación de hartazgo y repetición es continua en la trilogía.

La vería de nuevo: Cuando pase algún tiempo.

La Recomiendo: Solo para fans irredentos de Tolkien.

Ficha en IMDB: http://www.imdb.com/title/tt2310332/combined

Tráiler en You Tube (español):

1 comentario

Archivado bajo Película - Aventuras, Pelicula

La ciudad de la Oscuridad – City of Ember – Jeanne Duprau

Reseñado por Bitterblink

La ciudad de la oscuridad - Jeanne Duprau

La ciudad de la oscuridad – Jeanne Duprau

Jeanne Duprau es una escritora estadounidense, californiana concretamente que tras su Licenciatura en literatura inglesa comenzó a dar clase en un instituto pero nunca perdió su interés por escribir. Tras varios intentos consiguió publicar su tetralogía sobre la ciudad de las Ascuas (“City of Ember” es el título original de este libro) en 2003. Su éxito llevo a que la primera novela fuera adaptada al cine en una película que pasó sin pena ni gloria (de hecho no se hizo la siguiente película de la saga).

Antes de nada debo aclarar que si no lees en inglés, aunque sea a nivel básico, mejor no empieces con esta tetralogía. Esta es una novela juvenil para niños de entre 1o y 14 años (no hay sexo, apenas violencia y no es una novela infantil porque si hay personajes que mueren, aunque no por acción de otros)  así que no tiene un inglés difícil. En origen se publicó el primer libro y la verdad es que no tuvo éxito y quedó pronto descatalogado. Con la película se hizo una reedición del primer libro poniendo el cartel de la película como portada y con este empuje la editorial pensó que merecía la pena publicar el segundo volumen (“La gente de Sparks”). Pero no, la saga siguió en la “oscuridad” y ahí se quedó. De hecho es más fácil encontrar este libro y su secuela en tiendas de libros viejos y de segunda mano que en una librería normal. Dicho esto, si estas aprendiendo inglés es una buena saga para practicar, escrito de forma sencilla y con un vocabulario básico.

Sinopsis

La ciudad de las ascuas es una ciudad en permanente oscuridad salvo por la luz eléctrica, fuera de la ciudad solo hay un yermo oscuro que no se puede recorrer ya que carecen de lámparas portátiles. Los Constructores, figura mítica responsable de la construcción de la ciudad dejaron suministros para 200 años y una caja con instrucciones y un temporizador al alcalde de la ciudad para que se abriera cuando pasara ese periodo, sin embargo con el 7º alcalde, la caja se perdió. La historia se centra en Lina (tatara tatara nieta del 7º alcalde) y su amigo Doon.

Lina y Doon acaban de terminar la escuela en la ciudad de las Ascuas. Al acabar llega el día en el que se sortean los trabajos y Lina desea por encima de todo ser mensajera. En el sorteo sin embargo le toca Tuberías (el peor trabajo para ella) y Doon Mensajero, algo de lo que el chico se queja amargamente. Este golpe del destino será el que los unirá puesto que Doon le propone a Lina cambiar los puestos, algo que Lina no entiende pero agradece.

Doon vive con su padre y siempre está preocupado porque la ciudad en la que viven es una antigualla moribunda y solo piensa en buscar una salida o otra ciudad puesto que cada vez quedan menos suministros y la electricidad es cuando menos inestable. La obsesión de Doon es salvar a la gente de las Ascuas. Lina sin embargo solo piensa en su fantástico trabajo de mensajera y en el día a día. Sin embargo hablar con Doon le va abriendo los ojos.

El punto de inflexión llega cuando su abuela, aquejada de demencia senil empieza a buscar lo que su abuelo (el 7º alcalde) decía que se había perdido y que era importante. Así por casualidad llega hasta la caja ya abierta con las instrucciones que por desgracia su hermana Poppy ha masticado hasta perder la mitad del mensaje.

Así comienza una carrera para descifrar las instrucciones, durante la cual descubren por accidente que pese a que la gente de las Ascuas pasa penalidades, el Alcalde vive en la opulencia más absoluta y este descubrimiento ponen en peligro la misión e incluso su libertad.

Opinión personal

La ciudad de la oscuridad es un libro infantil y algunos de los defectos que tiene se derivan de esto, pero también sus virtudes. Los personajes son inmaduros y por eso toman decisiones un poco ilógicas derivadas de su deseo de notoriedad en la ciudad. Eso hace que a veces te plantees si no está un poco forzado en el argumento que mantengan casi en todo momento en secreto sus descubrimientos.

Si es divertido que los dos personajes tengan motivaciones tan distintas y mantengan una relación que equilibra la inconsciencia de Lina con el pensamiento apocalíptico de Doon. Quizá ese contraste es el que más me gustó, la madurez y la consciencia de que algo va mal frente a la superficialidad aparente de Lina.

Aunque muchos lectores no lo aprecien, cabe destacar como punto positivo que trabaja bastante la verosimilitud, pese a que hable de cosas hoy imposibles (ej. latas que duren 200 años) pero si piensa en cosas como que para sobrevivir a base de latas y vegetales necesitan complementos vitamínicos puesto que apenas comen carne o que para cultivar necesitan un invernadero con luz ultravioleta.

También me hace gracia que recurra a recursos para recordarnos que los personajes no saben nada del exterior ni siquiera que viven en una cueva y eso que resulta evidente para el lector no lo es para ellos puesto que no conocen nada. Así lo caricaturiza por ejemplo con las palabras que no entienden los personajes por no tener contexto. En la traducción hablan de la palabra “burrada” que no tiene sentido puesto que no saben lo que es un burro etc…

Curioso el tratamiento de los temas morales, en este caso la corrupción por parte del alcalde. Esta reflexión para el mundo en el que nos movemos es positiva puesto que crea una cierta conciencia política en los niños: Un alcalde debe trabajar para el bienestar de los ciudadanos, no para sí mismo. También hay una reflexión algo más dudosa sobre la justicia, puesto que cuando denuncian al alcalde terminan metiéndose en un lío ellos.

El defecto de ser predecible para el lector adulto creo que no lo es en un libro claramente orientado a niños y pre-adolescentes, puesto que normalmente digieren mejor las historias y son muy dados al “No no, eso no puede ser así, la princesa tiene que vivir y la bruja es castigada” y etc. No es un libro para leer a niños por el tratamiento de la muerte de la abuela de Lina, aunque lo desdramatiza mucho (quizá en exceso) este tratamiento no suele ser recomendable para menores de 7-8 años.

En general es un libro agradable y fácil de leer y predecible (habitual en literatura para niños) pero que está muy orientado a la tetralogía, es decir, que tiene un final “en falso” que te deja a medias de la historia y que te empuja a buscar el segundo libro, algo que para leer en castellano es bastante difícil. Si quieres animarte a leer en inglés puede ser tu libro.

Calificación: Entretenido

Lo Mejor: Verosimilitud, los conflictos internos de los personajes y su equilibro entre ellos

Lo Peor: Frecuentemente los personajes te parecen estúpidos

Lo releería: No, pero leería “La gente de Sparks”

Lo Recomiendo: Es un buen libro para niños o preadolescentes, y un buen libro para iniciarse a leer en inglés.

Vínculo a amazon.es para que veais la portada del libro, no está disponible

Ciudad de la oscuridad, la (Junior – Juvenil (roca))

Otros libros que podrían gustarte

Agenda 21 – Mucho más dramático y adulto pero a mi entender más interesante

Bonustrack:

Trailer de la película en castellano:

2 comentarios

Archivado bajo Aventuras, Ciencia Ficción, Entretenido, Juvenil

A ciegas – Josh Malerman

A_ciegasReseñado por Malosa.

La novela que toca hoy ha sido escrita por Josh Malerman, cantante y compositor de la banda de rock The High Strung. Vive en Ferndale, Michigan y A ciegas es su primera novela publicada.

Antes de empezar a comentar este libro, quería hablar de la estupenda campaña de publicidad que lleva asociada. En nuestro caso, el libro le llegó a Bitterblink, gentileza de la editorial Minotauro. En concreto, llegó dentro de una caja que incluía las siguientes instrucciones:

IMG_2693

Dentro de la caja podían encontrarse multitud de elementos como hojas, gominolas, hilo de pescar…con el objetivo de ser identificados sólo por el tacto… A ciegas, como esgrime el título de esta novela.

Sinopsis

Cinco años después de que diera comienzo la pesadilla, los pocos supervivientes que quedan viven refugiados en el interior de casas y edificios, protegidos por puertas cerradas y ventanas con las cortinas echadas. Malorie, que ha conseguido sobrevivir en una casa abandonada junto a sus dos hijos, decide abandonar la seguridad de su refugio para emprender un viaje por el río hacia un lugar mejor. En esta peligrosa odisea a ciegas, Malorie sólo podrá confiar en su instinto y en el entrenado oído de los niños, que no tardarán en descubrir que algo los sigue. Pero, ¿qué es?

Inmersa en la oscuridad, rodeada de sonidos, familiares unos, estremecedores otros, Malorie se embarca en una tremenda odisea; un viaje que le llevará a un mundo sin visión y de vuelta a su pasado. En un mundo que ha enloquecido, ¿se puede confiar en alguien?

Opinión personal

Nos encontramos con una novela claramente inspirada en otras obras muy conocidas de ciencia ficción, como pueden ser La carretera (Cormac McCarthy) o El día de los trífidos (John Wyndham). Ambas, en mi opinión, muy superiores a la ópera prima de Malerman.

Aún así, este libro no resulta del todo malo, sobre todo porque se lee con interés y no aburre en ningún momento. Esto lo consigue gracias a una atmósfera axifisiante y muy realista, que hace trasladar al lector vivamente a la terrible realidad de Malorie. Es claramente lo mejor del libro.

El ritmo elevado también lo consigue el autor a base de frases cortas y efectistas, así como diversas repeticiones de palabras o incluso frases de forma acusada a lo largo de la novela.
Por otro lado la estructura se divide en 2 partes, alternándose los capítulos del momento actual y el viaje de Malorie con los niños, así como los centrados en el año anterior, con nuestra protagonista embarazada y entrando de lleno en este nuevo mundo apocalíptico. La alternancia de historias y momentos también hace que la novela gane en interés y velocidad.

Respecto a sus personajes, encontramos aquí los primeros altibajos, ya que cuenta con algunos muy trabajados (principalmente el de la protagonista, Malorie) frente a la gran mayoría casi esbozados.
Muy interesantes parecen los secundarios de esta historia, especialmente Tom y sobre todo Don y Gary, apareciendo apenas desarrollados. Estos últimos son una especie de antagonistas y sirven de base para el debate recurrente de este tipo de novelas: independientemente de lo que pase fuera, el hombre es un lobo para el hombre y saca lo peor de sí mismo en circunstancias extremas. Esta reflexión ética se pasa muy por encima y creo que falta. Además, aunque sea un libro de ambientes y atmósfera, no quita que se base en unos personajes consistentes y bien descritos. Para mí esto es fundamental en todo libro que se precie.

El otro punto flojillo es el final, pero sobre todo porque creo que requería de una mayor carga dramática o una resolución más impactante. A mí me dejó un poco fría, esperaba más, sobre todo porque el argumento se inspira en otras novelas, lo cual no me parece mal, pero sí creo que hay que saber imprimir a tu obra un punto diferencial, punto que podría haber conseguido el autor con un desenlace más adecuado.

Pero bueno, independientemente de sus fallos, es un libro que se deja leer muy bien y no aburre en ningún momento, además de ser capaz de envolverte en su historia. Para desconectar de los problemas mundanos y pasar un rato agradable, es perfectamente válido. Esto ya es bastante y no lo consiguen todos los escritores.

Por qué decidí leerlo: Minotauro se lo envió a Bitterblink y este me lo ofreció a mí, pensando que podría gustarme.

Lo mejor: Su atmósfera muy lograda, logras fácilmente ponterte en la piel de Malorie y sentir su angustia.

Lo peor: Falto de originalidad, con un final más bien tibio y escasa profundidad en los personajes más allá de Malorie o quizá Tom.

¿Volvería a leerlo? No lo creo, es una novela de éstas que no tiene sentido leer más de una vez.

¿Lo recomendaría?: Sí, por qué no. Sobre todo a los aficionados a historias apocalípticas y un poco angustiosas. Aunque se deja leer perfectamente por casi cualquier tipo de lector.

Si quieres comprar el libro

A Ciegas (Terror)

Otros libros del estilo que podrían gustarte:

La carretera (Cormac McCarthy)
El día de los trífidos (John Wyndham)
La hora del mar (Carlos Sisí)

Malosa

3 comentarios

Archivado bajo Ciencia Ficción, Entretenido, Suspense, Terror

Película – 50 sombras de Grey

50 sombras de Grey poster

Reseñado por 0017

Ficha técnica

Título original: Fifty Shades of Grey

Año: 2015

Director: Sam Taylor-Wood (Nowhere Boy)

Guión: Kelly Marcel, Patrick Marber y Mark Bomback

Basado en el libro de E.L. James, 50 Sombras de Grey (enlace a la reseña de Malosa)

Música: Danny Elfman

Fotografía: Seamus McGarvey

Reparto

  • Jamie Dornan
  • Dakota Johnson
  • Jennifer Ehle
  • Eloise Mumford

Y como era de esperar, el mayor fenómeno editorial de los últimos años ha tenido su esperada adaptación a la gran pantalla. Las majors de Hollywood, ávidas de ideas para nuevas historias, personajes y conceptos argumentales que den pie a sagas que arrasen taquillas, pronto hacen suyo cualquier fenómeno que se convierta en viral en esta época en la que a los espectadores pocas cosas nos sorprenden en la gran pantalla. Y hay que reconocerlo, el sexo vende, así que una historia picante que confronte romanticismo femenino frente a rudeza masculina era la película perfecta para empaquetarla y venderla en San Valentín. Y aquí tenemos el resultado; de momento, la expectación que ha levantado la película en todo el mundo está batiendo récords de taquilla y de preventa de entradas. Las grandes preguntas que surgen son: ¿está justificado todo este revuelo? ¿Superará el éxito de la versión cinematográfica al del propio libro? ¿Tendremos más películas que continúen la historia del liberal señor Grey y la recatada señorita Steel? ¿Merece la pena la historia que Sam Taylor-Wood ha adaptado de la novela de E.L. James?

Anastasia Steele es una joven universitaria que tiene que hacer una entrevista a Christian Grey, joven magnate dueño de un imperio empresarial que lo tiene todo: es elegante, rico y atractivo. A pesar de su imagen intimidante,  fría y distante está claro desde el primer momento que hay atracción entre ambos y la recatada Anastasia, poco iniciada en las artes amatorias, se irá sintiendo cada vez más atraída por la autoridad y la confianza en sí mismo que emana del enigmático millonario. El contrato de confidencialidad que le hará firmar Grey para tener una relación esconderá grandes secretos consecuencia de los poco convencionales gustos de éste, y Anastasia se irá sumergiendo en un mundo de perversiones sexuales y parafilias propias del bondage y el sadomasoquismo; mientras intenta acceder a los sentimientos del Sr. Grey y conocer la parte oscura de su personalidad.

La reseña a esta película era casi obligada dada la naturaleza de este blog y el análisis de estos últimos años centrado en una buena parte de la narrativa erótica contemporánea, surgida al abrigo de esta saga literaria que tantos tabúes ha roto así como polémicas ha creado. Y tras ver “50 Sombras de Grey”, la película, no puedo menos que sentir que estamos ante el mayor insulto a la inteligencia que hemos tenido en los últimos años, el mayor timo que un fenómeno de masas haya podido crear desde la nada. Puedo entender que el libro haya levantado pasiones entre las lectoras femeninas consecuencia de lo novedoso del argumento que supone explorar el mundo del sadomasoquismo, combinado con un romanticismo propio de novelas para adolescentes con las hormonas en ebullición. Puedo entender que la prosa fácil excite las bajas pasiones femeninas de la misma manera que los estímulos visuales de imágenes sugerentes (hablo de porno) levante el ánimo al sexo masculino, por aquello de que las mujeres responden a otro nivel de estimulación diferente. Pero que un personaje como Christian Grey se convierta en el protohombre de fantasías femeninas de las mujeres actuales me parece retroceder siglos de evolución social en unos pocos meses. Y es que E.L. James ha sabido dar en la diana al crear una fantasía a la imagen y semejanza de lo que su más profundo subconsciente podría nunca imaginar, pero que de darse en la realidad sería algo abominable. Y solo por el mero hecho de convertirlo en protagonista sobre el papel me parece de una irresponsabilidad manifiesta. El personaje encarnado por Jamie Dornan es un trastornado posesivo y celoso que tiene un claro desorden sexual. Por supuesto que este desorden sexual no trascendería más si sólo lo restringiese a su círculo íntimo de practicantes, cada cual es libre de practicar lo que quiera en su cama, el problema viene cuando se encapricha de la virginal protagonista y la intenta introducir en su mundo. E intentar justificar con traumas de infancia no ya desviaciones sexuales, sino una posesividad manifiesta y un control absoluto de tu pareja es lo que te convierte en un monstruo. Lo más flagrante no es que este monstruo se vista con trajes caros, coches deportivos y modales exquisitos, sino que sirva como justificación para que miles de mujeres se autoengañen disfrazándolo de fantasía sexual reprimida. Lo abominable no es que le gusten las pulseras de cuero y las varas de azotar, lo terrible es que le haga firmar un contrato a la protagonista acerca del ginecólogo al que asistirá, las prácticas sexuales a las que se someterá, o le prohíba ser infiel sin que se mencione nada de lo que le ataña a él. O que sea tan posesivo y celoso que aparezca en una noche en la que ella está borracha de fiesta, exigiéndola volver a casa y apartándola de uno de sus mejores amigos que pretendía sobrepasarse (y encima disfrazar la escena de galantería caballeresca a ojos de ella).

Porque lo peor de todo no es que 50 Sombras de Grey haya construido un protagonista masculino atormentado y oscuro, con gustos y lujos que compensen sus desvaríos y con secretos ocultos que justifiquen sus trastornos. Lo peor de todo es haber creado la heroína más estúpida de la historia del cine, que está a años luz de la Scarlett O’hara de “Lo que el viento se llevó”. Una chica que va de virginal y casta (algo perfectamente entendible, de la misma forma que entiendo al que practique el sado aunque no lo comparta) a la vez que presume de carácter y personalidad pero que, llegado el momento, se deja arrastrar por una cara bonita y un mundo de lujos a una relación autodestructiva y sin compensaciones sentimentales. La atracción del hombre malote y dominante, que no hace más que usar el truco del palo y la zanahoria para conseguir el último juguete del que se ha encaprichado (ella), no tendría mayores consecuencias de no ser porque ella decide jugar y caer continuamente en su trampa, a pesar de que se deja claro desde el principio de que será una relación basada en el sexo duro y el BDSM. Y el problema es que esta estupidez se hace patente en todos los guiños premeditados a la novela, como cada vez que se muerde el labio en un gesto tan obvio como descarado y pueril. La chica se hace odiar desde la primera escena hasta la última; y por más que Dakota Johnson intente remontar con su interpretación un personaje tan insulso como insultante, el resultado final es una historia con poca moraleja para llevarse a la boca. Quizás se podría hablar de una historia de amor no correspondido, pero luego uno piensa todas las estupideces que realiza su personaje y resulta difícil sentir empatía por ella. Que Jamie Dornan se pase media película vistiendo trajes caros y la otra media enseñando su torso desnudo, no hace sino confirmar que su personaje apunta directamente a las bajas pasiones del público femenino como manera de justificar los sentimientos desmedidos de ella. Su nivel interpretativo se limita a poner cara de cabreado continuamente, y su registro es tan limitado que ni siquiera es capaz de dar el pego vistiendo de traje con elegancia. Es una lástima que, salvo un par de papeles haya pocas interpretaciones más, y la película se reduzca solo a los dos protagonistas y a sus desvaríos sentimentales y sexuales.

Si a todo esto le unimos una manera de rodar aséptica y neutral, de un estilo “porno chic” que abruma (a pesar de la carga erótica del argumento y de las escenas que muestran la carne de los protagonistas, el nivel de piel mostrada en pantalla está más que estudiado para que la cinta no rebase el nivel de edades recomendado), tenemos una película que no funciona ni siquiera como competidora de las películas clásicas del erotismo (El imperio de los sentidos, El último tango en París, La vida de Ádele, Ninphomaniac). Y lo peor de todo es que, al igual que la saga literaria se alargó innecesariamente para hacer caja por el último bombazo editorial, los resultados en taquilla prevén próximas entregas de esta saga erótica cuya calidad  literaria disminuyó en sus continuaciones.

Calificación: Muy mala.

Lo Mejor: Nada. Hasta la ciudad en que se desarrolla la trama (Seattle) resulta poco cinematográfica.

Lo Peor: Que nos torturen con nuevas entregas.

La vería de nuevo: No.

La Recomiendo: No.

Películas similares: El imperio de los sentidos, El último tango en París, La vida de Ádele, Ninphomaniac

Ficha en IMDB: http://www.imdb.com/title/tt2322441/combined

Tráiler en You Tube (español):

6 comentarios

Archivado bajo Malísimo, Película - Drama, Película - Romántica, Pelicula, Puntuado