Archivo de la etiqueta: Stephen King

El fugitivo – Richard Bachman

El_fugitivoReseñado por Malosa.

El fugitivo es el cuarto libro publicado por King bajo el pseudónimo de Richard Bachman en el año 1982. Es un libro interesante, sobre todo por el momento en el que está escrito (hace ya unos cuantos años) y por la visión decadente y sorprendentemente acertada con la que King auguraba el futuro próximo. No llega al nivel de obra maestra, pero desde luego se lee con gusto e interés.

Sinopsis

A mediados del siglo XXI, un concurso televisivo cuyo principal atractivo es la muerte de los participantes bate récords de audiencia. Ben Richards, padre de una niña enferma y sumido en la más profunda miseria, decide concursar atraído por los extraordinarios premios, aun a sabiendas de que no sobrevivirá. Sometido a una implacable persecución, se plantea un único objetivo: resistir tantos días como sea posible para aumentar el premio y asegurar la subsistencia de su familia. Un aterrador futuro donde la televisión es la única realidad.

Opinión personal

Como en otras ocasiones, King a partir de su pseudónimo se centra en la ciencia ficción y en el desarrollo de una distopía futurista. Nos plantea una novela ambientada en los Estados Unidos pero con un economía de la nación en ruinas y un mundo donde la violencia y las desigualdades crecen por doquier. La temática del libro es muy clara,  Bachman hace una crítica feroz de los regímenes dictatoriales, del abuso de poder, de la alineación del pueblo, de la diferencia de clases y sobre todo de la manipulación de los medios de comunicación. En concreto, el autor se explaya expecialmente con el formato televisivo de los realitys shows, llevados hasta el extremo.

Es una historia muy, muy similar a otra novela publicada bajo el mismo pseudónimo de este autor, La larga marcha y que tengo que reconocer considero muy superior a este El fugitivo. Puestos a hablar de otros autores que han tratado esta misma temática, tenemos que mencionar a los clásicos como el 1984 de George Orwell (publicado en 1949) o Un mundo feliz del británico Aldous Uxley, que vio la luz en el año 1932.
Respecto a otras creaciones más modernas y de mucho éxito sobre distopías futuristas, destacar la saga de Los juegos del hambre de la americana Suzanne Collins, también inferior para mi gusto a todas las novelas ya mencionadas.

Uno de los aciertos de la novela, en mi opinión, es el personaje protagonista, Ben Richards. Resulta tremendamente interesante y ciertamente atípico, especialmente si lo comparamos con los utilizados normalmente por el autor. Tiene una personalidad rebelde, inconformista, impredecible, con tendencia a saltarse las normas y a la violencia, irónico e irrespetuoso en ocasiones. Me recuerda muchísimo (salvando las distancias) a John McClane, el irreverente protagonista de la película La jungla de cristal. Al ser ésta una novela de desarrollo de un único personaje, es fundamental que el mismo tenga una personalidad suficientemente atrayente para soportar él mismo el peso de toda la historia. Y en este caso Ben Richards cumple con creces.

Los secundarios son menos profundos, principalmente están descritos a partir de sus interacciones con Richards. Sin embargo algunos son ciertamente interesantes, como por ejemplo Amelia, la mujer de clase alta y perteneciente al grupo de los que ostentan el poder pero que de alguna manera logra evolucionar a lo largo de la historia y ver el más allá de la sociedad que la rodea.

Quizá lo que menos me gustó fue ese final abrupto, esperado e inesperado a la vez. No quiero decir con esto que sea un mal final, pero sí se echa en falta algo más tras el desenlace, quizá un epílogo explicativo o más páginas en su descripción. De repente todo acaba y te quedas un poco con cara de tonto, como pensando: ¿¿ya?? ¿¿Y no hay nada más después de esto??. También hay que reconocer que, en general, los finales de Bachman son todos muy abruptos, no es éste el único caso.

Como curiosidad, contaros que El fugitivo fue escrito en una semana, muy rápido si lo comparamos con otros libros del autor, a los que normalmente dedica 3 meses de media (aproximadamente 2.000 palabras o diez páginas por día).
También deciros que El fugitivo fue adaptada a la gran pantalla en una película titulada en España Perseguido y que fue lanzada cinco años después del libro, en 1987. Arnold Schwarzenegger consiguió el papel principal, protagonista con el que King no estuvo muy de acuerdo. Básicamente porque Ben Richards es descrito en la novela con una constitución física totalmente distinta a la de Schwarzenegger (no olvidemos que Richards pertenecía a una clase social pobre, frecuentemente pasaba hambre y no es muy creíble tanto músculo y tan buena forma física).

Por qué decidí leerlo: Porque era de King. No hay más que hablar.

Lo mejor: Su personaje protagonista, el ambiente distópico que rodea todo el relato, la crítica del abuso de poder y la manipulación de los medios de comunicación.

Lo peor: El final me dejó un poco fría, creo que merecía un poco más de detalle.

¿Volvería a leerlo?: Sí, es una novela por la que no pasa el tiempo. Y desgraciadamente, ahora mismo está de total actualidad …

¿Lo recomendaría?: Sí, es una buen libro, no excesivamente largo y del que disfrutarán los que gusten de distopías futuristas.

Si quieres comprar el libro en Amazon.es

El fugitivo

Link a la crítica de la película en Filmaffinity

Perseguido

Otros libros del estilo que podrían gustarte:

La larga marcha (Richard Bachman)
Los juegos del hambre (Suzanne Collins)
– 1984 (George Orwell)

Malosa

2 comentarios

Archivado bajo Bueno, Ciencia Ficción, Suspense

Misery – Stephen King

MiseryReseñado por Malosa.

smbrrra cunndo stsssen smbrrr cunnndo ljjjossstcunndo

Creo que esta es la novela más terrible de King que he leído nunca (y como sabéis, me he zampado unas cuantas). Sin incluir ningún elemento fantástico o del terror más típico, el autor consigue agobiar, asustar, desasosegar, dar asco y sobre todo generarnos una ansiedad brutal. Y todo esto con el recurso de la realidad (que está claro que siempre supera la ficción), con casi 2 únicos personajes en todo el libro y con cierto punto macabro en la historia. Me ha gustado, sí. Me ha parecido un novelón.

Sinopsis

Misery es un relato obsesivo que sólo podía escribir Stephen King. Un escritor sufre un grave accidente y recobra el conocimiento en una apartada casa en la que vive una misteriosa mujer, corpulenta y de extraño carácter. Se trata de una antigua enfermera, involucrada en varias muertes misteriosas ocurridas en diversos hospitales. Esta mujer es capaz de los mayores horrores, y el escritor, con las piernas rotas y entre terribles dolores, tiene que luchar por su vida.

Opinión personal

Como en el caso de otros libros de este escritor (aunque no muchos), King aparca el tema sobrenatural y consigue asustarnos con la sola realidad. También repite la fórmula del relato más bien intimista, a partir de la utilización de muy pocos personajes. En libros similares, como El juego de Gerald o La chica que amaba a Tom Gordon, toda la historia se desarrolla a través de un único personaje. En este caso King usa el tándem de dos caracteres: la locura frente a la cordura. El exceso frente a la contención. El dolor frente a la desesperación por vivir.

Y éste es el punto más destacable de esta novela y donde King roza la máxima calificación: en reflejar tan intensamente las emociones del protagonista, hasta el punto de que el propio lector las sentirá: impotencia, desesperación, terror, angustia e incluso dolor físico. Todas estas sensaciones las experimentará cualquier lector avezado que se atreva con este libro.

También King consigue construir un personaje fascinante y aterrador, la fan número uno de Paul, la temible Annie Wilkes. Describe perfectamente el estado mental variante, caprichoso y absurdo de una persona insana y con instintos homicidas. Representa el horror en estado puro. Y a ti, lector constante, te dará auténtico miedo. Sentirás su presencia tras la puerta y sus pesados pasos acercándose a ti. Notarás su fétido olor, su aliento pestilente y su suciedad. Y sentirás terror cada vez que abra la puerta de tu habitación. Porque tú serás Paul Sheldon, el escritor postrado en la cama con las piernas rotas.

El desarrollo de la novela tampoco da tregua al lector, le exigirá más y más en cuanto nos adentramos en esta historia, aunque tenga algún bajón de ritmo en algunas partes del relato. Estas caídas incluso pueden ser un alivio para los lectores, agotados de tanta locura y mutilación…que la hay en abundancia en esta novela. Este ritmo álgido culmina en un final que a mí, personalmente, me gustó mucho. Y también me aterró. Final lógico por otro lado, pero que no te mejora el mal cuerpo que te ha ido dejando libro, sino más bien lo contrario.

Por sacarle algún fallo, sí diría que el inicio me resultó demasiado apresurado. El autor enseguida te mete de lleno en el horror de Paul y este inicio resulta algo abrupto. Hubiera sido más adecuada una transición lenta, una adecuación del personaje a su nueva situación más pausada, para de ese modo crear un clima aún mejor y así desatar el horror después. Y también nos hubiera permitido conocer un poco más a los personajes antes de meterlos de lleno en escena.

Excepto lo anterior, se trata de una historia magistral, terrible como pocas, tan real que da aún más miedo y con una compenetración del lector con el sufrimiento del personaje principal muy alta. Chapeu para King. Consigue asustarnos pero de verdad.

Hay una película sobre este libro, que aún no he visto pero estoy muy cerca de solucionar, protagonizada por James Caan y la magnífica Kathy Bates, que logró en 1990 el oscar a la mejor actriz principal por esta película. Como os digo no la he visto, pero sí he leído por ahí que está bastante bien (es la adaptación de un libro de King que más le gusta a su autor) y que es mucho menos terrible que el libro. Aviso para los valientes que hayan visto el film y quieran atreverse con la novela…

[youtube:https://www.youtube.com/watch?v=d8LgoC0wwe8%5D

Por qué decidí leerlo: Otro más de la bibliografía de King. Además le tenía ganas hace tiempo.

Lo mejor: Lo desgarradora que es esta historia. Lo muchísimo que sufres con el protagonista, la enorme capacidad que tiene King para hacernos entrar de lleno en la piel del personaje principal y sentir su desesperación. El miedo que logra despertar en el lector sin utilizar ningún artificio sobrenatural.

Lo peor: Como decía antes, el principio es apresurado, sobre todo viendo otras obras de este autor.

¿Volvería a leerlo?: Sí, sin duda. Es un libro que merece una relectura.

¿Lo recomendaría?: Claro. Pero no es una novela para todo el mundo, su intensidad puede hacerte apartar la vista de sus páginas en más de una ocasión. Absténganse también estómagos sensibles, hay bastantes escenas que rozan el gore y se explican al mínimo detalle.

Si quieres comprar el libro

Misery

Otros libros del estilo que podrían gustarte:

El juego de Gerald (Stephen King)
Sorry (Zoran Drvenkar)
Henders (Warren Favy)

Malosa

4 comentarios

Archivado bajo Muy bueno, Suspense, Terror

El misterio de Salem’s Lot – Stephen King

Salem's LotReseñado por Malosa.

El misterio de Salem’s Lot es la segunda novela publicada por Stephen King, allá por el año 1975. El éxito de su ópera prima (Carrie) ayudó mucho a que este libro se vendiera con cierta holgura y altas expectativas. Además, la publicación de El resplandor 2 años después, catapultó a King como uno de los mejores y más conocidos escritores de terror/ ciencia-ficción del momento … y hasta hoy.

Para escribir esta novela, el propio autor cuenta que encontró la inspiración tras una relectura de Drácula de Bram Stoker, imaginando cómo habría sido la historia en un contexto diferente si el conde, por ejemplo, hubiera aparecido en un pequeño pueblo americano de la época de los 70. Y fruto de estas pesquisas surgió El misterio de Jerusalem’s lot.

Además de Drácula, The Haunting of Hill House de Shirley Jackson y Peyton Place de Grace Metalious fueron también fuente de inspiración para Salem’s Lot.

Sinopsis

Veinte años atrás, por una apuesta infantil, Ben Mears entró en la casa de los Marsten. Y lo que vio entonces aún puebla sus pesadillas. Ahora, como escritor consagrado vuelve a Salem´s Lot para exorcizar sus fantasmas. Salem´s Lot es un pueblo tranquilo y adormilado donde nunca pasa nada, excepto la vieja casa de los Marsten. Y el perro muerto colgado de la verja del cementerio. Y el misterioso hombre que se instaló en la casa de los Marsten. Y los niños que desaparecen, los animales que mueren desangrados. Y la espantosa presencia de ellos. Quienquiera que sean. Ellos.

Opinión personal

Como ya esperábais y no podía ser de otra manera, me gustó esta incursión de King en el mundo de los vampiros. Lo leí ya hace muchos años, pero acabo de releerlo para hacer la reseña ahora. Y no me ha decepcionado, es una novela que soporta perfectamente el paso del tiempo y las mil y un revisiones del género vampírico que nos han inundado en las últimas décadas.

En este caso, Salem’s Lot es una historia perfecta de dicho género y se retrotrae a los conceptos más clásicos de este estilo. King nos cuenta una historia de vampiros tradicional, típica, claramente inspirada en el precursor y maestro del género (Bram Stoker) y que recupera varios pasajes básicos de esta novela (a modo de homenaje de sus personajes, ya que vemos representados a Van Helsing, la joven Lucy y al propio conde Drácula). También introduce todos los elementos claves del folklore vampírico, como cruces, ajos, crucifijos, un sacerdote que ve tambalear su fe por la presencia del mal, flores y sobre todo sangre.
No sólo ahonda en el mundo vampírico, sino que King otorga un protagonismo importante al tema de las casas encantadas (al hilo de la relación de esta novela con la de Shirley Jackson). La causa fundamental del mal parece no radicar en el vampiro en sí, sino en la sombra que proyecta la casa de los Marsten y que contagia a todo el pueblo durante siglos.

Todo esto redunda en una de las bazas fuertes de este libro, que no es otra cosa que su atmósfera, no sólo por el desasosiego que proyecta, sino especialmente por el realismo que parece emanar de cada una de sus páginas (y eso que nos encontramos ante un libro fantástico). Este punto también podría hacernos clasificar esta novela de costumbrista, por la vívida y detallada descripción que hace King de un pequeño pueblo americano de los 70 cualquiera: la forma de vida de sus gentes, sus hábitos, sus manías y sus pequeñas miserias. El autor despliega una novela coral que entremezcla distintas historias de múltiples personajes, a partir de los hábitos cotidianos de vida de un pueblo estándar.

Sus personajes son correctos, marca de la casa de King, ciertamente innovadores (no olvidemos que esta es su segunda novela) y los prototipos que representan van a ser utilizados por el escritor en libros posteriores. Ben Mears, el escritor algo frustrado, que intenta olvidar su pasado, una persona normal y que evolucionará hasta convertirse en el héroe de esta historia. Susan, la chica nacida y crecida en un pueblo pequeño del que quiere escapar, que destila personalidad y fuerza (me ha recordado mucho al personaje de Frannie Goldsmith, del libro Apocalipsis que King escribirá poco después de esta novela). También aparecerá un niño como figura clave (clara contraposición entre la inocencia como triunfo del bien ante el mal) y un profesor de escuela como mentor y guía espiritual.
Creo que el personaje que más riqueza presenta es el padre Callahan, sacerdote que verá flaquear su fe y sus creencias por la irrupción del mal y que además protagonizará una de las escenas más perturbadoras de la novela, con clara referencia de nuevo al Drácula de Bram Stoker. Lo único malo es que es un personaje que sale muy al final de la historia, requería de más protagonismo en mi opinión.

Como puntos negativos, diría que King a veces es excesivamente profuso en detalles al recrear las vivencias de la gente o al entremezclar tal cantidad de personajes. Es un libro en el que la acción va surgiendo de forma paulatina y muy lentamente. Esta transición es necesaria para contextualizar la historia, pero puede que en un inicio resulte demasiado lenta a un lector más impaciente. Recomiendo constancia, es una novela gótica de vampiros que merece la pena, pero hay que darle una oportunidad.

Como curiosidad, contaros que Salem’s Lot es nombrada en libros posteriores como en la novela corta Los misterios del gusano, en Cementerio de animales e incluso en La historia de Lisey, muchos años después. También King recupera algunos personajes de Salem’s Lot y los hace aparecer en novelas posteriores, como el padre Callahan que aparecerá en los tomos 5, 6 y 7 de la saga de La torre oscura. Es incríble el pequeño mundo propio que va creando el autor a lo largo de los años, conectando de algún modo todas sus novelas entre sí.

Para finalizar, contaros que la novela ha sido adaptada dos veces para la televisión, se hizo una miniserie en 1997 y posteriormente un remake de la misma en 2004.

Compra el libro en Amazon.es

El misterio de Salem’s Lot: 102 (BEST SELLER)

Otros libros del estilo que podrían gustarte:

Drácula (Bram Stoker)
Aliento (Jake Ayers)
Cell (Stephen King)
La guarida/La maldición de Hill House (Shirley Jackson)

Malosa

4 comentarios

Archivado bajo Bueno, Fantástica, Suspense, Terror, Vampiros

El juego de Gerald – Stephen King

El_juego_de_geraldReseñado por Malosa.

Otro libro más del maestro del terror. Y en este caso la novela sí que hace honor al nombre, ya que King consigue que su lectura sea una experiencia angustiosa para el lector.

Sinopsis

Gerald y Jessie van a su cabaña cerca del lago para hacer el amor. Gerald trae unas esposas y aunque Jessie ya se está acostumbrando a ellas, hoy no le apetece estar esposada en la cama. Gerald, hace oídos sordos a la petición de su mujer y continúa con su juego. Ella trata de defenderse y le golpea mortalmente. Con la muerte de su marido, Jessie se percata de que está sola y atada, siendo los únicos seres vivos que se acercan por allí un famélico perro que tiene mucha hambre y un necrófilo que se dedica a abrir tumbas. Acuciada por el hambre y la sed, asediada por los fantasmas del pasado, adquiere conciencia de que la realidad es más pavorosa que la peor de sus pesadillas.

Opinión personal

Nos enontramos con una novela que va de menos a más. Tiene un inicio muy prometedor, desde la página 1 el autor coloca a sus personajes en la situación límite. El libro empieza con una Jessie ya atada a la cama con las esposas que acaba de colocarle su marido, Gerald, con el objetivo de realizar el juego erótico. Jessie se arrepiente una vez amarrada a la cama y ante la negativa de Gerald de parar, le arrea una patada en un intento desesperado de escapar, patada que provoca la caída de la cama de su marido, con apoplejía incluida. Y ya tenemos muerto a Gerald a las pocas páginas de empezar.
A partir de aquí se desarrolla el periplo de Jessie para sobrevivir a la situación: Sola, atada a la cama en una postura similar a la de la crucifixión y haciendo frente a elementos físicos como el hambre, la sed y un perro vagabundo, a elementos psicológicos como algunos recuerdos traumáticos de lo sucedido con su padre años antes y a elementos casi paranormales como un extraño ser que parece observarla entre las sombras de la habitación.

Digo que va de menos a más porque los primeros compases de su lectura se hacen un poco cuesta arriba. Es cierto que empieza bien, pero la estructura de la novela basada en un único personaje, sin apenas diálogos ni cambio del escenario principal hacen que el ritmo se resienta en más de una ocasión. Poco a poco la historia se calienta y el lector quiere más, pero la densidad de la escena y el exceso de recuerdos de la protagonista como base argumental pueden hacer a muchos lectores cejar en sus intentos. Os aconsejo que no abandonéis, la novela merece la pena.

geralds_gameEl libro es un experimento muy similar a La chica que amaba a Tom Gordon, aunque superior a este último. Comparte un montón de elementos comunes, empezando por la protagonista femenina  que circunstancialmente ha de encarar una situación que pondrá a prueba su supervivencia y a la que tendrá que enfrentarse sola. En ambos casos nos encontramos ante una novela situacional de desarrollo de un único personaje. En la que desaparecen los diálogos, exceptuando los de la protagonista consigno misma. Ambas historias son asfixiantes y terroríficas, siendo el sentimiento de angustia lo que mejor se transmitirá al lector. En ambos casos el elemento sobrenatural desaparece. King no se saca ninguna fantasía de la manga, la propia realidad será lo suficientemente horrible sin que medien fantasmas o seres sobrenaturales varios.

El autor tampoco escatima en detalles morbosos y escabrosos, algo no muy habitual en la bibliografía de este escritor. Se recrea en determinados aspectos muy relacionados con la sangre, las vísceras o los intentos desesperados que ha de hacer Jessie para escapar. Con toda la crudeza que considera necesario. A veces la lectura me recordaba a películas gore del tipo a Saw (especialmente por un hecho en concreto), aunque dicha saga vió la luz años después de la publicación de este libro (¿pudo existir cierta inspiración en este Juego de Gerald? Podría ser…).

No quiero hablar mucho sobre los derroteros de la novela, pero sí comentaros que el final me resultó algo decepcionante y quizá demasiado alargado (al libro le sobran páginas, eso es indudable) y también que me resultó fascinante y escalofriante el personaje del necrófilo. De lo mejorcito de la historia.

Por cierto y como no podía ser de otra forma encontramos los guiños típicos del autor a otras novelas. En la posterior novela de King, Dolores Claiborne, se revela que el personaje principal tiene una relación telepática con Jessie en dos ocasiones y momentos temporales (durante el eclipse solar y posteriomente cuando ella está esposada a la cama). Las dos novelas fueron inicialmente concebidas para ser parte de un único volumen, titulado En el Camino de la Eclipse. Las posteriores ediciones de Dolores Claiborne tienen un prólogo que explica la conexión entre ambas historias. Yo no he leído aún Dolores Claiborne así que no os lo puedo confirmar de primera mano, pero por supuesto ya está en mi lista de lecturas pendientes.
También aparecen conexiones a otros libros del autor, a través del personaje del sheriff Pangborn (La mitad oscura) o en las referencias a Nebraska (Apocalipsis, Los chicos del maíz, etc.).

Como conclusión, novela terrorífica y claustrofóbica de King como pocas. Te dará miedo, te angustiará y te hará sentir unos ojos mirando entre las sombras de tu cuarto. No es lo mejor del autor, le sobran páginas y le faltan diálogos, pudiendo hacerse densa su lectura, pero transmite muy bien la sensación de agobio de la protagonista. Y te la hará sentir en tu propia piel.

Por qué decidí leerlo: Uno más en la bibliografía del autor que tenía pendiente. Reconozco que hace años lo intenté y no llegué ni a las 100 páginas. Me resultó aburrido, de ahí la densidad y el poco gancho inicial que comentaba antes.

Lo mejor: La angustia de Jessie, que el lector sentirá como propia. El necrófilo, creédme que os dará pesadillas. Que es una novela de terror del bueno y de vez en cuando da gusto leer libros que logren desasosegarte con esta eficacia.

Lo peor: La propia estructura no favorece demasiado el ritmo de la novela. Sobran páginas y puede resultar un libro denso. El final, me refiero sobre todo a la última página, me resultó innecesario. Me hubiera gustado más protagonismo del vaquero del espacio.

¿Volvería a leerlo?: Es posible, para angustiar es estupendo.

¿Lo recomendaría?: No como obra maestra de King ni novela intimista, pero sí para aquéllos a los que les apetezca sumergirse en una historia agobiante y claustrofóbica.

Link al libro en Amazon.es

El juego de Gerald (BEST SELLER)

Otros libros del estilo que podrían gustarte:

La chica que amaba a Tom Gordon (Stephen King)
Reino de tinieblas (Dean Koontz)
– Dolores Claiborne (Stephen King)

Malosa.

6 comentarios

Archivado bajo Bueno, Suspense, Terror

Doctor Sueño – Stephen King

Doctor_sueno Reseñado por Malosa.

Tengo que reconocer que, al igual que Jack Torrance en El resplandor, comencé esta secuela con el mazo de roqué en la mano…y preparada para matar. No tenía demasiadas expectativas con este Doctor Sueño, primero porque era una continuación (segundas partes nunca fueron buenas) y segundo porque era una continuación de El resplandor, novelón donde los haya y libro que consagró y encumbró a King como escritor. Por tanto, no me esperaba nada muy bueno y además quería ensañarme un poco en la crítica.

Pero, como siempre, los designios del Señor King son misteriosos…e impredecibles. Y aunque este Doctor Sueño no es su mejor libro (ni de lejos), sí es una muy digna continuación de una de sus mejores novelas. Así que, y de nuevo parafraseando a Jack Torrance, no ha hecho falta que el cachorro de King se tomara su medicina…

Sinopsis

Danny Torrance, aquel niño aterrorizado del Hotel Overlook, es un adulto alcohólico atormentado por los fantasmas de su infancia. Un día se siente atraído por una ciudad de New Hampshire, donde encontrará trabajo en una residencia de ancianos y donde se apuntará a las reuniones de Alcohólicos Anónimos. En ese lugar le llega la visión de Abra Stone, una niña que necesita su ayuda. La persigue una tribu de seres paranormales que vive del resplandor de los niños especiales. Parecen personas mayores y totalmente normales que viajan por el país en sus autocaravanas, pero su misión es capturar, torturar y consumir a estos niños. Se alimentan de ellos para vivir y el resplandor de Abra tiene tanta fuerza que les podría mantener vivos durante mucho tiempo.
Danny sabe que sin su ayuda Abra nunca conseguiría escaparse de ellos; juntos emprenderán una lucha épica, una batalla sangrienta entre el Bien y el Mal, para intentar salvarla a ella y a los demás niños que sacrifican.

Opinión personal

Más que menos. Esta es la conclusión final a la que llego tras casi zamparme esta novela. King conquista otra vez, a pesar de los varios fallos que localizo en la obra. Pero vamos por partes…

No me ha convencido el nuevo tándem protagonista, el adulto Danny y la niña-preadolescente Abra. King mantiene una estructura pareja en esta secuela respecto a su anterior novela: construye toda la historia en torno al doble protagonismo: el adulto y el niño. En El resplandor la interactuación de ambos se basaba en la confrontación (el adulto quiere matar al niño). En este caso, ambos actúan de forma conjunta (el adulto es el mentor del niño).
Digo que no me ha convencido porque, a pesar de respetar la esencia de la relación y la estructura de la novela,  flojea la parte infantil. Abra no es un personaje que funcione tan bien como el Danny niño, el carisma que tiene es ciertamente inferior. Cuando acabas El resplandor, tiempo después te preguntas: ¿qué habrá sido de Danny? ¿Creció? ¿Fue feliz? ¿Evolucionó su don?… El propio King se replanteó estas cosas y fue lo que le hizo escribir la secuela que tenemos entre manos. Tras leer Doctor Sueño, no te quedas con ganas de saber que será de Abra en el futuro. Y esto es determinante.

Además de flojear los protagonistas, tampoco me convencen los secundarios. Sobre todo por la falta de desarrollo de alguno de ellos y en este caso me refiero especialmente a los viejos conocidos de la anterior novela. Me ha faltado más de Dick Hallorann y más de Wendy Torrance. Y relacionado con lo anterior, también he echado de menos saber más sobre algunas subtramas previas. Especialmente del qué pasó justo después del incendio del Overlook, los primeros años de Wendy y Danny, sin Jack Torrance. King comienza la historia en este punto y nos cuenta algunas cosas, pero no se recrea en el pasado. En seguida nos encontramos con el Danny adulto. Creo que el autor se quedó corto en este punto, los lectores queríamos estirar un poco más el justo después del Overlook.

Sin embargo, sí me ha gustado la evolución del Danny niño al adulto. King se centra en este personaje, nos cuenta todo sobre él, sus miedos, inseguridades, problemas…y también su bondad, su valentía y su fuerza. Danny madura a lo largo de esta historia y a la vez es un reflejo del propio crecimiento de King, que vuelca en este personaje mucho de sí mismo. Poco queda del autor totalmente enganchado al alcohol que descargó sus frustraciones en El resplandor. El actual ha madurado, ha encauzado su vida y ha perfilado su escritura, sin renunciar a su estilo de siempre. Evolucionar siempre es positivo.

Y hablando del estilo, también me ha convencido el utilizado por el autor, que no deja de ser el suyo propio: directo, sencillo, sin medias tintas. Los personajes hablan el lenguaje de la calle, el que cualquier lector normal puede usar. Lo que se dice en las novelas de King es lo que cualquier persona diría en la misma situación. Y esta sencillez, esta frescura, son signos de su éxito. Y hace que el lector conecte tantísimo con los personajes que crea este escritor.

Y me encanta este gusto del autor de retornar de algún modo a sus raíces, a los clásicos. En sus últimas novelas vemos un punto de melancolía, de vuelta al pasado, a lo que fue el viejo King. Encontramos en este libro retazos de terror, marca de la casa del de Maine. Volveremos a ver fantasmas, a sentir presencias en la oscuridad, a ver de nuevo el confeti de los antiguos monstruos del Overlook. El americano quiere que volvamos a pasar miedo. Y lo consigue, aunque es cierto que en proporciones moderadas (especialmente al principio y al final del libro).

Por último, comentar que también me ha gustado el ritmo con el que el autor nos mueve por esta historia. El lector volverá una y otra vez a la novela con ganas de más y verá también recompensados sus envites con un final in-cressendo, que incluye algunos giros no esperados, así como el reencuentro con viejos fantasmas.

En resumen, King cumple. Más de lo que yo esperaba cuando abrí la primera página de esta secuela. No es lo mejor del americano, es verdad. Y ni por asomo supera al relato previo, pero no desmerece. El listón, se mantiene alto. Y a los fans acérrimos como yo, no nos decepcionará.

Por qué decidí leerlo: Como para no hacerlo, dada mi obsesión por el autor…

Lo mejor: El estilo fresco, franco y directo de King. Su delicadeza en la recreación de ambientes, pensamientos y sentimientos de los personajes. La evolución que su escritura deja ver en cada libro y cada historia. ¡¡Ah!! Y la portada española. ¡Me encanta!

Lo peor: No es una obra maestra. Su personaje infantil protagonista sale perdiendo con respecto a la novela predecesora. Las comparaciones son odiosas, pero existen. Y El resplandor gana por goleada en este asalto…

¿Volvería a leerlo?: Claro que sí. Independientemente de los fallos, la historia me ha gustado mucho.

¿Lo recomendaría?: Sí. Casi cualquier cosa de King supera en calidad a la media literaria del mercado. Sea del género que sea. Y Doctor Sueño no es la excepción. Imprescindible para los fans de la novela predecesora.

Link al libro en Amazon.es

Doctor Sueño (EXITOS)

Otros libros del estilo que podrían gustarte:

El resplandor (Stephen King)
– Un saco de huesos (Stephen King)
El último pasajero (Manel Loureiro)
Joyland (Stephen King)

Malosa

3 comentarios

Archivado bajo Bueno, Fantástica, Terror

Joyland – Stephen King

JoylandReseñado por Malosa.

Última novela publicada por el maestro del género, aunque en este caso se trata de un libro poco habitual en la bibliografía del autor. King nos regala un thriller, una novela policíaca de las de busca al asesino entre todos los personajes. Pero incluyendo su estilo propio, aderezando la historia con elementos fantásticos como fantasmas, telequinesia, etc.
En este caso he incluido la imagen de la portada americana, porque me parece 1.000 veces más bonita que la española. Y también mucho más representativa.

Sinopsis

Devin Jones es un estudiante de 21 años que consigue trabajo en el verano de 1973 en Joyland, un pequeño parque de atracciones de estilo antiguo, anterior a la llegada de los modernos parques temáticos. Una de las leyendas que corre entre los empleados es que en la Casa de los Horrores habita el fantasma de una chica asesinada allí años atrás. Mientras cumple sus obligaciones diarias, Devin va atando los cabos sueltos que lo llevarán a descubrir la identidad del asesino.

Opinión personal

Como no podía ser de otra manera, me ha gustado mucho esta nueva novela de King. La he disfrutado, he saboreado cada trocito de la historia, cada frase, cada reflexión que genera. Y he echado la lagrimita al final, como casi siempre me pasa con este autor. Creo poder afirmar sin equivocarme que gustará a los seguidores de King. Pero también es justo reconocer que no es una de sus mejores novelas. Ni de lejos.

Nos sumerge de lleno en la atmósfera de un parque de atracciones, pero con cierto regusto clásico. La novela está narrada en la década de los 70 (últimamente King se deja caer mucho por esta época, lo que implica cierto tono nostálgico en su escritura) y se centra en la vida de un joven de 21 años, Devin Jones. Más que en su vida, relata sobre todo el paso de la adolescencia a la madurez. Cómo Devin sufre su primer fracaso amoroso, cómo se enfrenta a él a través del trabajo de verano y cómo se encuentra así mismo gracias a su paso por el parque de atracciones y su relación con los demás: compañeros, amigos, visitantes al parque, etc.

No es esta una novela de ritmo álgido, ni de terror desaforado. Casi me atrevería a decir que ni siquiera de suspense. Es una historia pausada, muy centrada en el perfil psicológico de sus personajes y en su desarrollo personal. Todo el relato gira en torno a Devin Jones, protagonista y eje fundamental. Es el personaje mejor conseguido de esta historia, con una personalidad muy atrayente y diría que muy típico en la bibliografía del autor. Pero nos encadila desde la página 1 y nos interesarán sobremanera sus andanzas. Poco a poco King logra meternos en esta historia melancólica y de fantasmas, de modo que llega a un clima álgido cuando el lector está totalmente prendado de sus personajes y sin apenas darse cuenta. Esta lenta transición en la historia está muy bien conseguida.

Otro aspecto muy logrado de esta obra es la propia atmósfera en que se narra la historia: el parque de atracciones. Tanto por el lenguaje utilizado (King recupera la jerga y expresiones típicas de los feriantes), como por la descripción del ambiente y las atracciones. A todo este conjunto, además, le impregna con un tinte de suspense, por el suceso del crimen acaecido allí hace años y el toque paranormal a partir de una historia de fantasmas. Sin olvidar las características telequinésicas que ostentan algunos de los personajes que aparecen. Toda esta amalgama de recursos literarios casa perfectamente y desemboca en un relato misterioso, tierno  y algo asfixiante.

Como decía al principio, no veo que sea una novela muy común dentro de la bibliografía del autor por introducir el recurso del género policíaco. Y aquí es donde creo que King pincha un poco. Aunque logra que el asesinato sea parte importante de la historia, no creo que lo resuelva bien. El autor se precipita en el desenlace, no le da la profundidad que merecía y resulta medianamente previsible para un lector medio. Tampoco la investigación del mismo por los distintos personajes resulta demasiado consistente.

Tampoco me convenció la relación que entable Devin con Mike, personaje que además aglutina los poderes paranormales de esta historia. Me parece que los personajes se conocen porque sí, su relación resulta forzada y precipitada. King nos intenta convencer de la empatía que surge entre ambos y tal empatía no acaba de verse por ningún sitio. Tres cuartos de lo mismo sucede con la relación existente con la madre del chico, no veo que acabe de cuajar. King suele ser un experto en lo que se refiere a personajes, suele describirlos a la perfección y lograr caracteres muy atractivos. En este caso este apartado se queda un poco corto, exceptuando al protagonista.

En resumen, novela bonita. Cargada de recuerdos y muy centrada en el crecimiento del personaje principal. Con una atmósfera atrayente y misteriosa y una historia de fondo entretenida. Pero que en mi opinión nos deja con ganas de más, especialmente en la parte del asesinato, en su resolución y en la profundidad de los personajes y las relaciones que entablan entre ellos.

Por qué decidí leerlo: Era de King. No hay más que hablar.

Lo mejor: Su ritmo pausado, que página a página te introduce en la historia y no te permite salir de ella. La atmósfera nostálgica y algo macabra del parque de atracciones. El protagonista. Su final tierno.

Lo peor: Los restantes personajes están desdibujados. La historia con Mike me resulta forzada y repentina. La relación entre Devin y Mike no calará al lector. La resolución del asesinato también me resultó precipitada y bastante previsible.

¿Volvería a leerlo?: Es posible, es una propuesta bonita.

¿Lo recomendaría?: Sí, especialmente seguidores del autor. Pero siempre siendo conscientes de que les gustará, pero no se encontrarán ante una obra maestra. Si lo hubiera escrito otra persona lo hubiera calificado como muy bueno. Pero siendo de King y conociendo el nivel al que nos tiene acostumbrados, tengo que calificarlo como simplemente bueno. Que no es poco…

Link al libro en Amazon.es

Joyland (RANDOM)

Otros libros del estilo que podrían gustarte:

– Un saco de huesos (Stephen King)
La sombra del viento (Juan Carlos Ruiz Zafón)
El frío modifica la trayectoria de los peces (Pierre Szalowski)

Malosa

4 comentarios

Archivado bajo Bueno, Fantástica, Novela policíaca - thriller, Suspense

Rabia – Richard Bachman

Rabia Reseñado por Malosa.

Rabia es la segunda novela publicada por Stephen King bajo el pseudónimo de Richard Bachman.

Narra la historia de Charles Decker, un adolescente de 18 años que supuestamente sufre de esquizofrenia (a mí no me quedó del todo claro que en realidad sufriera de enfermedad alguna) y al que pretenden internar en un correccional por agredir a un profesor con una llave inglesa.
Una mañana cualquiera y pistola en mano, Charles mata a su profesora y secuestra a su clase, reteniéndola durante medio día. Para que la situación sea más llevadera Charles les cuenta parte de su infancia y su adolescencia; y mientras tanto, el ambiente empieza a cambiar entre los alumnos, empezando pronto a contagiarse del espíritu de Charles.

Hace poco un lector de esta página me criticaba (no exento de razón) mi poca objetividad con este autor, ya que en general considero todos sus libros como muy buenos. Para compensar un poco he decidido comentar una novela de King que me parece normalita. Mala no es, pero desde luego nada remarcable.

Rabia es una especie de alegato en contra de la violencia y el uso de armas, por un lado. Una crítica descarnada del modelo familiar estadounidense y su educación sexista, por otro. Y también un magnífico retrato sobre la rebeldía y el inconformismo adolescente.
Además, esta novela presenta una diferencia fundamental con respecto a la restante bibliografía del autor y es que no existe un componente sobrenatural como fuente principal de la historia. El realismo del argumento es ya suficientemente escalofriante.

El primer punto es obvio, la novela critica abiertamente el sistema norteamericano existente que permite el uso de las armas, a partir de una historia en la que esta facilidad para hacerse con una pistola es el punto de partida para que una adolescente problemático pueda aprovecharse de tal permisividad.

En una segunda capa, King cuestiona el modelo de familia típico de la sociedad americana (retrotrayéndonos a la década de los 70, momento en el cuál se publicó este libro). Cada palabra, cada acto, cada circunstancia de esta novela se convierte en descarnadas acusaciones contra un sistema de enseñanza corrupto y un modelo de familia basado en la hipocresía, en el sexismo y en la violencia. Estándar educacional que obliga a los jóvenes a reprimir sus sentimientos para convertirlos en carne de cañón de una sociedad que los manipulará a su antojo. Esta es una de las dudas que le surgirán al lector al acabar esta historia: entonces, ¿Decker realmente es un enfermo, un loco o una víctima de las circunstancias? Pues yo creo que un poco de todo…

Por último, lo que creo que mejor plasmado está en esta historia es la personalidad adolescente: las ideas, pensamientos, problemas y en general rebeldía que caracteriza a la juventud. Al final este relato no es más que la descripción de un joven, problemático sí, pero un joven que está buscando su lugar en el mundo, marcado por la educación nefasta de un padre violento y una madre sobreprotectora.
Y vemos también cómo la personalidad de Decker logra impregnar la de sus compañeros, desarrollando un claro síndrome de Estocolomo con los mismos y transformando la clase en una especie de grupo de terapia en la que todos abrirán su alma y contarán sus problemas.

Hasta aquí lo interesante de esta novela. Pero la he calificado como meramente entretenida un poco por comparación con su restante bibliografía. Rabia no está mal, es entretenida y presenta cierta originalidad. Pero ni me resulta una novela increíble, ni creo que su prosa destaque, ni sus personajes calarán profundamente al lector. Le falta profundidad, desarrollo, más detalle en los restantes personajes (a excepción de Decker) y más adicción en su argumento. Lectura entretenida, recomendable en determinados colectivos, pero nada más.

Como hecho destacable, contaros que años después de la publicación de esta novela se sucedieron 3 tiroteos protagonizados por adolescentes en sus escuelas o institutos. Todos ellos tenían en su poder un ejemplar de Rabia entre sus posesiones. A raiz de estos hechos la novela se prohibió en EE.UU y en la actualidad es difícil de conseguir, aunque un lector ágil podrá localizarla todavía en algunas librerias. Y también por otros métodos menos convencionales…

Por qué decidí leerlo: A pesar de haber leído mucho de la biblografía de King, la colección publicada bajo el pseudónimo de Richard Bachman aún la tengo pendiente.

Lo mejor: Es una novela distinta dentro de la bibliografía del autor. No es muy larga, entretiene y plasma muy bien la rebeldía de la juventud, así como la realidad de la sociedad americana.

Lo peor: En mi opinión no es de las mejores novelas del autor. Para mi gusto le falta profundidad, en historia y personajes. Creo que en un país como España no podemos sentirnos tan identificados con una historia de este estilo.

¿Volvería a leerlo?: No, ni da para una relectura ni lo disfruté tanto como para ello.

¿Lo recomendaría?: Fans de King y buscadores de historias retorcidas. Para jóvenes con su salud mental intacta, también me parece una buena opción. Para mí es un libro para leer y comentar en el instituto, bien direccionado por el profesor correspondiente.

Link al libro en Amazon.es

Rabia

Otros libros del estilo que podrían gustarte:

– El guardián entre el centeno (J.D. Salinger)
La larga marcha (Stephen King)

Malosa

4 comentarios

Archivado bajo Drama, Entretenido, Juvenil, Suspense

La larga marcha – Richard Bachman

La_larga_marchaReseñado por Malosa.

Una vez más…¿Cómo lo consigue este hombre? ¿Cómo es posible que cada vez que leo un libro suyo me parezca mejor que el anterior?
Igual os resulta raro, pero me fastidia hacer tantas reseñas positivas de este escritor. Sí, me fastidia, porque empiezo a pensar que no me vais a creer. Que cada vez que publico una reseña sobre un libro de King dudáis de mi objetividad, por esta debilidad casi malsana que siento por él.
Pero no. Os prometo que intento ser lo más crítica posible. Y creo que tiene libros malos como por ejemplo Insomnia. Pero es una excepción. Lo cierto es que King escribe tan bien…tan condenadamente bien…

Este libro fue el segundo publicado bajo el pseudónimo de Richard Bachman, pseudónimo que como él mismo reconoció utilizó para fastidiar a la crítica más purista que le machacaba. Y además, tiene la peculiaridad de que fue la primera novela que escribió (cuando era un adolescente), aunque Carrie fuera el primer libro que vió la luz. Pues bien, ya en su adolescencia logró una pequeña obra maestra. Ya les gustaría a todos los autores escribir una ópera prima como esta.

El argumento es de una simplicidad pasmosa. King nos sitúa en un futuro cercano pero indeterminado en los EE.UU. En un país gobernado por un estado militar y que se presupone dictatorial. Aquí todos los años se celebra la larga marcha, una carrera en la que 100 jóvenes menores de 18 años se presentan voluntarios. Las reglas son simples: deben caminar dentro de los límites del arcén de la carretera a una velocidad mínima de 6,5 km/h. Si bajan la velocidad reciben un aviso, pudiendo acumular hasta tres. Si persisten en la infracción no hay un cuarto aviso, sino que directamente les matan a tiros. Gana el que resista más tiempo andando y quede vivo de los 100, recibiendo como premio lo que él quiera. Para más inri, toda la carrera se retransmite por televisión, convirtiéndose en el acontecimiento «deportivo» del año.

En este contexto se desarrolla esta novela de marcado carácter distópico. La verdad es que King no excede en detalles. No cuenta prácticamente nada del entorno en el que encuadra su historia. No sabremos la organización de este estado militar, ni quién es el comandante, ni el porqué de esta larga marcha, ni las razones por las cuáles los protagonistas deciden participar en la carrera.
King nos sumerge desde las primeras páginas en la larga marcha y sólo podremos seguir su ritmo y adivinar sus intenciones a través de los pensamientos del protagonista principal. El relato está contado en primera persona por Garraty, uno de los marchadores. A partir de sus pensamientos, interacciones y conversaciones con los restantes corredores asistiremos a esta historia casi post-apocalíptica.
Es posible que King peque de parco en la explicación de este mundo que recrea, aunque creo que en parte es acertado, ya que mantiene el halo de misterio y nos focaliza en lo importante de la historia: lo que pasa en la larga marcha.

Al principio comentaba que este libro es una pequeña obra maestra y me reafirmo en ello. Por un lado incluye una fuerte crítica social sobre los medios de comunicación y la tendencia del ser humano al espectáculo, al reality show, a disfrutar con el sufrimiento ajeno. King denuncia a lo largo de toda la historia este morbo de las personas por la sangre, principalmente a partir de las multitudes enfebrecidas.
Casi todos los comentarios que he leído por Internet destacan este aspecto como punto fuerte del libro. Yo ahí no estoy de acuerdo, es cierto que existe esta denuncia social, pero no es la principal enseñanza de la novela. Creo que este aspecto está mucho más fuertemente desarrollado en la trilogía de los juegos del hambre, que se basa principalmente en la crítica del reality show y la opresión política.

Lo más importante de esta distopía de King no es la crítica social, sino la lucha por la supervivencia, uno de los temas que más explota el autor. Y además, consigue que el lector sienta en su propia piel esta desesperación por vivir de los marchadores. King consigue que tú también corras en esta larga marcha, te conviertes en el corredor 101. Sientes el mismo cansancio, los dolores, el frío, el agotamiento físico y mental, el sufrimiento por la muerte de los que van corriendo contigo y que se transformarán en tus amigos. Esta identificación plena con la historia y el devenir de los personajes, esta tristeza máxima que sientes cuando van muriendo fusilados uno a uno…esto es lo que identifica plenamente a este libro. Y lo que le convierte en obra maestra.
En ocasiones me ha recordado al también imprescindible La carretera de Cormac McCarthy. Ambos relatos te hacen experimentar sensaciones casi físicas (frío y dolor), ambos se sitúan en un mundo post-apocalíptico en el que o matas o mueres y en ambos los personajes recorren una carretera desesperados por vivir, aunque probablemente encuentren la muerte en su camino.

Otro punto a destacar de la novela es el simbolismo que esconden sus páginas, tanto en las conversaciones casi casuales y con tendencia a la filosofía de sus personajes (destacan McVries y Stebbins principalmente, en sus charlas con Garrity sobre la vida, la muerte, la razón de correr en la larga marcha, las esperanzas frustradas…), como en las referencias cruzadas con personajes de libros de fantasía (constantes son las menciones a Alicia en el país de las maravillas de Carroll, identificándose los marchadores con personajes clásicos como el conejo o la oruga), así como en el final del relato. Sobre el final hay múltiples interpretaciones (algunas me parecen casi ridículas). Yo paso al spoiler a comentaros la mía.

/******************* ATENCIÓN SPOILER *******************/
Garrity gana la carrera tras el desplome de Stebbins. Ve un coche oruga acercándose a él con el comandante. Más allá del mismo localiza una figura oscura que le hace señas. Cuando alguien le pone una mano en el hombro, Garrity sale corriendo hacia la figura oscura.
En mi opinión, Garrity se muere. Simple y llanamente. La figura oscura es la muerte que le reclama y nuestro protagonista corre hacia ella, casi con liberación. Me parece la interpretación más lógica y pausible.
Otra opción es que se vuelva directamente loco, como otros marchadores y crea ver algo oscuro que no existe. Pero me decanto más por el tema de la muerte
/******************* FIN SPOILER *******************/

No quiero acabar esta reseña sin mencionar escuetamente a los maravillosos personajes, marca de la casa de King. Garraty, su fiel amigo McVries, el misterioro y casi mentor Stebbins, el amigable Baker, el odioso Barkovitch, el agotado y errante Olson. Todos tienen su papel y protagonizan historias a veces crueles (insultos entre los marchadores, pactos de no ayuda), otra divertidas (el grupo de los mosqueteros, los cotilleos), otra muy humanas (los llantos antes de las muertes, el episodio de la sandía, etc.). Cada una de las muertes se le clavará al lector como un puñal, siendo algunas de lo más estremecedoras. Y las relaciones que entablan entre sí los marchadores son fascinantes. Psicología humana descrita en estado puro.

En resumen, para mí obra maestra. Me cuesta lo de poner imprescindibles, pero creo que esta novela lo tiene merecido. Os ruego que no dejéis que pase por vuestras manos sin haberla leído.

Por qué decidí leerlo: Era de King. Sobran las explicaciones.

Lo mejor: Que te conviertes en el corredor 101. Que sufres en primera persona la larga marcha. Que te horrorizas y conmueves a partes iguales.

Lo peor: Aunque de verdad me cuesta encontrarle defectos a esta maravilla destacaría como punto débil el final, creo que requería mayor carga dramática. Y también las muertes de algunos personajes clave que podrían haber estado mejor descritas. King las pasa muy por encima.

¿Volvería a leerlo?: Es un claro sí, un libro de cabecera que hay que releer para impregnarse bien de su intensidad.

¿Lo recomendaría?: También y esta vez no hay excusas. No se puede decir lo de que como es un libro de terror no me va a gustar, porque aquí no hay terror en sí, aunque sea una novela terrible y hermosa a la vez. Si no has leído nada de King esta es tu oportunidad. Lectura obligada y que además encantará al público juvenil.

Link al libro en Amazon.es

La larga marcha (Bestseller (debolsillo))

Otros libros del estilo que podrían gustarte:

La carretera (Cormac McCarthy)
La historia de Lisey (Stephen King)
La chica que amaba a Tom Gordon (Stephen King)
Los juegos del hambre (Suzanne Collins)

Malosa

21 comentarios

Archivado bajo Ciencia Ficción, Drama, Imprescindible, Juvenil

Las dos después de medianoche – Stephen King

Las_2_después_de_medianoche

Reseñado por Malosa.

Las dos después de medianoche se trata de una recopilación de 2 novelas cortas de Stephen King, «Los langolieros» y «Ventana secreta, jardín secreto». Originariamente fueron publicadas junto con otras 2 novelas cortas más en un libro titulado Las cuatro después de medianoche, aunque posteriormente se publicaron separadamente como Las dos después de medianoche (con las novelas mencionadas arriba) y Las cuatro después de medianoche (con las 2 restantes).

Tanto Los langolieros como ventana secreta son 2 historias no muy cortas, de unas 300 y 250 páginas aproximadamente, con lo que pueden calificarse de novelas y no meramente de relatos. Para mi gusto King lo hace condenadamente bien y logra 2 historias de auténtica calidad, de las que nos deja con ganas de más. Creo que de ambas se podían haber construido 2 libros independientes con más argumento, mayor detalle de personajes y complejidad, sobre todo de la primera. A veces King es capaz de crear novelas interminables a partir de historias no tan buenas como estas dos. En este caso, sin embargo, se queda algo corto en el desarrollo, aunque ambas rozan el sobresaliente tal como están. Hablaré de ellas separadamente.

The Langoliers

Los Langolieros narra el misterio que se produce una noche en un vuelo entre Los Ángeles – Boston. El vuelo despega con normalidad pero como consecuencia de un fenómeno meterológico (la aurora boreal) y de forma repentina, toda la tripulación desaparece en pleno vuelo. Toda, excepto 10 pasajeros que se despiertan sobresaltados con los gritos de una niña ciega asustada, que no encuentra a nadie en el avión. Los 10 supervivientes tienen que enfrentarse a una situación irregular y tratar de descubrir cómo ha podido desaparecer todo el mundo, incluidos personal aéreo y pilotos. Con el problema añadido de que no parece haber nada ahí fuera, sólo nubes y oscuridad.

Se trata de un relato de ciencia ficción que se ha ganado por méritos propios estar entre mis favoritos. No sólo por el clima postapocalípitico que poco a poco despliega el maestro del terror, sino por explorar tan bien los miedos humanos, la desesperación y la lucha por la supervivencia. Los supervivientes no sólo tendrán que luchar contra las situaciones sobrenaturales en las que se ven inmersos, sino también con la crueldad del propio ser humano forzado a sobrevivir a costa de lo que sea en un situación límite. En el relato y sin querer descubriros mucho se habla de todo lo anterior y también de temas inherentes a la ciencia ficción de los 80, relacionados con la otra dimensión, la realidad paralela o el enigma del tiempo. Y todo ello, con la amenaza de los Langoliers siempre presente en la novela, que se acercan inexorablemente para acabar con todo. Pero … ¿qué son los Langoliers en realidad?

LangoliersPor otro lado, incluye unos personajes muy atrayentes con los que muy pronto te sentirás identificado. Como siempre, King es capaz de hacer un retrato psicológico muy acertado de sus personajes, supongo que porque los muestra muy humanos, llenos de imperfecciones y defectos pero con buenos sentimientos y valentía frente a situaciones extremas. De modo que King, en el fondo, muestra siempre una gran fe y esperanza en la bondad de las personas.

No es la primera vez que King hace un ejercicio de este tipo, mezclando la novela postapocalíptica con lo paranormal, así como la amenaza sobrenatural con la real. El relato corto de «La Niebla», es muy similar a los Langoliers en varios aspectos.

El defecto que le veo a esta novela corta es precisamente esta, que es muy corta. Yo quería más: más sobre el pasado atormentado de Craig Toomey, más sobre la personalidad de Albert, más sobre el futuro de Laurent y su visita a Inglaterra…más sobre los Langoliers. En fin, más de todo. Hubiera sido una magnífica novela larga a las que tan bien nos tiene acostumbrados el autor.

Sobre esta historia se hizo una miniserie para la televisión en 1995 de unas 3h de duración. La verdad es que no está nada mal, sobre todo porque es muy fiel al libro y los actores están bastante bien escogidos (excepto para mi gusto Dinah, cuyo parecido a Justin Bieber era ridículo y Toomey, no veo al primo Larry haciendo de lunático). Hay quer reconocer que los efectos especiales son una basura, pero bueno, estábamos en el año 95. Espero que hagan otra adaptación en el futuro. La podéis ver cómodamente en youtube en 2 partes. Os dejo el link a la primera de ellas:

Ventana secreta, Jardín secreto

En este caso nos encontramos con una historia que no tiene nada que ver con la anterior, ni en la forma ni en el contenido. Creo que es una novela de mayor calidad que Langoliers (aunque esta sigue siendo mi favorita) y aunque su trama no sorprende demasiado a día de hoy, sí creo que fue original en el día en que su publicó (1990).

Narra la historia del escritor Mort Rainey, autor de renombre de varios bestsellers y que se encuentra atravesando un momento delicado ya que está recién divorciado y sufre las consecuencias de la soledad y la depresión. De pronto aparece en su puerta una misteriosa figura…se trata de John Shooter, escritor también, que lo acusa de plagiarle sus ideas. Al principio Mort no le cree pero poco a poco va comparando su relato con el escrito por Shooter y se da cuenta de las asombrosas similitudes entre ambos. Además el tal John Shooter no deja de perseguirle y acosarle, amenazando a todo lo que es querido por Mort.

Esta novela ahonda más en el thriller psicológico, con cierto toque paranormal, y no en la ciencia ficción. Trata temas que King ha tocado en otras novelas y que están muy relacionados con el alma del escritor, las implicaciones de escribir y la responsabilidad que ello conlleva. Además, esta historia es un retrato del impacto de la culpabilidad en las personas, de los remordimientos mezclados con la locura y la enfermedad mental.

En este caso sí se hizo una película «seria», estrenada en el cine y protagonizada por Johnny Depp. No la he visto, así que no puedo opinar al respecto, pero incluyo el tráiler por si os pica la curiosidad.

Por qué decidí leerlo: Pues en mi juventud leía todo lo que caía en mis manos de King, así que…de todas formas lo he reeleído para hacer la reseña y reconozco que me ha gustado tanto o más que por entonces.

Lo mejor: Casi todo de ambas. Sus personajes, su suspense, su realismo.

Lo peor: Que son cortas, qué le vamos a hacer…

¿Volvería a leerlo?: Sí, ambas historias. Son de mis favoritas en cuanto a novelas cortas de King.

¿Lo recomendaría?: Sí, claramente. Amantes de la ciencia ficción, especialmente la más clásica. Por supuesto seguidores de King, son 2 novelas que merecen la pena mucho.

Link al libro en Amazon.es

Las dos después de medianoche

Otros libros del estilo que podrían gustarte:

La niebla (Stephen King)
– Las cuatro después de medianoche (Stephen King)
En algún lugar del tiempo (Richard Matheson)

Malosa.

3 comentarios

Archivado bajo Ciencia Ficción, Muy bueno, Suspense, Terror

Mientras escribo – Stephen King

Reseñado por Malosa.

Este libro se trata de una rareza escrita por King. Rareza porque se aleja del tipo de literatura con la que nos suele deleitar y que comprende géneros centrados en la fantasía, el terror, la ciencia ficción y el drama romántico, principalmente. “Mientras escribo”, sin embargo, es un ensayo sobre la escritura. Y también sobre la juventud y niñez de King, sus primeros años como escritor, además de una oda al arte de escribir.
Es un libro que apareció de la nada sin hacer mucho ruido, y en la actualidad está siendo recomendado cada vez más por docentes en las universidades, en cursos de escritura y en talleres literarios (como ensayo y texto científico). Al fin y a la postre, no es más que un tratado que busca aconsejar a los escritores principiantes.

Hay que reconocer que fue un libro arriesgado por parte de King (aunque todo hay que decirlo, a estas alturas de la película tenía suficiente éxito como para permitirse lanzar algo temerario), especialmente por ser un escritor vapuleado por la crítica más purista. Aunque él lo sabe y se lo toma con humor. Antes de publicar “Mientras escribo” King ya vaticinó que sería recibido por la crítica como si la puta del pueblo quisiera enseñar modales a las señoras decente.

El ensayo consta de 4 partes diferenciadas:

Curriculum Vitae: se trata de un paseo por los recuerdos del escritor, referidos principalmente a su niñez y juventud, en el que nos cuenta sus inicios en el mundo de la escritura. Conoceremos más de sus primeros recuerdos (algunos no relacionados con la escritura y sí con sus propios traumas como cuando le pincharon en los oídos), la relación con su madre y hermano, la universidad, sus inicios como escritor…Vemos que estos inicios fueron duros y que el éxito de King se debió mucho al trabajo y la perseverancia y poco a la suerte.
La caja de herramientas y Escribir: comprendería 2 bloques intermedios y es el nudo principal del libro. King nos habla del arte de escribir, pero no de forma abstracta sino con ejemplos prácticos destinados a los principiantes. Habla primero de la caja de herramientas, los básicos que el escritor ha de conocer y manejar para escribir un libro (el lenguaje, vocabulario, gramática, estilo, forma, argumento, etc.). Cuando se domina lo anterior, entonces, hay que ponerse a escribir y King aconseja sobre las prácticas de un buen escritor (leer mucho y escribir mucho), los hábitos que podría seguir y la mejor forma de organizar el tiempo, cómo llegar a la esquiva inspiración y el concepto del lector ideal (su mujer, en su caso). Se trata de un compendio fácil, directo y muy práctico que puede orientar maravillosamente bien a quien decida hacer sus pinitos en esto de escribir.
Postdata: Vivir: Esta última parte mezcla un poco las propias experiencias del escritor con un canto a la escritura y las ganas de vivir. Mientras King escribía este libro, sufrió un accidente gravísimo (fue atropellado por un camión) del que salió con secuelas, tuvo que sufrir varias operaciones, rehabilitación, etc. A día de hoy está casi recuperado pero la transición debió de ser complicada. Y en parte, King logró salir del bache por el amor de su mujer y por su necesidad de escribir. Así que King utiliza este ejemplo para explicar la necesidad que tiene el escritor de seguir escribiendo, uniéndolo con la alegría de vivir y las ganas de continuar en pie.
Epílogo y varios: Al final King incluye también el borrador original de una de sus novelas cortas, 1408 y las posteriores correcciones que hizo a la obra. Culmina el libro con una lista de todos los libros que ha leído durante el último año (y que a mí me dejó alucinada ya que son, muchísimos!! Haciendo cuentas me salía que lee entre 2 y 3 libros a la semana).

Me gustó mucho este experimento del autor. Primero por explorar un género desconocido al que nos tiene tan poco habituados a sus lectores constantes. Pero sobre todo me entusiasmó esta obra por la sinceridad que emana de cada una de sus páginas. King no esconde nada en este ensayo, habla mucho sobre sí mismo, sus pensamientos, sus creencias y su pasado. Reconoce sus defectos en la escritura, sus libros malos, sus problemas con el alcohol y las drogas (graves hasta el punto de afirmar que no recuerda haber escrito partes de varios libros, entre ellos Cujo), así como el amor, respeto y admiración profundos que siente por su mujer, Thabita (está claro, detrás de un gran hombre, siempre hay una gran mujer :-)). Esta sinceridad es un reflejo del tremendo respeto que siente por sus lectores y eso es algo que yo, como lectora constante suya, agradezco muchísimo.

Además y esto es algo que gustará mucho a los fans de King, con este ensayo sabremos más cosas de muchos de sus libros (por qué y cómo los escribió, cuándo, anécdotas, etc.). Por ejemplo y sin pretender ser exhaustiva:

– Sus primeras novelas escritas fueron Rabia, la larga marcha y El fugitivo, aunque su primera novela publicada fue Carrie. Estas tres novelas las publicó posteriormente bajo el pseudónimo de Richard Bachman. Decidió utilizar un pseudónimo ya que uno de los críticos dijo que las novelas de King se vendían como churros sólo porque estaban escritas por él, sin importar si eran buenas o no. Así que King decidió usar el nombre de Richard Bachman y publicar en el anonimato. Y el resultado fue que también se vendieron como churros…
– Sabremos que uno de sus primeros relatos cortos fue “El último turno” o que su trabajo en lavanderías en su juventud le inspiró otro relato corto, “La trituradora”.
– Habla también bastante de muchos otros libros, como , Misery, Apocalipsis, La milla verde, El resplandor…

En resumen, pequeña maravilla literaria de este escritor. No excesivamente conocida pero que tiene muchos puntos positivos y que encantará a los fans de King y a todo aquel principiante en el arte de escribir.

Si quieres ser escritor, lo primero es hacer dos cosas: leer mucho y escribir mucho. No conozco ninguna manera de saltárselas. Cuanto más leas, menos riesgo correrás de hacer el tonto con el bolígrafo o el procesador de textos.

Por qué decidí leerlo: Como fanática de King no había excusa…

Lo mejor: Su autenticidad. Su respeto por los lectores. La gran cantidad de guiños a otros trabajos del mismo autor.

Lo peor: Es un ensayo para escritores principiantes o un libro para fanáticos del autor. Tiene un público, pues, reducido.

¿Volvería a leerlo?: Pues igual sí, me encantó lo auténtico que es.

¿Lo recomendaría?: Fans de King y escritores en potencia.

Otros libros del estilo que podrían gustarte:

– El derecho y el placer de escribir (Julia Cameron)
– Escritos sobre el arte de escribir (Franz Kafka)

Malosa.

1 comentario

Archivado bajo Bueno, Ensayo